Simon Hanselmann

MELANCOLÍA Y ESCUALO. Hanselmann y R. Kikuo Johnson. Fulgencio Pimental por partida doble

Fulgencio Pinentel sigue ofreciendo material necesario. Para niños, niñas, chicos , chicas y gente de mal vivir.
Publicado en Faro de Vigo, a mayor gloria. Fuerte. Clik y lee:

2016 fuklgencios

cerrados

BAHÍA DE SAN BÚHO, de Simon Hanselmann

Esta semana tenía más o menos preparados dos artículos para Faro de Vigo, sección cómic. Uno era sobre Rubor. Otro…otro no era un libro de Fulgencio Pimentel. Pero los hados (malos hados en esta ocasión) han querido que estos días pasados, y justo cuando terminaba mi lectura de una de sus últimas propuestas, pasaba esto.

Con la cuenta atrás muy avanzada para la fecha de entrega, decidí que esta semana era La Semana, para volver a pasear por los rotativos del diario vigués a Fulgencio. Por aporyar, sin más.

El resultado es un texto ya no apresurado si no a la carrera, que es este, con sus luces y sus (ay) sombras. El texto se lee con un clic encima.
Además, por supuesto Bahía de San Búho es uno de los cómics de la temporada, solo puedo recomendar su compra, ¡ya!, ¡¡ahora!!.

: Visado : Página 6

cerrados

HECHIZO TOTAL, de Simon Hanselmann

Publicado en Faro de Vigo

Si las telecomedias fuesen algo underground.

“Hechizo total” es un trabajo intelectualmente agresivo que pide a gritos silenciar las risas enlatadas de “Friends”, entrar a robar la casa de “Girls” y codearse con Muchachada Nui.

hechizo_total1hechizo total 2

 

Sin embargo el humor chanante de Joaquín Reyes no puede compararse con la “andanada de hostias” que supone la lectura de los episódicos anecdotarios que encierra “Hechizo Total” (Fulgencio Pimentel ediciones), de Simon Hanselmann. Para empezar porque los protagonistas de esta comedia con sabor a pomelo verde son demasiado nihilistas e inadaptados hasta para un Enjuto Mojamuto. Salen de casa, por ejemplo, pero básicamente para drogarse, tirar las horas vacilándose, o acudir a fiestas de lo más aburridas y que revientan a golpes de escatología.
Es curioso que el autor de esta comedia bruta no sea de la quinta del grunge sino mucho más joven. Participa de la misma desidia de Nirvana, de la misma virulencia mental que Cobain, del olor a derrota de aquella generación de jóvenes que hoy tiene cuarenta y tantos. Porque las “aventuras” de esta bruja porrera y sexi, un búho patético y drogotas y un gato que se excita a la que ve ligera de ropa a su hechicera dueña destilan una sensación de vacío existencial peligrosamente cercana a canciones como “Rape me” o, sí, “Smell like teen spirit”.
“Hechizo total” es ese trabucazo de pathos para el siglo XXI con forma de humorada irreverente, pero además es un tebeo magníficamente hecho. Su estilo es sucio y underground de un modo casi subliminal, porque en la superficie el dibujo resulta hasta amable, de relato infantil casi. Los colores (cuando Hanselmann los emplea) son suaves y gentiles, las páginas son ordenadas, cartesianas incluso. Es como envolver con papel de Sugus un concentrado de pimiento de Padrón, para que te lo metas entero en la boca y así te estalle. No es mala manera de describir un cómic que, pese a su radical humor, ha cuajado: segunda edición a punto de salir a la calle.

cerrados