BEL AGE, de Merwan

Artículo publicado en Faro de Vigo el 17 de Febrero, ampliado (un poquito) para este blog.

La vida de tres chicas.

Merwan es conocido en España por la obra a cuatro manos con Bastien Vivès “Por el Imperio”, trabajo que basculó entre lo interesante, lo notable y un cierre decepcionante. Y tiene en su haber más cómics en solitario, pero este es el primero que se publica en español (por Diábolo Ediciones).
A priori, saltaban las dudas. Vecino creativo de un autor tan importante como Vivès, nos entrega una obra que recuerda gráficamente a Vivès y de temática… muy Vivès. Las mujeres, la juventud… y luego tenemos ese dibujo suelto y expresivo, tan de, sí, Vivés… son tópicos de obras como “Amistad estrecha” o “En mis ojos” del amigo de Merwan. Por eso resulta casi un alivio leer “Bel Age” y de pronto darte cuenta de que su trama te ha absorbido y estás en la última página. Más allá de cuestionamientos críticos o más elaborados (que incluso pueden ir en su contra), esa virtud ya avala a este cómic: no se te cae nunca de las manos, te “mete dentro” de su historia. Y su historia es la de tres chicas veinteañeras bien distintas, todas con sus vidas y sus problemas. Una tesis que nunca termina, una ruptura amorosa, una vida de mentiras… la estructura del álbum es expresiva de los intereses del autor: abre con tres brevísimos capítulos, prólogos o fogonazos, para presentar a cada una de las tres chicas, y seguidamente se lanza, sin pausas, a la construcción del relato a tres bandas, una construcción bien trabajada que hace la lectura ágil. Y leyendo estos tres caminos paralelos, página a página nos vamos metiendo en la obra. ¿Qué une a estas tres almas? nos preguntamos según vamos conociéndolas más. Lo descubrirá el lector en este libro y los que le sigan. Y lo hará a través de un dibujo muy eficaz y expresivo, unos diálogos escuetos, cortantes incluso, y un trabajo elogiable, con diagramaciones de página cuidadas, magníficas elipsis y silencios expresivos.

Estados de emoción juvenil (y femenina)

Cierto, todo ello nos devuelve al principio: son esas mismas las mejores cualidades de Bastien Vivès (por cierto, sus obras citadas, quedan recomendadas) y sin duda éste las emplea con mayor talento. Pero si nos olvidamos de la larga sombra “vivèsiana”, hay que reconocer en “Bel Age” un buen ritmo, unos caracteres interesantes (incluso más que los de su amigo, que a veces caen en el tópico de su propio idealismo por el incógnito femenino) y una historia que engancha.
Recomendado.

Be Sociable, Share!

0 Comentarios Dejar comentario

2 Trackbacks