05
Jul 13

El PSM no quiere nada con el PP

La Asamblea de Madrid se mantiene inhábil, a la espera de que la Diputación Permanente, máximo órgano parlamentario en periodos inhábiles, decida, si el PP, partido mayoritario, consiente algún acto en pleno mes de julio. Los partidos se reunieron para ultimar el funcionamiento de la Comisión de Reforma de la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid, que se reunirá los días 9 y 17 para tratar de sacar algo en claro que ayude a la regeneración de la clase política y a la implementación de la democracia en sus decisiones y prácticas. El socialista Tomás Gómez asegura que “no es momento de acuerdos y pactos con la derecha” y con cierta ironía se pregunta si el entendimiento con el PP tiene que ser para reformar el sistema de pensiones o privatizar un poco más la sanidad y la educación públicas. Quizá por este motivo se negó a acordar una reducción del número de diputados regionales, y quizá por la misma razón, o la contraria, apoyó poner en marcha algún tipo de reforma electoral, que debería incluir, sin duda, las primarias, abiertas o no a los simpatizantes, para todos los partidos y los derechos del parlamentario a ser puesto en una lista con más apoyos que los que rodean a los mandamases de las cúpulas de la organizaciones y a preguntar y pensar por cuenta propia sin necesidad de atender los mandamientos y rezos diarios ordenados por los capos de turno. Tomás Gómez, que lleva demasiado tiempo persiguiendo a los que están pringados en casos de corrupción del PP, cada vez habla menos de otras corrupciones como las relativas a los ERE de Andalucía, cuyo presidente ha anunciado unas primarias con nombre fijo, el de la persona elegida a dedo por los sostenedores del régimen, aparentando con un gesto democrático lo que parece ser una huida hacia adelante. No será que el destinatario de sus mensajes es Rubalcaba, que recientemente acordó con Rajoy no sé qué sobre Europa, la marca España y la juventud parada. Todo puede ser pero da la sensación que Gómez habla cada vez más para sí mismo como si fuese el centro de la nada.


22
Jul 11

Granados, en el punto de mira

Hubo un tiempo en el que decir Francisco Granados era sinónimo de control, poder y poderío dentro del PP de Madrid. Desde la llegada de Esperanza Aguirre a la Presidencia de la Comunidad, siempre estuvo en todas las quinielas para todo y en las conspiraciones para fortalecer el poder de su jefa. Sustituyó a Ricardo Romero de Tejada al frente de la Secretaría General de los populares madrileños, y ambos salieron mucho en la televisión que sacaba imágenes de la comisión de investigación sobre el llamado tamayazo. El primero aparecía en todas las denuncias del PSM y de IU relativas a golferíos político económicos y el segundo era el presidente de la citada comisión de la Asamblea de Madrid.

Fue consejero de Transportes, de Presidencia, de Justicia e Interior y aparecía en algún sueño de alguna noche perdida como vicepresidente de Aguirre, quien, tras las pasadas elecciones, decidió que no apareciese más, por ahora, en el listado de consejeros y mandarle al Senado para que no se aburriese después de tantas ocupaciones y encargos. Además, le han colocado de presidente de la comisión parlamentaria encargada de la duplicidad de competencias entre los ayuntamientos y la Comunidad. En el PP dicen que se le ha mandado a otras tareas importantes en las que también se puede servir a Aguirre. La oposición no se cree nada. Además, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, está convencido de que toda ha sido una cortina de humo para tapar las supuestas irregularidades que se pudieran realizar en su etapa como consejero de Transportes y presidente de Mintra, empresa pública encargada de la ampliación de la red de Metro y que será eliminada en pocas semanas para ahorrar gastos.

También señala a María Dolores de Cospedal, ahora presidenta de Castilla-La Mancha y sucesor de Granados en Mintra, como artífice de los golferíos denunciados con vagones de Metro y otras operaciones financieras poco claras para el PSM. En esas estamos, que Granados está en el punto de mira de algunos y es la diana en la que muchos quieren clavar sus dardos.


20
Jul 11

Explicaciones necesarias

Empiezan los recortes y el silencio y la crítica fácil se adueñan de la situación. Mientras los diputados siguen enrollados con sus cositas de euros y prebendas, el Gobierno de Esperanza Aguirre anuncia que habrá menos profesores, que reducirá el gasto farmacéutico y que eliminará Mintra y el Servicio Regional de Empleo. Medidas para eliminar gastos superfluos en tiempos de crisis, eso dicen. También que Mintra, empresa que se dedicaba a la ampliación de la red de Metro, ya no sirve y que hay que eliminar gastos y personal.

El líder del PSM Tomás Gómez sospecha que hay otras razones para disolver. Son necesarias explicaciones. La consejera de Educación dice que no es mucho pedir que los maestros cumplan su horario, como excusa para contratar menos enseñantes. ¿Antes no cumplían? Que nos explique esto que parece ser una justificación para gastar menos en educación. ¿Habrá medicamentos que tendrán que pagarlos hasta los que no tienen recursos y sí muchas necesidades? Que nos lo explique Aguirre, quien debe aclarar también que si el Servicio Regional de Empleo desaparece porque no es necesario ahora, por qué sí lo era antes. Quizá lo que pasa es que ahora, con menos dinero en las arcas regionales y en los bolsillos de los ciudadanos, hay que eliminar los lujos y los organismos creados sólo para dar de comer a los amigos del poder y de la oposición y que en realidad no servían más que para alienar a los ambiciosos e insaciables amigos de la clase política.

Hacen falta muchas explicaciones. Demasiadas. Que alguien nos explique para qué sirve el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, más allá de balneario para descanso bien pagado de selectos hombres y mujeres que desempeñaron en otros momentos puestos importantes en sus partidos y que ahora han pasado al retiro temporal o periodo de hibernación. Que hagan lo que quieran, pero que nos lo expliquen para responder como se merece cada recorte que ahoga un poco más al que ya está sin oxígeno.


06
Jul 11

El Senado, ¿premio o castigo?

La Asamblea de Madrid puso los nombres y apellidos de sus siete representantes en el Senado. Aunque hay cuatro partidos, sólo dos se llevan todo. Los socialistas Tomás Gómez y Maru Menéndez acompañarán a los populares Francisco Granados, Elvira Rodríguez, Luis Peral, Beatriz Elorriaga y Gador Ongil. Casi todos son ex altos cargos venidos a menos. Da la sensación que el Senado es un premio por los servicios prestados no sé a quién, aunque los elegidos y los que eligieron sí lo saben. Dicen que esta cámara de segunda lectura es un exilio dorado para los patriotas de partido que poco o casi nada tienen que aportar ya en sus respectivos ámbitos de actividad política. Elvira acaba de dejar la Presidencia del Parlamento regional, Beatriz, Gador y Luis fueron consejeros. También Paco, que además es secretario general del PP de Madrid. Como Tomás. Ambos ocupan un alto cargo en sus partidos, ambos son diputados regionales y ambos van al Senado.

Algunos critican que pueden cobrar tres sueldos, pero si es legal que hagan lo que crean más conveniente porque seguro que sus conciencias y sus principios no se resentirán. Saben que no es lo mismo predicar que dar trigo. Maru también irá al Senado después de dejar la Portavocía a Tomás, quien tiene claro que lo suyo no es el debate con los que ocupan puestos similares al suyo en la Asamblea, sino que lo suyo es la gloria y las altas cuestiones de Estado que se abordan en el Senado. Lo que parece un premio para ellos es, sin duda, un castigo a la ciudadanía que tiene que financiar algo que no tiene mucha utilidad y que sirve para que muchos sigan creyendo que son los que ellos mismos han soñado para ellos.


17
Jun 11

Los “indignados” sobrevuelan la investidura de Aguirre

El discurso de investidura de Esperanza Aguirre, celebrado en la Asamblea de Madrid durante dos días seguidos, que tenía como gran novedad su oferta de reforma de la Ley Electoral para crear distintas circunscripciones electoral y desbloquear las listas, comenzó mostrando comprensión con los ciudadanos que muestran “insatisfacción respecto a los políticos” y señalando que “no seria lógico ni honesto desdeñar esas criticas, que además pueden no estar exentas de razones”.

A continuación, tras rechazar el comportamiento de los que se manifestaron delante de los ayuntamientos el día de su constitución, acusó a los mismos indignados con los que se mostró comprensiva al inicio su disertación, de ser los precursores de los movimientos totalitarios. Acusó a estos indignados de gritar a los políticos y contra la democracia, olvidando que su “insatisfacción respecto a los políticos”, con la que se muestra tan de acuerdo, es el germen de su nacimiento para democratizar esta democracia bipartidista y bastante alejada de la ciudadanía que coloca a la clase política como su tercera preocupación.
Desde el principio los “indignados” sobrevolaron el hemiciclo, y sin estar presentes, estuvieron en los discursos de todos. También en la segunda jornada, en la que se produjo la votación (72 diputados del PP a favor y 57 del PSM, IU y UPyD en contra de la investidura de Aguirre) y la intervención de los portavoces Gregorio Gordo y Tomás Gómez. El líder de la coalición aseguró que los “indignados” “forman parte de la democracia” y que muchas de sus reivindicaciones son parte de la esencia e identidad de IU. El portavoz socialista dijo que “no podemos olvidar lo que este movimiento representa en cuanto a sus demandas sociales y de mayor autenticidad de la vida democrática”. A continuación, pidió la creación de una comisión parlamentaria para dialogar con los “indignados”.

Hasta el portavoz del PP, Iñigo Henríquez de Luna, lanzó un guiño de austeridad y anunció que renuncia a su coche oficial, siguiendo el ejemplo del portavoz de UPyD, Luís de Velasco, quien pasó de él desde el primer día. Luego hubo de todo, Aguirre defendía su liberalismo sin apellidos y presumía de que los datos económicos y de paro de Madrid son mejores que en España, aunque nada ofreció a los parados y demás víctimas de la crisis económica; Gómez defendía lo suyo en la Mesa y ponía verde a la lideresa por ser la más de derechas de todo el PP, y Gordo defendía un acercamiento con el PSM para cambiar juntos las políticas de derechas. Los “indignados” sobrevolaron la Asamblea de Madrid, pero nadie se preguntó por qué sus razones tienen menos motivos de reflexión que las actuaciones irreflexivas de los que creen que fuera de la no-violencia hay vida. Sólo odio, resentimiento y descontrol.


10
Jun 11

Y Tomás, al Constitucional

El secretario general del PSM, y ahora portavoz de los suyos en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, se estrenó el mismo día que lo hicieron los 129 parlamentarios de la IX Legislatura. Antes de sus primeras palabras, el presidente de la sesión constitutiva, Luis de Velasco (UPyD), el de mayor edad acompañado de los dos más jóvenes, uno del PP y otro del PSM, había leído el nombre de todos los elegidos el 22 de mayo antes de que depositasen su voto para elegir los nuevos miembros de la Mesa de la Cámara regional. El líder del PSM, que dejó el “invictus” en los cárteles del pasado electoral, temía que sus planes se truncaban, por lo menos en cuanto a su capacidad de dar salidas decentes, así llaman ellos a esto de la colocación, a sus personas de confianza.
José Ignacio Echeverría (PP) salió elegido presidente de la Cámara regional; Juan Barranco (PSM), Cristina Cifuentes (PP) y Antero Ruiz (IU) son ya los nuevos vicepresidentes. Y Carlos González (PP), Jacobo Beltrán (PP) y Enrique Normand (UPyD), los secretarios de este órgano que se dedica a ordenar las peticiones e iniciativas parlamentarias.

Los planes de Tomás Gómez de situar a Matilde Fernández en la Mesa de la Cámara se truncaron porque todos menos el PSM se mostraron de acuerdo en que estuviesen representados todos los grupos parlamentarios. Al considerarse maltratado por todos, Tomás anunció cuando el reparto de cargos ya había concluido, que llevará este asunto al Tribunal Constitucional. Los demás partidos reaccionaron a esta reacción de Gómez pasando de él descaradamente. El portavoz de IU, Gregorio Gordo, recordó que un acuerdo de socialistas y populares dejó a su formación, en la pasada Legislatura, sin un senador y se lo quedó el PSM. El más educado, Luis de Velasco, dijo que Tomás está en su derecho de decir lo que le convenga en cada momento. El líder socialista arremetió contra UPyD por pactar con la derecha y contra el PP por colocar al frente de la Portavocía a Iñigo Henríquez de Luna, imputado en un caso de golferío hasta la misma mañana del pleno parlamentario. Ya está libre de toda sospecha el que fuera edil de Aguirre en el Ayuntamiento de Gallardón, pero a Tomás le trae sin cuidado. Se va al Constitucional y se niega a que su realidad difiera de la realidad. Sus cosas empiezan a interesar poco a los que quieren cambiar las cosas de la política y de la vida.


03
Jun 11

100 diputados y adiós a los coches oficiales

Dentro de pocos días se celebrará la sesión constitutiva de la Asamblea de Madrid, tras los comicios del 22-M. En esta ocasión, habrá cuatro fuerzas políticas, en vez de tres. Socialistas (36), populares (72) y miembros de IU (13) tendrán que apretarse un poco para que los ocho parlamentarios de UPyD ocupen sus despachos. Jurarán o prometerán su cargo 129 parlamentarios, nueve más que en la actualidad por el crecimiento poblacional. En el Hemiciclo hay espacio para 147 diputados y sitio para otra decena más de parlamentarios.

El partido de Rosa Díez, en el que hay de todo y caben todas las ideologías, por lo que puede parecer un cajón de sastre, tiene intención de pedir a las primeras de cambio que se reduzca el número de escaños y propone que sean 100. Su portavoz, Luis de Velasco, sin duda un personaje interesante, culto y de izquierdas -con un pasado de militante del PSOE y miembro del Gobierno de Felipe González-, tiene claro que además de que haya menos cobrando de los demás, pasa de tener coche oficial, como el resto de portavoces parlamentarios. Considera que montado en un vehículo con chofer se pierde el contacto con la calle y sus gentes y sobre todo porque es bueno dar ejemplo a los demás sobre las bondades del servicio público de transportes.

El que será portavoz del PSM, Tomás Gómez, dice ahora que no le parece mal y que se han usado hasta el abuso coches oficiales y, en algunos casos, escoltas por cuestiones de seguridad. Menudo morro. Es indudable que estas pequeñas cosas no guardan relación con los problemas de los madrileños, entre ellos, el paro y la reducción de determinados servicios sociales, pero el cambio en la política requiere de gestos y detalles. Neil Armstrong dijo nada más pisar la Luna en 1969, “este es un pequeño paso para un hombre, y un gran salto para la Humanidad”. Sin ser tan pretencioso, este pequeño paso para que la clase política no tire de cartera, a nuestra cuenta, como un nuevo rico, puede ayudar a que el político viva como los demás y sienta en sus propias carnes las quejas ciudadanas.


06
May 11

Debates electorales ya

La campaña electoral ya está en marcha. Durante 15 días los candidatos de los partidos políticos con representación parlamentaria recorrerán los pueblos de la región para dar a conocer sus propuestas políticas y sus primeras actuaciones en caso de acceder a la gobernabilidad. El socialista Tomás Gómez, la popular Esperanza Aguirre y el aspirante de IU, Gregorio Gordo, además de los que aspiran también a entrar en la Asamblea de Madrid, entre ellos Luis de Velasco, del partido de Rosa Díez, es decir, UPyD, expondrán en sus actos políticos qué harán para reducir el escandaloso número de parados, garantizar que los servicios públicos sanitarios, educativos y de servicios sociales no sufren las embestidas de la crisis económicas y no se producen más recortes. Además, hablarán de todo un poco y siempre con palabras que a veces son difíciles de entender sin intérprete y que, sin duda, recibirán los aplausos de los ya convencidos, que son los que acuden a estos mítines.

Pero falta algo tan necesario como el oxígeno para respirar: la celebración de debates televisados en los que los espectadores sentados en sus casas puedan conocer, de primera mano, las opiniones de los candidatos sobre estas u otras cuestiones y puedan contrastar las diferencias entre unos y otros. No se ponen de acuerdo porque normalmente el partido que gobierna es el que decide si le interesa o no debatir con los otros aspirantes, hurtando de esta manera a los ciudadanos la posibilidad de ver en directo qué ofrecen realmente unos y otros, sin intermediarios amigos. Aguirre dice que no quiere debates en los que estén presentes Gordo y Gómez, porque considera que, si pierde el PP, PSM e IU gobernarán juntos y se convertiría en un dos contra una. Gómez quiere debates con Aguirre porque cree que IU no tiene posibilidad de ganar y Gordo, que acepta cualquier formato aunque no esté de acuerdo, considera que tiene tanto derecho a participar como Aguirre y Gómez.

Lo lógico sería regular esta cuestión de los debates, necesarios sin duda para que el votante se aclare un poco más que siguiendo las consignas de cada partido, para que no quede todo en manos de dos y a última hora. Debates ya y que quede todo aclarado de cara al futuro.


08
Abr 11

Gómez y el copago

El pasado 17 de febrero el portavoz de IU, Gregorio Gordo, preguntó en el pleno de la Asamblea de Madrid a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, su opinión sobre la posible implantación del copago en el sistema sanitario madrileño. Ella dijo que no se impondrá en la región mientras ella esté en el Gobierno. Gordo pidió explicaciones al respecto de un documento de la Consejería de Sanidad en el que se plantean distintos recortes en servicios y prestaciones como las muletas de las personas discapacitadas o los materiales de control de los enfermos de diabetes. En varias ocasiones más, dirigentes del PP de Madrid aseguraron que de copago, nada.

Ahora, el candidato del PSM a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, enseña el mismo documento dando la sensación que lo acaba de descubrir y que ha encontrado el programa oculto de la derecha para acabar con la sanidad pública y hacer que todos los madrileños necesiten la tarjeta de crédito para ser atendidos. Parecía una copia de su antecesor en la Secretaría General del PSM, Rafael Simancas, repitiendo que los que no tuvieran Visa o Master Card se morirían de asco en las puertas de los hospitales, como en la sanidad de los EEUU. El PP dice que no hará pagar a los pacientes, aunque la gestión privada entra poco a poco en la sanidad madrileña, y el PSM está convencido de que Aguirre miente, aunque olvida que el copago, que ya existe en los medicamentos, ha estado en boca de algunos colegas de su partido. Sólo un ruego, apliquen a los demás, no sólo en Sanidad, los recortes que se aplican a si mismos como miembros de la clase política en materia de pensiones, viajes, asesores a dedo, prebendas, conductores, escoltas y demás privilegios como elegidos por los dioses de la divinidad.


01
Abr 11

Votar en mayo, pero sin arcadas

Esperanza Aguirre firmó ya el decreto de convocatoria de elecciones municipales y autonómicas. Se celebrarán el 22 de mayo. La nueva Asamblea autonómica, que contará con 129 diputados, algunos más que en la actualidad porque hay más habitantes, se constituirá el 7 de junio. La campaña electoral comenzará el 6 de mayo y finalizará un día antes de la votación, que debería ser masiva. Los aspirantes a gobernar son, además de la mandataria regional, el socialista Tomás Gómez, Gregorio Gordo (IU) y Luis de Velasco (UPyD).

Llevan ya muchas semanas anunciando qué harán en caso de ser los elegidos por los votantes. Todavía no han hablado de sus propuestas para ayudar al crecimiento económico y del empleo. Tampoco sabemos mucho cómo garantizarán que el Estado de Bienestar, al que todos citan en sus discursos, no se recorte, alegando que sigue la crisis que machaca más a los que menos tienen, es decir, que no habrá copagos o privatizaciones de servicios educativos, sanitarios o sociales, ni nos los meterán por la puerta de atrás.

Cuantos más madrileños acudan a los colegios electorales a depositar la papeleta electoral que más les convenza, mejor, pero sin miedo, sin arcadas y sin tener que hacerlo tapándose la nariz. No sólo se presentan el PP y el PSM, por lo que no hay que votar para que no ganen los contrarios. ‘No me gusta Rajoy, pero antes de que salga Zapatero’, es la consigna de algunos de la derecha. Otros socialistas se apuntan al ‘con tal de que no gobierne Rajoy, mejor apoyar al Zapatero de turno’.
Se puede votar sin sentir ese movimiento violento del estómago, anterior o simultáneo al vómito. Si ningún candidato convence, siempre existe la posibilidad de votar en blanco, ejercicio de responsabilidad y de participación similar al recorrido por el mercado que concluye cuando te vas de vacío porque los alimentos en venta no tienen la calidad que cada uno exige a sus guisos.