Octavio B.

Niño Prodigio, de Michael Kupperman

Ya voy avisando que considero este primer tercio de año como uno de los más esplendorosos que recuerdo en mucho tiempo. “Niño prodigio” es una prueba más de esta fecundidad maravillosa que vive el mundo del cómic estos días. Pero una prueba brillante, ojo.

Publicado en Faro de Vigo hace unas cuantas semanas, esta es mi crónica sobre esta novela gráfica maravillosa (clic para ampliar y leer cómodamente):

lÍNEA EDITORIAL, de Arnau Sanz

Hoy un autor que, pienso, debería tener una proyección más allá de los autores “de culto”, porque el potencial alcance de sus propuestas es, pienso, grande.

Ana Galvañ revoluciona la historia del cartelismo del Salón del cómic de Barcelona.

El cartel de Comic Barcelona de Ana Galvañ me encanta. ¡Dentro hilo!:D  

  • Sugiere un cambio interesante, incluso necesario, a la dirección del Salón del Cómic de Barcelona, que ya el año pasado se empezó a intuir y que espero esta edición se materialice, y que pasa por la proclama “Menos robots y más cómics”. Esto es, dejar de lado lo transversal como motor de captación del interés mass media, para volver a focalizar en el cómic. El cómic como arte diverso, sin cánones estrechos y cerriles. Hay muchos cómics y pueden estar en Barcelona. Bienveniod el atrezzo, sean robots, una actuación de La Fura dels Baus, una exposición de tanques o pin ups de cartón piedra, pero como el extra, la salsa.
  • Estéticamente el cartel se mueve entre el clasicismo de Josst Swarte y el nuevo cómic contemporáneo, escuela Jesse Jacobs. Y por supuesto se mueve dentro del estilo consolidado de su creadora. Porque es de una autora consolidadísima ya, Ana Galvañ. Lo digo porque he leído comentarios que reconocen no tener ni idea de quién ha creado el cartel del evento más importante del mundo del cómic en España, y creo que estaremos todos de acuerdo en que el Saló no va a contratar a un pequeño e incipiente fanzinero semidesconocido para crear su cartel, por bueno que sea ese autor/a (por cierto, Gerardo Vilches y servidor entrevistamos a esta autora en CuCo 10, os recomiendo la entrevista). Nadie lo sabe todo, lo bonito es descubrir cosas nuevas (“Algunas de estas cosas no estarían mal, quiero probar algo nuevo”). El trabajo de Galvañ puede gustar o no, pero su propuesta estética no es inédita en el mundo del cómic: el medio abunda en ejemplos, de Polly and her pals a Arsène Schrauwen, obras separadas por una vida entera que participan de búsquedas ajenas a la vía naturalista-decimonónica. Imágenes: Sterrett, Schrauwen, Galvañ.Todos somos amigos de Polly Porque el cómic, como todo arte, se asienta en búsquedas. El antiacademicismo es la constante del arte desde el siglo XVIII/XIX, si crees que el cómic es un arte, toma nota de ello.
  • Su propuesta iconográfica es renovadora de los lugares comunes. Acabemos de una santa vez con el amasijo de “personajes de ayer y de hoy de nuestros queridos tebeos”: ¡si veo un Supeman más en un cartel de un evento de cómics me hago monje tibetano! Muy al contrario, el de Galvañ reivindica:
    • La mujer dentro del medio,
    • la lectura de cómics como placer,
    • el acto creador en el cómic, ese acto tan puro y simple que nace de un papel blanco y un estuche de lápices (con lápices, claro).
  • Por cierto, la estética del cartel NO es algo experimental e ilegible, domina hoy día la publicidad, el cartelismo, los dibujos animados de nuestors hijos…
  • Se escuchan críticas. Es lícito que el cartel no guste. No lo es tanto… lo de siempre, usar tus gustos personales como piedra de catapulta (desde la ignorancia) contra un autor, contra otro salón/evento, contra una línea de historieta con la que no comulgas, contra lectores de esa “otra línea” (que además muchas veces leen y aprecian también esos cómics que los cerriles señalan como el canon inamovible y Verdadero). Pero ¿sabéis qué? Me he cansado de meter hastags y palabras en el buscador para leer opiniones sobre el cartel de Ana Galvañ, y son ABRUMADORAMENTE POSITIVAS. Y me alegro mucho. Así que no hagamos una montaña de un grano de pus.
  • Por todo ello enhorabuena a Galvañ y a un Comic Barcelona que equivocado o no, demuestra que quiere moverse, avanzar, evolucionar. No estancarse. Por primera vez en muchos años tengo ganas de conocer este “nuevo” Salón, nuevo hasta en su nomenclaruta.

Cuarteto maestro (Altarriba y Keko, Max, PAco Roca)

Texto sobre los últimos trabajos de este repoker de autores mayúsculos

Entrevista a Jorge Carrión con motivo de “Viajes Dibujados”, especial de la revista Altaïr

Hace unos días realicé para Faro de Vigo una entrevista con Jorge Carrión,  director de orquesta de una de las propuestas más interesantes como concepto de los últimos tiempos en cómic, un especial de la revista de viajes Altaïr, realizado con historietas breves de autores nacionales e internacionales. Clic en la imagen para leerla a buen y cómodo tamaño.

Ración de manga

Manga en Faro de Vigo (cic en la imagen para ampliar):

Entrevista a Riad Sattouf

Una entrevista sencilla para prensa generalista, a uno de los autores más importantes del presente a nivel mundial. Exclusiva para Faro de Vigo. Amplia y lee con un clic en la imagen.

Raquel Alzate, una recopilación

En Faro de Vigo he hablado de este libro, ideal, ya que estamos, como regalo de fiestas de Hou Hou Hou. Clic para ampliar y leer:

La joven Frances y La danza de los muertos

Nueva dosis, doble, de cómics en Faro de Vigo (clic para ampliar y leer, que vivan los clics):

Leer razones: el papel de la crítica

He leído recientemente un cómic (fabuloso, ya escribiré algo sobre él) en el que la obra se engalana con un texto escrito par ala presente edición. Es un texto firmado por una de las personas a las que más respeto en esto de escribir sobre cómics. El caso es que este hecho me ha recordado uno de esos clichés recurrentes… lo de la crítica de cómics más o menos vendida al mejor “servidor de prensa” o que no critica negativamente por amiguismos con los autores, como si el ejercicio de crítica consistiese en rellenar un formulario con las opciones Bueno/Malo sin más (así, parece, lo entiende cierto sector del fandom)… ya he tratado el asunto en el pasado, lo sé, me repito. Pero el caso es que leyendo ese texto que da prefacio o epílogo al cómic arriba aludido, podría pensar… ¿Qué valor tiene esto? Frente al texto crítico para una revista o diario, sobre el que todo lo que hay es una duda (objetivamente hablando, todo acaba en eso, una duda sobre la integridad del firmante), el prólogo a un libro es un texto encargado por el propio editor (media contrato incluso), que va a alabar, sí o sí, la obra en la que se incluye, obviamente. O eso o el editor está loco o es idiota.
Esto por extensión sucede en todos los cómics, en toda la historia del medio: desde las ya incontables intros para reediciones de Marvel al prólogo firmado en su día por Carlos Saura para el Mara de Sió.

¿Pierden esos textos laudatorios su valor por concepto, pre-concepto? Yo creo que no, aunque en determinados contextos es evidente que nace con unas cuantas cartas marcadas (venimos a hablarte de las bondades de esta obra que has comprado). Así al abrir mi lectura y comprobar que incluía ese texto lo que pasó fue que me alegré, porque conociendo la trayectoria del crítico/divulgador, pensé y pensé bien, que su prólogo/epílogo va a introducir ideas interesantes, conceptos que aportan luz (incluso para discurtirlos, toda crítica dialoga con el lector, no pontifica, o no debería) y además que lo hará con un estilo impecable.

Pero es obvio que no es un texto libre, sino un encargo. Así, preguntaría a quienes devalúan el papel del crítico por supuestos amiguismos (supuestos, mientras que en el prologuismo no hay suposición que valga, el encargo es lo que es) ¿eliminamos de la edición de cómics todo elemento externo a la obra, o podemos pensar que un prólogo de, por decir, Álvaro Pons, Pepo Pérez, Gerardo Vilches, Alberto García (aquel Tío Berni), Bambf! o cualquier divulgador que quieras ponerme de ejemplo… puede aportar un enriquecimiento determinado previo o posterior a la obra, incluso si incluye argumentos valorativos y (obviamente, no queda otra) elogiosos?
Pues eso. Lo importante es el contenido, esto no es Twitter, la crítica es pensamiento pausado alrededor de una obra. Disfrútala.