LOS MELONES DE LA IRA, de Bastien Vivès

Artículo publicado en Faro de Vigo el 6 de abril

Erotismo d’auteur.


Bastien Vivès sigue en la cresta de su particular ola, la del novísimo autor (bueno, ya no tan novísimo, pero sí joven, muy joven) que trabaja sin descanso entregando nuevas obras cada poco tiempo. Una al año, al menos. Y en cada nuevo libro, un paso adelante, un cambio de aires y de estilo que solo merece el aplauso.
Dicho lo cual, hay que reconocer que “Los melones de la ira” es un trabajo fallido por sus resultados, aunque con unos cuantos asideros de consolación (o que serán, en último caso, los que argumente el fan para justificar el dispendio y la lectura).
Vivès parece sentir que ha tocado un techo con “Polina”, su análisis del mundo de la danza clásica a través de la vida de una niña que crece hasta alcanzar la fama. Fue un trabajo donde posiblemente entregó su mejor dibujo y pretendió su obra más densa y compacta. Por eso sorprende en el buen sentido que tras un trabajo sensible y “de qualité” como aquel, se haya desmarcado con un cómic pornográfico (o de erotismo abrupto, si prefieren) sobre una moza de desproporcionado pecho que es violada (ante su desconcierto inocentón) por todo médico y político local que la recibe. Hacer un cómic porno es un acto travieso y quizá valiente, que se beneficia de un dibujo siempre exquisito, ahora reducido a rasgos básicos y expresivos, líneas nerviosas y abocetadas. Y es un golpe de timón desconcertante, en un artista hasta ayer preocupado por los sentimientos, la sensibilidad y el misterio femenil.

melones soft

Pero el ánimo provocador o las ganas de divertirse no han venido acompañados en esta novela gráfica de la inspiración. Más allá del portento como ilustrador, poco hay aquí del mejor Vivès. De trama simplona y moralizante, de osadía erótica más bien escasa (mucho tópico) y dejando una sensación de poca imaginación (demasiado lugar común y poco renovar el género), sólo resta insistir en la perfección sublime de su nivel como ilustrador

Be Sociable, Share!

Etiquetas:

7 Comentarios Dejar comentario

  1. No concuerdo para nada en que «Los melones de la ira» sea una obra fallida de Vivés., Octavio. Para nada.

    Es OTRA OBRA, DIFERENTE.

    Para empezar, hay que buscar el contexto de esta obra, que no es el mismo que el de las otras obras de Vivés, como tampoco lo era «Por el imperio».

    «Los melones…» salió publicado en Francia originalmente en una colección de una editorial indi que publican COMIC PORNO pero realizado por autores que no suelen ser de este tipo de comic, vamos porno de AUTEUR.

    Dentro de esa colección hay cosas de Hughes Micol, o esta de Vivés y otros autores de trazo aún más undergraund y totalmente opuesto a lo que te encontrarías en un Kiss Komix, por ejemplo.

    La edición francesa también es diferente, muy pequeña en dimensiones (tamaño poket de ases de Bruguera, más pequeño que un biblioteca Marvel de Planeta, para que te hagas una idea, editado en papel barato y tapa blanda), la edición de Diábolo -muy buena, por cierto, lleva a engaño, ya que se presenta la obra como «lo siguiente de Vivés tras Polina», poniendolas al mismo nivel cuando ni en intenciones autorales ni en método lo es. Esta es una OBRA DE ENCARGO, hecha, eso si, de un modo muy personal y totalmente libre, dibujada maravillosamente y narrada de fábula.

    Un divertimento, si, cierto, pero para nada una obra fallida.

    No sé, es como si quisieramos comparar «Watchmen» con «Tom Strong», de Alan Moore, ambos son excelentes tebeos, pero muy diferentes entre si, aunque sean del mismo autor no puede ejercerse entre ellos una comparativa de blanco o negro, como ya he leído varias por ahí entre «Los melones…» y POlina. Y que raro, no he visto ninguna comparativa o crítica que llamara obra fallida a la excelente «Holliwood Jam», de Vivés, que se publicó aquí justo después de Polina, en ninguna de las críticas que he leído se ejerce comparativa entre esa obra posterior a Polina y Polina, en cambio si se hace con «Los melones…».

    No se, visto el reiterado rechazo de mucha gente por esta nueva y magnífica obra a uno le da por pensar que dicha comparativa y rechazo radica de su explicito contenido sexual, y eso, lo siento, me suena a «mentalidad NEOCON» sea esta subliminal o directa.

    Un abrazo!!

    d.

    • «No se, visto el reiterado rechazo de mucha gente por esta nueva y magnífica obra a uno le da por pensar que dicha comparativa y rechazo radica de su explicito contenido sexual, y eso, lo siento, me suena a “mentalidad NEOCON” sea esta subliminal o directa».

      No he leído a Vives. Y no sé cuánto tardaré en leerlo, lo mismo mucho, lo mismo poco. Bueno, si tiene explícito contenido sexual, lo mismo tardo menos 😛

      Pero lo que me ha hecho escribir, aunque no tiene nada que ver y estoy offtopiqueando, es que, cuando compré Lost Girls, de Alan Moore y Melinda Gebbie, en todas las sinopsis, del libro, en los periódicos, en absolutamente todas, se dejaba bien claro que estos dos habían dibujado un cómic así medio pornográfico al alimón, ¿eh? pero que luego se habían casado, ¿eh? no vayamos a pensar, ¿eh?

      Como está mandao.

    • Octavio B. #

      ed Carosia me comentó hace días esa peculiaridad de la edición original, que arroja muchos matices, sin duda, y que yo no he tenido en cuenta (porque efectivamente, pensé en un contexto lineal, la publicación de Vivés en España, no de diversidad editorial)
      Tu comentario, pues, lo aprecio y me encanta que lo hayas vertido aquí, porque complementa, discute e incluso puede desarmar mi aproximación. Perfecto, claro, esto no es un pulso, y mi lectura fue tan parcial como «lo pillo, lo leo, no me satisface». El contexto, claro, importa 😉

  2. Octavio B. #

    Bueno, con más calma vuelvo a la charla: primero, creo que NO procede comparar ‘Hollywood Jam’, de 2008, con Polina de 2011. Entre ambas hay varios trabajos, y eso se nota 😉
    Segundo, reitero, estoy de acuerdo con tu reflexión sobre lo del formato. De hecho creo que es algo muy importante y que, fallo (no, fallo no, prisas, fechas, unas semanas de locos en lo personal…) no he comprobado, dando por hecho que Los Melones era «otro libro de Vivés» en forma y fondo. Y no lo es.
    Pero, no me apeo, al final, más allá de ver a un virtuoso, lo que me falla de esta «fruslería» es un tufillo retrógrado de narices. Porque no es cuestión de aplaudir el sexo sin más, a riesgo de que le llamen a uno burgués (Olga cita Lost Girls, que me gustó y mucho, y podríamos hablar de Squeak the mouse, una barbaridad diletante donde asoma el porno con una virulencia de aplaudir hasta con las orejas)
    es que usar el pretexto sexo=progresía no me vale si el fondo del discurso es «en casa y con los tuyos es donde mejor estarás», «lo exterior es malo», «la naturaleza es la pureza» y «la tecnología no ayuda».
    Eso sí es neocon, pero neocon do carallo 😉

    Por lo tanto, s-í, quizá (o no, mejor, ‘sin duda’) tendría que cotejar ese formato original que va a dar muchos matices (y reflexiono: ¡qué importante es el objeto, el formato, la textura de las páginas, el gramaje… ! qué diferente a leer en una tableta, medio para leer cómic que parece un futuro sólido, sí, pero no el único, y sobre todo, quizá no el mejor para la novela gráfica -ese movimiento, ejem, ejem…-, que piensa en textura, tamaño y cualidades táctiles de cada obra en concreto)

  3. Holo, no tengo mucho tiempo para desarrollarlo ahora, tan sólo quería dejar constancia de que a mí me ha encantado. Pero mucho. Lo he disfrutado y le veo un montón de detalles que me gustan. Para mí es casi de lo mejor de Vivès, mira por donde.

  4. Gerardo (The Watcher) #

    Yo estoy con Octavio. Lo que explica David es cierto que muchos no lo hemos tenido en cuenta, y es importante porque afecta a todo lo que rodea a la obra, desde su concepción hasta cómo la recibe el lector, pero me parece a Vivès lo único que le interesaba aquí eran las escenas de sexo. Y ojo, que eso no tiene nada de malo, ese aspecto del tebeo es totalmente disfrutable, pero yo creo que si armas una historia debería tener cierta consistencia. Y yo no se la veo; la premisa de partida me resulta completamente inverosímil: ¿una familia viviendo así en la Francia del siglo XXI? ¿Una chavala que no sabe que la están violando? No me lo trago. Habría sido tan fácil como llevarse la historia al pasado, pero casi parece como que en un momento determinado se le ocurriera la escena de la tienda de informática (que por sí sola está muy bien) y trasladara la acción al presente, y ahí, para mí, es donde patina. En cierta forma, con este argumento tan poco currado, podría decirse que el que no se toma en serio el género pornográfico es él.

    Y luego, claro, está lo que comenta Octavio de la moraleja, que a poco que se piense es de un reaccionario de cojones. Un padre de familia que se niega incluso a que sus hijos vayan al médico (¡¡!!) porque «los de fuera» son malos. Y cuando deciden abrirse a la sociedad, efectivamente se confirma que lo son. Conclusión: en casita con los tuyos, los demás son el enemigo. Aunque sinceramente creo que esta no era la intención de Vivès. es más bien una excusa.

    Ahora bien, vuelvo a lo que comentaba David: No es justo valorar Los melones comparándolo con Polina (y eso que a mí ésta tampoco me entusiasmó), porque es otra cosa. Y si alguien no tiene intención de hacer una «gran obra» no tiene sentido criticarle por no hacerla. Lo cual no quita que siga pensando que era muy fácil hacer una obra más redonda con la misma premisa e intención…

    • Octavio B. #

      una cosita, para mí sí es pertinente, NO comparar con Polina, sino ver la evolución del autor, los caminos que va tomando, porque pasar del qualité de auteur al porno (por mucho que sea de autor) es valiente. Positivo.

6 Trackbacks

  • Octavio Beares - LOS MELONES DE LA IRA, de Bastien Vivès - http://t.co/rkEIPYoj
  • Gerardo V. - LOS MELONES DE LA IRA, de Bastien Vivès - http://t.co/rkEIPYoj
  • Olga Ayuso - LOS MELONES DE LA IRA, de Bastien Vivès #comics http://t.co/xiiJfvfU Y yo que no lo he leído nunca, a este…
  • Olga Ayuso - LOS MELONES DE LA IRA, de Bastien Vivès - http://t.co/rkEIPYoj
  • Octavio Beares - cuando David Rubín pasa por tu blog a discutirlo, todo va a ser mejor, más interesante, instructivo e intenso: http://t.co/Tv8UlBJc
  • gentedigital - LOS MELONES DE LA IRA, de Bastien Vivès http://t.co/yA0KETcQ