Noticias

Novedades para abril de Yermo (novedades del Salón de Barcelona)

El sello presenta este lote en el Salón de Barna. Se añade, anunciado en su blo para el mismo mes, una historia ubicada en el Congo en la Primera Guerra Mundial, lo cual es fácil de adivinar por su título, claro: Madame Livingstone. Congo, la Gran Guerra.

0

Novedades de Yermo para marzo

Un editor con una línea clarísima (francobelga de querencias clásicas ochenteras, para entendernos), que tendrá indudablemente su nicho de lectores.
Estas son sus novedades del presente mes.

Piratas de Barataria desprende, por ejemplo, un aire bourgeoniano, treinta y pico años después de las primeras andanzas de Isa en Los pasajeros del viento.

 

 

0

La Térmica y el Cómic

Caliente aún el último Graf en Barcelona y la cosa no para. Arranca hoy Termicómic, en Málaga, un proyecto que ya lleva recorridas varias ediciones, en el seno de La Térmica.

CARTEL-TERMICOMIC_2017_color-copia

Cartel de Termicomic 2017 por Natasha Bustos

Recomiendo en primer lugar pasar a ojear este enlace para comprender qué es La Térmica.

Desde la distancia se me antoja un lugar ideal para el desarrollo de proyectos culturales, y Termicómic, por supuesto, lo es: una serie de charlas con estudiosos, autores y expertos de diverso pelaje que disertarán sobre determinados aspectos del medio, en lo que dado el programa que una vez más se ha elaborado, se me antoja uno de los eventos más sólidos del panorama patrio.

Este es el programa, quienes se han inscrito que no lo duden, es de luxe.

Y algún día tenemos que pensar en hacerle la ola a Borja Crespo, por cierto, responsable último de esta y otras muchas locuras afines a la hisotrieta.

0

Ha fallecido Javier Coma

Javier Coma dignificó y popularizó la escritura sobre el cómic como medio artístico en este país. Su trabajo se debatía entre la popularización y el tono adusto, con el que pretendía dar categoría al medio en los mass media. Su labor, en este sentido, ha sido importantísima en los años ochenta, destacando Cómics clásicos y modernos, (El País, Madrid, 1987), su libro enciclopédico para El País Semanal (piénsalo: El País en su momento de esplendor como medio, publicando una historia de los cómics en forma de encarte central gratuito de sus suplemento dominical) y su labor como director de una de las obras más importantes nunca publicadas en España, la Historia de los cómics de Toutain (48 fascículos de 32 páginas publicados entre 1983 y 1984). Prácticamente la única publicada en España que combina la teoría (una historia desde el siglo XIX hasta el presente (su presente, el boom de los ochenta) con la práctica (muestras de las obras más importantes, desde los The Katzenjammer Kids a Ronin, incluidos inéditos como Cerebus o aquel nuevo relato de Capitán Trueno creado por Ambrós y Mora para la ocasión). Fue, hasta la aparición de la magna Del tebeo al manga dirigida por Antoni Guiral, el vademécum más ambicioso alrededor de la historia general del medio.
Mi cultura historietística tiene en esa obra un punto de fuga ineludible, pero la producciòn de Coma fue extensa: Diccionario de los cómics – La Edad de Oro (1991), Y nos fuimos a hacer viñetas (1981), Los cómics en Hollywood (en colaboración con Román Gubern, 1988), secciones fijas en revistas de Toutain y un largo etcétera.

Una labor divulgativa incuestionable.
Descanse en paz.

tout tout0

0

Avances

Desde Desfiladero Ediciones me llega una nota de prensa con una novedad de Jordi Peidro, de la que podéis leer un avance aquí

esperare-siempre

0

Sobre el Doctor Extraño

Para el diario Vgo é he escrito hace unas semanas este texto que con sus imágenes podéis ver aquí.

 

El Doctor Extraño, magia de papel.
Ahora que el cine ha popularizado a la figura del enigmático mago Marvel, es buen momento para recordar brevemente al personaje y recomendar algunas de sus más importantes historietas.

Dr. Extraño nació en julio de 1963 en las páginas de “Strange Tales”, un magazine periódico que contenía historias breves de personajes de la editora, Marvel, y otras protagonizadas por monstruos de serie B y seres con poderes ocultos. En este marco la creación de Steve Ditko y Stan Lee resultaba en cierto modo lógica. Un mago arcano, pero pese a su aspecto amenazante y a su afinidad por la magia negra (a la que invoca directamente no pocas veces desde su primera aparición), como nuevo justiciero urbano. Como Los 4 Fantásticos o Spiderman. O no.

Porque antes que maravillosos poderes, Extraño lo que tenía era, para entendernos, un doctorado en ciencias ocultas por la escuela mística del Himalaya, impartido por un venerable y anciano maestro oriental dado a tener poquísimos alumnos. Así los enemigos de Extraño serán ladrones y patibularios de todo pelaje como los de un Daredevil de andar por casa, porque eso tocaba en un cómic para adolescentes en el 63. Pero muy por encima de ese marco, sus grandes villanos eran el rey de Pesadilla, la dimensión onírica; díscolos alumnos del venerable maestro; o criaturas de universos paralelos, como el temible e ígneo Dormammu. En las primeras historias de Doctor Extraño, Lovecraft se codea con la psicodelia (o pre psicodelia, más bien), con el atractivo misterio del Tibet y con el ritmo canalla de la calle neoyorquina.
El talento del guionista Stan Lee con la verborrea alcanza una de sus cimas en los diálogos de esta serie, cargados de nombres imposibles como el ojo de Agamotto, los siete anillos de Raggadorr o las bandas carmesí de Cyttorak. Pero lo más espectacular es el imaginario gráfico de Ditko, un verdadero “viaje” a costa de un mago que se dedica a hacer paseos astrales por dimensiones inventadas ad-hoc, por donde retuerce su cuerpo de modos imposibles, hieráticos. Toda esta etapa acaba de ser oportunamente editada por Panini en un volumen de coleccionista. Es un libro inadecuado para un chaval de 2016, pero supone una pieza insoslayable en la historia de los cómics, por su fecunda imaginación y por representar perfectamente el espíritu de aquella Marvel “sixties” que, en pocos años, estaba inventando a Spiderman, los X Men, los Vengadores y Hulk.

Pero resumir en unas pocas líneas una carrera editorial de cincuenta y tres años es imposible, así que nos centraremos en recomendar algunas reediciones disponibles como la etapa del giuiosista Roger Stern y el apoyo de diversos dibujantes, bajo cuya batuta incluso se orquestó una operística guerra entre el mago y…¡Drácula!.
También cabe mencionar que “el hechicero supremo” disfruta ahora de colección mensual de comic-book, a cargo del competente Jason Aaron y el dibujante “hot” Chris Bachalo. Y bien, hay mucho editado sobre el personaje pero ya agotado. Afortunadamente sí puede encontrarse aún “Primera temporada: Doctor Extraño”, un volumen que recrea el origen del mago (algo que también conocerás si has visto ya la película), y que está escrito por Greg Pak y dibujado, atención, por la gallega Emma Ríos, una de las mejores firmas del panorama norteamericano.

Extraño es un personaje oscuro pero protector de la ley y el bien. Sus poderes arcanos lo llevan a luchar con informes demonios de otras realidades, a poder resucitar cuando le han asestado una puñalada mortal, a conocer a la personificación del mismísimo Universo e incluso a luchar con el rey de los vampiros, todo ello sin despeinarse y anclado a universos psicotrópicos con toques “goth” a lo fanfarria de Aleister Crowley. Ahora que cuanto menos Stephen Strange ya te suena por la película, no dejes escapar sus locos tebeos.

 

0

Ha muerto el dibujante Steve Dillon

Ay, me entero así, de mala mañana. Ha muerto Steve Dillon, un dibujante de cómics que rozó el cielo del éxito con Predicdor (y otos títulos posteriores como Punisher) y que se caracterizó por una planificación siempre efectiva, de cualidades narrativas. Dillon era de esos dibujantes que te hacen bailar la mirada a su compás a través de la página.

Además, es indudable el papel bisagra de su trazo en determinado momento. Predicador, una astracanada que tampoco me parece la bomba auque indudablemente tuvo un arranque poderoso, fue una necesaria lavativa al estilo “british” implantado en el cómic mainstream norteamericano a partir de los postrulados de Alan Moore, estilo abigarrado del que Dillon escapó con unas composiciones dinámicas y un dibujo claro, sintético incluso.

preacher1
Fallece demasiado joven, una injusticia

0

El Príncipe Valiente en juego de mesa

Qué curioso… en Essen, Alemania, se celebra esta misma semana Spiel, la feria de juegos de mesa más importante del mundo (o cuanto menos de Europa, estos agravios comparativos se los dejo a los expertos en “board games”).
Bien, pues allí la editorial Devir está presentando como novedad (entiendo pues que inédita y de próxima edición) de un juego de mesa de Príncipe Valiente, nuestro querido personaje creado en 1937 por Hal Foster.
En este vídeo en que un experto en juegos se marca un paseo por la feria se ve el prototipo a partir del minuto 1’29:

Imagen de previsualización de YouTube

 

Ojo, el personaje artúrico ya ha tenido su juego de mesa en 1954.

prince

Y de hecho, el aprovechamiento de personajes de historieta para el lucrativo mundo de los juegos de mesa viene de lejos. Sobre todo destaca el uso de personajes de tiras y dominicales de la Golden Age, cuando se pasó de un cómic humorístico de impronta caricaturesca a centrarse en la continuidad diaria, a través del género aventurero y la factura realista.

flash gordon steve can

Aunque también he encontrado casos de juegos sobre personajes humorísticos:

lulu

Ya de Snoopy y su brutal maquinaria de merchandishing mejor hablamos otro día (he encontrado ¡dieciseis! juegos de mesa en una primera y rápida búsqueda).

Por otro lado, es una obviedad, ha habido (y habrá) juegos de mesa basados en cómics de superhéroes, a cascoporro: Superman (con su correspondiente juego de mesa desde 1940, esto es a los dos años de su creación como personaje), Spiderman, Cuatro Fantásticos, X-Men… hasta he encontrado la expansión para el juego de cartas DC Comics Deck-building Game sobre el universo de Watchmen, algo que habrá colmado de alegría a Alan Moore, indudablemente…

watchmen

Pero mi favorito ha sido… ¡El Superman Flying Bingo!

superbingo

No necesitamos ni leer sus reglas para saber cómo se juega, ¿no es maravilloso?

Bien, ¿y si nos acercamos por Europa? Pues hay menos tradición, si bien los personajes más importantes tienen juegos, muchos, a cascoporro (Tintín, Astérix). También he encontrado cosas relacionadas con la industria británica, como un juego del icónico Judge Dread. No me resisto a enseñaros en tablero:

dred

Y bueno, de personajes españoles, hay cosas también, por supuesto: Juegos de Zipi y Zape, de Capitán Trueno y hasta del comix, con un boardgame dedicado a mayor gloria de ¡Makoki!

makoki

Un tablero que puede ser una joya, cochecitos como fichas, y bueno… quiero sobre todo enseñaros un billete:

makoki pelas

Los hay de varios personajes.

Ces Piñol también está metido en este mundo, con juegos ya publicados, y de próxima publicación. Y cómo no, si hay juegos de Makoki o de Fanhunter… ¿cómo no va a haberlos de Mortadelo y Filemón? Hay varios, por supuesto.

mortadelo

La reflexión me la pone a huevo esta última imagen. Evidentemente este juego de mesa no es más que la adaptación a los personajes de Ibáñez del juego de Escaleras y serpientes de toda la vida y la caja anuncia que contiene “4×1 juegos”. No puedo espera a saber de qué van los otros tres.

Por tanto en sí mismo, como juego(s), carece(n) de valor. Es un producto comercial a mayor gloria de quien ostente royalties sobre los personajes. E intuyo que la retahíla de juegos que he mencionado arriba son eso también. Productos muy menores alejados del concepto contemporáneo de juego de mesa vivaz, ingenioso y original en planteamiento teórico y materialización física: hoy se crean juegos que ya solo como objeto son una auténtica exhibición

scyte

Scythe. Pequeños grandes juegos vía Boardgamegeek

Entendidos los cómics como subproducto cultural y como objeto comercial a explotar, ha habido juegos del mismo modo que hoy hay películas (con la franquicia Disney en primera fila, creando lo imposible, la sensación de multiverso que Marvel patentó en los años sesenta) que traciende la calidad del producto, lo cual crea un tejido industrial potente y puede significar una categoría lucrativa importante para el cómic (en sí mismo o como punto de arranque para otro tipo de artículo). La pregunta es si esto es en sí mismo bueno para el cómic como arte. ¿Queremos una historieta más atenta a sus capacidades de lucro para empresas privadas y como producto transversal y transversalizable para una sociedad de consumo, o queremos un cómic que podamos defender como arte? Y la del millón: ¿Cabe la intersección?
En todo caso y por lo poco que he encontrado (una foto del diseñador ante su juego, con sus figuritas y con el tablero desplegado), parece que este boardgame Valiente es un juego ajustado a los nuevos tiempos, un juego de mesa táctico, mimado y apto por tanto para gente que gusta de esta afición.

nepiello

Y por descontado, los cómics que he citado aquí como ejemplo de traslado a otro medio, son en general excelentes. Porque sí, debería haber intersección entre calidades y ansia en el rendimiento.

PD las imágenes son un guirigai que empleo como cita sin más intención, mucho menos comercial. Provienen de blogs personales (de dos, de hecho), de Todo colección, del portal Boardgamegeek, de tiendas especializadas o de Printerest (caso de la última).

0

ROBERTA VÁZQUEZ EN TELEVISIÓN ESPAÑOLA

BOMBA:
Llevo años diciendo que Roberta Vázquez tiene el potencial de convertirse en autora referente para una nueva generación.13882471_1307358725942706_1315588471301429262_n
Que sea objeto de atención en “Página dos” (en TVE 2) supone también la demostración o una prueba, cuanto menos, de que las novísimas generaciones de autoras y autores de cómic “alternativo” español, las abonadas a salones de autoedición y circuitos “artie”, no son carne de endogamia y en casos (Roberta, insisto, a la cabeza) podrán trascender.
14316980_1347672331911345_874092771865111428_n
Potencial enorme, realidad palmaria.

Minuto 4’54, clik it!

2

España en la SPX

La Small Press Expo (o SPX) que se celebra este año entre el 17 y 18 de septiembre, es un evento de esos “soñados”, al menos por mí. Una suerte de gran festival del cómic que se orienta al alternativo, las pequeñas editoriales, el cómic de autor… En él se otorgan los premios Ignatz (de enorme prestigio) y en su seno este año se podrá disfrutar de la presencia de los hermanos Hernandez, Daniel Clowes, Charles Burns, Trina Robbins o Jim Woodring. Casi nada.

La noticia interesante para nosotros, para el cómic español, es la presencia de un pelotón de primera línea procedente de nuestro país: Santiago García, Ana Galvañ, Javier Olivares, José Domingo y David Rubín estarán en la convención, defendiendo Spanish Fever, la traslación al mercado norteamericano de aquel celebrado Panorama. Una recopilación coordinada por Santiago García que en su día pretendía ser una mirilla al paisaje historietístico del presente, que ahora se convierte en invitación y muestrario para el gran amigo americano.

collage

Javier Olivares, David Rubín, Santiago García y José Domingo, bien centrados por Ana Galvañ

¿Visita anecdótica o importante? Importantísima, creo yo. A nivel personal que dos de los cinco autores y autoras sean gallegos y piezas clave de la banda deseñada del siglo XXI me produce un orgullo monumental, pero además es que hablamos de cinco modelos de autor dispares, un Equipo-A del cómic en el que cabe la vanguardia, el éxito autoral en el campo del mainstream, la singularidad superlativa y un guionista que se ha sabido mover en todos los ámbitos imaginables (autor, traductor, divulgador, teórico, comisario de exposiciones sobre su propia obra…) y la presencia de firmas que llevan en esto más de treinta años (Olivares, claro). Lo que este grupo pueda transmitir del cómic español es mucho, bueno y certero: sin catastrofismos vacuos y sin innecesaria sacarina, una mirada ponderada, con perspectiva y eso sí, entusiasta. Estoy convencido de que su estancia en la SPX será llamativa, que más allá de contactos personales, o comerciales, el resultado de esta experiencia solo puede ser bueno para el cómic español y su mayor visibilidad en Estados Unidos (al menos se abrirá un milímetro el objetivo de su cámara, ya se sabe que el mercado yanqui es podo dado a dejarse “conquistar”).

Y además me parece importante que suceda en este momento, porque el cómic en España no se ha parado en lo que mostraba aquel libro en 2013: sigue enraizando su caudal de cómic de autor (novela gráfica), sigue proporcionando autores para el mainstream de más allá de nuestras fronteras y sobre todo, aparecen nuevas generaciones (de Andrés Magán a Víctor Puchalski) que tienen mucho que contar. Aquí y en el mundo. Todos los autores que estarán defendiendo en la SPX Spanish Fever son conscientes de que esta naturaleza viva de nuestro cómic no es humo, todos la comparten, la aplauden y conocen, y apuesto que su presencia en la convención es sobre todo una correa de transmisión también hacia esta novísima ola.
Vamos, que lo de la Pinta, la Niña y la Santa María fue una chuminada comparado con esto. Al menos para la historieta.

0