El recoloreado en la historieta.

Ha pasado otra vez. Un cómic que en su día fue celebrado, vuelve hoy a venderse pero recoloreando el original. Las técnicas infográficas revistiendo de nuevos colores, tonos, degradados, sfumattos, lo que hace diez años ya tenía un determinado color.

Qué mal, qué feo. Vale, pero no vale.

Permítame el lector quitarme el traje de crítico/friki/loquesea de cómics y volver a lucir bata de restaurador de arte, para abordar el problema desde una perspectiva más, digamos, científica, que la opinión a partir del examen meramente organoléptico de los nuevos resultados. La diferencia entre el restaurador técnico y el artesano, de hecho, estriba en mi humilde opinión en trascender la organolepsia de marras, que al final nos avoca al “me gusta”/”no me gusta” y el “me parece que”, para aplicar métodos de análisis (sí, la organolepsia lo es, un primer acercamiento analítico, pero muy insuficiente).Métodos científicos, históricos, de conservación y de restauración.

Tranquilos, no pierdo el norte. Esto es un blog sobre tebeos.

El caso es que no es la primera vez que sucede lo que le va a suceder al “Flex Mentallo”":

Mentallo 90´s vs dosmiles

 

Desde mi experiencia a la hora de enfrentarme con “arte en conflicto” (la convivencia de dos manifestaciones artísticas en un mismo espacio, vamos), la respuesta científica erradica lo meramente opinativo. Un ejemplo: se plantea restaurar un retablo del siglo XVII. A la hora de trabajarlo, se descubre, tras el mismo, pinturas del XIII. Conflicto artístico. ¿Retiramos el retablo, lo reubicamos falseando la historia, el locus original, para tescatar arte perdido? Soluciones complejas. Más difícil: una pintura barroca cubre una policromía anterior, románica. Esto pasa, mucho, ¿eh?. Imaginemos que la “tapada” es exquisita a todas luces, por las catas, las pruebas, etc. Y que la barroca nos parece mediocre en un análisis formal, de acabado artesanal, de concepción artística y de materiales empleados. ¿Qué hacemos?

No daré soluciones (he intervenido en alguna de ellas en la zona aragonesa, por ejemplo, y tengo las que se adoptaron en la memoria) sino que os daré una alegría: el cómic es otro rollo, mucho más fácil por ser un arte industrial, y por lo tanto la intervención no suele ser sobre originales sino sobre indicaciones a un taller de máquinas, claro. No habría problemas, pues si ante cualquier intervención existiese la posibilidad de que se encuentren en el mercado ambas obras (porque modificando los colores originales en el fondo recreamos lo previo), no hay conflicto. Pero claro, como actividad induscrital, y comercial, esto rara vez sucede. Si se recolorea “Flex Mentallo” olvídate de poder encontrar el original a la venta (hay no obstante un caso curioso, e”El Incal”, que sí se puede encontrar, creo, en la versión original, no sólo la infocoloreada).

En fin, entonces hay que posicionarse: ¿a favor o en contra? Hablo de método, no de resultados. Decidir si el revisado nos gusta es, otra vez, producto del análisis visual, personal. Nada que objetar, pero como método, algo está claro: cuando una editorial retoca una obra, la falsea. Falsea su historia. “Astérix el galo” se coloreó en los cincuenta y por tanto no proceden degradados cromáticos, porque no se aplicaban en la obra original. Me da igual si a tí te parecen “pocos y discretos”, falsifican la historia.

antes y después: observa la armadura del centurión.

Un apunte para los exaltados: me encanta la reedición, me gusta el color nuevo. Pero como ejemplo de desfigurar el hecho histórico, es perfecto… porque no se degradaba infográficamente en 1959, salvo casos de color aplicado directamente en el original, claro. No es el de Astérix.

Otor caso peliagudo. “Sandman”, sus primeros capítulos, han sido radicalemnte recoloreados, y quien lea la nueva obra no verá ni rastro de los modos y métodos de coloreado de 1988 (que eran revolucionarios en la industria del comic book, además, adhiriéndose a la corriente que enarbolaban “La Cosa del Pantano” o “Animal Man”)

"Sandman" ochentas, "Sandman" dosmiles.

Sin embargo, hay matices, nuevamente. Sin desdecirme y centrándome en el ejemplo de la obra de Gaiman, no es lo mismo que una empresa pague a un tercero para recolorear (en el sentido reinterpretativo del verbo) la obra de un autor que no está en el proceso (ejemplo notorio, “Prince Valiant”, donde Foster evdentemente falleció hace muchos años) a que se contacte con los responsables y se les ofrezca semejante negocio. No cabe especular; si Gaiman, responsable y padre de la serie como concepto global, y uno de sus principales coloristas (Daniel Vozzo) aceptan rehacer el trabajo (ojo también: sobre los colores de otro autor, no implicado), las cosas cambian. Las causas tampoco entran en disputa con la legitimidad de un autor para rehacer su obra (artísticas o vacunas…de ordeñar la vaca). La implicación directa y activa del principal responsable de la obra (sea este ejemplo o sea cualquier otro, caso del citado Astérix, donde Uderzo está al pie del cañón) es un valor con todo el peso del mundo sobre la decisión.

La intervención daña, inevitablemente, porque repito, atenta contra el hecho histórico, pero si es el propio artista quien decide retomar el acabado visual de SU arte para modificarlo, está volunatariamente trasladando el hecho histórico al presente, que será historia de la obra también. de su obra. El caso es muy otro si sobre unos derechos adquiridos y despóticos una editorial decide a su cuenta y riesgo recolorear, maquillar y dar una solera más “contemporánea” a un cómic, ahora sí (ya que la autoría se compra pero no se ostenta) sin más razón que la pecuniaria. e interviniendo sobre una obra de un artista euque no está implicado. Mal asunto.

Por tanto en cuestiones de recoloreado, nada es fácil, nada se concluye con una frase, y sí que debemos advertir una cosa: la historia está ahí, y tocar un hecho histórico para hacerlo más “de hoy” es una primera traición. Luego tendremos el “a mí me gusta” (por ejemplo, a mí me gusta el recoloreado en el Absolute Sandman, que además unifica la obra, ya que se volvió chupi-infográfica algún tiempo más tarde). Y sobre todo, contaremos con la participación activa del autor o autores de la obra al valorar las cosas. Si Picasso hubiese decidido diez años más tarde de su primera exposición pública dar unas nuevas policromías pastel al “Guernica”, recargarlo de verdes pistacho, azul cyan y rojos vermellón… al margen de que me gustase, ¿tengo derecho como restaurador a eliminar esas capas de óleo dadas por Picasso años más tarde? Es fácil hacerlo, puedo hacerlo, ¿eh?. Tú dame N-Dimetilformamida, una máscara, y alejaos que es cancerígeno, y ya verás… Pero es muy difícil decidirlo.

 

Sí, todo está en la red :D

Be Sociable, Share!

4 Comentarios Dejar comentario

  1. En el caso de Flex Metallo el colorista comentó hace tiempo que estaba trabajando estrechamente con Quitely sobre el recoloreado.

    Luego tenemos el caso de Hergé, que no sólo recoloreó los cómics de Tintín sino que los redibujó para que tuviesen un estilo más actual y los reguionizó para quitar los chistes de judíos y otras cosas que no venían a cuento. Han pasado décadas desde entonces y nadie pide que se reediten las páginas originales.

    • Octavio B. #

      Heergé, sí, qué bueno es su caso, muy bien traído :)

  2. Int #

    Pues yo estoy en contra de cualquier recoloración y me da igual quien la haga. No creo que el autor tenga derecho a hacer esa manipulación por ser suya. Es como los Director´s Cut que, de repente, una películas que has estado viendo toda tu vida te la cambian. Puede que el color original fuese mediocre o incluso malo, pero era el suyo, con el que se creó, para bien o para mal. Y recolorearlo es impedir al nuevo lector disfrutar de la misma obra que otro lector en su momento porque, desde luego, no es el mismo comic, es parecido, pero no el mismo.

    También discrepo en el ejemplo de The Sandman y la muestra que has puesto es perfecta: mira como en el original el color se utiliza como un medio expresivo (esa viñeta del ojo toda de color rojo; la siguiente toda verde, la última viñeta con ese color amarillo propiciado por el rayo de luz en contraposición con el dorado más oscuro de la figura que detenta el poder en esa escena), es decir, que los colores van modulando el tono emocional de la escena. En cambio, en el recoloreado se pierde, y la piel siempre es naranja, el traje azul, y el color pierde toda esa fuerza expresiva.

    Es como las películas en blanco y negro recoloreadas: un atentado. Y me vale también para los comics que, escudados en una supuesta edición más barata, se les quita el color. Puede que suene muy radical, pero nos están vendiendo versiones desvirtuadas. Eso sí, después tranquilo que sacan el súper tomo de lujo “a todo color”. Entoces ahí sí importa el color original.

    • Octavio B. #

      int, tu primer párrafo abunda en lo que yo he dicho: traición histórica. Estoy de acuerdo. La traición al hecho histórico es incontestable cuando algo se retoca.
      El segundo, es un examen organoléptico, no abundaré en mis explicaciones. Y es un buen análisis, pero Gaiman y Vozzo han decidido, sobre su propio trabajo, deshacerlo para crear uno nuevo. Mejor o peor, pero su decisión. A mí el original me parece un buen coloreado, sin duda. el segundo, diferente, también me gusta. Pero esto es mi valoración y mi análisis.
      y respecto a las ediciones en ‘glorioso blanco y negro’ que realmente son originales a color, es otro tema, no lo que yo estoy comentando. Y sí, estoy de acuerdo contigo, porque en principio no suelen ser intervenciones artísticas del propio autor sobre su trabajo previo, sino como has comentado, decisiones externas para vender de nuevo un producto que o bien no puede reproducirse en color (ej: Príncipe Valiente) o simplemente, como dices, se quiere abaratar costes (Cosa del pantano)

4 Trackbacks

  • Octavio Beares - El recoloreado en la historieta. - http://t.co/b8SAg3aQ
  • Gerardo V. - El recoloreado en la historieta. - http://t.co/b8SAg3aQ
  • CagontolCSS - El recoloreado en la historieta. - http://t.co/b8SAg3aQ
  • Gerardo V. - En su lugar, os voy a recomendar que os leáis el post de hoy de @OctavioB_ : http://t.co/4bhANMAL

Escribir un comentario