Tour de Plomo

‘Plomo en los bolsillos’ vuelve a la ruta: séptima edición, traducción al euskera y cómic

Beruna patrikan txikiago

La editorial Libros del K.O. publica la séptima edición de Plomo en los bolsillos, el libro de Ander Izagirre que cuenta las “malandanzas, fanfarronadas, traiciones, alegrías, hazañas y sorpresas del Tour de Francia”. Al mismo tiempo publica la traducción al euskera: Beruna patrikan, escrita por Julen Gabiria. Tanto la edición en euskera como la séptima en castellano salen con el cómic desplegable Tourmalet, dibujado por Patxi Gallego.

Ya están a la venta en librerías y en la web de la editorial. El 7 y 8 de abril haremos presentaciones en San Sebastián y Zarautz.

Tourmalet

MARTES, 7 de ABRIL. SAN SEBASTIÁN

19.30. Presentación al público en la Sala de Actividades de la Biblioteca Central. Es decir: la cripta. Entrada por la calle San Jerónimo, Parte Vieja.

Con Julen Gabiria, Patxi Gallego y Ander Izagirre.

MIÉRCOLES, 8 DE ABRIL. SAN SEBASTIÁN-ZARAUTZ

Etapa ciclista. San Sebastián-Igeldo-Orio-Aia-Zarautz (40 km).

15.15. Control de firmas en el Kursaal.

15.30. Banderazo de salida. Marcha neutralizada hasta Ondarreta, no vale atacar en el bidegorri.

16.45. Paso por Orio. Subida por Andatza a Aia.

18.00. Llegada a Zarautz, palacio de Narros. El primero paga la merienda.

19.00. Presentación al público en la librería Garoa. Calle Trinidad, 7.

Con Julen Gabiria, Patxi Gallego y Ander Izagirre.

Hay trenes de regreso hacia San Sebastián a las 21.08, 22.08 y 22.38.

BERUNA PATRIKAN- Donostia-Zarautz (apirilak 8) txikiagoa

Plomo en los bolsillos ganó el premio Marca de Literatura Deportiva en 2004.  En 2012 Izagirre escribió tres capítulos nuevos, publicó la obra actualizada en Libros del K.O. y empezó a rodar: pedaleó desde San Sebastián hasta Madrid y fue presentando el libro de ciudad en ciudad durante el Tour de Plomo, con los relevos que le dieron en la ruta ciclistas como Peio Ruiz Cabestany, Pedro Horrillo, varios lectores y lectoras, algún cicloturista despistado y un chaval muy majo que tenía una gorra firmada por Induráin. En los siguientes Tours de Plomo, el pelotón del K.O. formó abanicos en la estepa zaragozana, se perdió camino de Montserrat y dio vueltas por un polígono de Sabadell, pedaleó junto a don Gerardo Fuster (que a sus 80 años montaba la bicicleta que en 1957 le regaló su amigo Fausto Coppi) y hasta presentó el libro junto al altar de la iglesia en una aldea soriana, donde tocaron las campanas para avisar a los vecinos.

El libro fue acumulando kilómetros y reediciones. Ahora llega la séptima edición en castellano y una nueva alegría: Beruna patrikan, la traducción al euskera. En la tradición de las grandes fugas en solitario, el novelista y traductor Julen Gabiria se lanzó por su cuenta y tradujo unos cuantos capítulos sin avisar a nadie. Un día, mientras pedaleaban juntos por Aia y Zarautz, Gabiria se metió una mano en el bolsillo del maillot y le entregó a Izagirre un USB con los primeros capítulos traducidos. Unos meses más tarde, en la Clásica de San Sebastián, Gabiria esperaba el paso de los ciclistas en el puerto de Jaizkibel cuando vio subir a un dibujante de superhéroes: Patxi Gallego. Hablaron de Beruna patrikan y Gallego le contó que siempre había querido dibujar alguno de los episodios del libro. Los editores madrileños de Libros del K.O., que en euskera solo saben decir “eutsi, Abraham!”, se entusiasmaron con la idea y nadie les dio ningún aviso prudente. Así que ahora publican a la vez Beruna patrikan, la séptima edición de Plomo en los bolsillos y el cómic Tourmalet.

SINOPSIS

Pélissier, ganador del Tour de 1923, protestaba contra la dureza del reglamento: «Pronto nos colocarán plomo en los bolsillos». El pequeño Robic, ganador del 47, se cargaba de plomo para bajar más rápido. El sufrimiento que impone el Tour es de plomo, pero también lo es el empeño de los ciclistas.

En ese equilibrio se mueven los dieciséis episodios de este libro; historias trágicas como las últimas cuarenta pedaladas de Tom Simpson antes de morir en el Mont Ventoux, o divertidas como la de Vicente Blanco, un cojo bilbaíno que se dopaba con bacalao y que pedaleó hasta París para salir en el Tour. Los duelos memorables entre Coppi y Bartali, Anquetil y Poulidor, Kübler y Koblet, Merckx y Ocaña, las hazañas de Hinault o de Induráin, los años del dominio de Armstrong y el derrumbe de sus mentiras. Pero también las malandanzas de secundarios como Walkowiak, que se arrepintió de ganar el Tour, o el argelino Zaaf, que cuando estaba a punto de ser el primer africano en ganar una etapa, se emborrachó y cayó mareado.

0

Badator ‘Beruna patrikan’ (apirilak 7 eta 8)

Beruna patrikan txikiagoLibros del K.O. argitaletxeak Plomo en los bolsillos liburuaren zazpigarren edizioa atera du gazteleraz eta, aldi berean, euskarazko lehenengoa ere bai: Beruna patrikan. Liburuak Frantziako Tourreko txirrindularien “abenturak, harropuzkeriak, traizioak, pozak, balentriak eta sorpresak” kontatzen ditu, eta Julen Gabiriak euskaratu du. Bi edizio berriek, bai gaztelerazkoak baita euskarazkoak ere, Patxi Gallegok marraztu duen Tourmalet komikia dakarte.

Honez gero salgai daude liburu-dendetan eta argitaletxearen web orrian. Eta apirilaren 7an eta 8an aurkezpenak egingo ditugu Donostian eta Zarautzen.

Tourmalet

APIRILAK 7, ASTEARTEA. DONOSTIA

19.30. Aurkezpena, jendaurrean, Liburutegi Nagusiko ekitaldi aretoan. Alegia: kriptan. Sarrera San Jeronimo kaletik, Alde Zaharrean.

Julen Gabiria, Patxi Gallego eta Ander Izagirre egongo dira batailatxoak kontatzen.

APIRILAK 8, ASTEAZKENA. DONOSTIA-ZARAUTZ

Etapa bizikletaz. Donostia-Igeldo-Orio-Aia-Zarautz (40 km).

15.15. Sinadura kontrola Kursaalen.

15.30. Irteera. Martxa neutralizatua Ondarretaraino; ezin da erasorik jo bidegorrian.

16.45. Orio. Andatzatik igoera Aiara. Alferrak zuzenean joan daitezke Oriotik Zarautza.

18.00. Helmuga Zarautzen, Narros jauregian. Lehenengoak merienda ordainduko du.

19.00. Aurkezpena, jendaurrean, Garoa liburu-dendan. Trinitate kalea, 7.

Julen Gabiria, Patxi Gallego eta Ander Izagirre egongo dira. Hankak bezperan baino nekatuago, baina burua argiago.

Donostiarantz itzultzeko trenak 21.08, 22.08 eta 22.38an daude.

BERUNA PATRIKAN- Donostia-Zarautz (apirilak 8) txikiagoa

Plomo en los bolsillosek Kirol Literaturaren Marca saria irabazi zuen 2004an. 2012an, Izagirrek hiru atal berri idatzi zituen, eguneratutako lana Libros del K.O. argitaletxearekin atera zuen, eta biraka hasi zen: Donostiatik Madrila bizikletaz joan zen, liburua hiriz hiri aurkezten, bidean errelebuak eman zizkioten txirrindularien laguntzaz. Besteak beste, egilearekin batera izan ziren Peio Ruiz Cabestany, Pedro Horrillo eta bidean gehitu zitzaizkion hainbat irakurle eta zikloturista despistatu, bai eta Indurainek sinatutako bisera zeraman mutil sinpatiko bat ere. Berunezko Tour gehiago ere egon ziren, eta K.O. taldearen tropelak haize-babesak antolatu zituen Zaragozako estepan, Montserratera bidean galdu egin zen, eta Sabadelleko industrialde batean hamaika buelta eman zituen, Gerardo Fuster jaunarekin batera pedalei eragin zien –Fusterrek 80 urte zeuzkan eta haren lagun Fausto Coppik 1957an oparitutako bizikletarekin zihoan–, eta Soriako herrixka bateko elizaren aldarean ere aurkeztu zuen liburua, kanpai-hotsekin herritarrei abisua eman eta gero.

Liburua kilometroak eta berrargitalpenak pilatuz joan zen. Orain zazpigarrena dator, beste poz handi batekin batera: Beruna patrikan, euskarazko itzulpena. Iheslari bakartien tradizioari jarraituz, Julen Gabiria idazle eta itzultzailea bere kasa hasi zen liburuaren atalak euskaratzen, inori ezer esan gabe. Egun batean, Aian eta Zarautzen barrena elkarrekin bizikletaz zihoazela, Gabiriak eskua sartu zuen mailloteko patrikan eta USB bat eman zion Izagirreri, itzuli zituen lehen atalekin. Hilabete batzuk geroago, Donostiako Klasikoaren egunean, Gabiria Jaizkibelgo bide bazterrean zegoen txirrindularien zain, eta superheroiak marrazten dituen ziklista izerditsu bat igotzen ikusi zuen: Patxi Gallego. Beruna patrikan liburuari buruz hitz egin zuten eta Gallegok esan zion beti izan zuela gogoa liburu horren atalen bat marrazkitan jartzeko. Libros del K.O.-ko editore madrildarrak, euskaraz “eutsi Abraham!” besterik esaten ez dakitenak, berotu egin ziren ideiarekin, inork ez zien abisu zuhurrik eman, eta hementxe gaude denok orain, Plomo en los bolsillosen zazpigarren edizioa, Beruna patrikan eta Tourmalet komikia batera kaleratzen.

SINOPSIA

Pélissier, 1923ko Tourraren irabazlea, araudiaren gogortasunaren aurka hasi zen protestan: «Laster beruna jarriko digute patrikan». Robic txikiak, 47ko irabazleak, berunez zamatzen zuen bizikleta, mendateak azkarrago jaisteko. Tourrak dakarren sufrimendua berunezkoa da, baina txirrindularien ahalegina ere halakoxea da.

Oreka horretan mugitzen dira liburu honetako atalak. Istorio hauen bitartez ezagutuko dugu Frantziako Tourraren B aldea, garaipen eta porrot sonatuenetatik hasi eta aurreneko karreristen abenturetaraino; bertan topatuko ditugu istorio tragikoak (adibidez, Tom Simpsonek Mont Ventouxen hil baino lehen emandako azken 40 pedalkadei buruzkoa) zein dibertigarriak (besteak beste, Vicente Blanco bilbotar herrenarena, bakailaoarekin dopatzen zena eta Pariseraino joan zena bizikleta gainean, Tourrean parte hartu ahal izateko); Coppi eta Bartali, Anquetil eta Poulidor, Kübler eta Koblet, Merckx eta Ocañaren arteko borroka gogoangarriak, Indurainen eta Hinaulten balentriak, Armstrongen nagusitasunaren urteak eta goitik behera erori zitzaion gezur handia; eta beste hainbat gorabehera ere bai: hor ditugu Walkowiak, Tourra irabazteaz damutu zena, edo Zaaf aljeriarra, Tourreko etapa bat irabaziko zuen lehen afrikarra izateko puntuan zegoenean, mozkortu eta zorabiatuta erori zena.

0

Estampas del segundo Tour de Plomo

En este álbum abierto y en este otro de Facebook tenéis un puñado de fotos del segundo Tour de Plomo, el recorrido a pedales que esta vez nos llevó por Bilbao, Peñas Negras, Castro Urdiales, Peña Cabarga y Santander para presentar el libro Plomo en los bolsillos.

Plomo en los bolsillos

Esta foto es de Santi Yániz, como muchas de las más bonitas del álbum.

En este otro álbum de Facebook están las fotos del primer Tour de Plomo (San Sebastián-Madrid).

5

Cien vueltas al bidegorri

Los Tours de Plomo han estado muy bien, pero esto de pedalear para vender libros es más viejo que la isla. Sabéis que el Tour de Francia fue un invento de periodistas para vender más periódicos. Pero mucho antes, en la prehistoria del ciclismo, ya vieron el negocio.

En 1891 Charles Terront ganó la París-Brest-París, una carrera de 1.200 kilómetros, con un tiempo de 71 horas y 22 minutos, sin parar a dormir. Se convirtió en un ídolo nacional.

En 1893 publicó sus memorias y disputó “el encuentro del siglo”: un duelo de mil kilómetros en una pista cubierta de París, contra Jean-Marie Corre, otro fondista que poseía el récord del trayecto París-Viena (!). Durante dos días dieron vueltas y vueltas y más vueltas a una pista en la Galerie des Machines, un pabellón de acero y cristal construido para la Exposición Universal de 1899. Se congregaron cincuenta mil espectadores. La revista Revue des Sports publicó cinco ediciones diarias para relatar los detalles de la carrera. Y solo en esos dos días se vendieron, queridos editores, tres mil ejemplares del libro de Terront.

Además ganó el duelo. Recorrió los 1.000 kilómetros en 42 horas y solo hizo breves paradas que sumaron 18 minutos, “suponemos que para hacer aguas mayores… porque las menores las hizo sin desmontarse, orinando en una recámara de bicicleta que su mujer vaciaba cada vez que era necesario. Cuando su rival, menos organizado que Terront, se dio cuenta de la treta,  optó por hacer lo propio en una esponja. Nadie sabe quién fue el encargado de recogerla y reciclarla en cada ocasión. Aparte de acrecentar su descomunal fama, el match le reportó a Terront 12.500 francos-oro”. Al poco se lanzó a viajar en bicicleta desde San Petersburgo hasta París y desde París hasta Roma, todo ello bien pagado por el fabricante de su bicicleta y de sus neumáticos.

Pues nada, yo estoy con ganas. Cuando digáis, me pongo a dar cien vueltas en bici al circuito de bidegorris de San Sebastián. Solo necesito al editor con una mesita para vender libros en el Boulevard y a alguien que de vez en cuando vacíe mi tarro de orina.

*

Las memorias de Terront acaban de editarlas en castellano: el libro se llama Inventando el ciclismo, tiene una pinta maravillosa –solo he leído las primeras páginas- y lo saca la nueva y prometedora editorial Cultura Ciclista.

(Eso que lleva en la barra es una bocina, no un depósito de orina, ¿no?)

*

Qué emoción. Termino de escribir esta entrada, llaman a la puerta y el cartero me entrega un libro: una voluminosa biografía de Vicentuco Trueba, la Pulga de Torrelavega,  dedicada por su viuda Josefina Bedia, de 98 años, a quien conocimos la semana pasada en Santander. ¡Esto exige una subida al Galibier! ¡Id preparando más tarros!

El autor del libro es Ángel Neila (ediciones Tantín, 2005)

22

Hoy no va a pasar nada

Vosotros, espíritus inmaduros, que necesitáis la novedad permanente, decía San Pablo a los griegos, decía Robert Walser en sus paseos, decía Josema cuando los viernes queríamos comer bocadillos de tortilla en otro bar que no fuera el Juantxo. Vosotros no soportáis unos minutos de pausa y de silencio, necesitáis toquetear enseguida una pantalla para no asomaros al vacío, solo aguantáis películas de planos rápidos, titulares de blogs, párrafos cortos, selecciones de las mejores canciones y no discos enteros, deportes que ofrezcan una emoción histérica cada cinco minutos (y locutores que chillen para distraeros en esos minutos intermedios “de la basura” y que no os vayáis a otra cosa).

 Vosotros queréis vueltas ciclistas que tengan diez finales en cuestas de cabras, para que todos los días os aseguren una ración de ciclistas retorciéndose, con las fauces abiertas y los muslos hinchados, pirotecnias de siete minutos.

 En el Tour de Plomo cantábrico, que ayer completó su primera etapa (Bilbao-Bilbao), creemos que el mejor ciclismo se macera durante horas y horas. Para la etapa de ayer, de 57 kilómetros, calculamos tres horas –un ritmo lentísimo- y tardamos cuatro.

 Salimos del palacio Euskalduna, antiguo astillero en el que se destrozó un pie Vicente Blanco, el cojo que nos inspira, ejemplo de hombre que amasa la vida como una paciente y perpetua preparación de algo que no sucederá nunca o apenas sucederá: en 1910 pedaleó mil kilómetros desde Bilbao hasta París, llegó la víspera de comenzar el Tour, salió ya reventado en la primera etapa y no consiguió terminarla dentro del tiempo reglamentario –como nosotros ayer-. Él no figura en las clasificaciones del Tour. Pero fue en bici de Bilbao a París. Somos muy de El Cojo.

Total, que en la salida nos juntamos un pelotón clásico, de ciclistas pacientes y fieles a los ritos: Saioa Larrea, Peio Ruiz Cabestany, David Juanmartiñena, Olaf Polak, Eneko Garate, Inazio Uriguen, Gari I., Josema y servidor.

Pedaleábamos hablando de Hyppolite Aucouturier, el primer ciclista que se escapó del pelotón en la historia del Tour, en 1903, y que llevaba botellas de vino tinto para soportar los esfuerzos. Tras su primer ataque, acabó derrengado en una cuneta y tomó el tren para llegar hasta la meta en Lyon. Después siguió corriendo en las siguientes etapas, porque entonces estaba permitido.

De repente, frenamos, nos bajamos de las bicis y entramos corriendo a un bar de Trapagarán: nos avisaron de que Contador estaba reventando la Vuelta con un ataque insólito. Por la mañana, yo había escuchado en dos radios distintas a expertos que decían: “Hoy no va a pasar nada”.  Buscamos un bar con tele, pedimos unos cafés y vimos los últimos kilómetros, emocionados, olvidando el Tour de Plomo.

Cuando Contador entró en meta gritando de euforia, Eneko dijo: “¡Tanto Cuitu Negru, tanto Cuitu Negru, y mira!”.

 Lo teníamos hablado hace tiempo: no nos parece mal que de vez en cuando se planeen etapas con finales en cuestas de cabras, por variar las estrategias, las emociones, los desenlaces, pero nos negábamos a pensar que el equilibrismo es la única manera de que el ciclismo ofrezca días atractivos. Nos gusta que se combinen los terrenos, que se preparen etapas largas con grandes puertos clásicos, que empiezan a jugarse cuando faltan150 kmpara meta, con estrategias de ajedrez entre los equipos que van lanzando gregarios, con emboscadas y alianzas… Nos gusta que el ciclismo sea un deporte en el que aparentemente no pase nada durante horas, nos gusta que televisen esa nada en la que siempre hay algo, porque el ciclismo-youtube está bien pero nos gusta el ciclismo que se mastica durante horas y horas en el sofá. No somos muy de coitos negros de esos.

A falta de coitos negros, nuestra etapa incluía una ascensión al alto de Peñas Negras. Olaf Polak, inspirado por el ciclista borracho ferroviario Aucouturier, se montó con la bici en el funicular hasta La Reineta. Los demás subimos en tensa vigilancia, con Josema ligeramente excitado y peleón por el café de Trapagarán. Peio lanzó su primer ataque, al que respondimos con una inmediata parada para mear, y en el terrible descenso sembrado de plastas de vaca, ramas, pedruscos y alambres, sufrimos dos pinchazos y una endiablada salida de cadena. En el llaneo desde Muskiz hasta Bilbao desplegamos, para pasmo de cicloturistas, paseantes y guardias municipales, una gama de escaramuzas elegantes, de abanicos, ataques, contraataques y calambres en los gemelos, con un final de etapa de aires parisinos, eiffelianos: atravesamos el Puente Colgante. Inazio, el único vizcaíno del grupo, sacó pecho y pagó el pasaje de todo el pelotón. Mientras cruzábamos en el transbordador de Portugalete a Las Arenas, pensamos en la posibilidad de saltar todos a la ría montados en nuestras bicis. Si algunos periódicos no nos sacan en Cultura ni en Deportes, a ver si al menos salimos en Sucesos. Al final no pasó nada.

*

PROGRAMA DEL TOUR DE PLOMO, JUEVES Y VIERNES:

 -Hoy jueves presentamos el libro Plomo en los bolsillos a las 19 en la FNAC de Bilbao (Alameda de Urquijo, 4).

 -Mañana, hacia las 11.30 o 12, presentaremos el libro en el bar Cierbanata de Castro Urdiales. Y de allí saldremos pedaleando hacia las15. A las 17.45 nos juntaremos en la gasolinera de Solares con algunos ciclistas santanderinos y escalaremos, uf, Peña Cabarga.

*

En El País nos han sacado guapos.

18

Segundo Tour de Plomo (Bilbao-Santander, del 5 al 8 de septiembre)

Empujados por el temor a tener que trabajar en algo serio si nos quedamos en casa, la editorial Libros del K.O. y un servidor ponemos en marcha la segunda edición del Tour de Plomo. Después del primer recorrido entre San Sebastián y Madrid en junio, esta vez presentaremos el libro Plomo en los bolsillos en Bilbao y Santander, y pedalearemos tres etapas cantábricas.

Os animamos a acudir a las presentaciones y, por supuesto, a hinchar las ruedas de vuestras bicis para acompañarnos en algún tramo del recorrido. Este es el programa:

MIÉRCOLES, 5 DE SEPTIEMBRE: ETAPA BILBAO-BILBAO (57 km)

16.00. Control de firmas en el exterior del palacio Euskalduna, antiguo astillero Euskalduna, donde Vicente Blanco, el Cojo, se destrozó un pie. El Cojo pedaleó de Bilbao a París en 1910 para tomar la salida en el Tour, llegó la víspera de la prueba, corrió la primera etapa, la terminó fuera del tiempo límite y quedó eliminado. “No pude hacer nada contra aquellas fieras bien alimentadas”, dijo a la vuelta, cuando la Federación Atlética Vizcaína le homenajeó con un banquete de paella, merluza, mermejuelas, chuletón con patatas… y postre sorpresa.

16.15. Salida de la etapa. Itinerario: Euskalduna – Olabeaga – Zorrotza – Barakaldo – Trapagaran – Col de La Arboleda-Peñas Negras (1ª categoría) – Muskiz – Playa de La Arena – Gallarta – Portugalete – Puente Colgante – Las Arenas (Getxo) – Bilbao (57 km).

Nota: los prudentes pueden ahorrarse buena parte de la ascensión a La Arboleda (el Alpe d’Huez de la margen izquierda) subiendo con la bici en el funicular.

19.30 aprox. Llegada al Palacio Euskalduna. Estiramientos, ducha y posterior debate sobre la conveniencia del dopaje, durante el poteo por el Casco Viejo.

Mapa y perfil de la etapa, perpetrada por Eneko Garate.

JUEVES, 6 de SEPTIEMBRE. PRESENTACIÓN EN BILBAO

19.00 FNAC. Presentación de Plomo en los bolsillos, con repertorio de batallitas, en la librería FNAC. Alameda de Urquijo, 4. Bilbao.

VIERNES, 7 de SEPTIEMBRE. ETAPA CASTRO URDIALES – PEÑA CABARGA (70 km)

15.00. Castro Urdiales. Salida desde el puerto. Itinerario: Castro – Laredo – Colindres – Gama – Beranga – Solares (54 km).

17.45-18.00. Solares: encuentro en la gasolinera con quienes quieran sumarse a la subida final. Solares – Heras – Peña Cabarga (1ª categoría) (km 64) -Heras (km 70).

A las 19.00, aprox. En la cima de Cabarga: homenaje a Vicentuco Trueba, la Pulga de Torrelavega, a quien los organizadores robaron el Tour de 1933. Aquella edición fue tan dura que todos los ciclistas llegaron fuera de control en una o en otra etapa, salvo cuatro. Los organizadores repescaron a los eliminados, para impedir que solo cuatro corredores llegaran a París. Trueba terminó sexto, el primero de los que nunca llegaron fuera de control. Reglamento en mano, debió ser el ganador del Tour. Al menos fue el primer rey de la montaña de la historia y batió el récord de la subida al Galibier (2h10m). Si recuperamos el aliento en la cumbre de Cabarga, recitaremos algún poema épico o algo desgarrado que rime con Galibier.

SÁBADO, 8 de SEPTIEMBRE. SANTANDER-SANTANDER (35 km) Y PRESENTACIÓN DEL LIBRO

10.00. Santander. Salida en la gasolinera frente al hospital Valdecilla. Itinerario: Arce – Liencres – El Sardinero –  Plaza Pombo.  Estiramientos y pincho de tortilla.

13.00. Presentación de Plomo en los bolsillos, con repertorio de batallitas, en la librería Gil. Plaza Pombo.

*

Contactos: anderiza@gmail.com, emilio@librosdelko.com

Teléfono del editor, agente de prensa, chófer y confesor: 690.609.853 (Emilio Sánchez Mediavilla).

Retransmisión desde la ruta. Twitter: @anderiza, @librosdelko. Facebook: ander.izagirre y LibrosdelKO.

*

Así fue el primer Tour de Plomo (San Sebastián-Madrid).

63

‘Plomo en los bolsillos’ en Teledonosti

Viene tunda: entrevista sobre ‘Plomo en los bolsillos’ en Teledonosti, con Mitxel Ezquiaga.

‘Plomo en los bolsillos’, entrevista en Teledonosti from Ander Izagirre on Vimeo.

5

La Canica del Mundo

“El Tour de Francia es una excursión buena para la salud”, dijo Ernest Paul, 6º en la edición de 1909. “Apenas me canso. Yo soy descargador y en una semana de trabajo sufro más de los riñones que en todo un mes dando la vuelta a Francia en bicicleta”.

Pues eso: que ayer Gari me llevó a rueda, una vez más, hasta el alto de Navacerrada (1.860 m), y que en la cuesta de cabras medio hormigonada que sube a la Bola del Mundo (2.217 m), él voló, yo pegué unos chepazos y ya está. Psché, tanta Bola del Mundo, tanta Bola del Mundo, psché. En nuestra historia queda como la Canica del Mundo. Después de resistir ataques de sillas de ruedas (dentro vídeo), vendavales y cagaleras, al final de la semana nos encontramos pletóricos y se nos queda corto el Tour de Plomo. Y eso que llegábamos al viernes con un estado de ánimo “entre el terror y la confianza en la compasión de los editores“.

Así que hoy sábado en Madrid esprintaremos cuatro veces. A las 11, pasacalles ciclista retro desde el templo de Debod, por Malasaña. A las 13, presentación de ‘Plomo en los bolsillos’ en la librería Tipos Infames (C/ San Joaquín, 3), con Carlos Arribas, de El País. De 18 a 20, firma de ejemplares en la Feria del Libro, en el Retiro (caseta 96), junto a Manuel Jabois, Ramón Lobo y Julio Ruiz, todos autores K.O. A las 21, fiesta en el bar La Huelga en Lavapiés (c/Zurita, 39). ¡Ahí os queremos ver! ¡Aupa Robic!

Como apreciaréis, las imágenes de este vídeo en La Canica del Mundo se derriten por la falta de oxígeno. Por esa distorsión parece que el pedaleo es más lento que en el segundo vídeo, pero qué va.

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

 

19

Que no, que yo no subo

Mientras yo estiro los isquiotibiales y corro de nuevo al retrete (no: no fue buena idea beber un litro de agua helada de trago, en Viana), Emilio Sánchez Mediavilla, editor y conductor del coche escoba, escribe las gloriosas crónicas del Tour de Plomo que me hubiera gustado escribir a mí, con texto, fotos y vídeos. Así da gusto.

1) Pamplona-Logroño: por qué el Tour de Plomo es mucho mejor que la Vuelta a España. Ataques de Antxon Arza con su silla de ruedas motorizada, poteo en la calle Laurel, visitas de ciclistas de hace cien años a través de la máquina del tiempo…

2) Logroño-Burgos: supositorios de cocaína y sueños de infancia. “La diarrea nos deja vacíos” (Pelissier a Albert Londres, en Coutances, 1924; y Ander Izagirre a Emilio Sánchez, en Santo Domingo de la Calzada, 2012).

Pronto salimos en coche hacia la sierra madrileña. En la estación de tren de Collado Mediano empezamos, a las 5, la etapa reina del Tour de Plomo. Primero, la subida hasta el alto de Navacerrada, de primera categoría. Y luego, la cuesta de cabras hormigonada hasta la Bola del Mundo: otros 3,4 kilómetros al 11,7% de pendiente media, con rampas del 19%. Qué necesidad había.

Tengo dos certezas: una, que no seré capaz de subir a la Bola del Mundo; dos, que en el punto exacto en el que me baje de la bici, habrá alguien sacando fotos.

Yo homenajearé a Octave Lapize, que en 1910 llegó a la cumbre del Aubisque a pie, arrastrando la bicicleta. Se dirigió hacia uno de los organizadores del Tour y, cuando sus pulmones reunieron un poco de aire, cinceló la primera sentencia en las tablas del ciclismo: «¡Asesinos!».

PD: Mi agradecimiento eterno a la familia Rivas Pacheco, por los cuidados y los mimos que me salvaron en la etapa de la pájara del Tour de Plomo. Resurrección milagrosa. Su casa queda rebautizada como Lázaro Enea.

*

PLANAZO DEL SÁBADO 9 EN MADRID:

11.00. Pasacalles retro desde el Templo de Debod hasta la plaza de San Ildefonso en Malasaña.

Homenaje a la primera salida del Tour en 1903. Los que se animen a acom­pañarnos pueden venir disfrazados como los primeros participantes del Tour o vistiendo maillots clásicos de equipos como Reynolds, Kelme, Teka, Kas…

 13.00. Presentación en la librería Tipos Infames (C/ San Joaquín, 3) con la prosa oral de Carlos Arribas, de El País.

 18.00-20.00. Feria del Libro, Parque del Retiro. Firma de ejemplares en la caseta de la Librería Deportiva Esteban Sanz (nº 96; entrada al Retiro de O’Donell o Florida Park).

 21.00. Fiesta fin de Tour en el bar La Huelga de Lavapiés (C/ Zurita, 39).

Homenaje a Abdel Kader Zaaf, el argelino que en el Tour de 1950, cuando iba camino de convertirse en el primer africano ganador de etapa, bebió vino, se emborrachó, se desmayó, se recuperó, subió de nuevo a la bici y arrancó en dirección contraria.

11

De bigotillos, quejíos y repechos mataburros (Pamplona-Logroño)

1) Daniel Burgui se ha presentado en la salida de Pamplona vestido de época, bigotillo incluido, y luego ha escrito una crónica deliciosa sobre el Tour y la épica del mostacho. Si es que como no te voy a querer, Burguito.En los primeros kilómetros, a Gari y a mí también nos han acompañado Antxon Arza con su silla de ruedas motorizada, ideal para marcar ritmo, el bueno de Jorge Nagore con su melena emotiva, y Mónica Roig con su silleta de niño en la que aplaudía el pequeño Manel. Santi Becerra ha salido desde Logroño a buscarnos para echar una mano en los últimos kilómetros ventosos.

2) Ramón Lobo ha empezado a leer Plomo en los bolsillos y sube Alpe d’Huez soltando quejíos flamencos. Creo que el próximo sábado coincidiremos en una caseta de la Feria del Libro de Madrid, firmando libros, con Manuel Jabois y alguna otra estrella de Libros del K.O (supongo que los libros los firmarán Lobo y Jabois, pero yo veré si de rebote cae algún lector: me remangaré y luciré esta tremenda marca de moreno agromán, seguro que alguien se acerca).

3) Pamplona-Logroño: en el primer tramo hemos volado como rodadores holandeses; en Estella hemos comido bocadillitos de revueltos de hongos como familias francesas de picnic en la cuneta del Tour; a partir de Torres del Río yo he pasado  miserias como un esprínter culón belga en el Aubisque, en un tramo de repechos y más repechos y más repechos traidores -luego hemos sabido que los locales lo conocen como “el mataburros”-, con viento en contra, calor, sin agua y con los muslicos de plomo. Santi ha salido en bici hasta Viana para guiarnos en la entrada a Logroño. Y en la calle Laurel nos hemos reencontrado con Carla, Emilio y Alberto, los editores del K.O., pacientes conductores del coche escoba, proveedores de consuelo, champiñones a la plancha con gambas y cervezas (no, no estábamos para vinos). ¡Ahora salimos para la presentación, a las 19.30 en la librería Santos Ochoa! Y mañana, etapa larga hasta Burgos, con puertecillos, mucho viento en contra y un poco de temor. Menos mal que voy con Gari, que anda como una moto: cuando llevamos más de 80 kilómetros,  la carretera pica hacia arriba y sopla viento en contra, me pongo a su rueda y él me lleva, me lleva y me lleva, con una paciencia y un corazón que ya veré cómo conseguiré agradecer.  Por ahora, prometo no aprovechar su desgaste para atacarle el viernes en la subida de la Bola del Mundo.

2

Escribe tu correo:

Delivered by FeedBurner



Escribo con los veinte dedos.
Kazetari alderraia naiz
(Más sobre mí)