29
Abr 16

Granados se reivindica como preso

Francisco Granados, el que fuera hombre todopoderoso en la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre, que lo colocó de secretario general del PP de Madrid, y persona que inauguró en 2008 la cárcel de Estremera en la que vive desde hace más de un año, estuvo `presente’ en la comisión de la Asamblea regional que investiga el caso de los ‘espías’. Habló a sus señorías a través de videoconferencia y se dejó preguntar de todo aunque sólo se dedicó a defender sus derechos como preso.

Granados ha aprendido en la cárcel que la primera obligación de todo preso es escaparse, por eso se escapó de todas las preguntas relacionadas con el ‘espionaje’ de todos contra todos en el Gobierno de Aguirre. De los ‘espías’, dijo que no sabe nada y de lo otro, el ‘caso Púnica’ que le mantiene preso, afirmó sin cortarse que “nunca ha metido la mano en la caja”. Se quejó de su detención (en la puerta del colegio de su hija), de permanecer cinco días en unas dependencias de la Guardia Civil, de llevar demasiados meses en Estremera y de que el sumario sigue siendo secreto, y aseguró que es inocente. También parece haber aprendido en el ‘talego’ que hay que negar todo y defender los derechos de los presos, que sin duda los tienen y poco se los reconocen. Está acusado de ser el cerebro de una organización delictiva que se lo llevaba ‘crudo’ y ‘calentito’ de adjudicaciones públicas, en compañía de su ‘amigo’ David Marjaliza, que ha decidido ‘cantar’ para tener un ‘marrón’ menos malos judicialmente.


20
Jul 11

Explicaciones necesarias

Empiezan los recortes y el silencio y la crítica fácil se adueñan de la situación. Mientras los diputados siguen enrollados con sus cositas de euros y prebendas, el Gobierno de Esperanza Aguirre anuncia que habrá menos profesores, que reducirá el gasto farmacéutico y que eliminará Mintra y el Servicio Regional de Empleo. Medidas para eliminar gastos superfluos en tiempos de crisis, eso dicen. También que Mintra, empresa que se dedicaba a la ampliación de la red de Metro, ya no sirve y que hay que eliminar gastos y personal.

El líder del PSM Tomás Gómez sospecha que hay otras razones para disolver. Son necesarias explicaciones. La consejera de Educación dice que no es mucho pedir que los maestros cumplan su horario, como excusa para contratar menos enseñantes. ¿Antes no cumplían? Que nos explique esto que parece ser una justificación para gastar menos en educación. ¿Habrá medicamentos que tendrán que pagarlos hasta los que no tienen recursos y sí muchas necesidades? Que nos lo explique Aguirre, quien debe aclarar también que si el Servicio Regional de Empleo desaparece porque no es necesario ahora, por qué sí lo era antes. Quizá lo que pasa es que ahora, con menos dinero en las arcas regionales y en los bolsillos de los ciudadanos, hay que eliminar los lujos y los organismos creados sólo para dar de comer a los amigos del poder y de la oposición y que en realidad no servían más que para alienar a los ambiciosos e insaciables amigos de la clase política.

Hacen falta muchas explicaciones. Demasiadas. Que alguien nos explique para qué sirve el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, más allá de balneario para descanso bien pagado de selectos hombres y mujeres que desempeñaron en otros momentos puestos importantes en sus partidos y que ahora han pasado al retiro temporal o periodo de hibernación. Que hagan lo que quieran, pero que nos lo expliquen para responder como se merece cada recorte que ahoga un poco más al que ya está sin oxígeno.


23
Jun 11

Telemadrid y sus segos

El portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid, Luís de Velasco, habló, en la sesión de investidura de Esperanza Aguirre, de Telemadrid, de manipulación, de falta de pluralismo y de otras cuestiones sesgadas. Acudo al diccionario y elijo esta acepción de sesgo que viene como anillo al dedo para tratar este asunto:”Oblicuidad o torcimiento de una cosa hacia un lado, o en el corte, o en la situación, o en el movimiento”. Esa es la palabra que no me salía cuando miraba los informativos de este canal público televisivo, sobre todo por las noches. Se sabe quién es el bueno y el malo en cada noticia política. Zapatero siempre sale mal parado, así como toda iniciativa contraria al Gobierno del PP. Aguirre, dijo en sede parlamentaria que ordenó acabar con la telebasura y traer pluralismo informativo. Quizá ve poco Telemadrid. Debería hacerlo más para comprobar la especial inclinación en editorializar todas las noticias políticas, siempre con el mismo sesgo, el favorable a sus pensamientos.

Sin duda que los votantes del PP están encantados de reafirmarse en sus ideas viendo Telemadrid, que es de todos los madrileños, no sólo de los amigos del gobierno. Socialistas, miembros de IU y de UPyD defienden que el director general de RTVM sea elegido por consenso de los grupos parlamentarios y con el apoyo de dos de cada tres diputados de la Asamblea de Madrid. El PP niega la manipulación y su única respuesta es que quieren privatizar. Ahora no se puede hacer porque depende de una ley del Congreso de los Diputados, pero si se vende, convertirán lo levantado con el dinero de todos los contribuyentes en algo similar a lo que ya existe y que tan poco pone a tantos. Ya sé que otros canales de otras zonas hacen lo mismo que Telemadrid, pero eso no alivia porque el mal de muchos no puede ser el consuelo de los tontos.


17
Jun 11

Los “indignados” sobrevuelan la investidura de Aguirre

El discurso de investidura de Esperanza Aguirre, celebrado en la Asamblea de Madrid durante dos días seguidos, que tenía como gran novedad su oferta de reforma de la Ley Electoral para crear distintas circunscripciones electoral y desbloquear las listas, comenzó mostrando comprensión con los ciudadanos que muestran “insatisfacción respecto a los políticos” y señalando que “no seria lógico ni honesto desdeñar esas criticas, que además pueden no estar exentas de razones”.

A continuación, tras rechazar el comportamiento de los que se manifestaron delante de los ayuntamientos el día de su constitución, acusó a los mismos indignados con los que se mostró comprensiva al inicio su disertación, de ser los precursores de los movimientos totalitarios. Acusó a estos indignados de gritar a los políticos y contra la democracia, olvidando que su “insatisfacción respecto a los políticos”, con la que se muestra tan de acuerdo, es el germen de su nacimiento para democratizar esta democracia bipartidista y bastante alejada de la ciudadanía que coloca a la clase política como su tercera preocupación.
Desde el principio los “indignados” sobrevolaron el hemiciclo, y sin estar presentes, estuvieron en los discursos de todos. También en la segunda jornada, en la que se produjo la votación (72 diputados del PP a favor y 57 del PSM, IU y UPyD en contra de la investidura de Aguirre) y la intervención de los portavoces Gregorio Gordo y Tomás Gómez. El líder de la coalición aseguró que los “indignados” “forman parte de la democracia” y que muchas de sus reivindicaciones son parte de la esencia e identidad de IU. El portavoz socialista dijo que “no podemos olvidar lo que este movimiento representa en cuanto a sus demandas sociales y de mayor autenticidad de la vida democrática”. A continuación, pidió la creación de una comisión parlamentaria para dialogar con los “indignados”.

Hasta el portavoz del PP, Iñigo Henríquez de Luna, lanzó un guiño de austeridad y anunció que renuncia a su coche oficial, siguiendo el ejemplo del portavoz de UPyD, Luís de Velasco, quien pasó de él desde el primer día. Luego hubo de todo, Aguirre defendía su liberalismo sin apellidos y presumía de que los datos económicos y de paro de Madrid son mejores que en España, aunque nada ofreció a los parados y demás víctimas de la crisis económica; Gómez defendía lo suyo en la Mesa y ponía verde a la lideresa por ser la más de derechas de todo el PP, y Gordo defendía un acercamiento con el PSM para cambiar juntos las políticas de derechas. Los “indignados” sobrevolaron la Asamblea de Madrid, pero nadie se preguntó por qué sus razones tienen menos motivos de reflexión que las actuaciones irreflexivas de los que creen que fuera de la no-violencia hay vida. Sólo odio, resentimiento y descontrol.


06
May 11

Debates electorales ya

La campaña electoral ya está en marcha. Durante 15 días los candidatos de los partidos políticos con representación parlamentaria recorrerán los pueblos de la región para dar a conocer sus propuestas políticas y sus primeras actuaciones en caso de acceder a la gobernabilidad. El socialista Tomás Gómez, la popular Esperanza Aguirre y el aspirante de IU, Gregorio Gordo, además de los que aspiran también a entrar en la Asamblea de Madrid, entre ellos Luis de Velasco, del partido de Rosa Díez, es decir, UPyD, expondrán en sus actos políticos qué harán para reducir el escandaloso número de parados, garantizar que los servicios públicos sanitarios, educativos y de servicios sociales no sufren las embestidas de la crisis económicas y no se producen más recortes. Además, hablarán de todo un poco y siempre con palabras que a veces son difíciles de entender sin intérprete y que, sin duda, recibirán los aplausos de los ya convencidos, que son los que acuden a estos mítines.

Pero falta algo tan necesario como el oxígeno para respirar: la celebración de debates televisados en los que los espectadores sentados en sus casas puedan conocer, de primera mano, las opiniones de los candidatos sobre estas u otras cuestiones y puedan contrastar las diferencias entre unos y otros. No se ponen de acuerdo porque normalmente el partido que gobierna es el que decide si le interesa o no debatir con los otros aspirantes, hurtando de esta manera a los ciudadanos la posibilidad de ver en directo qué ofrecen realmente unos y otros, sin intermediarios amigos. Aguirre dice que no quiere debates en los que estén presentes Gordo y Gómez, porque considera que, si pierde el PP, PSM e IU gobernarán juntos y se convertiría en un dos contra una. Gómez quiere debates con Aguirre porque cree que IU no tiene posibilidad de ganar y Gordo, que acepta cualquier formato aunque no esté de acuerdo, considera que tiene tanto derecho a participar como Aguirre y Gómez.

Lo lógico sería regular esta cuestión de los debates, necesarios sin duda para que el votante se aclare un poco más que siguiendo las consignas de cada partido, para que no quede todo en manos de dos y a última hora. Debates ya y que quede todo aclarado de cara al futuro.


01
Abr 11

Votar en mayo, pero sin arcadas

Esperanza Aguirre firmó ya el decreto de convocatoria de elecciones municipales y autonómicas. Se celebrarán el 22 de mayo. La nueva Asamblea autonómica, que contará con 129 diputados, algunos más que en la actualidad porque hay más habitantes, se constituirá el 7 de junio. La campaña electoral comenzará el 6 de mayo y finalizará un día antes de la votación, que debería ser masiva. Los aspirantes a gobernar son, además de la mandataria regional, el socialista Tomás Gómez, Gregorio Gordo (IU) y Luis de Velasco (UPyD).

Llevan ya muchas semanas anunciando qué harán en caso de ser los elegidos por los votantes. Todavía no han hablado de sus propuestas para ayudar al crecimiento económico y del empleo. Tampoco sabemos mucho cómo garantizarán que el Estado de Bienestar, al que todos citan en sus discursos, no se recorte, alegando que sigue la crisis que machaca más a los que menos tienen, es decir, que no habrá copagos o privatizaciones de servicios educativos, sanitarios o sociales, ni nos los meterán por la puerta de atrás.

Cuantos más madrileños acudan a los colegios electorales a depositar la papeleta electoral que más les convenza, mejor, pero sin miedo, sin arcadas y sin tener que hacerlo tapándose la nariz. No sólo se presentan el PP y el PSM, por lo que no hay que votar para que no ganen los contrarios. ‘No me gusta Rajoy, pero antes de que salga Zapatero’, es la consigna de algunos de la derecha. Otros socialistas se apuntan al ‘con tal de que no gobierne Rajoy, mejor apoyar al Zapatero de turno’.
Se puede votar sin sentir ese movimiento violento del estómago, anterior o simultáneo al vómito. Si ningún candidato convence, siempre existe la posibilidad de votar en blanco, ejercicio de responsabilidad y de participación similar al recorrido por el mercado que concluye cuando te vas de vacío porque los alimentos en venta no tienen la calidad que cada uno exige a sus guisos.


25
Feb 11

Oportunidad frente al cáncer

El dolor de los demás siempre es una oportunidad para la solidaridad con la persona que sufre y se siente agobiada porque la enfermedad maldita se pega como si fuese una lapa asesina. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, nos cuenta en primera persona, y con la emoción viva en sus ojos acuosos, que tiene cáncer de mama y que estará ausente de sus funciones institucionales hasta que los médicos asesinen el mal con sus sapiencia oncológica. El sufrimiento y el agobio por los ataques de la enfermedad son detalles y percepciones muy personales y qué mejor que atender esos embates y embestidas de la fiera maligna con el máximo respeto al que sufre en silencio, que es otra forma de rezar.

Dicho esto y deseando que mi tronca Esperanza, así la suelo llamar, gane esta batalla contra la enfermedad que se viste de bulto en el pecho, anhelo con todas mis ganas que el hecho de que la mandataria madrileña sea tan popular como populista sea una oportunidad contra el  cáncer. Prevención, más prevención y más prevención es lo que me recomienda un gran oncólogo, que es uno de mis mejores amigos. El doctor García Blanco se pone serio, sin ninguna concesión a la frivolidad política o personal, y me insiste en la detección precoz del mal y me cuenta que los políticos invierten poco en prevención porque los resultados se notan en un tiempo superior a una legislatura y ellos viven de cosas más inmediatas como los fuegos de artificio y las palabras vacías de contenido. Si las mujeres aprendiesen a autoexplorarse sus mamas, días después de tener la regla, a partir de los 35 años, y si hubiese exploraciones y mamografías desde los 40, se podrían detectar casi la totalidad de esos tumores que tanto asustan. Prevención es poner en marcha campañas que informen a las mujeres y también agilidad a la hora de atender esas peticiones ginecológicas que se responden con una cita meses después. Buena oportunidad para luchar a muerte contra el cáncer.


31
Ene 11

Las listas electorales

Todavía quedan algunos meses para que los madrileños decidan en las urnas qué partidos estarán en el Asamblea de Madrid y en los ayuntamientos de la región. Ya sabemos que Esperanza Aguirre será la candidata del PP a la Presidencia regional, Tomás Góméz, el aspirante del PSM y Gregorio Gordo, el que pondrá su careto en el cartel electoral de IU. Poco sabemos de los que llenarán con sus nombres y apellidos las candidaturas de los tres partidos con representación parlamentaria.

La delegada del Gobierno enMadrid, Amparo Valcárcel, y el ex alcalde de la capital tras la muerte de Enrique Tierno Galván, Juan Barranco, son los siguientes de la lista de Tomás Gómez. Su portavoz parlamentaria, Maru Menéndez, irá a continuación, a pesar de sus intentos por pillar un hueco más arriba.

El PP comenta de esos cuatro primeros puestos de la lista del PSM cosas que tiene que decir porque no puede estar callado, pero la realidad es que Valcárcel, defensora e impulsora de la Ley de Dependencia, dejó su cargo en el Gobierno que preside su amigo José Luis Rodríguez Zapatero a petición de Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad en aquella época y luego perdedora en las primarias que gano Gómez con el apoyo de la todavía delegada del Gobierno. Lógico que Gómez actúe así, colocando sólo a militantes de su banda porque no entiende de otras cosas que no sea el poder por el poder. Los críticos del PSM callan porque saben que cuanto más larguen menos obtendrán. Del PP poco sabemos, más allá de que Aguirre hará la lista cuando le venga en gana, dentro de los plazos, y contando con quien quiera. Sólo conocemos que su portavoz parlamentario, David Pérez, y que su portavoz adjunto, Juan Soler Espiauba, van de candidatos a las alcaldías de Alcorcón y Getafe, pueblos con los que no tienen nada que ver. Se digitalizan los documentos y también la elección de nuestros representantes. Así nos va.