Olor a hierba, puros y fruta podrida

“Para mí la Real es mi abuela, la Real es lo que pasaba en la radio de la cocina de mi abuela”.

Como no tengo abuela, valga la paradoja, cuelgo esta entrevista que me hizo Néstor Rodríguez en el Noticias de Gipuzkoa, a propósito de la traducción al euskera del libro Mi abuela y diez más. “El libro ha conectado con las memorias de la Real de toda una generación“. 

La Real Sociedad ha publicado este pequeño vídeo de la presentación, ayer en la librería Kaxilda. 

 

0

votar

Badatoz amona eta beste hamar

Badator Amona eta beste hamar, Mi abuela y diez más liburuaren itzulpena. 

“Atotxan, haurtzaro bakarti, estoiko eta zoriontsua igaro nuen. Oraingo nire gauza asko ulertzen ditut, gogoratzen dudanean bederatzi edo hamar urte nituela, partida hasi baino ordu erdi lehenago, bakar-bakarrik igotzen nintzela ekialdeko tribunako harmailetara, eta zutikako gunearen eta eserlekuen arteko hesien kontra jartzen nintzela. Atotxak oihan usaina zeukan. Hantxe nahasten ziren fruta-merkatuko usain ondu eta melengak, belar moztu berriaren lurrin freskoak eta puruen keak. Egun batean hesia ireki zuten, zelaira irten nintzen amona Pepik makila bati lotuta eman zidan trapu txuri-urdina astintzen nuen bitartean, areara joan nintzen arrapaladan, penalti-puntura, eta zartada imajinario bat jaurti nuen eskuadrara. Liga irabazi berri genuen”.

Taldeko lana izan da. Realsocialismo! elkartekoek piztu eta babestu zuten asmoa. Julen Gabiriak egin du itzulpena (Beruna patrikan itzuli zuen bezala), Libros del K.O.k kaleratu du eta Korner Festibalaren barnean aurkeztuko dugu.

LEHENENGO AURKEZPENA: otsailaren 13an, asteartea, 19.30etan. Kaxilda liburudendan (Arroka kalea, Donostia).

Gracias a Libros del K.O., editorial madrileña, por publicarme un segundo libro en euskera. Si les cortapego el Nuevo Testamento de Leizarraga o el listín telefónico de Lekeitio, me lo publican igual. Eso es fe, entusiasmo editorial, inconsciencia supina.

0

votar

Guajes

¿Por qué en Asturias llaman GUAJES a los chavales? Me contó Alfonso Pombo que llamaban así a los niños mineros: porque cargaban vagones (wagen) o quizá porque lavaban mineral (washer). Estos mineritos de 1920 cargaban vagones de carbón en la mina Turca, en Aller (Asturias). La foto es de José Luis de la Cruz y está en el Archivo Histórico Minero.

2

votar

Los jueves, columna

A partir de hoy, los jueves publicaré una columna en la última página de ‘El Diario Vasco’. Mucho ánimo a todos y que sea leve.

4

votar

Los tres mil güeros que parlan talián

He publicado este reportaje sobre Chipilo, el pueblo de los tres mil mexicanos que hablan véneto (en El Mundo).

(Foto: Andrea Mantovani)

cerrados

votar

Dicen de ‘Potosí’

Aquí dejo algunas de las reseñas, menciones y premios que ha recibido ‘Potosí‘ este año.

  • Martín Caparrós, en El País:

“Potosí te cuenta la historia pequeña de una niña minera y, a través de ella, te cuenta una historia universal. Cumple lo que decía Kapuscinski: encontrar la gota de agua en la que se refleja todo lo que hay alrededor. Y eso está muy bien trabajado en este libro.

Lo que más me interesó es cómo toma a contrapié lo que uno imagina a priori sobre cómo va a ser este relato. Es un relato sobre pobres mineros, gente muy explotada, gente muy jodida, sobre víctimas. Pero te muestra cómo esas víctimas a veces se convierten en victimarios, cómo ellos mismos ejercen mucha violencia sobre los demás. Los relatos, cuando hablan de víctimas, suelen limar sus asperezas y silenciar sus contradicciones. Izagirre las muestra. Es una actitud muy valiente y le da espesor al relato”.

  • Txani Rodríguez, Radio Euskadi:

“Izagirre hace un documentado recorrido histórico por Bolivia, con su pericia habitual para la narración, y consigue situarnos ante nuestras propias contradicciones. Se lleva por delante un puñado de nuestras certezas bienintencionadas”.

  • Revista Letras corsarias:

“Izagirre, en la más pura tradición del periodismo narrativo, explica los mecanismos que determinan que cada mañana una niña tenga que entrar a la mina: la ciudad sin ley que rodea al yacimiento, la pobreza extrema junto a la riqueza natural, el asesinato de legisladores reformistas, la corrupción política, la violencia cotidiana”.

  • Jorge Raya, The Objective:

“Cada libro de Ander Izagirre es un respiro. Nos ofrece un periodismo que necesita tiempo, valor, paciencia y sentido de la responsabilidad”.

  • Ricardo Martínez Llorca, revista Culturamas:

“Eduardo Galeano y su espíritu flotan en Potosí, como también Naomi Klein y La doctrina del shock. Pero Izagirre siempre se arrima más al suelo que la escritora canadiense, y en el suelo se topa con personas humildes, con vidas en la miseria. Si Naomi Klein escribe sobre el bosque, Izagirre lo hace sobre cada uno de los árboles.

Algo hay que hacer para torcer el rumbo del horror. Potosí contiene el azote que nos debemos dar. Gracias, Izagirre, por acribillarnos con esa bala. Nos la hemos merecido”.

  • Javier Pérez de Albéniz, El descodificador:

“Ander Izagirre es uno de los grandes tapados del periodismo español. Un reportero a la vieja usanza, si hablamos de técnica exquisita y respeto por la profesión. Un periodista del siglo XXI, si nos referimos a asumir riesgos, a una cintura prodigiosa, a la ironía y el humor.

“Potosí es una historia escrita por un tipo que trabaja sin chubasquero, que se mueve con soltura en el barro y que no duda en mancharse las manos. Por un escritor que hace periodismo, o por un reportero al que se lee con entusiasmo. El equilibrio perfecto entre datos, información, y una literatura luminosa. Un placer que nos arrastra a las entrañas de la tierra, uno de los lugares más peligrosos del planeta, cementerio de mineros y, como cuenta Izagirre, lugar de nacimiento del primer capitalismo boliviano.

El hombre explotado por el hombre. La riqueza más gloriosa junto a la pobreza más atroz. Eso es Potosí, y así lo cuenta Ander Izagirre, uno de los últimos reporteros puros, un periodista de aquellos que se debe leer absolutamente todo cuanto escribe. Incluido, por supuesto, este intenso, claustrofóbico y brillante “Potosí”.

2

votar

‘Potosí’ gana el premio Euskadi de literatura

Esto es un alegrón: me han dado el premio Euskadi de literatura, en la categoría de ensayo, por el libro Potosí.

La crónica periodística intenta abrir huecos para que entre la luz de otras historias, de otras personas, de otros lugares que no suelen ser muy atendidos. Me parece bueno que una sociedad mire a otras, que conozca otros modos de vivir y cuestione los propios, que piense cómo están relacionadas las vidas de aquellos con las vidas nuestras. Que piense, también, en los mecanismos que producen la injusticia y en sus beneficiarios. ‘Potosí’ es un intento de abrir un poco la ventana. Espero que el premio sirva para que otros lectores se asomen. 

Y como me quedé sin abuelas, copio aquí las palabras del jurado. 

“Ander Izagirre ha elaborado un relato certero sobre las condiciones infrahumanas en las que miles de personas luchan por sobrevivir. A través del día a día de una niña minera y de su pequeña historia de miseria y esperanza, se refleja el terrible drama que durante siglos, y hoy más que nunca, están padeciendo los mineros del Cerro Rico de Potosí. Alejado de sentimentalismos y derivas estériles, el lector se encuentra ante un libro de encomiable calidad literaria y que posee la doble virtud de informarnos e interpelarnos”.

Muchas gracias al jurado y al Gobierno Vasco. Felicidades a los ganadores en las demás categorías: Arantxa Urretabizkaia, Fernando Aramburu, Asier Serrano, Leire Bilbao, Matias Mujika y Mikel Valverde. 

cerrados

votar

Las primeras páginas de ‘Potosí’

Publicamos en Zenda las primeras páginas de ‘Potosí’ (Libros del K.O.): 

Las mujeres no pueden entrar a la mina -dice Pedro Villca-.

cerrados

votar

‘Potosí’ ya está en Potosí

Esto sí que es la cumbre de una carrera literaria: una presentación a 4.067 metros de altitud.

La editorial El Cuervo presentará la edición boliviana de ‘Potosí’ en Potosí (el 28 de septiembre, a las 19.00, en la Casa de la Moneda). Y como aperitivo han montado este vídeo de un minutillo.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

cerrados

votar

Viaje a las penúltimas palabras

Aquí está La batalla para salvar la lengua de los siete hablantes: mi reportaje sobre el ixcateco, sobre otros idiomas a punto de extinguirse en México y sobre las curiosas estrategias de los hablantes y los lingüistas que intentan salvarlos. En la revista Papel. 

Don Hilarino Torres Mendoza, el primer protagonista del reportaje, murió hace unas semanas. Era la única persona que tenía un teléfono móvil en Chontecomatlán, un pueblo de 400 habitantes en las montañas de Oaxaca. Se empeñó en comprarlo. No podía hablar con nadie, porque la cobertura no llega a este rincón de la sierra, pero él hablaba y hablaba sin parar con el teléfono en la mano: grababa las últimas palabras del idioma chontal.

cerrados

votar

Escribe tu correo:

Delivered by FeedBurner



Escribo con los veinte dedos.
Kazetari alderraia naiz
(Más sobre mí)