Si no puedo perrear, no es mi revolución

24 jul

429316_3424543978844_1939947052_n

Bailando en casa de Kevin, atención a su lengua

El pasado año, después de un mes en Cuba, me decían que lo único que me falta para ser cubana es sacar la lengua al bailar. Es algo superior a mis fuerzas. Ni bailando sola en mi casa logro hacerlo. Probad en casa a ver cómo os sentís. Esa incapacidad de hacer un inofensivo gesto de desinhibición sexual y descaro refleja la rigidez y represión en la que crecemos por estos lares, creo yo.

En mi perfil de Twitter pone: “Si no puedo perrear, no es mi revolución”. Mi afición por el reguetón es de sobra conocida en mi entorno. En realidad disfruto más escuchando y bailando otras músicas, pero la imagen de feminista que perrea rompe los esquemas, y eso me mola, así que la exploto. Para la gente con resistencias antifeministas, cuestiona el estereotipo de que las feministas vivimos amargadas, de que somos unas ‘malfolladas’ que no sabemos disfrutar de la vida y nos lo tomamos todo a la tremenda. Para muchas feministas, que una de las suyas disfrute restregando voluntariamente su culo contra el paquete del maromo de turno, puede generar un cortocircuito interesante.

¿Por qué me gusta el reguetón? Como dice Calle 13, porque se me mete por el intestino, por debajo de la falda como un submarino, y me saca lo de indio taíno:

Imagen de previsualización de YouTube

Qué liberador es para los vascos y vascas agitar la pelvis, plaplapla, y frotarnos, frafrafra.

Más si una ha sido educada como una señorita de clase media acomodada. Ya lo dice Residente, de Calle 13: con el reguetón hay que levantarse la falda hasta la espalda y sacudirse el sudor. Hay que perder el recato, los buenos modales. No es un baile refinado ni elegante. Es indecente y ordinario. Me encantan esas cubanas que lucen orgullosas sus muslacos aunque tengan celulitis, que no les da pena que el pantalón bajo deje al aire su rabadilla mientras agitan sus carnes demostrando una conexión con su cuerpo fascinante. Tal vez en América Latina el reguetón esté potenciando la hipersexualización de las mujeres como objetos de deseo, tal vez no sea empoderador. Aquí creo que nos va bien un poco de eso. Feminidad barriobajera, sin clase, de hembras en celo que no cruzan las piernas sino que las abren de par en par, sin preocuparse por que se les vea las bragas.

No sé si es verdad que en Euskadi follamos poco, pero lo que es cierto es que nos tocamos poco. Para mucha gente, el contacto físico es algo íntimo, reservado para la pareja y la familia. A veces ni para la familia. Es mi caso: aunque voy trabajándolo, hasta hace poco sólo me abrazaba con mis parejas, amantes y con mi hermano. Así que me gusta, me sienta bien romper con esa concepción del cuerpo como un ente fortificado. El reguetón es un espacio consensuado en el que pongo mi cuerpo a disposición total de la pareja de baile (a menudo desconocida). Me puede agarrar de donde quiera, puede sentir con todo su cuerpo todo mi cuerpo.

Que sea algo consensuado implica un respeto mutuo. No es una invitación a nada más que a bailar. Y si me incomodas, te lo hago saber y me respetas. Por muy tórrida que se haya puesto la cosa, rara vez un cubano (digo cubano porque es en lo que me he centrado reguetoneramente hablando) ha aprovechado el momento para mover ficha. Eso llegaba en todo caso cuando terminaba el baile. El baile es baile.

Es decir, frente al mito de la calientapollas, tan vigente aún en nuestras tierras, mi experiencia es que yo puedo estar perreando a un tío toda la noche, y el asume que eso es todo, que no le da derecho a exigirme nada más. Pensemos en las fotos de San Fermín: hombres que ven una teta y la tocan como por inercia, porque se sienten con derecho a tocarla, como decía Emi Arias en Pikara. Alguna vez comenté que el acoso machista en las calles de La Habana se hace muy pesado. Pero creo que la diferencia respecto al de aquí es que no hay sexofobia. Lleve minifalda, vaya sin sujetador (‘ay, qué rica, toda sueltecita, mami’, me dijo uno una mañana que fui a hacer la compra con una camiseta de manga corta sin escote) o esté bailando desatada, ningún hombre cubano me ha devuelto esa lascivia turbia de quien te ve como a una golfa a la que puede humillar. Aquí algunas hemos sentido clara esa dicotomía puta/esposa. Ya sabéis, ligábamos  pero no éramos el tipo de chica que uno quiere para novia. No éramos mujeres decentes porque nos reafirmábamos como seres sexuales. Así que casi prefiero a Osmany García presumiendo de que su jevita es un carrito loco loco loco. “Ella sí que no se mide, a ella le gusta dar cintura para que todo el mundo la mire”. Qué bien lo pasábamos por el Malecón gritando: “Mi jevita es una fiera, mi jevita es como un gato, como quiera que la tire ella siempre cae en cuatro. ¡Agua!”.

Imagen de previsualización de YouTube

Si hay un reparo ante el reguetón que me gusta rebatir es el de que es un baile machista porque la mujer se mueve para darle placer al hombre. Es curioso porque, bajo una premisa aparentemente feminista, una vez más se niega la sexualidad y el placer de las mujeres. ¿O sea que si yo me froto contra un tío es para darle gustito a él? ¿Acaso no creen que frotarme contra una pierna o un paquete me da gustito a mí?

Pero es que además no va de eso. Va de compartir el placer de bailar. Va de comunicación. Y no siempre es sexual. Una vasca va a Cuba y se escandaliza viendo a madres perreando a sus hijos, por ejemplo. Pero es que no es sexo, es baile. Es un baile con carga erótica, como tantos otros la tienen en el Caribe. “¿Pero y no te empalmas cuando bailas reguetón?”, es una pregunta habitual de un vasco a un cubano. A muchos les parece una ofensa. “Sería una falta de respeto; se me para cuando se me tiene que parar, esto es baile”. Por mi parte, no veo mayor problema, por lo que digo, porque tengo la tranquilidad de que el hecho de que se excite no le va a llevar a hacer la lectura de que yo he empezado algo que tengo que terminar.

En el tango, la mujer baila hacia atrás; el hombre dirige y controla el espacio. En la salsa o en la bachata otro tanto: él decide cuándo la hace girar, cuándo la acerca y la aleja, cuándo la estrecha contra él. Las vascas, que nos cuesta dejarnos llevar, tenemos que aprender a entregarnos, a sentir un leve gesto del hombre en la espalda que nos dirá hacia dónde movernos, a seguir su ritmo sin rechistar. A mí personalmente me encanta dejarme llevar, me resulta súper liberador dejar de ser la que controla por unas horas. Pero la cosa es que el reguetón, que es bastante suelto, es de los bailes caribeños que más margen de maniobra ofrece a las mujeres. Yo puedo decidir si me pego o no, si me doy la vuelta, puedo marcar el ritmo, puedo tirarme al suelo, apoyarme en la barra, irme a bailar sola, regresar… ¿Por qué los citados bailes en los que la mujer tiene cero margen de maniobra no han sido tachados de machistas? Porque del reguetón, estoy convencida, lo que escuece no es el machismo, es que nos sonroja.

Ahora, vuelvo a repetir mi deseo de potenciar un reguetón queer, en el que los roles y los géneros sean intercambiables, los hombres ofrezcan el trasero a las mujeres, en el que chicas bailen con chicas no para la mirada masculina sino para su propio gozo, y los chicos (al margen de su opción sexual) también se animen a tocarse. Como decía en ese otro post,también creo que más que censurar el reguetón androcéntrico, se trata de promover que las mujeres no sean sólo adornos sino que también canten y compongan letras en las que plasmen sus deseos. Por lo pronto, una reguetonera argentina lesbiana se ha puesto en contacto conmigo para pasarme sus canciones, Chocolate Remix. Me parece un puntazo. Lo puedes escuchar aquí.

Y si las letras machistas y el exceso de testosterona nos ponen nerviosas, nos podemos hacer una lista de reproducción de canciones que tratan otras temáticas sin renunciar al ritmo pegajoso del reguetón. A mí me gusta esta parodia de la santería:

Imagen de previsualización de YouTube

En los últimos encuentros feministas y lésbicos en los que he participado, ha sonado reguetón, al menos el Atrévete te te, y nos lo hemos pasado teta perreándonos sin complejos. Si al principio me sentía una marciana, he ido conociendo a lesbofeministas que me han dicho que a ellas también les encanta el reguetón. Hemos fantaseado con organizar talleres de reguetón queer. También me sorprendió gratamente que Diagonal publicase una lectura feminista del reguetón que no lo demonizaba precisamente. Estoy convencida de que si nos reímos, si bailamos, si perdemos la compostura, si nos entregamos al desenfreno, seremos seres menos rígidos, más libres, capaces de hacer un activismo más transformador. Como dice mi amiga mexicana-nica Cristina Arévalo en sus talleres de teatro cabaret, un activismo desde el placer y no sólo desde el enojo.

Así que me reafirmo: si no puedo perrear, no es mi revolución.

271065_2198467247692_719850_n

¿Dejarán algunas de considerarme feminista por subir esta foto? 😛 ¿Se lo tomarán algunos como una invitación a babosearme? (Clase de baile en Trinidad, Cuba)

Be Sociable, Share!

143 Respuestas para “Si no puedo perrear, no es mi revolución”

  1. Sonia 24 julio, 2013 en 11:52 #

    Buenísimo. Estoy de acuerdo.

    • Gina 7 octubre, 2013 en 21:03 #

      Super interesante el punto de vista, el reggaeton visto desde una óptica feminista, tienes toda la razón, resulta un asunto liberador, una hedónica coreografía que se puede bailar como a uno plazca, como te plazca y donde te plazca y amén por ello!

    • Yete 14 octubre, 2013 en 3:33 #

      Aún reconociendo algunos puntos ambiguos que expone la autora; cabe aclarar su contexto frente a un fenómeno que usted cree liberador, pero a muchas nos atropella por dominación. Es distinto venir de Europa y ver a un montón de cubanxs bailando sensualmente y sin “pudor” alguno. A estar en una fiesta cualquiera en mi país y se pida a gritos bailar reggaetón por no encontrar otra forma de distracción. Es un permanente sentimiento de satisfacer el placer y el deseo. Cosa que supongo, usted no verá como negativas; pero que yo, por mi lado, no puedo dejar de pensar como un reduccionismo corporal y sexual de la vida misma. Es decir, no encontrar otras formas de liberación, más que el cuerpo sexual. No me mal interprete. No es que considere que estos debates no haya que darlos; por supuesto. Pero, como es usual dentro de los estudios feministas suele empezarse con la corporalidad como hecho fundamental de la liberación de género. Creo, que así como quedarse en la vaga idea de placer por placer, o sentir por sentir, debería constituirnos un sentimiento mucho más colectivo y menos individualista. Sin olvidar por supuesto, que además esto genera cierto tipo de estereotipos en las que bailamos más “calmadamente”. Se me ha dicho que no soy tan atrevida porque no me dejo poner en cuatro; o que soy mojigata porque me incomoda darme la vuelta. Me gusta calle 13 al igual que usted; pero me gustan más sus canciones llenas de espíritu latinoamericano; no son sólo un grupo de reggaetón barato. Quisiera pensar, que lo que viene con la modernidad no es el simplismo del arte. Cada vez más, el mercado hace que un autor se esmere menos en su producción. Es cuestionable la forma en que también apreciamos desde una canción, hasta un libro. La música tradicional colombiana, es una de las más complejas al ser híbrido de las culturas africanas y latinas; eso también se puede escuchar, también se puede bailar; si de bailar sola o con otras mujeres se trata.
      Las letras y la melodía no son cosas que puedan verse por separado si ambas construyen una idea. ¿Reggaetón queer? ¿Sólo en el baile? Habrá que escucharlo para poder comentarlo. Le dejo una de las canciones que más repudio de este género músical. Tan sólo mire el video, uno muy usual, de la persona que lo subió. No olvidemos que la mayoría de estos videos, son de hombres con perfiles neoyorkinos underground acompañados de “perfectas” y sensuales mujeres con unos cuantos billetes o autos a los cuales aferrarse. http://www.youtube.com/watch?v=_UGl3dE4P24

      Posd: El título del artículo me llama mucho la atención. Pensé en un primer momento, que se trataba de un carácter prohibido frente al género en su lugar de origen. Yo diría, si no hay mujer, no hay revolución.

      • Adv 31 diciembre, 2014 en 8:14 #

        Muy buena

    • ainhoa 13 junio, 2015 en 13:03 #

      EARRAAA!!
      Guztiz ados Mari Kazetari! Nei re asko gustatzen zait perreatzea ta hor nabil musika lista bat eiten. Euskal gerria askatu!!

  2. Sarah Gibrán 24 julio, 2013 en 12:59 #

    Me ha encantado tu reflexión por fresca, alegre, deshinibida, me ha hecho reflexionar, a mi me gusta mucho el ritmo del regeton que no sus letras jajaja algunas son bastante simples pero no es la cuestión, hasta hace poco ni siquiera las escuchaba sólo las disfrutaba bailando que es lo pienso hacer ahora 😉 Gracias por compartir tu reflexión, interesante, sincera y constructiva. Un abrazote

  3. Diego 24 julio, 2013 en 15:22 #

    Personalmente, no estoy en contra del baile sexualizado. Al contrario. Pero las letras son lo que son, y creo que a veces las pasamos por alto. En ellas el hombre es siempre la víctima y la mujer es quien le engaña. Él siempre está enamorado y es ella quien le hace daño. Él la posee a ella.

    No creo que eso sea muy liberalizador…

    Y aun estando de acuerdo en que no podemos extrapolar la singularidad del significado de Cuba a nuestros lares, tampoco creo que no quiera decir nada el hecho de que la mujer sea quien tome la actitud activa en el baile y el hombre, generalmente, se dedique a estar quieto como un palo mientras ellas se retoza y el pone cara de no se qué. Me lo creería más si, como bien dices, se intercambiaran los papeles. Si a eso se le suma que Cuba es un país bastante machista…

    Un abrazo

    • Fátima Nozano 25 julio, 2013 en 19:32 #

      Hola:

      Yo soy mexicana, me encanta bailar desde hace algunos años, aunque aquí también la educación clasemediera, religiosa y doblemoralista ha hecho mucho de las suyas, digamos que si bailo es por convicción, jaja.

      Yo he pensado cuanto he podido en el reggaetón, cada que algo le saca ronchas a un gran sector de la población me gusta preguntarme por qué. A lxs más “políticamente correctxs” les encanta ese argumento de las letras, cosa con lo que yo de alguna manera estoy de acuerdo, que si hay una letra que me ofende yo mando al carajo esa canción, pero me pregunto si en el caso de México será eso porque si uno escucha las canciones rancheras, tan arraigadas en el corazón de incontables, no son tan o más machistas que el reggaetón, y escuchando esta mañana a Joan Manuel Serrat, en un disco que me gusta mucho, nunca logro evitar pensar “tremendo pendejazo” cuando suelta la frase de “la sombra que en la tarde da una pared, y el vino que me ayuda a olvidar mi sed ¿qué más puede ofrecer una mujer”.

      Personalmente yo creo que el problema que hay con el reggaetón no va sólo en cuanto a la educación doblemoralista, sino que también responde a un pedo contra lo marginal, lo latino, lo pobre, lo bla, bla, bla, y eso, eso me parece que está de la chingada.

      En la ciudad capital, en los últimos años, se ha hecho un estereotipo de joven de los barrios marginales, que suele ser comerciante informal, de educación básica, religiosos, reggaetoneros, y se les tilda de ladrones, mal educados y mil cosas más. Para mi es una salida fácil de la gente para encontrar en un estereotipo un enemigo del cual hablar mal en lugar de encontrar las verdaderas raíces de los problemas.

      Bueno,sin seguirme haciendo bolas, lo que quiero decir es que el rechazo de la gente a ese género es mucho más complejo a mi parecer.

      Les mando saludos.
      @fatimanozano

      • Fátima Nozano 25 julio, 2013 en 19:38 #

        Fé de erratas: cuando escribí “no son tan o más machistas que el reggaetón” en realidad quería decir ” son tan o más machistas que el reggaetón”

        😉

      • June 26 julio, 2013 en 9:41 #

        Muy de acuerdo. En el caso de mi tierra, creo que el desprecio al reguetón también tiene ese punto de racismo y clasismo, se asocia con la inmigración dominicana o colombiana, que a su vez están muy estereotipadas y criminalizadas.

        • Criss 2 agosto, 2013 en 11:33 #

          Buenas, todo esto de que el reggeaton no es machista y demas tengo una opinión completamente distinta pero como usted es la “professional” en el tema no dire nada, nomas que me parece raro que las lesbianas resulte que les guste, cada lesbiana le gustara cualquier cosa, no por ser lesbiana lo escuchan ya que “reivindica los derechos de la mujer en el baile dandole una suma importancia” cosa que ya he dicho que pongo en duda. Yo comentaré en temas musicales que de eso si que conozco ya que soy músico, tengo grupo y he grabado en estudio. Si el reggeaton se extiende y demas la música va a decaer ya que el reggeaton es una estilo muy primario que no enriquece la música para nada, lo puede hacer asta un chimpancé si se lo propone y esa es la razon por la que llama tanto, porque siendo el hombre mas tonto del mundo lo entenderas, pero hay músicas que se necesita cierto intelectuo para poder entenderlas y seguirlas como es el caso de la musica clasica, del jazz, del metal, etc. Esas musicas són las que de verdad se han de difundir porque a parte de ser mucho mas enriquecedoras, lanzan mensajes mucho mas profundos. Aquí dejo un buen ejemplo de lo que de verdad se ha de difundir http://www.youtube.com/watch?v=k3u3Kaveh0g

          • layla 29 agosto, 2013 en 13:49 #

            Hacía bastante rato que no me topaba de frente con un comentario tan adoctrinante. vaya! ¿Hay algún otro tema sobre el cuál quieras instruirnos sobre lo que está bien y lo que está mal?
            Así que el reguetón ofende tu INTELECTUO.

          • Andrea 26 septiembre, 2013 en 23:36 #

            Hola Criis te invito a que veas vídeos de como los verdaderos exponentes del regaeton graban. Son días y días de trabajo, además debes tener la capacidad de improvisar y rimar que eso no cualquiera lo logra.

            los gustos son respetables a mi personalmente no me gusta el metal y tengo mala percepción de dicho genero pero no por eso lo ando menospreciando sin conocer realmente el trabajo y tiempo que este implica para el cantante.

      • Guillermo 10 junio, 2014 en 0:43 #

        Hola Fátima. Me gustó lo que has comentado. Aun no digiero las ideas de la persona que si no puede perrear no es su revolución y seguro las pensaré otro rato. Las tuyas me parecen claras y objetivas. Yo aun no he escuchado nada valioso en el género reggaetón y perdí las esperanzas. Si bien la música tradicional o folclórica también suele ser machista, te invito a que escuches “mira Luisa”, “la entalladita” ó “la venganza de María”; verás que describen a mujeres libres y decididas. Te doy la razón respecto a la discriminación económica pero también debemos reconocer que cultivarse suele ser más barato que los piercings, las gorras y los accesorios con que se atildan esos pubertos. No los ataco, pero hablando en plata, tu ciudad ofrece mucha cultura e información. Ellos deciden ignorar todo y centrarse en el reggaetón. Un saludo desde SLP.

    • Nairo 1 agosto, 2013 en 14:16 #

      Se podria decir lo contrario de todas las cantantes desde Edith Piaf a la actualidad y hay bastantes tanto o mas que hombres que hacen canciones de despecho desde Amy Winehouse hasta la Lupe. Eso no es machista es simplemente el amor o desamor y tanto Sabina como Bob Dylan tienen canciones que expresan lo mismo nadie los tilda de machistas.
      Es mas has una prueba toma una canción de reguetton y cambiale el genero y veras que funciona a la inversa.

    • luz cósmica 7 agosto, 2013 en 14:52 #

      El reggaetón degrada a la mujer a objeto sexual, no es realmente la solución para darle valor adecuado a la mujer ni tampoco contribuye a liberarla.
      Calle 13 es una excepción ya que se han reivindicado reconociendo las culturas originarias y promoviendo el activismo que tanto necesitamos en América Latina.
      En países donde ya de por sí la mujer es solamente objeto de deseo para el hombre, el reggaetón ha empeorado las cosas.
      Si ella no “lo mueve” entonces no es nadie, no tiene gracia, no vale. El hombre se degrada en el proceso también porque en vez de ver a la mujer como ser inteligente y a la par la ve como objeto de “perreo”.
      El reggaetón ha reemplazado la verdadera y maravillosa música folclórica de los países latinoamericanos con un sonsonete repetitivo que contiene letras que van matando poco a poco las neuronas.
      Es diferente para un/a europea/o que tiene un cierto nivel de educación bailarlo/escucharlo de vez en cuando y entrar en la fantasía de sentirse “libre y sensual” por un momento, y otra la realidad para la gente a la que se le lava el cerebro noche y día con “cultura” popular barata (reggaetón, fútbol, reinados de belleza, telenovelas/telebobelas, entretenimiento barato).
      Otra arma de los gobiernos para que el pueblo siga entretenido (perreando, reproduciéndose, pariendo, etc) en vez de luchar por sus derechos.
      Si el pueblo es bobo es más fácil para las élites seguir robando los recursos de los países en cuestión.
      El reggaetón y el entretenimiento barato tiene efectos devastadores en culturas donde ya de por sí había poco acceso a la educación.
      Si seguimos así los niños en vez de aprender a leer y a escribir correctamente aprenderán las letras de Daddy Yankee y a perrear antes de gatear…
      Menos mal existe todavía gente inteligente que escucha/ promueve otro tipo de música y que preserva el verdadero patrimonio cultural y musical latinoamericano, que con sus influencias africanas, indígenas y europeas seduce naturalmente y sin necesidad de artificios sexuales.
      El reggaetón es como la novia barata con operaciones y llena de silicona en comparación con la belleza y riqueza de la música típica tradicional que seduce naturalmente y sin esfuerzo, y que preserva el patrimonio cultural de América.

      • Jorge Miguel 19 agosto, 2013 en 1:43 #

        Calle 13 promueve el activismo diciéndole a una mujer que le va a “poner a orinar juguito de flan de queso” súper activista ¿no?

      • Porcelain 25 julio, 2014 en 22:07 #

        DIOS GRACIAS POR TU COMENTARIO ya estaba empezando a ponerme histérica.

  4. Negracubana 24 julio, 2013 en 20:08 #

    Te sigoooooooo, y lo del machismo en las letras no es un invento del regueton, la trova tambien puede ser y es machista. Otra cosa, en el regueton cubano los hombres mueven el culo tanto como las mujeres y ellas hacen de el un pan con croqueta, en el centro y ellas empanandolo, g,g,g.
    Si tu cuerpo pide regueton, dale reguetonnnn

    • alonso ledesma 28 julio, 2013 en 14:51 #

      mi cuerpo quiere regueton!!!

  5. Victoria 24 julio, 2013 en 20:12 #

    Como bien has dicho, es cultural. En el caribe no se ve como algo sexual porque es parte de su cultura, en Europa SI se ve sexual porque es erótico, es cultural. No deja de objetizar a las mujeres como las letras de canciones.
    Yo, esa revolución, NO LA QUIERO.

    • Verenice 25 julio, 2013 en 1:38 #

      Totalmente de acuerdo con ésta respuesta. Soy Mexicana y creo que desde tiempos históricos los europeso no han comprendido las diferencias “perceptuales” sobre los valores humanos y espirituales de las culturas NO EUROPEAS. Como bien lo ha dicho la autora del artículo, las vascas parecen tener una necesidad que se satisface con bailes como el reaggetón, cosa que NO NECESITAMOS LAS MUJERES LATINOAMERICANAS QUIENES IGUALMENTE, DESDE TIEMPOS SHISTÓRICOS, HEMOS SIDO OBJETO SEXUAL DE MUCHOS Y USTEDES NO VEN CÓMO ALIENTAN EL MACHISMO DE LOS HOMBRES DE NUESTA CULTURA AL PERMITIRELS HACER CON USTEDES LO QUE NOSOTRAS SEGUIMOS LUCHANDO PORQUE DEJE DE SUCEDER. ESTA BIEN QUE LAS MUEJERES BUSQUEMOS SESPACIOS PARA SER NOSOTRAS LAS QUE BUSCAMOS DARNOS EL GUSTITO, PERO NO CREO QUE BAILAR RREAGGETON SEA SI QUIERA UN FORMA DE LOGRARLO, HAY MUCHAS OTRAS MENOS DENIGRANTES. POR EJEMPLO: YO DECIDO SI QUIERO BUSCAR A UN CHICO SOLO PARA UNA RELACIÓN SEXUAL Y SOY CONSCIENTE DE ELLO Y SOY HONESTA PARA QUE NADIE SALGA LASTIMADO POR UN MAL ENTENDIDO, Y NO NECESITO MOSTRARLES EL CULO PARA LOGRARLO O MOSTRAR QUE TENGO EL PODER DE DECIDIR DARME ESE GUSTITO.

      • Diego ( Jamy ) 27 julio, 2013 en 16:04 #

        GRacias a Dios poco a poco todo va cambiando. Estas cosas no se ven mal ni por un lado ni por el otro. Somos libre de eligir que queremos hacer y con quien , con respeto, seamos hombres o mujeres. Pero permiteme decirte una cosa, sin animo de buscar discusion, pero el principal problema, al menos aqui en españa, es que las primeras en criticar que una mujer este con un hombre solo por sexo, son otras mujeres. PAra cambiar la mentalidad de todos esos hombres que me dices, primero deberian de cambiarla muchas mujeres.
        Saludos

      • Nairo 1 agosto, 2013 en 14:36 #

        Gracias por hablar en nombre la mujer latinoamericana, pero sabes que en realidad
        no existe una tal homogeneidad en Mexico el tema religioso esta al orden del dia, no creo que sea una cultura muy abierta hacia el sexo sinceramente, he vivido allí.
        No creo que muchas cubanas se sentirían muy identificadas con tu comentario sobre lo denigrante del baile, creo que igualar la cultura caribeña con la cultura “latino-americana” es simplemente una gran generalización. Mover el culo hasta abajo no es denigrante para la mayoría de las cubanas sea blanca negra o mulata pobre de clase media o alta porque forma parte de la expresion corporal del folclor y se hace desde niño. Por cierto los hombres en Cuba tambien mueven el culo hasta abajo y son apreciados por las mujeres por su fisico.

  6. bb 24 julio, 2013 en 20:18 #

    Me encanta tu manera de contarlo, el punto de vista y la manera de expresar. Creo que con este artículo no sólo se entiende una manera de bailar. También una manera de vivir y ver el mundo.

  7. Bigote 24 julio, 2013 en 20:28 #

    Baile asegurado!

    http://www.youtube.com/watch?v=w8v44KJ4GAk

  8. LEY DI 24 julio, 2013 en 20:42 #

    ESTE ARTCULO ME GUSTO, PORKE AUNKE NO ME GUSTA BAILAR CASI NADA,Y NO ME INTERESA BAILAR EL REGUETON, O PORLOMENOS EN ESE RTMO AUNKE A LO MEJOR EL BAILE SI, TODAS LAS REFLEXIONES KE HACES YA LAS HABIA PENSADO ANTES, KE BUENO KE HICSTE ESTE ARTICULO,PORKE PIENSO KE HAY REPRESION SEXUAL Y EROTCA KE DEVERA SALR CON MAS FRECUENCIA A FLOR DE PIEL, EN LO PERSONAL EROTCAMENTE LOS HOMBRES TIENE MAS LIMTACONES, PERO ES UN BALE KE BALE LA PENA EXPLORAR Y EXPLOTAR PARA KE FLUYA MAS, Y COMO DICES, CON OTROAS PRACTICAS, OTROS ROLES EN EL MSMO BAILE, LA CREATVIDAD DE LLAS MUJERES PARA APARECER EN LA MUSICA Y EXPRESARSE, Y TAMBIEN EN LA DEOGA, LETRAS, EN LO PERSONAL ESTOY EN DESACUERDO CUANDO DICES KE LAS FEMNSTAS SON AMARGADAS, YO NO ME CONSIDERO FEMINSTA PORKE ES MUY DURO, HAY KE SER MUY FUERTE Y JUSTA PARA SERLO PERO TRATO DE ALGUN DA LLEGAR A SERLO, LO KE S ES KE SI ESTOY CONSTANTEMENTE EN DESACUERDO CON MUCHAS COSAS Y TRATO DE EXPRESARLO DE DIVERSAS FORMAS Y NO KEDARME CALLADA, ESO NO ME HACE AMARGADA, PORKE AUN ASI ME DIVIERTO, CONVIVO, RIO, Y NO BAILO PORKE DEFNITVAMENTE NO ES LO MIO, PERO SIEMPRE RESPETO A MIS AMIGAS KE BAILAN O A LAS DEMAS, DEFENDO A LAS KE BAILAN REGETON Y NO ME GUSTA KE LAS CRTKEN, E INSTO A MUJERES Y HOMBRES A BALAR SIN MEDO SI ES LO KE LES GUSTA,EN LO DEMAS CHIDO POR EL ARTICULO.

  9. Mr.Dagga 24 julio, 2013 en 21:17 #

    Articulo muy interesante!

  10. al 25 julio, 2013 en 0:09 #

    yo creo ke en nuestra sociedad lo k hace ke una mujer sea una golfa son el resto de las muejeres, de hecho, en conversaciones entre hombres la promiscuidad es positiva, no negativa…

    El problema son lasmujeres ke utilizan su sexualidad como arma de poder, como algo con lo que se peude negociar…por ke cuando encuentrana una mujer sin problemas para disfrutar de su cuerpo la acusan de golfa, por el simple hecho de k en ese momento su moneda de cambio se devalua…

    “se ke genralizo”

  11. Jorge Miguel 25 julio, 2013 en 0:10 #

    oseaaa…”como dijo Calle13:

    Si eres chumba, pues menea la espalda
    No hay que tener nalga pa’ pararme la cabeza calva

    Pero hoy te voy a bajar 4 clases sociales
    Calientita como pan de panadero
    Barriendo el piso con el trasero

    Tú eres la nueva sensación del bloque
    La que hace que to’ los carros choquen
    La que hace que mi Super-Soaker se disloque

    No importa si es
    tailandés, chino o japonés To’s son
    iguales, to’s hablan alrevés To’s son
    iguales, todos hablan enreda’o Con los ojos
    achina’o…

    Aguanta el pichón, guarda la trompeta
    Tranquiliza la bragueta
    Que esa si que tiene teta
    A lo Catherine Zeta, con estilito
    Aunque un poco seca
    Nadie la reta, ella es toda una meta ”

    Pues ¿qué no las personas no somos objetos, sino personas? ¿qué no los prejuicios y estereotipos raciales y de género minaban nuestra capacidad de construir relaciones de equidad?

    No pues…qué bonita “revolución” gooeeeiii

    • June 26 julio, 2013 en 9:47 #

      Nadie está justificando las letras machistas o racistas ni de Calle 13 ni de nadie. Pero me pregunto si grupos como la Bersuit Vergarabat, por poner un ejemplo, despiertan tanta animadversión por sus letras. No creo que se trate de proponerse no cantar ni bailar nada que promueva estereotipos y prejuicios, porque entonces nos quedaríamos sin opciones. Creo que se puede tener una actitud crítica, rescatar canciones que no incurran en esos estereotipos, pero también darnos el permiso de pasarlo bien, de abstraernos e incluso reírnos de estas canciones de vez en cuando.

      • Jorge Miguel 19 agosto, 2013 en 2:51 #

        La verdad no conozco del grupo que mencionas, pero ps a mí me molesta mucho que vengan personas a decirme que tengo que hablar de cierta manera para tener un lenguaje genéricamente correcto, que hay que decir “nosotros y nosotras” gente que escribe “nosotrxs” o “nosotres” (yo la verdad nunca he tenido la sangre fría para mancillar mi idioma de manera tan atroz), que todos somos unos machistas horribles menos ellos, y nos hacen el feo y nos discriminan y desdeñan; pero eso sí, en la fiesta ponen canciones de Calle13, y hasta las cantan; digo osea, deja tú que su retórica sea…osea la línea esa de “te vo’a poner a orinar juguito de flan de queso” se define sola ¿no?, osea, lo que quiero decir es que a mí y a otros nos dicen que somos unos basuras y demás, pero ps Calle13 y sus machismos hasta los disfrutan. Dicen querer que el status quo cambie, que están hartos, que ya basta, pero promueven que se quede así; y lo que me asusta es que son las mismas personas que se autodefinen feministas, se llenan la boca diciendo que están en contra de todas las formas de discriminación, que la cosificación de las mujeres blablablá…y lo más horrible: muchas de esas personas son las que hacen academia del género y demás. He crecido renunciando al racismo, al clasismo, y al sexismo, luchando contra la cultura neocolonial, contra la tele, y hasta contra nosotros mismos; para mí no es trivial.

        En cuanto a bailar moviendo las caderas y restregándose las pelvis, pues no puedo decir mucho, así bailamos con mis amigas en las fiestas y es como súper normal, aunque una me dijo hace poco que sí tiene un alguillo ahí de sensualidad…yo qué sé, sólo nos movemos con la musiquita

    • Nairo 1 agosto, 2013 en 14:24 #

      No dice las mujeres son inferiores
      No dice las mujeres solo cuentan para el sexo
      No dice las mujeres deben usar un Burka para ser respetadas
      No dice las mujeres son un objeto

      Se refieren simplemente a ella de una manera sexual o vulgar a por cierto a mi nunca me la ha parado un objeto me la para una persona que yo considere atractiva no veo cual es el problema de exponerlo en una canción sea de una manera vulgar o no.

      Lo del racismo es menos defendible pero creo que en este caso es mas bien una forma de humor. No expresa odio hacia una cultura sino que se burla desde una perspectiva occidental de los asiaticos al decir que hablan el español de forma enredada y que tienen los ojos achinados

  12. victor 25 julio, 2013 en 1:13 #

    solo me queda dejar este video http://www.youtube.com/watch?v=zX1DF1iqCew

  13. zay 25 julio, 2013 en 2:17 #

    muy buena reflexion y es cierto que el reggueton no es malo, ni creo que perrear lo sea, a mi lo que no me gusta del reggueton son muchas de las letras con contenido sexoso haciendo parecer objetos a las mujeres, el resto del reggueton me agrada bailarlo 😀

  14. Abismo 25 julio, 2013 en 7:49 #

    Me parece un artículo lúcido y valiente, desembarazado de apriorismos esencialistas. Buena parte de la izquierda le ha dado la espalda al inconsciente desde tiempos inmemoriales, ha asumido la autorrepresión propia de la moral católica como parte de su acervo. Desagraviar a quien se desprende de los prejuicios tradicionales a la hora de asumir formas que pueden evocar contenidos sexuales es un buen paso para recuperar nuestra autonomía moral, que es de lo que se trata, creo yo: adoptar códigos de conducta en libertad. Conste que no me gusta el reguetón como género musical y además soy completamente incapaz de bailar, concibo el infierno como una discoteca con calefacción. Pero me parece deseable que el mundo sea distinto, heterogéneo, libre, honesto con sus pulsiones, diferente, en definitiva, de aquella alternativa monolítica y vanguardista que pretendía imponer aquella vieja izquierda ortodoxa, apolillada y encantada de haberse conocido, que subordinaba toda alternativa a la vida tradicional al asalto al cielo. Las experiencias distópicas que a veces hemos construido desde algunas izquierdas nos deben hacer reflexionar sobre la necesidad de transformar desde otros presupuestos: desde un mundo donde quepan muchos mundos, donde caminemos preguntando y tratemos de habitar los inconscientes, no los imaginarios heredados. Muchas gracias por el artículo.

  15. Mines 25 julio, 2013 en 8:58 #

    Hola!

    He leído tu artículo con la predisposición de alguien que respeta mucho tu trabajo y aprende de ti constantemente. Sabía que probablemente me harías cambiar de opinión en relación a un tema que, en principio, me genera bastante rechazo.

    Es verdad que se transmite esa idea de feminista amargada, pero no sé, me parece mucho más empoderador y liberador ver a una mujer saltando al ritmo del rock más duro.
    ENtiendo que en Cuba este baile no tenga una connotación sexual, pero en Europa sí. Y mucho. Tal y como veo la cultura del reggaetón en mi entorno, las letras cosifican a la mujer en un alto porcentaje de casos, los chicos que la escuchan mantienen unas relaciones afectivas marcadas por la posesión y la imposición, y las chicas siguen teniendo un papel sumiso (aunque aparentemente se disfracen de malota de barrio). Ese es el reggaetón que yo conozco. Y no me gusta un pelo.

    Sí que me gusta escuchar y bailar a Calle 13, pero es que ellos son la excepción -al menos en el mainstream que nos llega a la mayoría-. Sus letras no me incomodan y me hacen moverme como una loca sin tener que fruncir el ceño ante ciertos versos.

    Y sí que coincido en que si bailamos y perdemos la compostura, seremos seres menos rígidos y más libres (se intenta, se intenta… :)) pero prefiero otros género musicales.

    Eso sí, tus viajes me han dado una envidia tremenda!! Enhorabuena por hacernos reflexionar, es una aproximación muy rompedora.

  16. Ramos 25 julio, 2013 en 11:13 #

    Interesante la reflexión pero…como dice alguno por ahí, el problema son las letras más comunes en el regetón. Calle 13 da gusto oírlo, cantarlo y bailarlo. La actitud de Calle 13 y sus letras con las correctas en un baile sexualizado. Peeeero Pitbull y toda esa fauna en el regatón, es que dan vómitos. Ese es el tema, actitud y letras.

  17. Carlos 25 julio, 2013 en 11:49 #

    Yo cuando escucho sólo ese ritmito ya me dan ganas de vomitar; yo no vengo de una cultura calmada y recatada, yo de joven fui punky y lo sigo siendo en buen parte. Eso tiene poco de recatado y la mujer juega un papel crucial en dicha cultura; pero el reggaeton…. porfavor me pongo malo solo de intentar interpretar de qué hablan. Antes háblame de muerte y destrucción que de cómo se la quieres meter a tu prima…

  18. KARLIXX 25 julio, 2013 en 14:53 #

    Ya era hora de que alguien escribiera un articulo sobre el tema!
    Totalmente de acuerdo!!

  19. Carol Truco 25 julio, 2013 en 15:50 #

    Ole, ole y ole! Que sí, que se puede ser todo, que no tiene sentido reivindicar los derechos de las mujeres imponiéndonos límites. Que la verdadera revolución es que cada una sea como quiera y haga lo que quiera.
    Que se puede ser madre y escribir porno, ya está bien. Me ha encantado :)

  20. Jorge Hdz 25 julio, 2013 en 20:11 #

    buenisima, como tu, la reflexion. Por supuesto que causa algo de escosor que una declarada feminista levante la voz en favor del reggeton, pero esa es la riqueza de tus palabras, que tienen una base en el sentimiento que provoca la musica sobre el cuerpo, claro, que seria de nosotros si nos esforzamos por limitar eso¿ reflexionando a cada paso si lo que hacemos levanta las cejas de los reservados, las sensaciones que el ritmo despierta son algo qe debe fluir, ahi radica una parte de nuestra libertad. en lo personal el reggeton no es un genero qe me agrade pero bien disfruto de escuchar y sentir la musica y entiendo lo adsurdo que resulta anteponer la moral ylos prejuicios al goze de algo tan basico como sentir el cuepo.

  21. Sahib 26 julio, 2013 en 0:55 #

    jjajjajaja en fin, cada cabeza es un mundo….

  22. Yofo 26 julio, 2013 en 2:45 #

    Dices que como dice calle 13 que la musica se te mete por el intestino, haciendo referencia a sexo anal, dicese sodomia.
    Dices que es machista no dejar a una mujer humillarse a si misma siendo la diversion y el entretenimiento de muchos hombres.
    Dices que gracias al regeton algun dia se intercambiaran los roles, cuando 10000 años de existencia humana conocida no a podido.
    Interesante tu punto de vista, sin embargo, el echo de que disfrutes frotarte el culo contra el pende de varios hombres en una discoteca o en “x” lugar te hace ser una mujer promiscua y eso es un echo no es por que yo sea machista ya yo te llame promiscua.
    Y una cosa lleva a la otra si tu eres una mujer promiscua, eres una guarra, asi como un hombre promiscuo se le llamaria mujeriego….La simplisidad de los objetivos.
    En lo personal yo aborresco ese tipo de musica y a TODOS los que la oyen, y pues tu punto de vista es algo que no habia oido yo, sin embargo no a cambiado en nada lo que pienso de la musica y las mujeres que disfrutan de esa musica…. Y repito decirme machista por señalarte que si violan tu espacio personal varias personas en una noche con solo ponerte un tipo de musica eres una zorra, puta, guarra, estupida, objeto sexual y que ni siquiera una prostitua es tan estupida ya que una prostituta cobra, pues… seria ridiculo.

    • lola 27 julio, 2013 en 18:10 #

      pues si somos todas unas promiscuas y unos promiscuos. O almenos lo intentamos, no te creas que es tan sencillo. Y también nos gusta disfrutar del sexo. Habrá a quien le guste refrotarse contra una picha y habrá a quien no. Depende. Para gustos colores y goces.
      Como bailamos y como follamos no es asunto de nadie, y pertañe a nadie el juzgarlo.

      Sucio o sucia, será alguien en un momento dado cuando se ha ensuciado. A la ducha y asusto arreglado. Te guste el sexo, te guste bailar sexualmente, te guste el reggaeton o el pasodoble no tienen nada que ver con tus niveles de higiene.

      Con lo de la sodomia, me has dejado muerta. A estas alturas aún con estas cosas? Disfrutar del sexo es conocerse cada vez más, expandir las prácticas no reducirlas!! Hay que probar y variar, y hacer cosas nuevas y por todos los lados, que dan mucho gustito!

      Imagino que no eres tú quien opina sino un código religioso que bien te has aprendido. Nadie puede decidir cuales son las prácticas sexuales correctas y cuales no. El sexo está para disfrutar, si te gusta lo haces sino pues no lo haces. No hay más norma posible. (todas las implicadas, se entiende)

      Disfruta de la vida, sueltate un poco y trata de revisar todas esas cargas morales que quizás no te ayuden a disfrutar y ser feliz. Como mínimo, déjanos la resto disfrutar tranquilas si tú no eres capaz.

      Por el resto de artículo, interesante lectura aunque me parece estar juntando peras con manzanas. Pero muy interesant de todos modos.

      Debo aclara una cosa. Quizás el problema de “tu feminismo” es que lo has llevado como una amargada. No generalices por favor. Tus errores no son los de todas, quizás de tu entorno o de tu contexto. Pero si las generalizaciones son normalmente absurdas, esta me parece hasta incluso una falta de respeto.
      Entiendo que no hay mala intención, sólo te estás desatanto de las cadenas que tu misma te habías puesto, quizás por la presión de tus “amigas feministas”.
      Son tus errores y no comunes a todas. Si algo tiene el feminismo es que se entienden los errores y los conflictos, nos liberamos de la amargura y de la culpa. Y quien no sepa hacerlo, pues tiene aún mucho trabajo por hacer.

      Y a todo esto, está claro que al que no le guste el reggaeton no tiene que preocuparse de nada, ni sentirse mas culpable. Que nos conocermos, y en cuanto le demos el “políticamente correcto” al reggaeton ya no se baila otra cosa.
      Lo mejor del artícuo, que te os estes pasando pipa, y que vayas pensando en cosas interesantes a golpe de cadera :)

      (sobre la foto. Me parece muy graciosa y muy feminista por cierto! porque no? Pero porque tienes el pompis tan abajo? estamos redefiniendo el reggaeton y tu con el culo medio metro debajo del pirulo??? A saco con todo mujer!!!!)
      animos y besos

  23. ale 26 julio, 2013 en 3:12 #

    el problema del mundo con el reguetón es que es pobre, es inculto, es maleducado… en esa misma medida es irreverente y rebelde, y en contra de ese mundo que nos niega como pobres y para “peor” mujeres…

    • Pau 23 abril, 2015 en 21:20 #

      Increíble el resentimiento social de tus palabras…. por ser pobre debo escuchar música de pobres… por ser mujer debo menear mi trasero como única arma para subsistir en el mundo… nooooo por ser pobre debes superarte cada día… por ser mujer debes entender que tienes la valía suficiente para ser respetada… he visto niñas de 11 años “perriando” para encajar en un grupo siendo manoseadas, hacen videos en los colegios bailando en posiciones horribles, son abusadas, violadas y sexualizadas todos los días… y en los videos de reguetton se ven un montón de hombres existosos en unos autos hermosos con chicas bailando semidesnudas… cual es el mensaje??? Y cuando le preguntas a un hombre con quién te casas seguro te dice con una mujer de su casa que estudie que se respete a si misma que no se considere un objeto sexual… y qué pasa con las mujeres semidesnudas son golpeadas, mal tratas, utilizadas… etc etc… A LAS PERSONAS LES GUSTAN LAS PERSONAS QUE SE QUIEREN A SI MISMAS… En general personas sin machismo ni feminismo… PORQUE PIENSAS QUE MOSTRAR TU CUERPO EN POSICIONES ERÓTICAS TE HACE LIBRE O FEMINISTA O PODEROSA??????? El feminismo es algo que vive en tí… las mujeres no somos sexualoides no lo somos y no porque seamos machistas sino por naturaleza… somos delicadas fisiológicamente… y comparto lo que alguien dijo arriba si te hace libre mostrarte perriando y provocando a los hombres al menos cobra y no tengas hijos para que no les incomode su sexual madre….

  24. Soyla 26 julio, 2013 en 3:29 #

    Visión europea, compañera. La respeto, pero no la comparto y de verdad que el tema geográfico y cultural influye mucho. Tengo toda mi vida viviendo en América Latina y en un barrio popular caraqueño, por cierto, donde el regguetón está a la orden del día desde que despiertas hasta que te acuestas. En realidad, me das exactamente la visión turística. En mi barrio hay carajitos y carajitas que no han aprendido a leer ni escribir pero sí saben perrear. Por cierto, ni soy damita, ni recatadita, ni hablo suavecito y sé decir malas palabras, pero no defiendo ni me gusta el regguetón y tampoco lo necesito para establecer contacto físico. De paso y con todo el respeto, pero me importa un bledo que digan que las feministas somos malcogidas. Siga usted perreando, entonces, que por estos lares caribeños intentaremos otras maneras de pensarnos otro mundo.

    PD Por cierto, no discuto el ritmo (el mismo siempre que pega el vecino desde las 7 de la mañana hasta las 11 de la noche)pero las letras… eso es “mucho con demasiado”, como dicen en mi barrio.

    • June 26 julio, 2013 en 9:51 #

      Pues claro que es una visión europea, y claro que entiendo que para una mujer de Caracas puede resultar ridícula. Ya lo decía en mi post. Esta es mi realidad. En mi realidad, la represión sexual y la desconexión con el cuerpo es un problema. También me parece un problema un estilo de militancia feminista demasiado rígido y serio, que a menudo no se da permiso para reír, gozar, relajarse. Que en Venezuela la agenda sea otra, pues claro. Yo en mi blog hablo de mi realidad, y encantada de que me acerquéis a otras realidades.

      Ahora, lo que me ha molestado de tu comentario es ese tono de superioridad, de que mientras que aquí perreamos como turistas, ustedes harán las cosas de otra manera. Tanto aquí, como allá y en todos los lugares, las feministas estamos luchando por transformar realidades e imaginarios de mil maneras. Que hoy hable de la posibilidad de que una feminista europea se permita pasarlo bien con el reguetón no implica una propuesta feminista frívola. Es sólo una posibilidad de las miles que ponemos en práctica a diario para ser feministas más felices, libres y, por tanto, combativas.

  25. Ramos 26 julio, 2013 en 8:33 #

    He estado dándole la vuelta al artículo éste durante varios días y al final me he concentrado en una parte secundaria que no es el tema principal del escrito. Soy canario, como todos los de por aquí tenemos mucha relación con Cuba, Venezuela y en general el Caribe, tenemos este calor, estas playas que invitan al despelote, el Carnaval de siempre, etc. bla, bla, bla. Pero en mi caso aparte de conocer Cuba, también conozco, y aún mejor, Euskalherría donde tengo tropecientos amigos y amigas y que visito casi todos los años. Y siempre me ha dejado estupefacto esa especie de complejo sexual, casi envidia, que parecen tener por ahí arriba con respecto a Canarias y otros lugares de de calor sureño similares. Y yo me pregunto: ¿complejo a cuenta de qué? Cuando oigo a los amigos euskaldunes lamentarse: “Ah, esas mujeres canarias tan guapas, tan dulces, tan atrevidas, etc. etc. quién las tuviera por aquí y etc” . Y a las amigas vascas decir lo propio: “Ah, esos hombres canarios, tan atentos, tan simpáticos, tan lindos, quién los tuviera por aquí y no estos sosos que tenemos en casa…”. Pues yo les respondo: “Ya, ya, eso es solo la fachada en la mayor parte de los casos. Debajo hay un machismo soterrado y un deseo controlador y esclavizador del otro, de su vida, de su intimidad, de sus pensamientos incluso, que no vean. Están ustedes muy equivocados/as y deberían valorar más lo que tienen.” Porque a mi me encantan las mujeres de Euskalherria, qué quieren que les diga, y creo que sería un error que intentaran “perfeccionarse” (¿?) latinizándose o caribeándose. Lo expongo con un ejemplo diáfano: He visto con detalle los vídeos y fotos que ha colgado June Fernández…tanto los de calle 13 (que me gusta su música y, sobre todo, su actitud combativa) como los dos grupos cubanos…Me he fijado mucho en el movimiento de las muchachas, sean negras, mulatas, trigueñas, etc. y….¿saben qué les digo?. Que lo único que realmente me pone y me resulta totalmente atractivo es la sonrisa de la autora en casa de Kevin….!!Eso sí que es erotismo y lo demás es cuento!!

    • June 26 julio, 2013 en 9:53 #

      En mi caso no es un complejo. Me da absolutamente igual si la gente me percibe o no como sexy. Estoy hablando de cómo vivimos la relación con nuestro cuerpo y con nuestra sexualidad.

      Y el problema con los vídeos es que eligen a menudo a bailarinas-modelos flacas, con mucha pose, y que cualquier cubana de la calle tiene más arte y sabrosura.

      • Ramos 26 julio, 2013 en 18:07 #

        Bai, June, bai. Ya me dí cuenta en Cuba desde Santiago a Pinar del Río que cualquier chiquilla o chiquillo de la calle se mueve en el baile mejor que la mejor comparsa carnavalera de Tenerife o Gran Canaria, y que cualquier grupo musical improvisado de la Habana con un par de latas y palos como percusión y unos pitos, ridiculizan a nuestras mejores orquestas de fiestas veraniegas de las islas. Vale que no hay que reprimir nuestros instintos primarios que nos llevan al disfrute personal corporal sin hacer daño a nadie, y el baile es una magnífica vía. Pero tampoco hay que ir hacia la búsqueda en otras culturas del perfeccionamiento de la tuya rozando el esnobismo del explorador europeo. Lo explico con otro ejemplo: ¿Acaso no pueden unas neskas de, digamos Donosti, enfundadas en unas mallas de escalada y trepando la cara norte del Anboto con su cuadrilla de amig@s, relacionarse con su cuerpo y su sexualidad de forma mejor, que con la minifalda subida hasta la espalda y moviendo el trasero ante un tío con pinta de chulo de gimnasio que las mira con una pose como dando a entender que las considera sus perritas falderas?
        P.D. Llevo toda mi vida trabajando con adolescentes, y tengo claro que la actitud, las letras y el ambiente que se mueve en torno al reguetón está teniendo unos efectos demoledores en la formación mental de las chicas….Posiblemente si hubiera vivido en la época de mi fallecido padre, diría los mismo de las rancheras mejicanas. Han sido distintas plagas musicales machistas de distintas épocas.

  26. Miguel Ángel Vargas 26 julio, 2013 en 11:40 #

    Me ha encantao el artículo. Rompiendo moldes.

    Me ha recordado mucho a un recomendable estudio de José Luís Navarro “Semillas de ébano. El elemento africano en el baile flamenco”. Un viaje apasionante por las danzas de los esclavos negros africanos que subyacen bajo muchas de las formas flamencas del baile y, por la parte que me toca, de las formas gitanas del baile. Es de reseñar la manía condenatoria de estos bailes desde antiguo, desde el primer baile, la zarabanda, hasta el regueton. Puedo uno encontrar la misma actitud en la comdenacion

    Un saludo

  27. Jon 26 julio, 2013 en 12:14 #

    A mi personalmente no me gusta. Para gustos los colores. Bailar no me llama. Prefiero otras cosas.

    Me ha parecido muy interesante, sincero y atrevido el articulo pero en dos cosas no estamos de acuerdo (creo) con cosas que se comentan por aqui.

    Si veo a mi novia frotandose el culo, subiendose la falda para quitarse el sudor de no se donde porque a ella le da gustillo, a casa no vuelve. Asi que prefiero que baile cualquiera de los otros estilos en los que no se tenga que fundir con desconocidos. Si es una chica soltera genial. Sinceramente, es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo y si lo veo no pienso que es mala persona o algo asi. Suelta si, pero no es malo.

    Y en cuanto a lo de las letras, no os vendais. Si un grupo habla de viva españa, o mata a tu projimo, o putos negros, pero os gusta el ritmo, que les den por culo joder. Un poco de personalidad. Si todo no se puede tener que se le va a hacer, habra que conformarse con la musica que hacen la gente que esta bien de la cabeza. Asi vamos que queremos todo y el mundo se va a tomar por culo.

    • Nairo 1 agosto, 2013 en 14:49 #

      Bueno la diferencia es que el reggaeton es un genero y no un grupo y aunque haya grupos de reggaeton que vehiculan estereotipos que pueden ser considerados machistas no vehiculan odio racismo o xenofobia que es el ejemplo que tu estas dando. Y que esta hasta penado por la ley.

  28. xei 26 julio, 2013 en 13:44 #

    a mi siempre me ha sido imposible tratar de que la gente en espña entienda, que bailar pegado (cualquier cosa no solo regueton, por ejemplo en santiago de cuba se baila mucho un baile de origenes africanos, kizomba y zouk) NO quiere decir que tengas intenciones sexuales con tu pareja de baile ni se andan calentando por eso, es solo una forma expresarse, cuantas veces no he bailado yo con mi hermano :-o, es solo el placer de bailar al ritmo de la musica. Y aqui con esa mentalidad que algunas veces me parece de gente frustrada, (porque si estas pensando tanto en eso como una obsecion, es porque no estas satisfecho o satisfecha) no les entra en la cabecita, dicen “si si anda que no te calientas con esos bailes”…… :-/

  29. Niovis 26 julio, 2013 en 19:46 #

    Muy bueno articulo.
    En esos paises de America Latina se vive sin ese MORBO a la hora de bailar tan cerquita señores. Es solo por estas zonas donde la represion sexual y tabues estan al orden del dia y son palpables donde se cree que alli andamos las 24 horas (porque en Cuba hay siempre un pretexto para inventarse una fiesta disfrutando de quien te rodea y por supuesto, bailar) de “CALENTONES”, cuando eso no es asi. Uffff!
    Noto que hay hasta quien habla de machismo en las letras de las canciones (esas letras de Calle 13, por ejemplo) y para vuestra informacion esas letras llevan el mismo peso del baile para nosotros(un ritual, a sí mismo), que nuestras mujeres alli no viven como falta de respeto en lo absoluto o cosas asi. Por el contrario. Es una complicidad con respeto. Psicologicamente lo explicito en el lenguaje o en el tacto, hace milagros. “Atrevete te te” y veras!!!
    Lo que puede resultar una falta de respeto o machismo para los nacidos en este continente, nosotros alli lo absorvemos en manera muchisimo mas ligera: por experiencia propia os aseguro que a mi me resulta menos asqueroso todo eso, que la mirada MORBOSA de alguien que por algun motivo cultural no disfruta a plenitud y tiene que reprimir su naturaleza. Eso si es desestabilizador.

  30. Elisabeth 27 julio, 2013 en 10:02 #

    Grande, me encanta. Desinhibición, ese es el ingrediente mágico para ser libres: cuerpo, alma y mente unidos, sentidos y vividos.

    Gracias por esta reflexión, encendió las mías.

    Desde hoy me declaro fan del perreo.

  31. dtc 27 julio, 2013 en 11:34 #

    hola, yo soy cubana y aunque a veces estoy hasta el ultimo pelo del reggeton, estoy de acuerdo contigo. es maravilloso estar en una fiesta y bailar lo que quieras y con quien quieras y siempre para tu propio placer (que reconozcamoslo, tambien tenemos derecho al placer)sin que se hagan lecturas equivocadas, es una forma de libertad muy bonita. yo vivo en francia, y hace poco en mi trabajo me invitaron a hacer una demostracion de salsa por el dia de la musica, yo tenia deseos de hacerlo pero dije que no, por la simple razon de que la lectura francesa de la salsa esta ligada al sexo y los movimientos que para nosotros son “divertidos” para ellos son “sensuales”.

  32. Joel 27 julio, 2013 en 15:03 #

    Perdona, pero Calle 13 no es regeton… Calle 13 es un dúo puertorriqueño de género urbano y alternativo (hip hop si quieres). Ganadores de 5 premios Grammy latino, 2 son a la mejor canción urbana, 2 al mejor álbum de música urbana y a1 mejor video clip versión corta, además ha ganado el Grammy estadounidense al mejor álbum de música urbana y un MTV Music Award al artista promesa, también participó en la edición de Viña del Mar 2008 en donde el dúo se llevó los galardones máximos, todo estos premios lo convierten en uno de los dúos más populares de música urbana.

  33. Diego ( Jamy ) 27 julio, 2013 en 15:58 #

    UN articulo interesante, aunque este en desacuerdo en algunos temas. El regueton no deja de ser la parte mas cercana del hip hop dentro de la musica latina. Si conoces algo de hip hop, sabras que para ser alguien en ese mundillo tienes que ser malo, haber estado en la carcel y decir muchas palabrotas, ademas de ir sobrado de pasta de de tias. Evidentemente, al tener ese vinculo, el regueton sigue la misma dinamica, por lo que siguen siendo letras machistas y por decirlo de alguna forma, gente que va sobrada. Si que es cierto que ultimamente salen reinas en el hip hop, pero sus letras siguen siendo del mismo estilo, aunque cambiando el sexo. Por otro lado , no imagino un baile con este tipo de mensaje sexual con una letra romantica.
    Tema aparte, en mi opinion el baile siempre ha sido un medio para un objetivo sexual. Puede ser mas o menos explicito, pero al final el objetivo es el mismo. Antes podria no estar bien visto que un hombre y una mujer se abrazaran o acariciaran en publico, y era gracias al baile, que todo eso era posible.
    Para acabar, decirte que en todos los bailes que no sean de salon, en los cuales el hombre es el que dirige, la mujer es la que manda. Ella decide y mueve al hombre por toda la pista a su antojo, ya sea musica negra, latina pop rock, la mujer, como en la mayoria de cosas, es la que tiene la batuta 😉
    FElicidades por el articulo y a perrear :) ( te sugiero que pruebes tambien a bailar musica negra tipo beyonce, con esos bailes sexies )
    Saludos

  34. Jorge F. 27 julio, 2013 en 19:02 #

    Soy un señor barbudo y enfurruñado que acostumbro a vestir de colores grisáceos y tristones, detesto la maldita posmodernidad y presumo de militante comprometido. Su comentario reguetonero, que rezuma tópicos antiprogresistas, menosprecia la aportación de los izquierdistas de los setenta y me ha herido profundamente. Exijo una rectificación y una mayor vigilancia para que no caiga usted en posiciones propias de compañeros de viaje de las fuerzas contrarrevolucionarias y socialtraidoras. En caso contrario, quizá le denuncie ante un tribunal popular de gafapastudos. Luego no diga que no le he avisado.

  35. Gina 27 julio, 2013 en 19:28 #

    Yo soy cubana, y lo que les pasa a todos ustedes es que la mirada cultural que lanzan sobre el reguetón está totalmente descontextualizada. Nosotros sabemos perfectamente que es música de y para marginales, es parte de un largo proceso de marginalización de la sociedad cubana, una involución sociológica que ya somos impotentes para parar. La clase social, o estrato, o como se prefiera llamarle, que produce y consume reguetón en Cuba es portadora de valores tribales, primitivos y que tienen muy poco que ver con Occidente. Lo mismo pudiera decirse de casi toda la música cubana, que tiene enorme influencia africana, pero el fenómeno del reguetón ni siquiera es caribeño, es carcelario, hamponesco. Es un modo de vida, una actitud existencial que no quiere sabernada con la civilización, sino que llama a la bestialidad. Nosotros lo sabemos. Bailen cuanto quieran y sinecesitan despertar una sexualidad reprimida poetizando sobre loque cnocen mal y bailando, yono tengonada en contra, pero me molesta mucho escucharlos defender algo con lo que estoy segura que ustedes no querrían convivir. Vengan a vivir a mi barrio, pero no de vacaciones, vengan y quédense parasiempre en mi casa, y ya verán cómo les cambia la mente. De lejos es muy pintoresco, muy sexy, no digo yo.

    • Maite 1 agosto, 2013 en 13:18 #

      Soy cubana, vivo en Cuba. Aunque no estoy de acuerdo con algunas cosas que dices sobre el reguetón, me he muerto de risa con tu invitación a que los de allende a los mares vengan a convivir con toneladas de ese ritmo que sale de muchas ventanas de las casas a niveles insoportables para nuestros oídos. Y no mencionaste los “boteros” (especie de taxi colectivo que casi siempre ruedan en autos antiguos que ya llegan a caracterizar a La Habana). Ahí sí es reguetón en todas sus formas y las bocinas se revientan a la par de nuestros oídos. Pero creo que no le podemos echar la culpa de eso al reguetón, la cosa es más compleja.
      Saludos

    • Nairo 1 agosto, 2013 en 15:17 #

      No puedo estar mas en desacuerdo contigo. Simplemente grotesco como comentario sutilmente racista esconde un rechazo a tu propia cultura.
      Cito textualmente
      “La clase social, o estrato, o como se prefiera llamarle, que produce y consume reguetón en Cuba es portadora de valores tribales, primitivos y que tienen muy poco que ver con Occidente. Lo mismo pudiera decirse de casi toda la música cubana, que tiene enorme influencia africana”

      Valores tribales? No hay una musica mas internacional y yo he estado en 4 continentes que la musica cubana Francia Alemania China Japon todos escuchan musica cubana la musica Cubana es talvez una de las musicas populares mas “internacionalizables”. Justamente por que trasmiten valores universales que es el ritmo y la alegria. El Son cubano que nació entre la mezcla del campesino de origen español pobre y el negro pobre era tambien una musica marginal y las letras cito textualmente: “Yo he vivido para ti Nengon… Dame un besito con lengua para yo soltar los tajes” pleno siglo 19 te imaginas como le sentaba eso de mal a la clase pudiente y católica que escuchabas tales palabras en la boca de los pobres como a ti el reggaeton. La marginalidad del reggaeton no creo que dependa del reggaeton mismo sino de aquellos que lo hacen, de su nivel cultural es esto lo que ha cambiado en Cuba pero ese es otro tema.

      Por favor instrúyase!!
      Aqui le dejo un extracto de un articulo de 1798 :

      “Otras de las diversiones favoritas de los habaneros es el baile, pues casi toca en locura. Habrá diariamente en la ciudad más de 50 de esas concurrencias… los bailes de la gente principal se componen de buenos músicos y se danza en ellos la escuela francesa; los demás se ejecutan con una o dos guitarras o tiples, y un calabazo hueco, con unas hendiduras. Cantan y bailan unas tonadas alegres y bulliciosas, inventadas por ellos mismos, con una ligereza y gracia increíble. La clase de las mulatas es la que más se distingue en estas danzas…las negras que cantan en nuestros templos entre nubes de incienso, se acompañaban por instrumental desproporcionado e incoherente, en el cual figuran el gracioso tiple y el seco y ríspido calabazo o güiro”.

  36. daniela 27 julio, 2013 en 20:53 #

    hola !
    soy colombiana considero que el ritmo pegajoso e incitante de los bailes latinos es innegable y concuerdo en que se me mete por debajo de la falda como un submarino. pero aun así el regueton a lo largo de américa latina toma visos diferentes (a juzgar por los comentarios)en Colombia el regueton no va mas allá de la clase social o de un proceso revolucionario de las clases “marginadas”, este ritmo a diferencia de cuba donde es tradición en Colombia, es simplemente un ritmo de moda preferente por una u otra parte de la población que al final sin importar el genero musical estigmatiza, margina y denigra a la mujer. la realidad colombiana es machista y debido a la gran variedad de climas y de regiones la perspectiva, la motivación, el aprendizaje y la practica de los géneros varia.

  37. Alejandro 28 julio, 2013 en 5:21 #

    Lo que a mi me queda claro es que tu crees que las personas que escuchan y adoran el regeaton tienen màs de dos neuronas como a todas luces tu si las tienes, el regeaton para ti es tema de anàlisis y de autofirmaciòn y crecimiento personal pero para el 99.99% de la gente (hombres y mujeres) no es màs que un burdo, vulgar,rupestre,y aberrante pretexto para destrozar las culturas donde se posa,estoy seguro que a los dos parrafos de tu escrito cualquier regeatonero dejò de leer y se fuè a ver “ràpido y furioso” parte 6….. a mi me parece aburrido y un insulto a la inteligencia de cualquiera que tenga cierto nivel de apreciaciòn musical.

    Un acorde menos y vamos a terminar haciendo mùsica otra vez con palos y piedras…

  38. Marco Galimas 28 julio, 2013 en 7:45 #

    En la época histórica en la que el macho era macho y representación del cielo así como la hembra era hembra y representación de la tierra (en Grecia o Roma por ejemplo) el reggaeton no hubiera existido, no porque habría sido muy ‘subidito de tono’ sino por todo lo contrario: Habría sido considerado un rito cristiano, antipagano por excelencia; cualquier locura de esclavos invocando a la nada o lo mismo, a un dios ‘abstracto’ al que no se le puede ofrecer un sacrificio sangriento o una orgía. Pero el reggaeton existe hoy porque precisamente ha dejado de existir el macho como representación del cielo y la hembra como representación de la tierra. El individuo existe por este vaciamiento de arquetipos míticos del cuerpo y el feminismo, como todos los ismos sexuales son conquistas del individuo desde el siglo 19. Como resultado el individuo hoy puede escoger SU sexualidad, algo impensable en los tiempos que puse como ejemplo, regidos estos por la naturaleza circular y no la idea de progreso lineal. Existía la homosexualidad sí pero era como fumarse un porro hoy día: algo que no tenía cabida en las decisiones políticas y económicas del mundo. La sexualidad hoy es una responsabilidad que le compete solo al individuo particular, ontológicamente ya separado de su comunidad, antepasados, dioses, sentido cósmico, etc ahora puede ‘emprender’. El cristianismo (entendido como ser-en-el-mundo no como ir a misa) ha espiritualizado el ‘cuerpo’ en este proceso histórico del que somos parte, reduciéndolo a un mecanismo medible y controlable, materia de ajuste para la ginecología cuando en otra época era movido por plagas, espíritus y misterios terribles. El reggaeton es un insignificante recordatorio de esta transición ontológica a lo que en un marco general se puede llamar sin ninguna connotación negativa; nihilismo. Cuando he bailado reggaeton me he sentido muy tontín y monaguillo pero sin duda hay para todos los gustos. Me ha entretenido leerte, pasaré más a menudo.

  39. aaaaa 28 julio, 2013 en 16:03 #

    http://www.youtube.com/watch?v=-1yN9OCqH58

  40. Ana 28 julio, 2013 en 16:39 #

    Muy de acuerdo, es reconfortante leer a otra gente que piensa lo mismo sobre este tema al que le llevo dando vueltas desde hace un tiempo. En mi caso fue un comentario en defensa del Dancehall, en respuesta a las reacciones de sorpresa y descalificaciones hacia ese tipo de baile cuando dije que daba clases de esa disciplina y que considero que posee una energía mucho más feminista que otros tipos de bailes con carga erótica que están “bien vistos” y “de moda”. Copio y pego:

    <>

  41. Ana 28 julio, 2013 en 16:40 #

    Muy de acuerdo, es reconfortante leer a otra gente que piensa lo mismo sobre este tema al que le llevo dando vueltas desde hace un tiempo. En mi caso fue un comentario en defensa del Dancehall, en respuesta a las reacciones de sorpresa y descalificaciones hacia ese tipo de baile cuando dije que daba clases de esa disciplina y que considero que posee una energía mucho más feminista que otros tipos de bailes con carga erótica que están “bien vistos” y “de moda”. Copio y pego:

    “Si, si, que no se diga luego que no soy chabacana!! Es que estoy cansada de esa hipocresía de discriminar algunos grupos sociales por machistas y luego nosotros rendir culto a la “erótica bien vista”: pin-ups en paños menores, bondage retro, burlesque, danza del vientre, etc. Osea, ESA erótica: bien / la erótica de los negros: no bien. Doble moral, señores.
    Y vamos, las muñequitas pin-up atadas no objetualizan para nada a la mujer, no.
    La danza del vientre (y yo misma he hecho alguna clase en mi etapa más fascinada con oriente medio, no es que critique hacia afuera) es igual de sexual que el dancehall. Pero en el bellydance la mujer es un objeto que se ofrece en bandeja al hombre que mira, la mujer del dancehall es agresiva, basta, sexual y activa, los hombres bailan con ellas y a veces con unos gestos casi infantiles al lado de esas bestias que son las reinas locas de la sala de baile.
    No estoy poniendo jerarquías ahora tampoco, cada uno debe ser libre, tanto hombre como mujer de explorar las actitudes (sean en el sexo o en la vida cotidiana) que más le plazcan (vestir como una bóller sin serlo, tener pluma siendo hetero, y todo lo contrario, ser ultrafemenina coqueta o el más machote del barrio, si te place). Pero me cabrea el consenso social de ver machista un tipo de erotismo en el que la mujer tiene un papel más activo que en el erotismo que nosotros damos por socialmente aceptado. Simplemente, me parece hipócrita, sobretodo cuando hay cuestión de xenofobia o racismo asociada. Y la hay, porque lo machista del reggaeton es uno de los argumentos para meterse con “los sudacas/panchitos”, que sí puede que sea machista, pero cuidadín que puede ser que el porno o las revistas de moda que tú consumes lo sean incluso más. “

    • Diego ( Jamy ) 28 julio, 2013 en 19:48 #

      Muy bueno el dancehall. Una rama mas de la musica y baile negro, que por su naturaleza es evidente que su contenido es sexual :) . De todas formas yo no le buscaria el lado machista o todo lo contrario en un baile de este tipo. Precisamente lo que hacen estos bailes es darte una libertad de movimiento en el que puedes ser quien dirige o el dirigido. Amo cualquier rama de baile del movimiento hip hop :)

  42. constanza 28 julio, 2013 en 16:44 #

    wahjhjahja tu articulo es bueniiisimo ¡¡¡¡¡¡ y comparto tu opinión :) y bueno cuando te vengas por santiago de chile yo te saco a bailar feliz :) un beso guapa ¡¡¡

  43. mikel 28 julio, 2013 en 19:52 #

    jode. que bonita reflexión, me ha encantadooooo

    me he sentido reflejado, a mi me encanta bailar….con quien sea y como sea… pero muchas veces la peña no lo entiende, y en unas cuantas ocasiones me he sentido mal cuando la otra persona ha sentido que yo buscaba algo sexual, cuando SOLO BAILABA¡¡¡¡…..

    asi que a ver si se va normalizando, el biale, el roce, el atxutxon, el refroton, en definitiva como decias el contacto en el baile.

    mila esker

    mikel

  44. elena 28 julio, 2013 en 23:39 #

    amén, compañera. te saluda desde méxico otra feminista con corazón de reggaetón cubano. me siento menos sola en mi cruzada

  45. Rudolph 29 julio, 2013 en 11:42 #

    Vosotras teneis de Feminista lo que tiene ni polla de negro. Sois simples tontainas sin puta idea de nada.

  46. Álvaro 29 julio, 2013 en 18:16 #

    Mari: Busca la canción “Yo Quiero Bailar” de Ivy Queen, creo que musicaliza muy bien tu artículo. Saludos!

  47. Yusuf 30 julio, 2013 en 0:56 #

    Creo que esto no deja de ser un caso más de exo-filia, de poetización y romantización de lo exótico como contraposición a la cultura propia, y que lo siento, pero suele ser muy típico en las mujeres. Veo incluso comentarios haciendo defensa del Dancehall, música que se ha hecho famosa ya por promover la homofobia, la violencia y la denigración absoluta de la mujer – que por cierto el origen del reggaeton está bastante vinculado al Dancehall.
    El problema del reggaeton no es que sea una música liberadora, es que busca y representa todo lo contrario a la libertad: la idiotización y alienación progresiva de la sociedad. Ejerce el mismo papel que el hip hop a dia de hoy ejerce en EEUU , el flamenquito y el bakalao en España o el Manele en Rumania: son formas sobresimplificadas de música sin ninguna clase de contenido que acaban por gustar por un efecto de saturación y propagación masiva. Vienen a ser como el cuco: destruyen el resto de músicas ya que directamente las expulsan del espacio colectivo, al igual que el cuco expulsa los demás huevos del nido. Apoyar el reggaeton es apoyar la destrucción de la cultura y el avance hacia una sociedad esclavizada y tercermundista, así de claro.
    Hay multitud de músicas con contenido sexual muchísimo más elaboradas, creativas y sugestivas que el reggaeton, aparte de que el “perreo” no es la única clase de baile erótico que existe. En este sentido es una música completamente cuadriculada, solo incita a un estilo de baile, bastante zafio y nada sutil, que es el perreo. Otras músicas sin embargo, permiten una libertad total en la expresión espontanea del baile, promueven la expresión de la persona. Los ritmos africanos y orientales de los que se nutre la música cubana y afroamericana son muchísimo más ricos en todos los sentidos y empujan a vivir una libertad total. Y como muchos latinoamericanos (soy español, vasco de hecho) han comentado ya, el reggaeton es una plaga musical que está empujando al olvido muchos estilos y tradiciones musicales mucho más auténticos, libres y humanos. Este fenómeno, como he dicho antes, se da a nivel mundial y no hay mejor ejemplo que la degeneración cultural y sobre todo musical que se está viviendo a dia de hoy en España. Donde antes había y se escuchaba a grupos de la talla de Extremoduro, Platero, Triana, Nacha Pop, etc ahora están la Hungara, Pablo Alborán, Bisbal, Melendi, los Chichos y el cada vez más omnipresente “reggaeton”. Es impactante como la calidad musical durante el franquismo ( regimen al que soy totalmente contrario) y la transición superaban con creces a la morralla musical con la que nos torturan y nos subyugan poco a poco en la actualidad. Lo mismo ha pasado en Jamaica donde el Dancehall ha desbancado y marginado el reggae, uno de los estilos músicales más flipantes y humanos que existen y que en el pais en el que se originó prácticamente ya no se escucha. Del mismo modo en EEUU el hip hop se ha convertido en la mayor arma de destrucción cultural, donde lobotomiza a la mayor parte de la juventud y ha empujado al soul y la riquísima tradición musical negra al ámbito underground. Escuché una frase que se suele decir por allí que dice”Solo los blancos intelectuales escuchan música negra que los propios negros hace décadas dejaron de escuchar”. Ni que decir tiene que son géneros que al igual que el reggaeton, solo promueven el materialismo, el individualismo y la deshumanización de la sociedad.
    Y para terminar, solo decir que es un tópicazo eso de que los occidentales no tenemos gracia ni ritmo. Lo que tenemos es una tradición cultural con muy poca riqueza rítmica, cuyos ritmos por lo general son bastante rígidos y poca libertad en el baile, además de poco sensuales. El sentido del ritmo es independiente de razas, he conocido multitud de negros, latinoamericanos o africanos que no tenían ningun sentido del ritmo. Soy español y vasco, y aunque esto pudiera ser tildado de falta de humildad, te aseguro que tengo un sentido del ritmo que he visto en pocas personas. Soy un apasionado de la percusión y conozco a muchos europeos “blancos” con una creatividad rítmica que dejaría por los suelos a más de un latino o africano. Sobra decir que los africanos tienen un sentido del ritmo increible, pero es que muchos blancos también.. joder es que de verdad no puedo con los tópicos y los clichés de la exo-filia y la identificación de cualquier cosa de aquí como mala y de todo lo externo y lo exótico como bueno.
    Y todo esto lo digo como declarado admirador de la música africana, afroamericana, latina o asiática.
    Me encanta lo exótico, pero creo que deberíamos hacer un esfuerzo en indagar en las culturas de cada pais, que albergan verdaderas maravillas sonoras y no aceptar lo primero que los medios masivos nos meten a presión como si fuéramos ocas a las que alimentan a la fuerza. La destrucción de la música es un asunto tan serio y de tanta gravedad como la destrucción del patrimonio o de la capacidad crítica de la sociedad. Es destruir una parte de nosotros mismos y cagarse en el esfuerzo creativo de cientos de artistas-luchadores que dieron lo mejor de si mismos para permitirnos alcanzar “orgasmos espirituales” y “corridas de creatividad” con esa expresión tan pura del alma humana que es la música.

    • Nairo 1 agosto, 2013 en 15:29 #

      Demasiado largo su comentario compañero te pasaste, pero te digo solo una cosa a principios del siglo pasado se decía eso mismo del Jazz musica inculta que lobotomiza.

  48. pablo negrura 30 julio, 2013 en 23:17 #

    Entonces las puberes y adolescentes que perrean, potenciales feministas son? seria interesante una fiesta entre feministas y reguetoneras

  49. aspi 31 julio, 2013 en 13:08 #

    Tú eres la misma que escribe tonterias sobre micromachismos? Háztelo mirar ya.

  50. Jorge 1 agosto, 2013 en 2:40 #

    Sinceramente…Me parece fantástica tu opinión y que te sientas de esa manera. Pero yo al reggaetón no lo considero música…Coje CUALQUIER canción de reggaetón y veras que el ritmo se repite y se repite y se repite…Que tiene eso de música??? Una vez q has oído una canción de reggaetón, las has oído todas…Y ya no hablemos de las letras de dichas canciones…Me resulta casi imposible imaginar a una feminista hablando bien rel reggaetón, dejando de lado el ritmo o la música, tan solo sus letras, son ALTAMENTE ofensivas para las mujeres….

  51. Sergio Alejandro 1 agosto, 2013 en 15:40 #

    soy varón heterosexual, de Medellín – Colombia. Me gusta el reggaeton y tras leer tu artículo quería comentarte lo siguiente, en mi ciudad tenemos el reggaeton muy arraigado a nuestra cultura nocturna, es un baile predominante desde hace mas o menos diez años, lo he bailado con muchas mujeres, jamás he obligado a ninguna; pero la propaganda feminista tradicionalmente vende la idea de que el reggaeton denigra a la mujer porque “le restriega el culo” a un hombre y éste siente placer y supuestamente eso está muy mal, pero ignoran el detalle de que quizá esas mujeres que aceptan perrear e incluso sacan a perrear a hombres sentados también disfrutan el baile; de tal suerte que la mujer no debe complacer al hombre, pero yo en realidad no tengo ningún problema en complacer a las mujeres, no me cuesta ni me duele admitir que casi todo lo hago consciente o inconscientemente para agradar a las damas..
    Respecto a las letras del reggaeton creo que muy pocas canciones podrían considerarse machistas, lo que pasa es que ese género maneja un lenguaje vulgar y callejero que es difícil de digerir para aquellas personas que aman presumir de intelectuales. Así entonces una canción de reggaeton podría decir lo mismo que una balada pero con palabras ordinarias y entonces se entenderán ofensivas pero sin hacerse un esfuerzo previo por comprender el contexto de dichas letras, en el reggaeton llaman “gata” a la mujer y la reacción del feminismo es disparar apelativos sin comprender que “gata” en Puerto Rico es la forma como se le llama a las mujeres jóvenes, así como los hombres jóvenes también tienen un apelativo, en mi tierra a las personas jóvenes se les llama “sardinos o sardinas” también se usa la palabra “polla, o pollita” para referirse a una adolescente y esto no es ofensivo en nuestra cultura, por eso jamás me sentí agredido como hombre cuando una novia me recibió exclamando: “ahí llegó el pollo mio”

  52. Belén 1 agosto, 2013 en 23:14 #

    No es el baile ni el ritmo, es el contenido de las letras y lo que imponen.
    Es como la pornografia, excita, pero el contenido es explicitamente patriarcal.

  53. Anónimo 2 agosto, 2013 en 11:34 #

    Putas feministas xD

  54. vir 2 agosto, 2013 en 14:48 #

    aupa!
    he leido el articulo y creo, ke ha sido si, el reggeton el percusor de una revolucion en las iniviciones educacionales ke tenias y k dejaste en cuba, pero no creo para nada k el debate se haya de centrar en sobre si el regegeton es bueno o malo, es bueno todo lo k nos ayude romper esteriotipos nos ayude a comprendernos y superarnos como mujeres y feministas,kizas el problema aki resida en el estereotipo de feminista k tenemos,k nosotras mismas nos imponemos, no? si no no veo la necesidad de publicar un articulo en pro o en contra de bailar reggeton,veras,yo soy feminista, y me gusta ponerme tacones y hacerme las uñas, tambien me gusta dar codazos en las primeras filas de los conciertos de la polla records y repartir panfletos del grupo feminista. y no me siento en ningua de esas ocasiones ni mas ni menos feminista, no se si me explico?
    vamos, k si te gusta el reggeton bailalo!
    a mi me gustan las mini faldas y alguien dira,esa ropa objetualiza a la mujer y mas…pero mira creo simplemente k mientras seamos conscientes de nosotras mismas y nos hagamos respetar k mas da lo k bailemos? o lo k nos pongamos!?
    esta claro k todo tiene su medida, hay reggeton verdaderamente machista, pero tambien hay rock y heavy misogino y racista y homofogo, joder esto es como en todo, hay k saber elegir!!!!
    y una ultima cosa,en cualkier caso, tu culo es TU culo y lo restriegas contra o kon kien kieras, vamos faltaria mas!!!

  55. el_yoyo 2 agosto, 2013 en 16:04 #

    Soy cubano, nací y creci dentro de esa revolución…

    El post me parece simplista y ofensivo hacia los cubanos. Es como si yo dijera: Si no hay toros no es mi España. Ya me dirá con toda razón un español: ¡claro, si es que no es tu España, es la nuestra y si no te gusta la puerta está abierta, nadie te retiene!

    Este post me recuerda la cara de los españoles que viviendo en Berlin, tienen que oír a cada paso la simplificación monstruosa de España: FIESTA Y SIESTA. Claro, es que los alemanes son nazis… ¿Pero qué haces con nosotros en este post niña?

    Esa misma cara es la que se me ha quedado a mi al leer este bodrio que nos rebaja a los cubanos a… En fin, esa revolución es demasiado controvertida como para discutir de política.

    No tengo nada en contra de follar(te) o no. No tengo nada contra sí quieres perrear, rozar(me) cuando bailas (conmigo). Pero si es importante que des el mismo respeto a ese pueblo que te recibió como no te reciben en tu casa, te dio amor y risas y del que ahora despotricas. No es que sea sensible, lee la repercusión de tu post entre la comunidad cubana en la red. Las has cagao.

    cuba es más que perreo, reggaeton, playas, ritmo y buenos polvos. Si ese mismo chico que te advirtió que para cada cosa hay su momento, que se le para cuando se le tiene que parar, leyese este post (si la revolucion no condenase el acceso libre de los cubanos a internet), te dejaría al instante sola, en medio de la pista, sin nadie a quien restregarte si le sueltas tamaño disparate y falta de respeto.

    Porque Cuba niña mía, es más que regggaeton y revolución. Ya bastante jodidos estamos en la isla, para leer además estas cosas.

    La próxima vez que quieras perrear, rozar el culo para aceptarnos como “tuya” hazlo con el poste del alumbrado de la esquina. ¡lo hacen los perros y son más chiquitos!

    • June 2 agosto, 2013 en 16:18 #

      Siento haberte ofendido. No estaba generalizando sobre cómo son los cubanos. Estaba contando mi experiencia con el reguetón, que he bailado sobre todo con cubanos a los que les gusta el reguetón. No es que el post sea simplista, es que habla simplemente de eso. No habla de cómo es Cuba, de cómo son los cubanos o de cómo es la Revolución (por cierto, que el título no tiene nada que ver con la revolución cubana, sino que alude a la mítica frase de la feminista anarquista Emma Goldman, “si no puedo bailar, no es mi revolución”.

      He viajado a Cuba tres veces. Te puedo asegurar que bailar, ir a la playa y echar polvos es lo que menos he hecho. Lo que más, hablar con mucha gente. He entrevistado a activistas femininistas, antirracistas, LGTB, ecologistas y contra el VIH. He tratado de contar las realidades a las que me he acercado, desde un montón de miradas. También he tratado el tema de la sexualidad, de la mano de comunicadoras que han analizado mucho la cuestión. En fin, te dejo el enlace de todo lo que he escrito sobre Cuba para que tú valores. http://gentedigital.es/comunidad/june/category/cuba-2/

    • Negracubana 2 agosto, 2013 en 16:34 #

      A mi me encanta el articulo por el analisis atrevido que hace de la sociedad cubana. Es mas hace un acercamiento a la compleja realidad de Cuba donde todo el mundo se toquetea donde quiera, en la guagua, en las colas, pero un video es censurado porque habla de sexo. Recuerdo ahora el debate en torno a Cerro Cerrao, aquel espectacular tema del Inserructo, al cual le tuvieron que dar el premio Lucas porque el video era buenisimo, pues mucha gente decia que esa no era Cuba, depende desde donde se vea la Isla, desde que posicion de clase: Los de abajo sabemos que sucede en esos barrios porque en ellos vivimos. Gracias June y si perrea a tu antojo y buscate un buen tipo o una buena tipa pa que te acompañe! Y no te preocupes que las negras culonas con frutas en la cabeza que venden en el aeropuerto, esas si son discriminatorias y estigmatizantes, y ahi estan, todos y todas las vemos cuando entramos y salimos de Cuba.

    • Robert 17 septiembre, 2013 en 17:15 #

      Me parece muy interesante tu artículo y la forma como escribes, sin ataduras ni estereotipos. Te invito a que vengas a conocer a nuestra Isla Caribeña , República Dominicana, que está muy cerca de Cuba , a bailar Reggaetones pero sobre todo Merengue, que aquí bailamos de a mucho !!!!!!

  56. bigkahuna 2 agosto, 2013 en 19:33 #

    Me parece un artículo valiente. Y el debate generado estupendo! Cuando se escribe así siempre surge alguien a quien le molesta esto o aquello, pero yo agradezco a la gente que dice claro lo que vive.
    He bailado poco reguetón y no soy ningún experto en el tema, pero me parece genial que cada cual encuentre sus maneras para liberarse de todo lo postizo que le ata allí donde no desea estar.
    Otra persona quien sabe, quizá para vivir mas suelta le haga bien acercarse a otro tipo de cosas, cada cual según su vida y sus necesidades de crecimiento.

    Lo que sí me gustaría aportar és que empiezo a estar un poco cansado ya de las palabras “machismo” y “feminismo”. Sé que existen estas realidades, no soy tonto, pero a mi me gusta mas cambiar de paradigma y pensar más en “masculinidad” y “feminidad”, que son cosas diferentes. En lo primero unos menosprecian a otros y en lo segundo unos y otros son complementarios, con todos los instintos y tendencias sexuales incluidas.

    Creo que muchas cosas que atan a las personas, yo incluido, tienen que ver mas con rechazar o excluir que con mirar, aceptar e integrar..en cada momento lo que hay, Incluyendo a ti mismo, tus deseos e instintos,y tambien a la persona que tienes delante, perreando o haciendo lo que sea, y de ahí, ejercer tu libertad.
    besos

  57. Mirian 3 agosto, 2013 en 4:30 #

    En Brasil, el Funk es nuestro regaeton jeje. Y hay canciones que dicen: minha buceta é o poder. Pussy power o/

  58. Lámpara azul 3 agosto, 2013 en 4:38 #

    Me parece interesante tu artículo, pero definitivamente no comparto tu manera de ver el reggaetón, pues a mi me parece machista y vulgar. En sí la música no es vulgar, peri si lo es el baile, la manera de moverse y el que las mujeres froten su trasero contra la delantera de los hombres. Eso me parece indecente, venga de quien venga, sea una mujer de clase alta, media o baja, negra o blanca, del país que sea (de Europa, América o Asia), en fin… simplemente, ordinario. Y encima bailar de esa forma con cualquier pelado, como si mi cuerpo fue cualquier cosa como para frotárselo a cualquier individuo que no conozco y que es muy probable que sienta placer al sentir mi cuerpo e incluso aprovecharse de la situación para toquetearme más y más. Está genial liberarse, pero una cosa es la libertad y otra muy distinta es el libertinaje (muy relacionado con la vida disoluta). Por otro lado, el tema del machismo en las letras de las canciones del reggaetón, que se da en la mayoría de los grupos reggaetoneros y es repugnante como ponen a la mujer como objeto de deseo, representada de manera pasiva y los hombres como activos. También da asco los adjetivos que utilizan para referirse a ellas en sus canciones, tales como: gata, vampira, perra, etc. Y si bien es cierto, hay grupos y cantantes que dizque son “románticos” y no se expresan mal de la mujer, pero de igual forma añaden a la mujer lo malo, como las traidoras, las malas, las sangronas y demás. Pero eso si, en la mayoría de los videos (por no decir todos)de cantantes famosos y no tan famosos, solo ponen mujeres hermosísimas, con unos cuerpazos y en ropa diminuta, obviamente para que llamen más la atención, porque como todos sabemos “la carne vende”. Es decir, utilizan el mismo estilo que los comerciales de cerveza en donde ponen full mujeres semi-desnudas y uno o dos hombres que se deleitan con su harem de mujeres.

    Honestamente, no creo (ni lo haré jamás), que con el reggaetón se pueda iniciar un revolución, ni que sea feminista ni cero machista ni nada de eso. No critico a la gente que escucha y disfruta este tipo de música, porque a mi hermana también le encanta el reggaetón, pero de alli a decir o insinuar que el reggaetón es revolucionario y no machista, hay que estar ciegos, o mejor dicho SORDOS. O sea, esto es un chiste.

    Para terminar, si no me gusta el reggaetón no es por sus orígenes humildes o por lo ordinario de la música, de lo contrario tampoco me gustaría la música de mi pueblo, que es humilde también. Simplemente pienso que no es buena música por las razones ya expuestas y aparte porque es demasiado simplona, vacía, sin sentidos en la mayoría de sus canciones, mucho sexo en todas sus canciones (y no es que no me guste, pero hablar tanto de sexo ya cansa, como si fuese el único tema y no otros más o menos interesantes). Para mi no contribuye con el desarrollo de las personas, al menos no en un buen desarrollo (intelectual, social, moral, ético).

    P.D.: Soy feminista y no soy amargada (:

  59. Pablo 3 agosto, 2013 en 17:33 #

    Querida Mari,

    Primero que nada me encantó tu artículo. Yo soy mexicano y siempre he pensado que el baile en pareja es uno de los rituales más humanos y antiguos que nos conectan a un nivel diferente, y no veo por qué tenga que ser un asunto de feminismos o machismos. En tanto no existe el baile forzado, siempre es algo que se hace voluntariamente y en donde la idea es pasarlo bien y disfrutar la música y el cuerpo y una serie de convenciones, dependiendo el género de la música, para que sea posible el entendimiento de la pareja de baile.

    Me sorprende también mucho que saques el tema, por que en España tienen realmente un problema con este asunto.

    Yo viví cuatro años en España cuando estudiaba y al principio no entendía cómo era posible que en los bares y discos estuvieran por un lado círculos de mujeres solas y por otro círculos de hombres solos bailando (eso es algo casi único en el mundo).

    Las primeras veces entraba y decía, ¡perfecto!, ¡cuantas chicas solas para bailar!, y luego NINGUNA quería bailar conmigo, se quedaban siempre bailando en su círculo de amigas. Después que tuve amigas españolas me reía mucho con ellas de este tema una vez que lo entendían.

    Bailar es socializar, bailar es compartir un ritual, divertirse, mover el cuerpo y quitarse complejos, es algo público. ¡Follar es otro asunto!

    Perfectamente puedo bailar con mi mamá o mi hermana y no tiene ninguna carga sexual.

    Y volviendo a España, es casi un problema único de este país, ya que en Europa es muy diferente.
    Yo he bailado reguetón, merengue y salsa con chicas, que saben y que no saben bailar, que son la mayoría pero eso nunca las ha detenido, desde París a Moscú, pasando por Berlin, Londres, Amsterdam, Budapest y Kiev. Y siempre me he encontrado con una sonrisa y un gesto de agradecimiento por un momento de diversión y compenetración diferente al que están acostumbradas.

    Después del baile, con alguna hemos seguido con algo más, con la mayoría no. Pero pues tampoco era mi idea de un principio.

    Yo pienso: de estar aquí emborrachándome o pararme a bailar. ¡Prefiero bailar!

    Como bien dice Calle 13:

    Vamos a resucitar los muertos
    Los que nunca bailan que se quedan arrinconaos
    Sin levantarse con los huevos pegados al muslo bendito
    Los que huelen a meados de viejito

    saludo cariñoso!

    Pablo

  60. ricardo 3 agosto, 2013 en 17:49 #

    yo también hago clases de baile

  61. León Riente 3 agosto, 2013 en 22:12 #

    Una actitud bastante extraña e incoherente ofenderse tanto por los “micromachismos”:
    http://gentedigital.es/comunidad/june/2011/12/16/paranoicas/
    y, sin embargo, celebrar de esta manera el MACROMACHISMO brutal que representa el reguetón.

    ¿Un simple caso de endofobia + xenofilia quizás?

  62. cross 5 agosto, 2013 en 0:58 #

    Como muchos aqui creo que el problema no se centre en el reggaeton como musica en si, pero si en el contexto. soy musico y he visto como el reggaeton se ha puesto como la musica popular en este pais, la que se pone en todo lado y nunca para de sonar, algo que como musico me aterra como al gringo aborrece la marcacion del tempo tan metricamente en la electronica, a mi escuchar el mismo patron contratempado idiotiza un poco, y entristece sabiendo que llevamos un legado de cultura ritmica muy rico en mi pais que se esta perdindo por ese cezgue. y este es el punto que quiero tocar, en Colombia la mayoria del pueblo esta cezgado a solo lo que es reggaeton, no hay un mas alla en una fiesta ademas se esta musica no hay mas vida que la de nustros idolos regguetoneros que impulzan el hedonismo como estilo de vida, practicamente invitando al placer porque no existe nada mas que este, por que no hay nada mas quie hablar que de buzcar pareja para la noche y aqui es donde discrepo utilizar a calle 13 porque este grupo es un impulzador al cambio de la cultura insertasndose dentro del genero e invitando al publico a verlo diferente, calle13 “ataca el sistema desde adento”, marca la diferencia y lo admiro, tiene el sello latino y ademas no solo se queda con el y diversifica sus propuestas musicales.

    Lo que considero pertinente es que existen sus matices y el reggaeton se paso de la raya, su propuesta es la misma y nos limita a progresar culturalmente. odio que niños piensen que tienen que escuchar y baliar reggaeton para ser aceptados, por que no se les permite ser diferentes escuchar o pensar de forma diferente, prefieren ser del monton .

    por ultimo no apoyo ni el feminismo ni el machismo y estoy de acurdo que restregarse en los balies rompe las barreras, pero aqui entran de nuevo los matices: no me gustan que me toquen desconocidos y esto pues me ha hecho ver como un bicho raro en muchas situaciones especialmene al momento de bailar, asi que es casi imposible para mi entrar a una fiesta o en reuniones, lo cual creo injusto. hay personas diferentes y este contexto las aisla por su cezgue.

  63. Paula 5 agosto, 2013 en 8:12 #

    Te doy el premio al artículo estúpido del mes.
    Una vergüenza más para la palabra “feminismo”.
    Con estas mamonadas ¿quién nos va a tomar en serio? Telita, maja.
    Tú sigue moviendo el bullate y enseñando las bragas, corazón, que así es como se hace. PD: Ahora en serio, a ver si leemos un poquito de ciencia. Solo un poquito.

  64. rafa 6 agosto, 2013 en 17:25 #

    basura, mas que basura, un intento de poetizar y de intentar comparar el feminismo con el reggaeton… es como decir, que la foto de esta mujer ofreciendo el culo a ese tio es la imagen del feminismo intelectual… si pretendes dar una mirada intelectualizada de tu mundo y tu actitud frente al sexo no lo hagas alegando ke la liberación de la mujer pasa por tener una cultura donde lo principal sea el sexo y el machismo musical, como si el hecho de ke otras musicas sean machistas de pie a suavizar la aceptación de ke el reggaeton y el ofrecimiento de culos mientras sacas la lengua sea el último estadío al que aspirar para poder ser una mujer libre… no tiene sentido…

  65. Javiera 7 agosto, 2013 en 16:40 #

    Excelente reflexión !

  66. flor 7 agosto, 2013 en 17:26 #

    Me encanto !! muchas gracias
    que cierto son las estructuras ideologicas y moralistas, que nos limitan incluso para bailar reggeton,y en realidad es un ritmo muy pegajoso
    libertad sexual afectiva y de expresion es necesaria para tomar nuestro poder personal y de comunidad
    que viva el perreo!

  67. Natasha 7 agosto, 2013 en 20:12 #

    Mari, que bonita y honesta tu visión. Sobre todo porque eres de Euskadi, es decir, otra latitud y me gustó mucho leerte y poder sentir el lugar desde donde lo haces. Respetuosa de eso que estás viendo en el otrx y reconocerte ahí también. Estamos hermandxs todxs! y es hermoso ver y ser parte de gente que va sumando granitos para transformar y transformarnos. Gracias Hermana, desde Caracas Venezuela

  68. Rocío Quintana 7 agosto, 2013 en 21:22 #

    Me identifiqué con cada una de tus palabras. <3

  69. Freakbizarro 7 agosto, 2013 en 21:51 #

    Primer y ultimo artículo que leo en este blog.

  70. Dorotea 8 agosto, 2013 en 0:56 #

    Es un tema muy profundo, que también tiene que ver con nuestra forma de vivir el amor. En el patriarcado se encasillo a la mujer en dos roles super marcados “la virgen” y “la puta”, toda mujer sumisa, calladita, apretadita, moralita era buena “la virgen” y toda mujer desinhibida, loca, fiel a si misma era mala “la puta”. Lo que sucede ahora es que tenemos que cambiar la forma en que vemos a la mujer, esa ERA patrialcal ya es pasado, pues nosotras hemos activamente exigido y ganado nuestro derecho a no ser etiquetadas en una forma, y que todas las actividades las podemos hacer con la misma eficiencia que los hombres. Entonces me encantá tu forma de interpretar el reguetón pues tiene que ver con el desenfreno y la liberación femenina, será que hacen falta más mujeres empoderadas que hagan música activamente, exponiendo sus sentires y claramente, dejar de ver el amor como sufrimiento y dejar de hacer música llorona de “por qué me dejaste, ahora no soy nada”, mostremos nuestro desenfreno, nuestra locura, nuestra pasión, nuestra inteligencia, nuestro empoderamiento pues lo tenemos y somos nosotras las que estamos cambiando esta humanidad, sanando las heridas del patriarcado, dejando de sentirnos abusadas o reprimidas, poco a poco los hombres van a ir tomando conciencia de eso y lo estan haciendo, pero el cambio nace desde adentro, primero desde nosotras mismas. El machismo existe sólo si le damos el poder, todo cambia de acuerdo al prisma en que lo miramos.

  71. alejandro 9 agosto, 2013 en 4:25 #

    http://www.vice.com/es_mx/miscelanea-mexicana/combos-reguetoneros-full una mirada desde dentro del regueton en mexico. creo que es mas complejo el asunto que solo el perrear. buen perreo para todos

  72. Miguel 11 agosto, 2013 en 14:30 #

    Estoy con Rafa, el articulo es ridículo.. el Reageton es basura musical y trasmite machismo desde sus “letras” hasta su baile.. que conste que soy feminista pero es que el articulo no tiene ni pies ni cabeza.. y me parece perfecto que te guste el perreo.. conozco ecologistas que les gusta ir a los toros en sanfermines.. son incoherencias de la vida que hay que aceptar pero espero que no me venga ningún ecologista a decir que la tauromaquia casa con el ecologismo porque no.. es ridículo.

  73. Amelia 11 agosto, 2013 en 19:39 #

    Me deja sorpendida la virulencia de algunas críticas. A mí la reflexión de June me parece valiente, honesta y provocadora de pensamiento. Creo que es una aportación interesante en esta reflexión que no tienen fin en torno al feminismo en los diferentes terrenos de la vida. Y que podemos discutir de todo, pero hay que ver qué mala leche sale con este tema del reguetón.

    Y no es que yo no tenga mis enormes dudas con el reguetón. Un ejemplo: me gusta Calle trece y su Atrévete, pero no soporto el videoclip de la canción (http://www.youtube.com/watch?v=vXtJkDHEAAc), con todas las chicas vestidas y peinadas iguales, superestereotipadas. El videoclip es verdaderamente una pena y una ocasión perdida con una letra y una música tan guapas.

    Pero es que lo de los videoclips suele ser muy gordo y conozco pocos casos en que la binarización de los géneros no sea extremada en las imágenes.

    Otro ejemplo. A mi hija le acaban de mandar unas amigas esto de “Tú me prefieres a mí” de Arcángel (http://www.youtube.com/watch?v=2Mtz3LIyei4), que circula bastante entre los adolescentes. Al final del vídeo se ve que el cantante ha ligado con la chica tal y como quería, pero también que le ha birlado la novia a otro tío y le hace un gesto de victoria o de burla a ese otro tío. Bastante pobre como educación sentimental, me parece.

    Ya sé que el género tiene diversidad interna, como cualquier otro: el pop británico, el rock latino…, pero no lo veo nada claro.

  74. Pablo 27 agosto, 2013 en 20:34 #

    Me ha encantado el concepto de reaggetton queer. Creo que la apropiación y transformación siempre es mucho más efectiva que la condena.

  75. valenastur 30 agosto, 2013 en 20:34 #

    Pues en Republica Dominicana no es difícil encontrar la famosa inversión de roles en el reguetón: ellos les ponen el trasero a ellas (tal cual te lo estás imaginando)

    Por otro lado en el género del “Dembow”, una mezcla barrial muy sui generis, hay algún artista claramente marica y militante

    https://www.youtube.com/watch?v=ScIeXivn00U

  76. Ityrio Itynak 4 septiembre, 2013 en 19:06 #

    El reggaeton es la mierda más asquerosa creada por el ser humano y punto.

    PD: Calle 13 no es mierdeton, ellos ya lo han declarado un montón de veces 😀

  77. catamon 7 septiembre, 2013 en 23:28 #

    Creo que tienes que reflexionar mas sobre el articulo, no tengo nada contra el baile asexuado pero el reggeton es una porqueria porque revuelve muchos generos musicales, no tiene ningun tipo de mensaje, habla y trata mal a las mujeres, para tocar o cantar reggeton no tienes que ser musico cualquiera con un sintetizador lo compone y no creo que te gustara ver atus hijos de 5 años meneandoselo a sus amigos, denigra completamente a la mujer porque no estas bailando para ti sino para que el tipo con el que bailas se goce de ti.

  78. adela 16 septiembre, 2013 en 18:01 #

    Jo, este blog parece la Antena3 del feminismo. ¡Simplemente sobervio!

  79. Nekane 24 septiembre, 2013 en 14:57 #

    Brutal! Completamente de acuerdo con todo lo que dices… por el momento no había encontrado a nadie que no tachara el reggaeton de machista, sucio y mil cosas más… YA ERA HORAAA!!

    He tenido la experiencia de bailar (por suerte) con un cubano, hace años en una discoteca después de la cual nos separamos y le dije que me iba al bar de al lado que le fuera bien, el chico se quedó pasmado y me dijo que le encantaba bailar con la gente por bailar, sin tener que haber nada más… Como extrañado de mi actitud… Creo que la solución es irse a Cuba!! (a ver qué le parece a mi novio… jajaj)

    Un saludo y a disfrutarlo!!

  80. Chasey Guns 25 septiembre, 2013 en 10:48 #

    Un par de comentarios breves. Os pese lo que os pese, a las y los seguidores del reggaeton, la calidad musical del estilo es cero o negativa. La temática de las canciones siempre la misma y las letras más cómicas que otra cosa. Sobre lo de querer extrapolar una forma de vida como la caribeña a euzkadi es un poco gracioso cuanto menos. Son culturas, lugares, climas, razas completamente diferentes, y simplemente no es posible. Yo soy el primero que querria que las chicas en euzkadi fueran mas abiertas en todos los sentidos. Vas fuera y puedes hablar con cualquiera e incluso ligar con un esfuerzo relativo, aquí vas y te reciben con mala cara un porcentaje bastante alto de chicas, cuando sólo intentas hablar un rato porque eres un tipo sociable o como mucho marcarte un baile. De todas formas, que cada uno disfrute con lo que es feliz, que es lo que cuenta.

  81. Leonardo 26 septiembre, 2013 en 16:01 #

    He leido muchas de las respuestas de la autora, en donde reiteradamente dice que su intención es establecer una relación con su cuerpo y su sexualidad; esto me parece muy bien. Personalmente detesto el reggeton, amo el rock y el metal, y eso es lo que me hace feliz. de igual forma pienso que si te hace feliz bailar y escuchar reggeton, pues adelante, al final lo unico que interesa es encontrar aquello que nos da bienestar, SIEMPRE Y CUANDO eso NO transgreda el bienestar de otros. ahora, tú como ser pensante y responsable de tu propio cuerpo, tienes la capacidad de asimilar y disfrutar el regetton, el problema está en los niños que disfrutan de este pero sin estar concientes de su propia sexualidad, y para que nos decimos mentiras esas letras exponen el sexo de manera errada, asi que sigan perreando, pero eviten imponerlo o juzgar a quienes nos molesta esa forma de ver el sexo, busquen el placer pero no a costa del dolor o la humillación de otros

  82. WOLFIE 15 noviembre, 2013 en 11:51 #

    A mi me es indiferente si eres feminista, lampista o masoquista. Lo que tengo claro es que eres una hortera de manual.
    El reggaeton es a la música lo que Paulo Coelho a la literatura.

  83. edison 13 enero, 2014 en 16:39 #

    el problema es que la mayoria de los exponentes del regueton son unos machistas, y sus letras por lo general demigran a la mujer…
    un poco contradictorio diria yo

  84. Indie Hoy 5 febrero, 2014 en 7:47 #

    Yo tampoco soy de perrear, ni siquiera me gusta mucho esa música, me gusta más la música indie y su estética más cuidada.

  85. Musica Romantica 15 febrero, 2014 en 16:58 #

    muy buen el punto de vista el que comapartes, todos tienen sus estilo de musica, me gusta la musica romantica, pero tambien me gusta la musica de bailar, saludos buen post

  86. ivy 5 mayo, 2014 en 10:34 #

    He echado de menos esta canción para exponer tu punto de vista :)

    https://www.youtube.com/watch?v=QPi9l1A76U8

  87. ayel 8 junio, 2014 en 19:17 #

    El problema no es el baile, el problema son las letras, pero vale, cada quien es libre si te gusta escuchar cada 5 segundo las palabras mami, zorra, gata, etc esta bien. Es contradictorio decirte feminista, sentir liberación por el baile y desinhibirte escuchando música que te llama gata a cada rato, no creo que nadie deba ser llamado despectivamente por bailar,entonces por que la música si debe de ser agresiva con sus seguidores.

  88. Andrea 8 junio, 2014 en 21:35 #

    Ole, Ole y OLE. Así se habla y así se baila 😉

  89. Erika 8 junio, 2014 en 22:22 #

    Yo te invito a ir un poco más allá de tu experiencia liberadora e imaginar lo que vivimos de este lado del planeta con el regueton. Entiendo que causar estas mezclas insólitas, genera cierto placer que va más allá de tu experiencia con el regueton y que tiene que ver con la necesidad de quienes nos mantenemos al borde por qu generar situaciones imprevistas o no imaginadas si quiera. Pero creo que nuestro orgullo debe ser menos importante que nuestra causa. La verdad el regueton tal y como está ahora no nos hace nada bueno, no nos empodera, no nos libera, no nos hace crecer, no nada. Yo también escribo desde Caracas. Donde el regueton no es más que un padecimiento. Saludos.

    Te dejo un ejemplo

    http://youtu.be/cq6kZxG-uIA

  90. Alain 30 septiembre, 2014 en 20:45 #

    Quien mas quien menos se siente identificado con esto, sin embargo, la revolucion se realiza de distintas formas y no solo eso, sino que estan las revoluciones de retroceso y las revoluciones de avances, a tener en cuenta esto! Un saludo

  91. daniel diaz 7 febrero, 2015 en 10:49 #

    Alucinante que te declares feminista, asusta que alguien llegue tan lejos en la ignorancia, puedes declararte otra cosa que no sea feminista?

  92. violetaly 7 febrero, 2015 en 23:20 #

    si bien liberador ser el objeto sexual de alguien y eso tan siquiera te moleste por que eres tu quien desea serlo??? cuanto te tomo llegar a esa conclusion tan retrograde???

  93. Elizabeth 9 abril, 2015 en 18:25 #

    Sin discutir la calidad musical del regeton, sus personajes y videos machistas…vamos a la realidad de las sociedades latinoamericanas, los porcentajes de machismo, violencia, femicidios son altos, en este contexto una mujer con el conocimiento “feminista” “puede elegir” ejercer su libertad bailando regeton o lo que le de la gana de acuerdo, sin embargo la realidad es que la mayoria de personas que lo bailan lo hacen porque así está, y asumen como real los roles presentados sin un análisis previo, el otro punto es que ¿quien ha dicho que la libertad solo se ejerce así? ¿Quien ha estabecido que bailando así eres más libre que si no quieres bailar? Una mujer puede ejercer su libertad bailando regeton o no bailando nunca nada, ELEGIR, pero eso pasa solo si antes tienes claro como funciona el sistema de dominación, de lo contrario solo reproduces el sistema y decir que el regeton libera es sesgado y solo se aplica a tu experiencia o a muy pocas personas

  94. elisa 19 mayo, 2015 en 6:09 #

    No me puse a leer los comentarios, pero aquí en México yo bailo reggaeton con amigos y amigas, y todos hacemos de todo y escuchamos todo tipo de música, desde The Jesus and Mary Chain hasta Ivy queen, quien por cierto es una reggaetonera que tuvo un gran éxito que seguro te gustará pues habla sobre el perreo como baile, en su canción “Pa la cama voy” Aquí el reggaeton ha resurgido como moda e incluso hay proyectos nuevos de chicas que se lo reapropian, como McPeligro y el proyecto que tengo con mis amigas: Reggaethong. Hay que disfrutar y no darle tantas vueltas a todo! Gracias por tu artículo.

  95. fghfgh 13 junio, 2015 en 17:49 #

    visitanos—> http://www.webtelecinco.net/

Trackbacks and Pingbacks

  1. De feminismo, reggaeton y universidades | Maven Trap - 24 julio, 2013

    […] “Si no puedo perrear, no es mi revolución“, de June Fernández. Sobre feminismo, música y baile. Creo que no estoy muy de acuerdo y no […]

  2. Bitacoras.com - 26 julio, 2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Bailando en casa de Kevin, atención a su lengua El pasado año, después de un mes en Cuba, me decían que lo único que me falta para ser cubana es sacar la lengua al bailar. Es algo superior a mis fuerzas. Ni bailando sola……

  3. “Si no puedo perrear, no es mi revolución”* | Impune Mex - 26 julio, 2013

    […] Por María Kazerati: […]

  4. Si no puedo perrear, no es mi revolución - 28 julio, 2013

    […] Si no puedo perrear, no es mi revolución […]

  5. El sexo es sexo, el baile es baile | Histoires de Belle en Vert - 29 julio, 2013

    […] encontrado este artículo: Si no puedo perrear, no es mi revolución escrito por June Fernández. Me ha parecido una verdad como un templo, recomiendo que lo […]

  6. Penúltimos Días - 1 agosto, 2013

    […] una filosofía feminista del reguetón —o lo que una vasca descubrió en […]

  7. Si no puedo perrear, no es mi revolución - 6 agosto, 2013

    […] del editor: Este artículo fue tomado de gentedigital.es y pertenece a June Fernández oriunda de Bilbao, quien dirige la revista digital feminista Pikara […]

  8. Tercera trobada de debat! 26 de gener! Gènere! | el bigoti de nietzsche - 16 enero, 2014

    […] http://gentedigital.es/comunidad/june/2013/07/24/si-no-puedo-perrear-no-es-mi-revolucion/  […]

  9. Súbele mambo pa’ que mi gata prenda los motores | DSyL - 17 junio, 2014

    […] periodista vasca especializada en género June Fernández expone un interesantísimo artículo donde prácticamente responde la pregunta: “Si hay un reparo ante el reguetón que me gusta […]

  10. Que te parece el reggaetón “lesbiano” | Reggaeton.com - 16 septiembre, 2014

    […] música como un arma para dar poder a las mujeres. Ya habló de esto la bloguera española June Fernández al decir que es simplemente un baile y que da maniobras de acción. De igual manera, la columnista […]

  11. Que te parece el reggaetón “lesbiano” | Contenedor Music - 16 septiembre, 2014

    […] música como un arma para dar poder a las mujeres. Ya habló de esto la bloguera española June Fernández al decir que es simplemente un baile y que da maniobras de acción. De igual manera, la columnista […]

  12. Bailando sobre el patriarcado | B.I.T.H.C. - 7 junio, 2015

    […] que, como dijo Emma Goldman “si no puedo bailar, tu revolución no me interesa”. Lo que June Fernandez explicó que significaba el reguetón para ella, lo es el baile en sus diferentes formas para mí. Ya sea en los clubs de electrónica, movido por […]