12
May 16

La extraña relación entre la prensa y la Asamblea

La Asamblea de Madrid ha sido, sin duda, importante fuente de noticias para la prensa, que, por otra parte, no ha correspondido, con gratitud, con una mayor difusión de lo que sucede a diario en las distintas comisiones de trabajo. Qué tiempos aquellos en los que la sede del Parlamento de Vallecas era un ir y venir de periodistas en busca de Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez. Estos dos personajes eran en 2003 diputados del PSOE y provocaron con su espantada que el PP de Esperanza Aguirre se hiciese con el Gobierno. Vallecas ha vuelto a ser atractiva debido a la presencia de Aguirre y su sucesor en la Presidencia, Ignacio González, entre otros, en la comisión que investiga la corrupción política en la Comunidad de Madrid. También es generosa la Asamblea cada jueves, cuando la popular Cristina Cifuentes, el socialista Ángel Gabilondo o el miembro de Podemos Ramón Espinar facilitan la presencia de ‘plumillas’ durante las sesiones plenarias.

Pasados esos días de teatralización de la política, la actividad, que se realiza a diario, a nadie le interesa. Se debate sobre las medidas que se están tomando para educar a los adolescentes en la prevención de la violencia machista o sobre el funcionamiento de los centros de acogida para mujeres víctimas de maltrato o se habla de políticas para la prevención de los embarazos no deseados, pero qué más da porque no está la prensa, que en su extraña relación con la Asamblea sólo atiende lo que provoca choques y rifirrafes y no lo que pasa diariamente.


26
Jul 13

Alegre y rápido fin de periodo

La cercanía de las vacaciones parlamentarias, con el olor a montaña, mar o bar de barrio, pegado al cuello, produce milagros y hace olvidar la tensión vivida durante el periodo parlamentario que ahora echa el cierre. La tensión vivida en la Asamblea de Madrid, en pleno corazón de Vallecas, durante los últimos meses, con ocasión de los debates sobre los recortes en Sanidad, Educación y demás materias que afectan a la vida de los madrileños, subió muchísimo de temperatura en algunas ocasiones, como cuando se produjo la expulsión de la diputada socialista Maru Menéndez por llamar corrupto al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Hubo momentos en los que el cruce de acusaciones entre socialistas y populares llegó a niveles tan bajos y oscuros que lo más bonito que se llamaron fue chulo, fascista o miserable. Parecía que sólo el odio y el resentimiento acumulados inspiraban lo que soltaban por sus bocas. Pensar en el descanso veraniego tuvo sus efectos en el último Pleno de este periodo parlamentario.
Quedaron para dejar en ocho el número de consejeros de Radio Televisión Madrid y para iniciar el trámite de reforma de la Ley de Espectáculos, que contó con el apoyo de todos. Los que hablaron querían que todo fuera rápido. La diputada de UPyD Elvira García se quejó de la hora “intempestiva” del Pleno, muy temprano, nada más comer, y después de aprobar todo, salieron a los pasillos y se desearon felices vacaciones, con la sonrisa entre los labios. Seguro que el sol, las cañas de cerveza, con o sin alcohol, y la compañía de sus seres queridos les provoca relax y les hace olvidar la necesidad de estar todo el día representando un papel, de gobierno o de oposición, de malo o bueno ante los demás que provoca instantes de confusión y brotes de esquizofrenia. Buenas y felices vacaciones.


08
Jul 11

Poca actividad parlamentaria

La Asamblea de Madrid no está de vacaciones pero parece que, afectada por el calor, se hubiese acostumbrado al sopor que conduce al sueño y la modorra. Después de celebradas las elecciones de mayo y de que los 129 diputados tomasen posesión de sus escaños, nada o casi nada que afectase a los madrileños se ha realizado.
Cuestiones suyas, de la clase política, han ocupado todo su tiempo. Ya sabemos los nombres de los consejeros de Telemadrid y del Consejo Asesor de RTVE en Madrid, también el esfuerzo que cada partido ha hecho para ceder a UPyD una parte de sus dominios y permitir que tengan espacio físico para trabajar. Desconocemos cómo será el reparto de los dineros de todos para las actividades de cada grupo parlamentario. Hasta la fecha, socialistas, populares y miembros de IU se repartían más de cuatro millones de euros cada año para garantizar un buen funcionamiento. Ahora hay que repartir entre cuatro el presupuesto de la Asamblea de Madrid dedicado a estas cuestiones y no hay manera de entenderse. Unos piden más dinero ya que hay nueve diputados más y otro grupo parlamentario nuevo, otros prefieren no sólo no ampliar este gasto si no reducirlo y algunos están a la espera de lo que se decida para hacer planes de gasto para el año en curso.

Mientras debaten sobre lo suyo, a la espera de que hablen de lo de todos los madrileños, conocemos los nuevos datos de parados. Hay más de 6.000 desempleados menos pero todavía hay cerca de 470.000 ciudadanos sin trabajo. Cada partido echa mano del dato que más favorece los intereses de sus siglas para utilizar el drama de los que andan mejor de rodillas que de dinero en beneficio propio. El calor se nota en las calles y mucho en la poca actividad parlamentaria de la Cámara regional.


03
Jun 11

100 diputados y adiós a los coches oficiales

Dentro de pocos días se celebrará la sesión constitutiva de la Asamblea de Madrid, tras los comicios del 22-M. En esta ocasión, habrá cuatro fuerzas políticas, en vez de tres. Socialistas (36), populares (72) y miembros de IU (13) tendrán que apretarse un poco para que los ocho parlamentarios de UPyD ocupen sus despachos. Jurarán o prometerán su cargo 129 parlamentarios, nueve más que en la actualidad por el crecimiento poblacional. En el Hemiciclo hay espacio para 147 diputados y sitio para otra decena más de parlamentarios.

El partido de Rosa Díez, en el que hay de todo y caben todas las ideologías, por lo que puede parecer un cajón de sastre, tiene intención de pedir a las primeras de cambio que se reduzca el número de escaños y propone que sean 100. Su portavoz, Luis de Velasco, sin duda un personaje interesante, culto y de izquierdas -con un pasado de militante del PSOE y miembro del Gobierno de Felipe González-, tiene claro que además de que haya menos cobrando de los demás, pasa de tener coche oficial, como el resto de portavoces parlamentarios. Considera que montado en un vehículo con chofer se pierde el contacto con la calle y sus gentes y sobre todo porque es bueno dar ejemplo a los demás sobre las bondades del servicio público de transportes.

El que será portavoz del PSM, Tomás Gómez, dice ahora que no le parece mal y que se han usado hasta el abuso coches oficiales y, en algunos casos, escoltas por cuestiones de seguridad. Menudo morro. Es indudable que estas pequeñas cosas no guardan relación con los problemas de los madrileños, entre ellos, el paro y la reducción de determinados servicios sociales, pero el cambio en la política requiere de gestos y detalles. Neil Armstrong dijo nada más pisar la Luna en 1969, “este es un pequeño paso para un hombre, y un gran salto para la Humanidad”. Sin ser tan pretencioso, este pequeño paso para que la clase política no tire de cartera, a nuestra cuenta, como un nuevo rico, puede ayudar a que el político viva como los demás y sienta en sus propias carnes las quejas ciudadanas.


27
May 11

Empieza a levantarse la nueva Asamblea

Los madrileños dejaron en sus papeletas electorales el futuro de la nueva Asamblea de Madrid, que será más plural que antes al estar representados cuatro partidos en vez de tres. La entrada de UPyD obliga a reestructurar todo, incluido el diseño del reparto de los despachos de los grupos parlamentarios. Antes se los repartían socialistas, populares e IU, y ahora hay que hacer huecos para que se coloquen los 8 diputados del partido de Rosa Díez, encabezados por su primero de la lista electoral, Luis de Velasco, ex miembro del PSOE e integrante del primer Gobierno de Felipe González. La marea azul cubrirá una buena parte del hemiciclo, la mancha socialista se hace más pequeña y la coalición tendrá más escaños que hace cuatro años.

El 7 de junio tomarán posesión los 129 elegidos para representar a los madrileños. Unos jurarán y otros prometerán su cargo. Luego habrá que poner nombre y apellidos al equipo de Gobierno del nuevo parlamento de Vallecas. La Presidencia recaerá en el PP, que tiene que decidir si coloca de nuevo a Elvira Rodríguez, que lleva muchas papeletas en este sorteo,  o prefiere otra persona. Ella parece que quiere seguir, aunque todo está en manos de Esperanza Aguirre, que será nombrada presidenta de la Comunidad de Madrid pocas fechas después de la primera semana de junio.

Otros nombres que se barajan son los de Ignacio Echeverría, todavía consejero de Transportes y que ya ocupó en otros tiempos cercanos un puesto en la Mesa de la Cámara regional; Beatriz Elorriaga, que, según algunos, mueve algunos hilos para conseguir ser la sustituta de Elvira Rodríguez, o Engracia Hidalgo, responsable de Familia y Asuntos Sociales del último Gobierno de Aguirre y a la que no le pone mucho dejar tareas ejecutivas para desempeñar funciones parlamentarias de primer orden. Eso dicen.

La elección de senadores en representación autonómica, siete en esta ocasión, puede ayudar a despejar las incógnitas. El PP se lleva cinco de los siete y puede jugar con los nombres para contentar a los que sientan penita por no ser lo que desean. El nuevo parlamento se levantará en pleno verano y el lugar que ocupará cada uno está en manos de Aguirre, en cuanto al reparto popular, y en la de los portavoces de cada partido con representación parlamentaria.