Plomo en los bolsillos

Reedición de 2012, con capítulos nuevos, en Libros del K.O.

Pélissier, ganador del Tour de 1923, protestaba contra la dureza del reglamento: «Pronto nos colocarán plomo en los bolsillos». El pequeño Robic, ganador del 47, se cargaba de plomo para bajar más rápido. El sufrimiento que impone el Tour es de plomo, y también es de plomo el empeño de los ciclistas. En ese equilibrio se mueven los dieciséis episodios de este libro, desde las victorias y derrotas más legendarias hasta las malandanzas de los primeros corredores del Tour; historias trágicas como las últimas 40 pedaladas de Tom Simpson antes de morir en el Mont Ventoux o divertidas como la de Vicente Blanco, un cojo bilbaíno que se dopaba con bacalao y que pedaleó hasta París para salir en el Tour. Desfilan los duelos memorables entre Coppi y Bartali, Anquetil y Poulidor, Kübler y Koblet, Merckx y Ocaña o las hazañas de Induráin, Hinault y Amstrong, pero también secundarios como Walkowiak, que se arrepintió de ganar el Tour, el argelino Zaaf, que a las puertas de ser el primer africano en ganar una etapa del Tour se emborrachó y cayó mareado, o los ciclistas que pedaleaban despacio para ganar el farolillo rojo.

*
Audio: entrevista en El Larguero, Cadena Ser.
Vídeo: entrevista en Teledonosti.
*
“Un tratado inamovible de pasión. Una manera de entender la escritura puesta al servicio de nadie más que el lector (el periodista invisible, el mejor periodista), pero sobre todo un camino con el que prolongar los años ciclistas del niño Ander, resumidos en el aroma del prólogo, donde uno se empapa ya desde el principio en la atmósfera sin concesiones del deporte más bello del mundo” (Manuel Jabois, Jot Down).

“Ciclismo, poesía y periodismo nutren un libro que se lee con el placer con que se ve una buena etapa de montaña y la velocidad de un descenso. Una obra deliciosa, escrita con un gusto especial y una buena mano literaria” (Mitxel Ezquiaga, El Diario Vasco).

“Un libro brillante y redondo. Quince historias repletas de emoción, humor, ternura, admiración y sobre todo respeto, en el que desfilan todos los caracteres humanos: desde el fanfarrón, pasando por el exquisito, el perdedor, el humilde, hasta el que jamás quiso estar allí o el infeliz” (Víctor Soto, El País).

“Imprescindible para quien quiera conocer los mejores momentos del Tour” (Pedalier).

“Este libro nos hace vivir las entrañas del ciclismo, las luchas contra uno mismo y el sufrimiento”. (Raimon Portell, El Mundo de los Pirineos) .

Escribe tu correo:

Delivered by FeedBurner



Escribo con los veinte dedos.
Kazetari alderraia naiz
(Más sobre mí)