Nela, de Rayco Pulido

Artículo publicado en Faro de Vigo el 5 de Abril de 2013. La procedencia, prensa generalista, explica ciertos tópicos como mi intencionalidad de “demostrar” que el cómic puede hacer una buena traslación de Galdós sin caer en los modos de la  serie “Joyas Literarias Juveniles”, algo que al lector de este blog le va a resultar obvio, lo sé.

“Nela”, o Benito Pérez Galdós llevado a la novela gráfica.
El canario Rayco Pulido traslada al lenguaje del cómic “Marianela”, una de las más famosas obras del autor de los “Episodios Nacionales”.
nela
Galdós escribió “Marianela” en 1878. Hay en esta novelita corta una mirada a temas diversos, como el progreso, la injusticia social, el amor más o menos platónico, más o menos ideal, o el papel del progreso en nuestras vidas o la religión. Pero todo ello aflora en un relato de corte casi folletinesco, de intensidad a flor de piel. Una niña pobre , fea y escuálida vive enamorada de un invidente. La posibilidad de su cura acelera el drama. Un mundo de pasiones, ansias y miedos que pudo ser uno de los atractivos que Rayco Pulido vio en el material de partida.
“Nela” (Astiberri Ediciones) es una versión, cierto, y como tal se beneficia del texto original. La historia goza de gran intensidad y los personajes poseen un retrato elaborado. A partir de ahí, hay que felicitarse de los méritos de Pulido porque su adaptación es intensa y certera, y sobre todo sabe huir de tópicos como “literatura pobre”, “simplificación infantilizante” y tantos otros que, por muchos años, han perseguido a las historietas que se basaban en obras literarias.
Es cierto que, sobre todo en el mercado europeo, no pocos autores ya tentaron desde los sesenta diversas traslaciones, y alguna con éxito. Pero uno tiene la sensación de que hubo un antes y un después de que Mazzuchelli y Karasik hicieran su versión en cómic de un Paul Auster en 1994 (“La ciudad de cristal”). Allí se mostró cómo llevar a un medio completamente diferente una obra literaria, con recursos historietísticos rupturistas, innovadores.

“Nela”, literatura gráfica

Pulido trabaja en esa misma onda. Su “Nela” es puro cómic, prescinde totalmente de textos de apoyo, lleva la narración a través de los diálogos (acertadamente victorianos), el dibujo es más simbólico que representativo (así el autor nunca dibujará a Pablo con ojos, para expresar su ceguera), la aparición del color genera interpretaciones simbólicas, e incluso en determinados momentos se luce en secuencias oníricas y mudas, para contar aquello que Galdós expresaba con profusión de palabras. Así, contando con efectos y modos propios de su medio, triunfa “Nela” como obra de cómic, como lectura independiente al original aunque totalmente respetuosa con aquel.
Hemos citado a Mazzuchelli, y ciertamente el norteamericano es un influjo claro en “Nela”. No es mimetismo sino entender la viabilidad de los modos y recursos que el autor de “Asterios Polyp” lleva ensayando desde que abandonó el tebeo comercial de superhéroes. También hay mucho de la nueva historieta francesa (la “nouvelle Bd”), especialmente de Christophe Blain. Pero apuntar una retahíla de nombres puede ser infructuoso. Quedémonos, mejor, con la idea de un autor joven que suelta su dibujo, que resulta expresivo y caricaturesco, en el marco de una obra repleta de recursos vistosos, imaginativos y al servicio del relato. Puede que aún no alcance a sus maestros, pero ello no resta mérito a “Nela”. Es sutil, aprende de los mejores ejemplos y se fortalece con una personalidad propia, la de un autor más que prometedor.

Be Sociable, Share!

Etiquetas:

2 Comentarios Dejar comentario

  1. NELA es un TEBEAZO COMO LA COPA DE UN PINO!!!!!

    d.

    • Octavio B. #

      Además, da gusto ver cómo la historieta hoy adapta cómics con la falta de prejuicios y las ganas de hacer las cosas bien “como cómic”, en los casos de adaptación: Nela, o Nocilla Experience, son grandes cómics independientemente de su origen novelesco.