Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad

28 Jun

 

Francis, cantante de Doctor Deseo

Ver al cantante de Doctor Deseo en el escenario con su liga en la pierna y los labios y las uñas pintadas de rojo me encendió la lucecita y me llevó a dar forma a una intuición que tenía desde hace tiempo: la homofobia es un elemento central que deberían combatir los hombres que quieran luchar contra el machismo.

Quienes me conocen saben que tengo cierto empeño en tratar que mis amigos hetero descubran su lado marica. No me suele ir mal. En más de algún caso, el hecho de animarles a plantear un deseo que nunca se habían permitido sentir, les ha llevado a tener (o reconocer) fantasías homoeróticas. Yo les decía que creo que no deberían de identificarse plenamente y sentirse cómodos con la identidad de hetero. Algún amigo me preguntaba por qué, y yo no conseguía explicarlo de forma convincente.

Cuando vi a Francis en el escenario caí en la cuenta de una forma muy gráfica de que los límites de la masculinidad son estrechísimos. Mientras que yo puedo llevar falda o pantalones, pintarme o no, calzar tacones o playeras, lucir escote o ponerme forro polar, llevar el pelo corto o largo, y sólo si opto por todo el pack de lo que se asocia con lo masculino se me va a cuestionar de forma contundente, el simple hecho de que un hombre se pinte los labios y las uñas de rojo (fuera del contexto carnavalesco, que eso daría para otro post) dinamita los mandatos de la masculinidad. Y más aún si no se trata de un gay visible, sino de un cantante de rock con rasgos viriles que viste traje y sombrero, y que por cuyas letras podemos presuponer heterosexual.

Me parece muy valioso lo que hace Francis, porque hay muy pocos hombres (de hecho no se me ocurre ninguno más) públicos que transgredan los límites de la masculinidad sin temer que le llamen marica por ello. Más aún, muy pocos hombres que jueguen con el homoerotismo como hace Francis cuando se pone a lamerle el saxo al compañero. También me encantó que en una canción romántica caminase entre el público y se dirigiera tanto a chicos como a chicas, y que incluso se sentase en el regazo de un hombre y le pidiese que le agarrase de la cintura.

Imagen de previsualización de YouTube

Y esto es muy importante, porque la homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica (necesaria para mantener la dominación machista), por excelencia. No hay más que ver los insultos más frecuentes tanto en el patio del colegio como en las conversaciones entre adultos: los hombres son maricones, y las mujeres putas. De la misma forma que las feministas (al menos aquellas con las que me identifico) estamos luchando contra el estigma puta, no sólo por solidaridad hacia las trabajadoras del sexo, sino porque esa clasificación entre buenas y malas mujeres se ha utilizado toda la vida para mantenernos sumisas, los hombres pro-feministas han de volcarse en luchar contra la homofobia. Y eso no significa sólo respetar a los homosexuales. De la misma forma que a una no le llaman puta porque cobre por sexo (nos llaman putas si somos promiscuas, si llevamos poca ropa, si decimos ‘sí’, si decimos ‘no’, si somos madres solteras, si perdemos la virginidad demasiado pronto y un interminable etcétera), cuando se llama maricón a un hombre, no se le está acusando sólo de tener sexo con hombres.

La homofobia es una de las manifestaciones más claras de misoginia. Si un amigo llama a otro marica (o similar) por no querer hacer trompos con el coche, por ejemplo, no le está diciendo que le gustan los hombres, sino que es un cobarde, cualidad que se asocia a quienes no son considerados hombres bajo los parámetros del machismo: las mujeres y los homosexuales. De hecho, los insultos marica y nenaza son intercambiables en todas las situaciones. Es decir, que en realidad no se cuestiona la orientación sexual del hombre, sino que su comportamiento es más propio de las mujeres que de los hombres, que es afeminado. Y sólo la misoginia puede explicar que comportarse como una mujer (sea lo que sea eso) se convierta siempre en objeto de mofa.

Y no pensemos sólo en los garrulos; en series más o menos modernas y progres, un recurso humorístico de lo más habitual es apelar a las relaciones demasiado estrechas entre amigos o a actitudes que les alejan de la virilidad: pensemos en la siesta de Ross y Joey en Friends (arriba). Más reciente, en The Big Bang Theory, insinuar homoerotismo en la amistad entre Howard y Raj es recurrente. Pese a que Raj sea un seductor con las mujeres (al menos bajo los efectos del alcohol) el hecho de que beba cóckteles, se fije en los olores ricos o le diga cosas bonitas a su amigo, resulta sospechoso y, por tanto, divertido para el público. Mirad cómo se empeñan en desmentir que tienen una relación homoerótica:

Imagen de previsualización de YouTube

Me gusta más la normalidad con la que se retrata la amistad íntima entre Marshall y Ted en ‘Cómo conocí a vuestra madre’. Pese a ello, Ted también se escandaliza en una escena en la que alguien le dice que le presuponía gay, y otro recurso cómico es mostrar que las chicas, Lily y Robin, muestran a veces más cualidades masculinas que ellos. Por cierto, muchas veces son las propias chicas en estas series las que se burlan de las actitudes poco viriles de sus amigos, claro, porque nosotras tampoco estamos libres de homofobia y misoginia.

Cuando he llamado la atención a algún amigo por soltarte a otro una bromita homófoba, me ha contestado que es algo inocente, sin malicia. ¿Pero algún hombre puede decir que nunca se haya sentido condicionado por esas bromitas? ¿Que no haya dejado de ponerse esa camisa de flores, decir a sus amigos que los quiere, decir que un futbolista es guapo, depilarse, y tantas otras cosas que son objeto de burlas supuestamente inocuas?

Otro patrón habitual es el de los chicos que hacen comentarios progres sobre otros chicos, pero se sienten en la obligación de aclarar instantáneamente que no son gays. Cosas como: “No soy gay, pero no veas cómo me gusta ese cantante”. Apliquemos la ley de la inversión: ¿creéis que una chica aclararía que no es lesbiana para decir que le gusta mucho Beyoncé?

Y luego está la forma de homofobia internalizada más retorcida: el estigma del sexo anal. Es decir, que a un hombre le guste que su novia le penetre analmente es un tabú, puesto que en el imaginario colectivo eso le convierte en marica. ¿Pero qué sentido tiene que se considere homosexual a un hombre al que le gusta realizar una práctica determinada con una mujer? El sexo anal provoca homofobia porque se considera que es la práctica gay por excelencia, pero también tiene que ver con que la impenetrabilidad de los hombres es uno de los principios sagrados de la masculinidad hegemónica. ¿Cuántas bromitas no hacen los tíos con el tema del culo? Los hombres penetran; las personas que no son hombres (mujeres y homosexuales) son penetradas. De ahí que si un hombre que va de super hetero penetra a un gay (con su consentimiento o violándolo) o éste le practica sexo anal, puede seguir presentándose como un macho, mientras que la expresión “que te den por culo” es una ofensa terrible, que evoca una forma extrema de sumisión (de ahí que grupos LGTB planteen lemas como “Contra el capital, placer anal”). ¿Y no os habéis fijado en cuánto utilizan los hombres expresiones como “cómeme la polla”? Curiosa paradoja: le deseas eso al otro hombre porque lo consideras la máxima forma de humillación, pero en realidad le estás deseando que te dé placer.

Por último, cuando escribí algún post sobre diversidad sexual, en uno de los comentarios un hombre decía que su heterosexualidad es el único elemento de su identidad que nunca ha cuestionado, que no se ha permitido que tenga la menor fisura (o algo así). Creo que eso ya es un motivo para darle la vuelta al tema: ¿por qué se ha enseñado a sentir la heterosexualidad como un rasgo tan central de la identidad masculina? ¿Por qué es eso que no se cuestiona? En alguna conversación, algún amigo reconoció haber sentido de pequeño deseo hacia otros chicos, pero que en un momento dado entendió de alguna forma que eso es inaceptable. En fin, no se trata de con quién os apetezca tener sexo o una relación amorosa. Se trata al menos de cuestionar que la heterosexualidad sea innata, repasar en qué momentos se nos ha hecho pensar que es el único camino, y observar cómo la homofobia afecta a otras esferas de la vida, como la amistad con otros hombres, la expresión de los afectos o la sexualidad con mujeres.

Be Sociable, Share!

72 Respuestas para “Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad”

  1. Pablo 28 junio, 2012 en 11:38 #

    Interesante reflexión, una de la formas más divertidas con las que vacilo a mis amigos varones es preguntándoles que tipo de caricias anales prefieren o afirmando con naturalidad lo buenorro que está George Clooney. Las caras de pánico de la mayoría son muy divertidas.

  2. Isabel 28 junio, 2012 en 12:11 #

    Muy bueno, June. Da que pensar. Estoy de acuerdo contigo, quizá lo único es que yo no insistiría tanto en lo de que hay que cuestionárselo siempre(La heterosexualidad). Entiendo tus razones, pero con según qué personas, que son así de simples por la vida y sólo quieren que les dejen en paz con su heterosexualidad… gente que verdad son sin fisuras, que no dan “para más2 y que son felices así… Haberlos haylos, aunque a la gente con inquietudes nos moleste su simplismo. A lo mejor, para ellos, la postura es decir: vale, tú no te lo cuestiones, pero respeta que los demás lo hagan, entiende por qué, y déjate de fastidiar con bromitas que pueden caer mal

    • Zaida 28 junio, 2012 en 12:39 #

      Muy buen artículo. Totalmente de acuerdo. Afortunadamente a veces puedes ver cómo los niños pequeños y también las niñas están aún exentos de cualquier prejuicio o dominio. Me acuerdo de cuando mi primo tenía 3 años y no aguantaba una película sin moverse, y de casualidad empezó en la tele 7 años en el Tíbet, y fue la primera película que se vio entera, porque se quedó anonadado con Brad Pitt. A saber por qué en ese mmomento le llamó la atención. Y se pasó toda la peli diciendo, ¡qué hombre más guapo! Mira mamá, ¿has visto qué guapo es?, oh, ¡pero qué guapo! Menos mal que mi tía decía sólo, sí hijo, muy guapo, te ha gustado a ti. Jaja. Él no se cortaba y lo repetía con naturalidad, y no implicaba nada más que lo que decía. Ojalá todo fuese tan sencillo y natural. Saludos

  3. yeah 28 junio, 2012 en 13:04 #

    Estoy bastante de acuerdo en lo que dices, la homofobia sigue muy presente hoy en dia, sobre todo en ciertos colectivos, en hombres y mujeres con estigmas muy tradicionales y gente que toma toda la reinvidicacion gay como una especie de insulto. Tengo amigos así, no les culpo ni les reprocho nada puesto que son amigos, les quiero y se que si les doy el discursito me van a mandar por viento fresco, son temas que con esos amigos en concreto no trato, no estamos en el mismo “plano” (you know what i mean). Yo no me corto al decir que Sergio Ramos es un tio guapo, curiosete. En mi entorno puedo permitirme decir esas cosas puesto que todo el mundo sabe que soy heterosexual al 100%. Tambien he dicho alguna vez (lo que si ha sorprendido a alguno) que me gustaría ser Bisexual puesto que asi tendria mucho más entre lo que escoger, no tendría limitaciones, etc. Pero es que no lo soy. Uno esas cosas las sabe. Quiero decir, la homofobia del ambiente no me frenaría si mis deseos, mis fantasías fueran con hombres. La homofobia no me frenaría probar con otros hombres hacer sexo o tener relaciones, pero es que no puedo. No hay nada dentro del erotismo masculino que me atraiga, no podria acariciar a un hombre con deseo erotico, o tener otro tipo de relaciones sexuales. No me pone, es asi de sencillo. Claro que hay muchos hombres que si les ponen otros hombres e intentan continuamente parecer lo contrario, es cierto, pero la verdad no es mi caso. Y joder, me gustaría que me pusieran (la de puertas que se abrirían) pero no, la verdad, creo que es muy dificil.

    • Parnassus 11 julio, 2012 en 4:00 #

      Ok ok, no hace falta que insistas tanto, ha quedado claro que no eres gay, tranquilo tu masculinidad queda intacta compadre. Es broma.

      • yeah 17 julio, 2012 en 12:15 #

        Asumo la broma, pero si me permites una matización: Precisamente estoy en contra de ligar masculinidad con heterosexualidad. Podrás jocosamente llamarme pesao por explicar mi no homosexualidad, pero te equiocas si piensas que por eso estoy “enseñando” mi masculinidad. Para mi la masculinidad puede ser y de echo es, gay.

  4. Magapola 28 junio, 2012 en 14:28 #

    ¡¡¡Bravo por tu artículo, June!!! Solo tengo una cosa que añadir: hay que dar un paso más: cuestionemos todos la presunta siempre heterosexualidad de los demás: no nacemos ni crecemos ni nos desarrollamos como heterosexuales, ¿por qué presumirlo? ¡Basta ya de la presunción/imposición de heterosexualidad! 🙂

  5. totamor 28 junio, 2012 en 14:37 #

    hola, tienes razón con la necesidad de que los hombres tienen que cuestionar su heterosexualidad; de acuerdo con todas las situaciones planteadas. creo que el argumento del cantante que se pinta los labios no es el más adecuado porque arriba del escenario es más fácil travestirse, ponerse falda, etc, de alguna manera forma parte de la puesta en escena. tienes razón que ayuda a cuestionar los roles, pero el escenario real es la calle, la vida cotidiana. un abrazo grande

  6. Loreto 28 junio, 2012 en 16:32 #

    ¡Me ha encantado ese artículo! Un ejemplo que añadiría es la forma de abrazarse. Cuando damos charlas en los institutos y hablamos de este tema, siempre planteo a dos chicas y a dos chicos que se abracen. Las chicas se abrazan con contacto físico y los chicos se abrazan intentando tocarse lo más mínimo posible, y con la palmadita, “sin mariconadas”. Lo veo mucho también cuando hay dos chicos en moto. A veces el de atrás está realmente incómodo con tal de no rozar al de delante. En fin, infinidad de ejemplos. Muchos amigos hetero presuntamente LGTB-friendly (bueno, dejémoslo en LGB-friendly) suben fotos del orgullo al FB dejando de claro, de alguna forma sutil pero tajante, que ellos son heterosexuales. Y, en fin, de la impenetrabilidad como rasgo inherente de masculinidad… Vamos, ¡que has tocado tantos temas que me emociono! 😉

    PS. Antes de que se me olvide, una anécdota, en una reunión en un colectivo LGTB+ hicimos una dinámica de presentación diciendo una cosa que nos gustaba. El hermano o amigo (no recuerdo) de un integrante del grupo dijo “las mujeres”. Nos pareció muy gráfico como reafirmación de heterosexualidad, se lo dijimos, claro 🙂

  7. Mikel Otxotorena 4 julio, 2012 en 8:29 #

    June. Beti bezala, zoragarria zure artikulua.
    Totalmente de acuerdo con las cuestiones que planteas. Es una cuestión que desde los grupos de hombres por la igualdad, o por lo menos de los que desde On:Giz llevamos, tenemos como uno de los temas centrales a la hora de trabajar. La homofobia, no entendida solamente como aquella discriminación que afecta directamente a las personas gay, bi, lesbianas, trans… sino como uno de los ejes centrales de la construcción de la masculinidad hegemónica patriarcal. Y que mientras no desmontemos desde la raíz su influencia y peso en todas y todos nosotros, dócilmente podremos alcanzar la tan deseada igualdad real entre mujeres y hombres.
    muxu pottolo bat

    • Parnassus 11 julio, 2012 en 3:49 #

      Considero que tienes razón con esos mecanismos de socialización masculina, y de construcción del propio género. Pero hay exageraciones, matices y ejemplos que se pueden extrapolar al otro género, es decir, generalizar al ser humano sin distinguir entre sexos. Voy con lo primero, con las exageraciones, me refiero concretamente al tema linguístico, como no podía ser de otra manera tratándose del feminismo. Es cierto que el lenguaje construye una sociedad, una personalidad individual y otra colectiva, y es la base de las relaciones sociales y de todo lo social, dicho así simple y llanamente, pero también es importante distinguir cuando un ser humano quiere expresar algo que siente y piensa de una forma determinada, pero que a otros les puede resultar ofensiva, sin que el propio sujeto sienta, ni piense ni tenga la mínima intención de ofender. Me refiero concretamente con lo del insulto “maricón”, una persona (sí sí, también mujeres) puede utilizar ese insulto para definir a otra en una situación de cobardía de esa persona insultada, pero dudo mucho que la intención de esa persona sea propiamente homófoba, ni creo que sea suficiente como para juzgarla como tal. Cuando decía que también lo utilizan las mujeres, quiero decir que lo utilizan para referirse a los hombres evidentemente, aceptando ellas mismas esa férrea masculinidad que no permite insultos de ese tipo, es decir, también están siendo homófobas, machistas, o como quieras llamarlo. Y de esta forma enlazo con lo de la extrapolación de ejemplos, es decir, las mujeres también utilizan esos recursos humorísticos que comentabas para referirse a los hombres, así como insultos como lo de maricón, y en vuestro caso “cómeme el coño” para referirse a mujeres y a hombres, que también se le podría aplicar esa paradoja que comentas al final. Quiero decir, que me parece exagerado, es evidente que es cierto todo lo que has dicho, que existe un patrón de masculinidad concreto y rígido que todo hombre hetero debe cumplir si quiere considerarse como tal y no sentirse humillado dentro de un grupo social, pero también es cierto que ese patrón lo aceptan las mujeres, y contribuyen tanto como los hombres en su reproducción social, es decir, si lo consideramos un problema, debe considerarse general en toda la sociedad, y no personalizar solo en los hombres heterosexuales. Aún así, repito, me parece exagerado, si bien es cierto lo que has escrito, creo que no son indicadores que generen desigualdad social ni discriminaciones sexuales o de género, sobre todo en los ejemplos linguísticos.

      • Kil 16 julio, 2012 en 13:42 #

        excelente articulo me ha encantado!

  8. Mahavishnu 30 julio, 2012 en 6:46 #

    ¿por qué se ha enseñado a sentir la heterosexualidad como un rasgo tan central de la identidad masculina?

    En realidad es un rasgo de la identidad heterosexual. Femenina y masculina.

  9. DJ Johnnie 30 julio, 2012 en 11:20 #

    Me parece que con unos conocimientos elementales de algunas disciplinas (especialmente de antropología) no te harías tantas pajas mentales (aunque el problema de dedicarle un blog a un tema tan limitado es que sin pajas mentales no tienes nada “real” que decir).

    Tradicionalmente, las mujeres se han pintado los labios como un remedo de la reacción natural de enrojecerse al aumentar el flujo sanguineo. O sea, una forma de comunicar que estás excitada. De ahí que, mientras los ojos o las uñas se pintan de numerosos colores, los labios casi siempre se pintan de rojo y derivados.

    Sin embargo, a los machos no se nos enrojecen los labios con la excitación sexual. Por eso es absurdo que nos los pintemos. Tan absurdo como sería que una mujer llevase un pepino bajo la falda o pantalón para simular un falo erguido por la excitación.

    • DeVera 8 noviembre, 2012 en 9:18 #

      Yo tengo conocimientos de antropología, por lo que sé que la normatividad de género es cultural. Y en sitios muy diversos los hombres se pintan, también los labios (de negro sobre rojo, por ejemplo) para resultar atractivos. Por poner un ejemplo. Ciertamente, entre los pueblos indoeuropeos la tarea de resultar atractivo al sexo opuesto suele caer sobre las mujeres, pero es un crimen contra la práctica antropológica y contra la igualdad de las personas asumir que es así de forma universal.

  10. Aitor 26 octubre, 2012 en 11:51 #

    Totalmente de acuerdo contigo June, la heterosexualidad se cura.

    • Jonko 17 agosto, 2013 en 23:47 #

      Eso es lo que a ti te gustaría, verdad? Pues nada, monta tu propia iglesia y a curar a esos desviados heterohombres. A lo mejor quieres enseñarles desde chiquitos.
      Aquí lo que hay una panda de adoctrinadores fanáticos peligroso.

  11. Oliver Tours 7 noviembre, 2012 en 11:37 #

    Para mi estas haciendo un problema de una nimiedad. Todos los hombres nos insultamos diciendonos:
    -Puto
    -Maricon
    -Afeminado
    -Lloron
    -Mariquita
    -Nena

    Y no tiene nada que ver con la mujer, sino con el estereotipo implantado de que es un afeminado o que es un maricon.
    El hecho de que vos, por ejemplo, no tengas actitudes que llamas “afeminadas” no significa, bajo ningun concepto, que otras chicas no la tenga.

    De hecho, estoy seguro, casi que lo podria firmar bajo escribano Publico, que te enojarias si alguien te dice que sos un “machito” o un “marimacho” ¿Me equivoco?

    De que misoginia hablamos entonces. El hecho de que vos estes en contra de que a los hombres se le digan “maricones” no te habilita para pegar el grito al cielo por este hecho, cuando vos defendes, y muy bien por cierto, el feminismo.

    Dicho esto yo siempre cuestione mi homosexualidad. De hecho no tengo pudor en decir cuando un hombre es lindo o tiene “facha”. No me molesta, soy conciente que mi eleccion no es esa. Pero entiendo tu punto y es muy correcto, es el de esos hombres “eternamente machos” que no permiten ni siquiera un apice de cuestionamiento a su pasion por las vaginas y los senos.
    En ese caso, te doy toda la razon.

    Muy lindo tu blog, es la primera vez que entro y lo encontre por un trabajo para la Facultad.

    Un saludo 🙂

  12. raul9 21 noviembre, 2012 en 21:05 #

    Este lo encontre en internet, y me parecio muy sensato y razonable.
    Las faldas para los hombres son una necesidad por salud y comodidad, ninguna parte del cuerpo del hombre se magulla y maltrata mas que los genitales; (con los bóxer, que hacen las veces de férula, la costura central del pantalón(llamada tiro), la correa o cinturón (que hace las veces de torniquete perjudicando la buena irrigación sanguínea; y los elásticos muy ajustados en el abdomen. Las enfermedades modernas de los hombres, (impotencia, esterilidad, problemas de la próstata, y cáncer del testículo), deben tener una estrecha relación, pues no se necesita ser experto, para darse cuenta de esto es mas bien poner a funcionar el sentido común.
    La virilidad no se pierde por usar falda;pero si se pon en riesgo por los pantalones y sus accesorios

  13. sonamor 2 junio, 2013 en 20:43 #

    Esto encontré en Internet, como les parece; bueno o no, Buenisimo…
    Hay una GRAN NECESIDAD por atender.
    El pantalón es la prenda menos adecuada para un hombre; el calzoncillo bóxer, hace las veces de férula en los genitales, (propiciando disfuncion y discapacidades), la costura central del pantalón maltrata, magulla e incomoda todo el tiempo los genitales; la correa o cinturón hace las veces de torniquete, y obliga al corazón a bombear la sangre con mayor esfuerzo, (para vencer la contracción que hace el torniquete), y por mala irrigacion sanguínea afecta: el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato reproductor. Ademas con el uso del pantalón el hombre ha terminado orinando de pie lo cual es totalmente antinatural.Las Faldas y los vestidos con faldas para los hombres son suprema-mente SALUDABLES, CÓMODOS Y CONFORTABLES. El pantalón, el calzoncillo ajustado, la costura central del pantalón, y la correa o cinturón, están promoviendo las enfermedades modernas de los hombres: IMPOTENCIA, ESTERILIDAD, PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA Y POSIBLEMENTE CÁNCER DEL TESTÍCULO.
    Ninguna parte del cuerpo del varón se maltrata mas que los genitales.
    Por salud y comodidad mejor usar FALDAS O VESTIDOS CON FALDA

  14. Nitro Azazel 31 agosto, 2013 en 4:46 #

    DECIRLE A UN HOMBRE QUE SE DEJE PENETRAR ANALMENTE “PARA ROMPER PREJUICIOS” es como si yo le dijera a una mujer que se deje tocar las tetas en el metro cual si le estuvieran tocando un codo… “para romper prejuicios” (porque se supone que un seno y un codo son partes de la misma anatomía no?)

Trackbacks and Pingbacks

  1. June Fernández - 28 junio, 2012

    Mi post en el día del #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/4rjg5MSZ

  2. Maialen Lizarralde - 28 junio, 2012

    +1 RT @marikazetari: #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/jvqeatdF

  3. Brocco_Lee - 28 junio, 2012

    "La homofobia es una de las manifestaciones más claras de misoginia" http://t.co/wt7OV76W por @marikazetari

  4. Consuelo Olmedo - 28 junio, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad – http://t.co/OUkKwpCN http://t.co/OUkKwpCN

  5. MAKE IRIPERU - 28 junio, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad | Mari Kazetari http://t.co/Iqy6makp

  6. Mikel Benito - 28 junio, 2012

    +1 RT @marikazetari: #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/jvqeatdF

  7. Dèlia Amorós - 28 junio, 2012

    Veges @MRElectrique TM: "@marikazetari: Mi post del #OrgulloLGTB Fundamental que los hombres cuestionen su heterosex http://t.co/8umONXOP"

  8. Ana I Morales - 28 junio, 2012

    Mi post en el día del #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/4rjg5MSZ

  9. Ander Izagirre - 28 junio, 2012

    "Maricón" como insulto homófobo, pero tamb como control machista de cómo tenemos q ser los hombres. De @marikazetari: http://t.co/dRPASkwD

  10. Ana I Morales - 28 junio, 2012

    Gizonek askapen mugimendua behar dute aire bezala @marikazetari: http://t.co/bL9Zql4A

  11. Ana I Morales - 28 junio, 2012

    Gizonek askapen mugimendua behar dute airea bezala @marikazetari: http://t.co/bL9Zql4A

  12. Ione - 28 junio, 2012

    Mi post en el día del #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/4rjg5MSZ

  13. Amaiur Weiss - 28 junio, 2012

    Gizonek askapen mugimendua behar dute airea bezala @marikazetari: http://t.co/bL9Zql4A

  14. Mikel Domínguez - 28 junio, 2012

    "Maricón" como insulto homófobo, pero tamb como control machista de cómo tenemos q ser los hombres. De @marikazetari: http://t.co/dRPASkwD

  15. Woman's Agreement - 28 junio, 2012

    Muy buen artículo sobre la importancia de que los hombres exploren su "lado homosexual" para construir una… http://t.co/cEdgrVFz

  16. Carles A. Foguet - 28 junio, 2012

    Post @marikazetari pel dia de l'Orgull: Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/4puAYgZH

  17. Amets Jordan - 28 junio, 2012

    gaur bezalako egun batean (baita beste edozeinetan ere) irakurtzea oso aproposa den @marikazetari-ren posta http://t.co/zLpS3yDd

  18. ElBandidoSonriente - 28 junio, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/vRNT6Asp vía @marikazetari

  19. Loreto - 28 junio, 2012

    Genial entrada de @marikazetari para celebrar el #orgullo http://t.co/CdafMvOf

  20. MikelGonzalez - 28 junio, 2012

    Muy interesante post sobre la homofobia, solo dice verdades. http://t.co/lf6FFUnY

  21. Salva Morán - 28 junio, 2012

    Mi post en el día del #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/4rjg5MSZ

  22. Aitor Duñabeitia - 28 junio, 2012

    "Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad" http://t.co/DQlJuYfu by @marikazetari

  23. Iñaki Larrañaga - 28 junio, 2012

    RT+1 @intxaursaltsa "Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad" http://t.co/TXtpjVbF by @marikazetari

  24. MMMGaliza - 29 junio, 2012

    é fundamental que os homes cuestionen a súa heterosexualidade http://t.co/mywmAknU

  25. Género y Desarrollo - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  26. yina lopez - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  27. Estefany Mata Amaya - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  28. Vianey - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  29. Miss Partes - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  30. Ana Lorenzo - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  31. Arely Torres-Miranda - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  32. Adela HR - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  33. Joakim Hernandez - 29 junio, 2012

    "La homofobia es la herramienta de control de la masculinidad hegemónica" http://t.co/z7rgmh3K

  34. MarchadlasPutas Ros - 3 julio, 2012

    http://t.co/9NPAW3kIhttp://t.co/92Qb2mj1

  35. Faith_TVS - 3 julio, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad – http://t.co/6YgzfotR http://t.co/6YgzfotR

  36. ZoloRoberth - 4 julio, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su … – Gente… http://t.co/7vaLRlN2 #depilacion #sexo

  37. Txemi - 7 julio, 2012

    Mi post en el día del #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/4rjg5MSZ

  38. Jordi Nebot - 9 julio, 2012

    Molt bo, per pensar-hi: "Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad" – http://t.co/VZhBQ7tg

  39. Guillermo Gómez - 24 julio, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad – http://t.co/LT9FhVxs vía @marikazetari

  40. Maria Gatta - 28 julio, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/OabndXDX Articulo muy interesant d @marikazetari

  41. Seve Zubiri - 6 agosto, 2012

    @komaur @LaVanguardia Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad
    http://t.co/y6xXvAeV

  42. Seve Zubiri - 6 agosto, 2012

    RT @komaur @LaVanguardia Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad
    http://t.co/y6xXvAeV

  43. Seve Zubiri - 7 agosto, 2012

    @euskaljakintza @GoizaldeL @txargain @NahikariSanchez ROLAK http://t.co/Y1QPWlA6 #diNO
    Hombres Heterosexualidad
    http://t.co/y6xXvAeV

  44. Seve Zubiri - 8 agosto, 2012

    @twistedpalo @Barbijaputa Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad
    http://t.co/y6xXvAeV

  45. Ángela Bernardo - 13 agosto, 2012

    Mi post en el día del #OrgulloLGTB Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad http://t.co/4rjg5MSZ

  46. Modela tu Placer - 23 agosto, 2012

    "Cuando vi a Francis en el escenario caí en la cuenta de una forma muy gráfica de que los límites de la… http://t.co/Gws8I9MR

  47. Esti Baliz - 24 agosto, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad – http://t.co/tOpPNTTD

  48. Aitor Urresti - 24 agosto, 2012

    Gran reflexión: Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad – http://t.co/cJBS5SRk (vía @MuchaCalma)

  49. girado - 24 agosto, 2012

    Muy recomendable RT @Mugatik Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad – http://t.co/fQbimngs

  50. Ángel Beppo - 4 octubre, 2012

    Me encanta "La impenetrabilidad de los hombres es uno de los principios sagrados de la masculinidad hegemónica" http://t.co/s387vweF

  51. Marta - 20 octubre, 2012

    Por qué me parece fundamental que los hombres se cuestionen su heterosexualidad – http://t.co/sTruI1aP