Anuncios de prostitución

23 sep

El Congreso ha pedido a los periódicos que eliminen los anuncios de prostitución, con la unanimidad de todos los grupos políticos. También veo consenso entre las periodistas con visión de género. Este sábado tenemos los encuentros estatales. Debatiremos sobre los anuncios de prostitución tras una exposición a cargo de una de las impulsoras de una campaña contra los anuncios. Yo diré que tengo serias dudas. 

Recordaréis que en mi anterior blog colgué un banner contra los anuncios de prostitución. Recordaréis tal vez que mi opinión sobre la prostitución en sí ha ido evolucionando a trompicones, hasta posicionarme sin reservas a favor de los derechos de las mujeres que ejercen la prostitución, en contra de tachar su trabajo de degradante (o de no ser trabajo) y en contra de negar la libertad de las mujeres para decidir cómo ganarse la vida en este Estado racista y patriarcal. El discurso de Hetaira me ha convencido y mucho, así que respecto a los anuncios (que yo sí que consideraba degradantes y que pueden servir de plataforma para las redes de trata) he decidido escucharlas. Reproduzco lo que dijo Cristina Garaizabal, de Hetaira, en las jornadas feministas de Granada. Sigo sin verlo claro pero la verdad es que creo que sus argumentos son lo suficientemente sólidos como para dar un par de vueltas al asunto:

- Teniendo en cuenta que ejercer la prostitución no es un delito ni una actividad ilegal, (…) los anuncios de prostitución, al igual que los anuncios de otro tipo de servicios, no tienen nada de malo. Por el contrario, y según nos consta por nuestra experiencia, son un buen instrumento para la captación de clientela de todas aquellas trabajadoras sexuales que, trabajando libremente y de manera autónoma, no quieren exponerse a hacerlo en lugares públicos. Su prohibición

implicaría obligarlas a lanzarse a la calle a buscar clientela o a refugiarse en los clubes
donde tendrían que someterse a las imposiciones de los empresarios.

- Por otro lado, es cuestionable la eficacia de esta prohibición –más allá del efecto ideológico- dado que hoy la mayoría de las que trabajan autónomamente se anuncian, fundamentalmente, a través de Internet.

- Se argumenta que esta prohibición ayudaría en la lucha contra las mafias de la prostitución forzada. Pero, seamos serias ¿Cuándo se ha visto que una actividad ilegal se publicite? ¿Realmente pensamos que la mayoría de las que se anuncian son víctimas de Trata? Nuestra experiencia nos dice que no es así. La Trata es un grave delito que al estar penalizado se mueve en la ilegalidad y la semi-clandestinidad. Si estuviera realmente tan publicitado no habría muchos problemas para acabar con ella. Al no ser así la prohibición de los anuncios no sirve para nada en la lucha contra la Trata. Esta lucha se debe llevar por otros caminos.

- No se puede responsabilizar a los medios de comunicación del control de lo que existe detrás de lo que se anuncia. Si así fuera, hagámoslo extensible a todos los anuncios y especialmente a aquellos de marcas de tejanos o zapatillas que han sido denunciados por fabricar sus productos en el sudeste asiático con niños obligados realmente a trabajar en régimen de esclavitud. Esas denuncias están comprobadas.

- La de que en los anuncios de prostitución la mayoría son forzadas no deja de ser una especulación ya que no existen datos que lo demuestren. La prohibición de los anuncios es una medida contra la prostitución en general y un atentado al derecho de las trabajadoras de publicitar sus servicios.

Be Sociable, Share!

7 Respuestas para “Anuncios de prostitución”

  1. Ander 23 septiembre, 2010 en 9:42 #

    Yo también tengo muchas dudas. Y mi principal argumento para estar a favor de prohibirlos era justo que probablemente se publicitan muchos casos de víctimas de trata de personas (por cierto, ¿de dónde venía aquello de "trata de blancas"?).Si eso es mera especulación y realmente no hay datos… debería haberlos. Debería investigarse qué hay de verdad detrás de los anuncios.

  2. June - Mari Kazetari 23 septiembre, 2010 en 9:49 #

    Si hay algo que propicia la trata es la Ley de Extranjería, que es la que hace que las mujeres tengan que dedicarse a la prostitución y, para ello, se impliquen en redes que terminan coaccionándolas. El Gobierno lo sabe y en cambio endurece la Ley, pero luego lanza esta campaña para seguir llevando la medallita del buen hacer feminista. La Ley de Extranjería es el gran frente. Las mafias aprovechan esas oportunidades. He leído que trata de blancas viene de cuando llevaban mujeres de Europa a América para fines sexuales, pero no sé ni en qué época ni nada. En todo caso, es un término obsoleto que hay que sustituir por trata de mujeres o trata para fines sexuales. No olvidemos tampoco que hay trata en otros sectores que no son la prostitución, pero eso a poca gente le inquieta. Se ve que jornadas interminables limpiando casas sin derechos ni libertad no degradan ni oprimen.

  3. Aitziber 23 septiembre, 2010 en 10:49 #

    June polittori, como bien sabes no comparto del todo este posicionamiento, sin embargo, tomo nota, hablaremos del tema (por escrito necesitaría tiempo y además me gusta la espontaneidad oral). Creo que puedo tener bastante que decir.. Por cierto, no vale venir con las ideas superclaras al debate.

  4. Magapola 23 septiembre, 2010 en 14:22 #

    Yo no tengo nnguna duda y nunca la he tenido y me alegra que te surgieran dudas al respecto, June, y estés consiguiendo despejarlas a favor de la argumentación de Hetaira, porque yo no pudo estar más de acuerdo con ella, porque logra traspasar el muro cegador e hipócrita que en torno a la prostitución existe, y no existe, por ejemplo, ante la pronografía. Siemrpe me he pregutnado por qué, aunque puedo contestarme.

  5. Magapola 23 septiembre, 2010 en 14:33 #

    Por cierto, ¿habéis visto esta noticia?

  6. Sheila 27 septiembre, 2010 en 13:11 #

    No importa mucho que eliminen los anuncios de prostitución de los periodicos, al fin y al cabo, donde se publicita más no es en periodicos sino por internet.

  7. June - Mari Kazetari 16 octubre, 2010 en 10:13 #

    Pues tras debatir con mis compañeras de Red, me volvieron a entrar dudas. Sobre todo, por la perspectiva de que los medios encuentren en la prostitución una de sus principales fuentes de financiación, y por cuestionar que las prostitutas obtengan un beneficio real de ello. Porque vale que todos los anuncios no tengan detrás a mafias, pero me temo que pocos tienen a prostitutas autónomas. En fin, seguiremos dándole vueltas.

Déja un comentario