Todo el mundo va en vespa menos yo

En Palermo tienen muy afinada la publicidad contextual. Ya sabéis: escribes en un correo que alguien estaba “borracho como una cuba” y Google, que es más listo que tú y que yo, te ofrece una guía de bares con encanto en La Habana. Pero lo de Palermo es aún más sofisticado: te lo hacen en plena calle con vallas tradicionales y con un punto de cachondeíto que, en fin, no me ha hecho ninguna gracia.

No hay derecho. La mañana posterior al pinchazo que me tiene varado en Palermo para tres días, salí al puerto a curiosear rutas y horarios de barcos y me encontré este cartelón. Ahí tenéis al chaval feliz, con su vespa azul, sus ruedas bien hinchadas, y además recordando de una manera muy poco sutil aquel refrán de nuestros antepasados: el que tiene vespa tiene neska. Y yo allí, con mi vespa azul medio perdida en un callejón de las afueras, con sus ruedas pinchadas, y mientras tanto vagando por el puerto, cabizbundo y meditabajo, mientras desde las sombras me miraban con sospecha hombres morenos de patillas patibularias, seguramente reunidos en asamblea clandestina para fundar el sindicato alternativo de estibadores palermitanos.

Desde el puerto, caminé por las callejuelas retorcidas y destartaladas de la Vucciria, entre casas derruidas, plazas guarras, fritangas de sardinas, motocarros que acarreaban milagrosas pirámides de alcachofas, señoras en batín que con sus gritos de balcón a balcón alcanzaban el grado 8 en la escala Richter, todo muy pittoresque, muy pittoresque, incluida la abuela que lavaba ropa en la fuente del Garrafello y que, cuando un niño travieso le escondió un balde, le metió un bofetón también muy pittoresque; y, en fin, al salir a las avenidas me senté a ver pasar vespas.

Me senté en Quattro Canti a ver pasar vespas, me senté en la piazza San Doménico a ver pasar vespas, iban en vespa los viejillos, iban en vespa los gafapastas, y las chicas tan elegantes que me ponen un poco nervioso con su melena negra y rizada ondeando fuera del casco y su gesto fiero de velocidad, y los matrimonios etíopes muy abrazados, iban en vespa todos menos yo.

Como ya no podía más, eché a andar y en las esquinas hacía sin querer un leve gesto girando el puño izquierdo, clac-clac, el gesto de embragar la vespa -ay, ¡aquel callo del vespista!-, y en un momento ya hasta me puse el casco y caminé con él -puro Calimero-, un poco por nostalgia de la velocidad y un poco por disimular los ojillos húmedos.

Luego fui a comprar otro cannolo, que consuela bastante, me espolvoreé el azúcar glaseado por media chaqueta -qué tíiiipico-, me remosté los morros con una plasta de queso ricotta, y me lo zampé mientras paseaba por el corso Vittorio Emanuele, suspirando cremoso, pensando que Italia es un país muy civilizado porque llueve solo por las noches.

Etiquetas: ,

votar

10 Comentarios Dejar comentario

  1. Pues ya sabes cuando aplicar el maravilloso gesto que te he enseñado. No hay derecho, solo falta que los coches pasen con esta cnación a toda pastilla para joder un poco más: http://www.youtube.com/watch?v=Md702EbjnkY

    • Ander Izagirre #

      Lo aplicaré, V., y encima con mis guantecillos de ciclista que llevo en la vespa, que dan más carácter.

  2. No estuve nunca en el sur de Italia, pero sospecho que hay sitios mucho peores donde quedarse varados que Palermo. Y siempre que que un contratiempo me ha parado en un viaje, ha surgido algo memorable de ello.

    PD: Estoy buscando algo que rime con “el que tiene BSG tiene…”. Pero no tengo rima fácil ;-p

    • Ander Izagirre #

      Puedes sacar una buena rima con LGTB, David.

  3. Mónica #

    Me ha encantado, Ander. Buenísimo!

  4. esnabide #

    Seguro que ya hoy habrás estado en el taller de neumáticos y habrás resuelto el problema, dándole marcha a tu flamante vespa azul.
    ¡que tengas una buena continuación del viaje!!

  5. julen #

    animo!

  6. ¡Genial!
    Ander, te veo escribiendo “tribulaciones de un vespista frustrado”. Pero seguro que tendría -al menos en Italia- mucho éxito. Sigue, sigue…

  7. Miguelangel #

    Ya sabes: Chi Vespa, mangia la mele. Chi non Vespa… no !!! :D

10 Trackbacks

  • Ander Izagirre - "Todo el mundo va en vespa menos yo". Melancolía de un vespista varado en Palermo. http://t.co/K7LKLklD
  • Fernando Goñi - "Todo el mundo va en vespa menos yo". Melancolía de un vespista varado en Palermo. http://t.co/K7LKLklD
  • Francis Vraie - "Todo el mundo va en vespa menos yo". Melancolía de un vespista varado en Palermo. http://t.co/K7LKLklD
  • Cristinapg - "Italia es un país muy civilizado porque llueve sólo por las noches" http://t.co/tuvMcDRu Va, lean las deliciosas crónicas de @anderiza …
  • Xabier Iglesias - Conocer Palermo de la mano de @anderiza no tiene desperdicio. Todo muy pittoresque ;D http://t.co/poLeNiON #SeguimosInformando
  • Xabier Iglesias - Conocer Palermo de la mano de @anderiza no tiene desperdicio. Todo muy pittoresque ;D http://t.co/poLeNiON #SeguimosInformando
  • Xabier Iglesias - Conocer Palermo de la mano de @anderiza no tiene desperdicio. Todo muy pittoresque ;D http://t.co/poLeNiON #SeguimosInformando
  • Ander Izagirre - Conocer Palermo de la mano de @anderiza no tiene desperdicio. Todo muy pittoresque ;D http://t.co/poLeNiON #SeguimosInformando
  • Xabier Villanueva - El que tiene vespa tiene neska! #RT Conocer Palermo de la mano de @anderiza no tiene desperdicio. http://t.co/RYZHFAYG vía @xabier_iglesias
  • Xabier Iglesias - El que tiene vespa tiene neska! #RT Conocer Palermo de la mano de @anderiza no tiene desperdicio. http://t.co/RYZHFAYG vía @xabier_iglesias

Escribir un comentario





Escribe tu correo:

Delivered by FeedBurner





Escribo con los veinte dedos.
Kazetari alderraia naiz
(Más sobre mí)