Son muchas histéricas

Los artículos ‘Paranoicas’ (de June Fernández) y ‘Son unas histéricas’ (mío, que vino después) han alcanzado una repercusión extraordinaria y han producido un tsunami de reacciones. Ambos hablaban de los acosos “de baja intensidad” que sufren las mujeres con una frecuencia preocupante. Ahora, en otro texto magnífico, June analiza esas reacciones: ‘Feminazis’. Os lo recomiendo muchísimo.

De este nuevo artículo de June, traigo aquí un detalle nada más. En su blog a ella le llamaron feminazi, puta, zorra, fea, estrábica, lesbiana, entre otras muchas cosas, y alguien le dijo que si la tuviera delante le escupiría. Vamos, un poco más suave que las amenazas de violaciones y palizas que ha recibido en otras ocasiones, por parte de valientes anónimos. Yo, en cambio, apenas recibí ataques personales en mi blog, más allá de que me llamaran lametacones y pagafantas y que me dijeran que yo escribía cosas así para ligar y para recibir algunas migajas de las mujeres modernas. En los comentarios de mi blog también hubo insultos. Pero, qué casualidad, los insultos más feroces eran para las mujeres que debatían, a las que llamaron putas, guarras, y a las que acusaron de disparates.

Este ejemplo descarnado de violencia sexista ocurre en el mismo debate en el que algunos la relativizan.

*

Me parece importante dar algunos datos, creo que son muy reveladores.

Colgué mi artículo ‘Son unas histéricas’ el martes 20 de diciembre a media mañana. Ese primer día lo vieron un poco más de 20.000 personas (visitantes únicos). En estos momentos, viernes 23 a las 14.25, la cifra llega a 29.625. Semejantes números son desorbitados para las habituales cifras modestas de este blog, que en 2011 alcanza una media de 352 visitantes diarios.

Los datos más valiosos son los que detallan la cantidad de gente que ha decidido divulgar el texto entre sus amigos y seguidores: 2.936 personas lo han compartido en sus muros de Facebook (así, a ojo, en mi blog ese número muy pocas veces suele pasar de 100). Y 608 lo han divulgado en Twitter (muy pocas veces pasa de 20). El martes, el post apareció en algunas de las clasificaciones de los más divulgados del día en España. El hecho de que tantas personas hayan recomendado estos textos dice mucho sobre una realidad a la que algunos tratan de quitar hierro.

Para mí lo más abrumador ha sido la catarata de mensajes privados que he recibido de mujeres, en los que rememoran su lista particular de acosos sufridos. Muchas señalan que esas historias las han padecido en silencio, porque no querían parecer exageradas o paranoicas, pero que se les han quedado grabadas como recuerdos dolorosos, y les han dejado un poso de temor y una actitud defensiva.  Son mujeres de una gran variedad de ámbitos, situaciones, edades. Familiares mías, amigas, antiguas compañeras de trabajo y de estudios, simples conocidas, desconocidas.

También hubo comentarios de hombres en mi post, en los que relataban los acosos que ellos habían sufrido. Por si alguien todavía tiene dudas, quiero recalcar algo: en el texto no solo afirmé que los hombres también padecen acosos y violencias, sino que incluso conté un caso que sufrí yo mismo. Es compatible denunciar los acosos que sufren los hombres, en toda su gravedad, y afirmar que los acosos los padecen de manera mucho más generalizada las mujeres.

Entre los mensajes de los hombres, hay uno que colgué en Facebook y quiero copiar aquí: “Cuando era joven, haciendo autoestop, paró un señor. Me senté de copiloto y al rato el señor empezó a meterme mano. Lo pasé muy mal. No entiendo que los hombres que han sufrido algún episodio así lo utilicen como argumento para quitar importancia a los acosos que sufren las mujeres con mucha más frecuencia, en vez de tener más empatía con ellas y pensar lo que será si ese acoso que sufriste, que te pareció tan horrible, se te repitiera de vez en cuando”. Otro amigo añadió: “El otro día lo pensaba leyendo los comentarios del blog. Algunos usan sus malas experiencias para minimizar las de los demás, y a otros les sirve para empatizar todavía más con otras víctimas”.

Etiquetas:

votar

13 Comentarios Dejar comentario

  1. esther #

    Quiero ser muy respetuosa con todo lo que opináis, pero este tema me parece tan, y tan sacado de quicio… como todo, cada cual elige los lobbies a los que pertencer y de los que hacer su causa, pero no es justo, no es sano, sacarlas de proporción. Es distorsionar la realidad y ver el mundo con una paranoia constante. OJO. Estoy hablando en el sentido de considerar todo esto una conducta generalizada, no en el sentido de quitar importancia a las ofensas -pequeñas o graves- que unos u otros estáis citando. Son conductas muy graves. Son muchas, son pocas? Seguramente son demasiadas porque una sola ya son muchas. Pero en mi opinión no están generalizadas. Hay mil cosas que me agobian más cada día que mi género. Es lícito dedicar la vida a luchar por la igualdad de género, pero me parece fanático ver desigualdades por culpa de comportamientos aislados. El mundo es cruel con todo, con el alto, con el bajo, con el gordo, el delgado, el miope, el lento, el listo, con la mujer y con el hombre. Escoged la causa del bajo, o la de la mujer, o la del hombre, pero no nos volváis paranoicos. Y va mi profundo asco a todos los que han insultado a cualquiera de los autores de estas entradas.

  2. Excelente.No por ser una cuestión más que sabida es necesario tener que recordar como son de ruines algunos seres humanos del sexo masculino.

  3. Jaime #

    Desde siempre, la violencia machista me ha parecido peor incluso que el terrorismo. Es cobarde y asquerosa y ni siquiera tiene algún fin más allá de dominar a una persona que físicamente es más débil. Pero como dice Esther en el primer comentario, me parece exagerado dar una visión tan primaria del género masculino, como si todos los hombres heterosexuales fueran por ahí mirando tetas y levantando faldas. Desgraciadamente estas cosas pasan, claro que sí, pero no es lo normal en una sociedad avanzada como la nuestra.

    Al final, llegamos a un punto en el que confundimos cualquier interacción o muestra de afecto con un acoso sexual. Nos entra la paranoia y no nos atrevemos a dirigirnos naturalmente a una mujer, no vaya a tomarse algo como un ataque a su dignidad. Incluso a veces nos da miedo ser demasiado cariñosos con nuestra propia familia, con nuestros sobrinos y sobrinas, no vaya a pensar la gente que hay algo sucio u oscuro detrás de un beso o una caricia.

    La verdad, creo que estamos perdiendo el norte. Claro que la gente te va a escribir contándote un montón de “experiencias” relacionadas. Pero igual que si hablas de cualquier otro asunto, como viajar en avión, por ejemplo. Seguro que te llegan un montón de mails de gente que estuvo “a punto” de morir en un accidente, pero eso no significa que los aviones sean inseguros o que todos los días un avión haya estado al borde de estrellarse. Lo siento, pero no me apetece vivir en un mundo en el que no puedo tocar a un mujer por el brazo para pedirle que se aparte o decirle a mi compañera de trabajo lo guapa que la veo ese día. Es de locos.

    • Ander Izagirre #

      JAIME: dices que los hombres temen que cualquier interacción o muestra de afecto pueda ser interpretado como acoso por las mujeres. Bien, si en una situación así ellas se muestran recelosas, puedes pensar que son unas paranoicas. O puedes pensar que quizá han tomado esa actitud defensiva y recelosa porque han tenido y suelen tener algunos sustos que les hacen vivir con la alerta encendida. Eso es algo que se repite en muchos de los relatos: chicas que padecieron acosos siendo jóvenes, que quizá se quedaron solo en un susto, pero que a partir de entonces andan con la alerta encendida. Ese miedo perjudica a las mujeres y, si crea tensión en las relaciones que luego otros hombres tendrán con ellas, ese es otro motivo más para luchar contra los acosos, y no para pensar que es pura paranoia. A mí tampoco me apetece, como dices, “vivir en un mundo en el que no puedo tocar a un mujer por el brazo para pedirle que se aparte o decirle a mi compañera de trabajo lo guapa que la veo ese día”. Para eso, no estaría nada mal que las chicas no tuvieran que vivir con la alerta encendida. Y para eso, no estaría mal que diéramos a los acosos la importancia que tienen, en vez de relativizarlos y echarle la culpa a una paranoia generalizada entre las mujeres.

      Y me parece que tu comparación con los accidentes de avión no es acertada. Yo no escribí el post y empezaron a llegarme mensajes de chicas que sufrieron acosos. Eso también. Pero yo pregunté mucho, muchísimo, sobre estos asuntos entre las chicas de mi entorno más cercano. Todas recordaban historias de acoso y a menudo me decían “es que a cualquier chica le han pasado cosas así”. Yo no voy a decir que les ha ocurrido a todas, por supuesto, pero sí que ocurre con una frecuencia muy preocupante. Y te aseguro que no vivo en una favela ni las mujeres de mi entorno padecen conflictos especiales. Siguiendo tu comparación, esto es como si preguntaras a la gente de tu entorno si han tenido accidentes de avión y todos o casi todos te respondieran que sí. Sería para mosquearse, ¿no?

      • Jaime #

        Entiendo tu punto de vista Ander. Es normal que una mujer que ha sufrido alguna situación violenta como las que describes esté alerta ante esa clase de acoso. Pero una cosa es que te metan mano en el coche, y otra ver acoso donde no lo hay: en un piropo, una mirada, un roce accidental en el metro… Los y las feministas radicales ven casi cualquier actitud del hombre hacia la mujer como una conducta de acoso. Incluso abrirles la puerta y dejarlas pasar lo consideran machista. Y no. No hay que confundir hechos cotidianos con algo tan grave como el acoso. En este sentido, la visión de June me parece totalmente exagerada y fuera de lugar. Lo cual, por supuesto, no justifica los insultos -estos sí- machistas que ha recibido en su blog.

        • Ander Izagirre #

          Jaime, no hay que confundir “hechos cotidianos con acoso”, como dices, pero también deberíamos apreciar que en situaciones de apariencia inofensiva y cotidana se esconden acosos peores de lo que parecen.

          Hablas de piropos o miradas, por ejemplo. Evidentemente, no pasa nada si alguien dice “guapa” a una mujer, en un entorno de confianza y respeto, incluso con ironía o cachondeo. Yo no estoy en contra de eso y te aseguro que June tampoco, sino todo lo contrario. Pero entenderás que hay “guapas” que pueden ser agobiantes o incluso amenazantes. Algunos tíos piensan que debe de ser una maravilla que te piropeen, pero eso es porque no imaginan lo que es que vayas por la calle y te lo digan desconocidos con una frecuencia que te harta, o una noche cuando caminas sola y te lo dice un tipo desde una esquina, sobre todo si alguna vez has tenido algún susto… Me parece que deberíamos ser sensibles y empáticos con esos agobios, pero eso a algunos les parece paranoia y exageración.

          También hay “guapas” que no son amenazantes, pero que acaban resultando un menosprecio. Me refiero al ámbito profesional. Al hilo de lo que decía June sobre el exceso de confianza de desconocidos en las redes sociales. Si yo escribo un post y recibo como respuesta un mensaje privado de una chica desconocida que me dice “muy interesante, guapo”, ¿me molestaría? No. Seguramente hasta me gustará. Porque nunca o casi nunca me ocurre. Ahora bien: si cada vez que yo escribo un post sobre ciclismo o sobre exploración antártica o sobre una ruta por la montaña, recibo varios comentarios del tipo “qué bien escribes, y además tan guapo”, me acabaría mosqueando, por supuesto. ¿En ese post acaso he puesto yo una foto mía y os he preguntado qué os parezco? No, entonces a qué viene que me estéis todo el día con lo de guapo arriba, guapo abajo, ya me harta, considero que no me toman en serio. Claro que eso me molestaría. Cuando una mujer expone un trabajo en una reunión y al final recibe comentarios de ese tipo, “lista y además guapa”… ¡Hombre, cómo le puede molestar que alaben su físico! Pues sí, jodé, porque en ese contexto la están cosificando y están menospreciando sus capacidades.

          Por eso June no me parece nada exagerada ni fuera de lugar. Me parece que acierta cuando habla de estas actitudes y las muestra como evidentes micromachismos.

          A June le encantará que le digan guapa, pero le encantará que se lo digan personas que saben distinguir el contexto adecuado, incluso desconocidos que quieran ligar con ella y que sepan hacerlo bien, sin ser agobiantes ni inadecuados. Cierto que a veces los límites pueden ser borrosos y que alguien puede no ser muy consciente de que se está pasando un poco, pero a June le leerás comentarios sobre esos casos que en un primer momento se pueden arreglar con un comentario, incluso amable o de buen humor, para hacer ver al piropeador o al ligón que ya vale. Con un mínimo de sensibilidad, de empatía, de educación, se acabó el problema. Si sabes acercarte de buenas maneras a una desconocida y le gustas, quizá consigas ligar. Otra cosa será que rebuznes un piropo y pretendas que no moleste, ¿no?

          Por todo esto, quizá te parezca exagerada la necesidad de ser sensible con estos temas. Pero a mí no. Y en esto creo que no nos vamos a poner de acuerdo.

        • Noemi #

          Mira,yo ya tengo q intervenir xq m pone enferma ver comentarios como este en el q se kita hierro al asunto,nos llaman paranoicas,etc etc. Como mujer q soy a mi no m molesta q un hombre me toke xa decirm q m aparte, pero cosas cono q un compañero de trabajo m diga q estoy wapa….perdona Xo hay un moment y un lugar xa todo y el trabajo no lo es. Si como hombre tuvieras q vivir cn el miedo de q te pase algo x llevar un falda y caminar de noche. Con esto no pretend atacarte, solo que comprendas q hay cosas y cosas, lo del piropo tb te digo, hace poko iba x la calle, a eso de las 23:00 y un grupo de chicos a m vio pasar me dijo algo Asi como “no sabes lo q t haría mamasita” yo no m moleste, y pase de largo, automáticamente empezaron a llamarme borde, puta, frígida y cosas x el estilo, y ya m moskee y les dije, 1. No soy tu madre 2. No te conozco acaso tngo q hablar cn desconocidos solo xq m piropeen??? Y 3. Q pasa a tngo q decirte algo a ese comentario xa q no m insultes o esq no decir nada implica algún desprecio hacia ti
          Yo no creo q cada cosa q digan haya a tomarse la a la tremenda, y soy muy tolerante aun cuand debería contestar 4 cosas a alguno. Pero hasta q los hombres no vivan en sus carnes los comentarios continuos día tras día como : wapa, q tetas, mueve ese culito, y mi siempre favorito, dame una noche y cambiare tu mundo( q flipe cuand m lo dijeron); no podrán juzgar si somos o no exageradas, ni la presión a la q estamos sometidas con estas cosas.

    • INE #

      Yo a partir de ahora para no ser machista voy a tratar a todos por igual y si tengo que pegar o ser grosero con una mujer no me lo voy a pensar dos veces, luego no me vengáis a llamar machista. Y lo del terrorismo es una estupidez como un piano, no sabes ni lo que dices.

  4. Phil #

    Yo ya escribí en tu post anterior de “son unas histéricas” (respetuosamente y sin insultar, pero sí con vehemencia), y gracias a este me entero del que publicó la tal June. Justo ahora vuelvo de leer unos cuantos posts suyos.

    Puedo decir ahora con bastante seguridad que la diferencia de insultos entre las respuestas de ambos blogs no creo que sea ni mucho menos a que tú seas un hombre y ella una mujer (como muy insidiosamente ella indica), sino a una cuestión de MILITANCIA casi fanática que se observa muy bien en sus artículos. Yo cuando leí el tuyo, pues me pareció un ejercicio de comprensión, no diría que acertado del todo, pero ejercicio al fin y al cabo de, repito, comprensión. Tu texto no exudaba posicionamiento ni prejuicio, simplemente un intento de empatía con la mujer. Pero es que ya no es solo los textos de June, sino también sus respuestas en la sección de comentarios aquí y allí. Tú tienes dudas y las expresas, ella no. Ella habla como un oráculo, como un Papa. Afirma pero no demuestra, clasifica pero no cataloga. Es todo una rendición acrítica a los dogmas del feminismo. Es obvio entonces que, como en casi cualquier blog de alguien tan manifiestamente político, el insulto y el agrevio estén a la orden del día; sólo hay que ver los blogs de políticos de profesión: o directamente no permiten los comentarios, o éstos están duramente moderados.

    • Ander Izagirre #

      PHIL: los insultos que recibió June no son “los obvios” (uf) que recibe “cualquier blog político”. Los insultos son clarísimamente machistas: puta, lesbiana y fea, con todas sus variantes y derivados. Si alguien escoge esos calificativos para insultar, demuestra una mentalidad machista innegable. A ella la han insultado así, con esa fiereza y con esos calificativos y no otros, porque es una mujer que no encaja en sus ideas machistas. Es un ejemplo palmario de violencia sexista, en este caso verbal.

      A mí apenas me han lanzado insultos ni ataques personales. Pero fíjate: incluso los insultos leves que me han dedicado tienen un claro tonillo machista (porque también los hombres padecemos el machismo, por supuesto, si no aceptamos sus esquemas). Me llaman pagafantas, lametacones, y me dicen que no puedo competir con los hombres duros a la hora de ligar y que por eso me hago el sensible, para así recoger las migajas que me lanzan las mujeres modernas. O sea: soy poco hombre, soy un flojo, no soy un macho como hay que ser. “Me dais vergüenza como hombre”, dice el que nos llama pagafantas y lametacones. Me dedica precisamente insultos de ese tipo, de poner en duda mi hombría, porque no encajo en su idea de lo que es ser hombre, una visión completamente machista.

  5. Chica #

    He leído los dos artículos y estoy totalmente de acuerdo con ellos. El micromachismo existe y el macromachismo más. Nunca me ha importado que me llamen guapa por la calle, pero sí me molesta esa sensación de superioridad y de “hago lo que quiero contigo, morena” que tienen algunos hombres. Aún así, también digo que muchas veces somos las mujeres las que nos dejamos dominar, por miedo, por inocencia, por cobardía o por yo que sé. Y les dejamos que nos traten así sin atrevernos a reaccionar. Y te lo dice una persona que ha estado acorralada debajo de una cama mientras su novio la insultaba y le quería pegar. Y lo ha perdonado.

  6. La represión sexual contra el hombre es violencia de género misándrica.

    El cortejo es un derecho.

    • DeVera #

      Me encantas, tío. Lo poco que escribes y lo mucho que me río.
      “El cortejo es un derecho”. Supongo que tú lo llamas cortejo. Cada día me alegro más de que los hombres de mi entorno no se crean el discurso dominante que les dice que por nacer con los genitales hacia afuera tienen que ser depredadores sexuales patológicos incapaces de mirar al sexo opuesto sin pretender dominarlo.

      Gracias, chicos, vosotros, los que sabéis que sois seres humanos por muchos que intenten separar a las dos mitades de la especie; me dais ganas de bailar.

30 Trackbacks

  • Ander Izagirre - 'Son MUCHAS histéricas'. Comentarios al tsunami de reacciones tras 'Paranoicas' (@marikazetari) y 'Son unas histéricas' http://t.co/p4Lj3O7T
  • Pere Nadal - 'Son MUCHAS histéricas'. Comentarios al tsunami de reacciones tras 'Paranoicas' (@marikazetari) y 'Son unas histéricas' http://t.co/p4Lj3O7T
  • Leandro Pérez Miguel - 'Son MUCHAS histéricas'. Comentarios al tsunami de reacciones tras 'Paranoicas' (@marikazetari) y 'Son unas histéricas' http://t.co/p4Lj3O7T
  • Pepa Bermudo - 'Son MUCHAS histéricas'. Comentarios al tsunami de reacciones tras 'Paranoicas' (@marikazetari) y 'Son unas histéricas' http://t.co/p4Lj3O7T
  • Ander Izagirre - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • Pedro Alcalá - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • edurne - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • Teresa Villaverde - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • amaiaetxezarretaansa - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • leire - 'Son MUCHAS histéricas'. Comentarios al tsunami de reacciones tras 'Paranoicas' (@marikazetari) y 'Son unas histéricas' http://t.co/p4Lj3O7T
  • Señor E - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • leire - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • ane madrid - RT @anderiza: Son muchas histéricas http://t.co/soeNGT7O la histeria era de época de Freud, esto es el día a día de …
  • Pablo Rodriguez - @sevillajordi Lee estos dos post: http://t.co/gAf9FB4k y http://t.co/DY3YLGH8
  • Goizalde Landabaso - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • Miguel Encuentra - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • Imanol Manterola - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • June Fernández - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • acidreams - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • Vir Torres - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • Manex Lete - Revelador.Niegan q haya violencia sexista,a mí apenas me llaman pagafantas y a @marikazetari feminazi,puta,zorra,fea... http://t.co/p4Lj3O7T
  • “El verdadero infierno de los mineros se vive en sus hogares” | PIEDRA DE TOQUE - [...] ver con la falta de respeto a las mujeres, niñas o jóvenes. De lectura obligada los artículos “Son unas …
  • Marta deBe - Y sigue el debate http://t.co/FUx5Z1ac
  • Estefaníah - Y sigue el debate http://t.co/FUx5Z1ac
  • Consuelo Olmedo - RT @anderiza: Son muchas histéricas http://t.co/TYLlqpAq. Y si eres hombre, un pobre pagafantas
  • Son muchas histéricas » Ander Izagirre · Blog y web personal | #hombresporlaigualdad | Scoop.it - [...] jQuery("#errors*").hide(); window.location= data.themeInternalUrl; } }); } gentedigital.es - Today, 1:15 [...]
  • Son muchas histéricas » Ander Izagirre · Blog y web personal « Foro de Hombres por la Igualdad - [...] – #hombresporlaigualdadY ahora el de Ander que también se vuelve a hacer eco de la polémicaVia gentedigital.es Valora esto: …
  • malechi09 - Son MUCHAS histéricas'. Comentarios al tsunami de reacciones tras 'Paranoicas' ( y 'Son unas histéricas' http://t.co/KwRno2dU
  • Son muchas histéricas » Ander Izagirre · Blog y web personal « Redasociativa RAS - [...] Via Scoop.it – #hombresporlaigualdadY ahora el de Ander que también se vuelve a hacer eco de la polémicaVia gentedigital.es …
  • Cómo sacarle partido positivo al machismo « Feminidad Consciente - [...] Soy egipcia, y conozco muy bien las manifestaciones de machismo y micromachismo que menciona June Fernández y comprende Ander …

Escribir un comentario





Escribe tu correo:

Delivered by FeedBurner





Escribo con los veinte dedos.
Kazetari alderraia naiz
(Más sobre mí)