05
Jul 13

El PSM no quiere nada con el PP

La Asamblea de Madrid se mantiene inhábil, a la espera de que la Diputación Permanente, máximo órgano parlamentario en periodos inhábiles, decida, si el PP, partido mayoritario, consiente algún acto en pleno mes de julio. Los partidos se reunieron para ultimar el funcionamiento de la Comisión de Reforma de la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid, que se reunirá los días 9 y 17 para tratar de sacar algo en claro que ayude a la regeneración de la clase política y a la implementación de la democracia en sus decisiones y prácticas. El socialista Tomás Gómez asegura que “no es momento de acuerdos y pactos con la derecha” y con cierta ironía se pregunta si el entendimiento con el PP tiene que ser para reformar el sistema de pensiones o privatizar un poco más la sanidad y la educación públicas. Quizá por este motivo se negó a acordar una reducción del número de diputados regionales, y quizá por la misma razón, o la contraria, apoyó poner en marcha algún tipo de reforma electoral, que debería incluir, sin duda, las primarias, abiertas o no a los simpatizantes, para todos los partidos y los derechos del parlamentario a ser puesto en una lista con más apoyos que los que rodean a los mandamases de las cúpulas de la organizaciones y a preguntar y pensar por cuenta propia sin necesidad de atender los mandamientos y rezos diarios ordenados por los capos de turno. Tomás Gómez, que lleva demasiado tiempo persiguiendo a los que están pringados en casos de corrupción del PP, cada vez habla menos de otras corrupciones como las relativas a los ERE de Andalucía, cuyo presidente ha anunciado unas primarias con nombre fijo, el de la persona elegida a dedo por los sostenedores del régimen, aparentando con un gesto democrático lo que parece ser una huida hacia adelante. No será que el destinatario de sus mensajes es Rubalcaba, que recientemente acordó con Rajoy no sé qué sobre Europa, la marca España y la juventud parada. Todo puede ser pero da la sensación que Gómez habla cada vez más para sí mismo como si fuese el centro de la nada.


17
Jun 11

Los “indignados” sobrevuelan la investidura de Aguirre

El discurso de investidura de Esperanza Aguirre, celebrado en la Asamblea de Madrid durante dos días seguidos, que tenía como gran novedad su oferta de reforma de la Ley Electoral para crear distintas circunscripciones electoral y desbloquear las listas, comenzó mostrando comprensión con los ciudadanos que muestran “insatisfacción respecto a los políticos” y señalando que “no seria lógico ni honesto desdeñar esas criticas, que además pueden no estar exentas de razones”.

A continuación, tras rechazar el comportamiento de los que se manifestaron delante de los ayuntamientos el día de su constitución, acusó a los mismos indignados con los que se mostró comprensiva al inicio su disertación, de ser los precursores de los movimientos totalitarios. Acusó a estos indignados de gritar a los políticos y contra la democracia, olvidando que su “insatisfacción respecto a los políticos”, con la que se muestra tan de acuerdo, es el germen de su nacimiento para democratizar esta democracia bipartidista y bastante alejada de la ciudadanía que coloca a la clase política como su tercera preocupación.
Desde el principio los “indignados” sobrevolaron el hemiciclo, y sin estar presentes, estuvieron en los discursos de todos. También en la segunda jornada, en la que se produjo la votación (72 diputados del PP a favor y 57 del PSM, IU y UPyD en contra de la investidura de Aguirre) y la intervención de los portavoces Gregorio Gordo y Tomás Gómez. El líder de la coalición aseguró que los “indignados” “forman parte de la democracia” y que muchas de sus reivindicaciones son parte de la esencia e identidad de IU. El portavoz socialista dijo que “no podemos olvidar lo que este movimiento representa en cuanto a sus demandas sociales y de mayor autenticidad de la vida democrática”. A continuación, pidió la creación de una comisión parlamentaria para dialogar con los “indignados”.

Hasta el portavoz del PP, Iñigo Henríquez de Luna, lanzó un guiño de austeridad y anunció que renuncia a su coche oficial, siguiendo el ejemplo del portavoz de UPyD, Luís de Velasco, quien pasó de él desde el primer día. Luego hubo de todo, Aguirre defendía su liberalismo sin apellidos y presumía de que los datos económicos y de paro de Madrid son mejores que en España, aunque nada ofreció a los parados y demás víctimas de la crisis económica; Gómez defendía lo suyo en la Mesa y ponía verde a la lideresa por ser la más de derechas de todo el PP, y Gordo defendía un acercamiento con el PSM para cambiar juntos las políticas de derechas. Los “indignados” sobrevolaron la Asamblea de Madrid, pero nadie se preguntó por qué sus razones tienen menos motivos de reflexión que las actuaciones irreflexivas de los que creen que fuera de la no-violencia hay vida. Sólo odio, resentimiento y descontrol.


10
Jun 11

Y Tomás, al Constitucional

El secretario general del PSM, y ahora portavoz de los suyos en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, se estrenó el mismo día que lo hicieron los 129 parlamentarios de la IX Legislatura. Antes de sus primeras palabras, el presidente de la sesión constitutiva, Luis de Velasco (UPyD), el de mayor edad acompañado de los dos más jóvenes, uno del PP y otro del PSM, había leído el nombre de todos los elegidos el 22 de mayo antes de que depositasen su voto para elegir los nuevos miembros de la Mesa de la Cámara regional. El líder del PSM, que dejó el “invictus” en los cárteles del pasado electoral, temía que sus planes se truncaban, por lo menos en cuanto a su capacidad de dar salidas decentes, así llaman ellos a esto de la colocación, a sus personas de confianza.
José Ignacio Echeverría (PP) salió elegido presidente de la Cámara regional; Juan Barranco (PSM), Cristina Cifuentes (PP) y Antero Ruiz (IU) son ya los nuevos vicepresidentes. Y Carlos González (PP), Jacobo Beltrán (PP) y Enrique Normand (UPyD), los secretarios de este órgano que se dedica a ordenar las peticiones e iniciativas parlamentarias.

Los planes de Tomás Gómez de situar a Matilde Fernández en la Mesa de la Cámara se truncaron porque todos menos el PSM se mostraron de acuerdo en que estuviesen representados todos los grupos parlamentarios. Al considerarse maltratado por todos, Tomás anunció cuando el reparto de cargos ya había concluido, que llevará este asunto al Tribunal Constitucional. Los demás partidos reaccionaron a esta reacción de Gómez pasando de él descaradamente. El portavoz de IU, Gregorio Gordo, recordó que un acuerdo de socialistas y populares dejó a su formación, en la pasada Legislatura, sin un senador y se lo quedó el PSM. El más educado, Luis de Velasco, dijo que Tomás está en su derecho de decir lo que le convenga en cada momento. El líder socialista arremetió contra UPyD por pactar con la derecha y contra el PP por colocar al frente de la Portavocía a Iñigo Henríquez de Luna, imputado en un caso de golferío hasta la misma mañana del pleno parlamentario. Ya está libre de toda sospecha el que fuera edil de Aguirre en el Ayuntamiento de Gallardón, pero a Tomás le trae sin cuidado. Se va al Constitucional y se niega a que su realidad difiera de la realidad. Sus cosas empiezan a interesar poco a los que quieren cambiar las cosas de la política y de la vida.


08
Abr 11

Gómez y el copago

El pasado 17 de febrero el portavoz de IU, Gregorio Gordo, preguntó en el pleno de la Asamblea de Madrid a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, su opinión sobre la posible implantación del copago en el sistema sanitario madrileño. Ella dijo que no se impondrá en la región mientras ella esté en el Gobierno. Gordo pidió explicaciones al respecto de un documento de la Consejería de Sanidad en el que se plantean distintos recortes en servicios y prestaciones como las muletas de las personas discapacitadas o los materiales de control de los enfermos de diabetes. En varias ocasiones más, dirigentes del PP de Madrid aseguraron que de copago, nada.

Ahora, el candidato del PSM a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, enseña el mismo documento dando la sensación que lo acaba de descubrir y que ha encontrado el programa oculto de la derecha para acabar con la sanidad pública y hacer que todos los madrileños necesiten la tarjeta de crédito para ser atendidos. Parecía una copia de su antecesor en la Secretaría General del PSM, Rafael Simancas, repitiendo que los que no tuvieran Visa o Master Card se morirían de asco en las puertas de los hospitales, como en la sanidad de los EEUU. El PP dice que no hará pagar a los pacientes, aunque la gestión privada entra poco a poco en la sanidad madrileña, y el PSM está convencido de que Aguirre miente, aunque olvida que el copago, que ya existe en los medicamentos, ha estado en boca de algunos colegas de su partido. Sólo un ruego, apliquen a los demás, no sólo en Sanidad, los recortes que se aplican a si mismos como miembros de la clase política en materia de pensiones, viajes, asesores a dedo, prebendas, conductores, escoltas y demás privilegios como elegidos por los dioses de la divinidad.


21
Ene 11

Con lo de Rollán, van a su rollo

Ahora que ya empezó el duro, según todos, 2011, porque será un año con más preocupaciones y angustias para todos los que sufren la crisis en carne propia, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid condena a la secretaria de Organización del PSM, Trinidad Rollán, a no ocupar cargo público alguno durante ocho años por prevaricar durante su etapa de alcaldesa de Torrejón de Ardoz.

La sentencia califica de “burla” el convenio urbanístico “ilegal” firmado con una empresa y deja claro que las leyes están para cumplirse. Esto sucedió en 2001 y casi dos lustros después, los ediles que aprobaron en un pleno municipal lo que sabían que no podía hacerse son condenados por prevaricar, término que debería ser revocado del Código Penal y dejar de aplicarse a los políticos, ya que parece ser que cometen ilegalidades por el bien de los demás. Rollán no podrá ir en ninguna lista electoral por decisión judicial y no porque el PSOE se lo impida. Si ha de continuar en la Ejecutiva de Tomás Gómez es una decisión del PSM, que debería explicar a los madrileños que si se queda o se va de sus cargos directivos internos no depende de ningún código ético sino de los equilibrios internos.

Dice Gómez que no suele dejar tirados a los inocentes y que Rollán no se ha enriquecido con esta ilegalidad. Tampoco ha matado, violado ni asesinado, sólo ha sido condenada por prevaricación. Y lo de inocente, después de ser considerada culpable es una broma de mal gusto y una patada en la boca de las palabras que ya sólo sirven para mentir. El PP se aprovecha de la situación y pide a Gómez que se aplique la misma medicina que pide a los imputados de la derecha. Que hagan lo que les venga en gana, porque cada vez está más claro que van a su rollo, a lo suyo, a ocuparse sólo de sus propios asuntos.