19
Jul 13

Abierto por vacaciones

La iconografía urbana del estío madrileño ha ido cambiando con las circunstancias sociales, pero sobre todo, las económicas. Hasta hace pocos años era tradicional, llegado julio, ver colgando de los escaparates de comercios, farmacias, restaurantes y oficinas el cartel de: “Cerrado por vacaciones”, una expresión literal que se acentuaba durante el mes de agosto. Medio Madrid cerraba en uno u otro mes estival. Pero llegaron tiempos en que las vacaciones comenzaron a diversificarse, y sobre todo, a acortarse, hasta que la gripe de la crisis económica lo contagió todo y ahora, el cartel de “Cerrado por vacaciones”, prácticamente se ha extinguido y habría que colocar el contrario: “Abierto por vacaciones”, por que la precaria situación económica ha dejado sin vacaciones a comercios y otros establecimientos, a familias enteras, y hasta los políticos han hecho de julio un mes hábil para que los votantes noten que hacen causa común con ellos y no se van de vacaciones, o al menos, aparentar que veranean menos.
Al marqués de la Valdavia se le atribuye la frase de: “Madrid, en agosto, con dinero y sin familia, Baden Baden”, en alusión a esa localidad alemana célebre por su relajante y salutífero balneario. Pero todo cambia y ahora podría decirse: “En Madrid, en agosto, sin dinero y con familia, piscina y paseo”. Y es que los tiempos de crisis cambian las cosas una barbaridad. El Ayuntamiento elabora un barómetro económico que mide las previsiones de los madrileños sobre la conjugación del verbo “veranear”, y concluye que este año habrá menos familias que veraneen fuera de sus habituales lugares de residencia, pero sobre todo, serán más los que salgan menos días. Por necesidades propias del negocio, muchos negocios relacionados con el sector del turismo, no pondrán el cartel de “Cerrado por vacaciones”, porque en grandes ciudades como Madrid, deben aprovechar el tirón del verano para recuperarse del largo invierno, aprovechar el mercado de los que vienen de fuera y del mercado potencial de los que no salen, y a los que iba dirigido aquel eslogan de promoción turística de la Comunidad de Madrid: “Sal, y quédate”.


04
Feb 11

Viejos rockeros

Eran jóvenes rockeros de la política, allá por la movida de los años ochenta. Hicieron carrera en la esfera local y después volaron por los altos andamios de las nubes para volver ahora a casa, al nido de donde salieron como políticos en prácticas.

Mal deben andar las canteras de los partidos políticos cuando tienen que tirar de los equipos de veteranos para juegan partidos trascendentes en las urnas. Jaime Lissavetzky es candidato a la alcaldía de Madrid, después de haberse iniciado en la política local como consejero del gobierno regional de Joaquín Leguina y más tarde ostentar el cargo de secretario general de la FSM, hasta llegar a la secretaría de Estado para el Deporte. Y ha elegido como número 2 de su lista, a otra veterana de la política de proximidad: Ruth Porta, que fuera concejala del Ayuntamiento de Madrid, diputada regional y senadora, persona contundente, de verbo hiriente, que no se arruga aunque la oposición ponga a su marido en el ojo del huracán por presuntas irregularidades en el mundo del ladrillo. Será una china en el zapato de Gallardón, si este continúa como alcalde.

Otro viejo y glorioso rockero de la política local retorna a sus lares: Juan Barranco, concejal primero y alcalde después de la Villa y Corte. Ha sido senador y es diputado nacional. Ahora entiende que su nombre en el puesto número 3 de la candidatura de Gómez, puede prestigiarla, y de forma desinteresada, estando ya de vuelta y percibiendo que no hay mejor futuro que retornar al pasado, decide volver y con letra de tango: “sentir, que es un soplo la vida, que veinte años no es nada…” Hace veinte años que dejó de ser alcalde.


21
Ene 11

Las llamaban Trinidad

Trinidad. Su nombre envenena los sueños de Tomás Gómez. Primero fue Trinidad Jiménez, con la que tuvo que pelear unas primarias que terminó ganando. Ahora, Trinidad Rollán, condenada por los tribunales a 8 años de inhabilitación para cargo público, y a la que Gómez sigue dando amparo en un despacho de Callao para que siga ejerciendo como número 2 del partido en Madrid, porque se niega a admitir que una condena para ocupar un cargo público no debe afectar a un cargo de responsabilidad dentro del partido. Aquí es donde nace la discrepancia, no solo desde la casa de enfrente, situada en la acera de la derecha, sino dentro de la propia casa común del socialismo. Desde Ferraz dicen que respetan, que no quiere decir que respalden, la decisión de Gómez, y esos respetuosos son los mismos que estarán esperando a Gómez si éste no consigue unos buenos resultados el 22 de mayo.

El secretario general de los socialistas madrileños sigue confiando en la inocencia de Rollán. Cuando menos le aplica la atenuante de no haberse enriquecido, cosa que por otra parte no se ha llegado a investigar. Resulta curioso hasta donde llega la percepción de la corrupción política en España, que se pasa de “apestado”, si alguien se ha enriquecido, a “inocente” y maltratado si no se demuestra que haya “pillado”, aunque se le acuse y pruebe un delito de prevaricación, como es el caso de Trinidad Rollán, que en política no deja de ser un delito muy grave, porque se ha cometido una irregularidad a sabiendas de que se cometía, y en ocasiones las irregularidades pueden convertirse en beneficios, al menos para terceros.


18
Ene 11

Malos humos

No se puede decir que por prohibir fumar en locales públicos, el país esté libre de malos humos, porque hosteleros y fumadores sí muestran malos humos, están que fuman en pipa, ya que el tabaco, además de una cuestión de salud pública, es un regocijo para la ex fumadora ministra Leire Pajín y un perjuicio económico que no se ha calculado bien. La ministra se fuma cualquier malestar por su medida y se afana en convertir a España en un país de espías y chivatos cuando encandila el espíritu cívico para que cualquier ciudadano de bien denuncie a quien se salte la norma. Continue reading →


29
Dic 10

Año de nervios

Apasionante se presenta el año electoral en el que, a día de hoy, Aguirre y Gallardón renovarían su mayoría absoluta en la Comunidad y en el Ayuntamiento, aunque según el calendario íntimo de Tomás Gómez, el PP tiene en estos momentos perdida la mayoría absoluta en la Asamblea y él está a punto de irse al sastre para encargarle un traje a la medida de un presidente.

Estamos a tiempo de escribir la carta a los Reyes, en la que el político les pide ganar; el parado, trabajar; el sindicalista, seguir liberado; el concejal de Urbanismo, volver a recalificar suelo; el pensionista, una revisión y el banquero, no ponerse a régimen, es decir, seguir engordando sus arcas. 2011 será un año de gozos y frustraciones, según el capricho de las urnas, de sinsabores domésticos, donde la luz, el gas, el tren, los taxis, el tabaco y respirar aliviados nos va a costar más caro.


24
Dic 10

Pellizquito del ‘Gordo’

Dicen los más viejos del lugar, o aquellos que tienen acumulada experiencia en las tradiciones anecdóticas, que el “gordo” de la lotería deNavidad siempre toca en aquellas localidades donde a lo largo del año se ha producido alguna desgracia. Es como si el destino, la suerte, quisiera recompensar a las zonas damnificadas por accidentes o catástrofes naturales.

La ciudad de Madrid y la Comunidad madrileña en su conjunto han sufrido el viento huracanado procedente de la Moncloa, que ha arrasado cualquier posibilidad de mejora en las inversiones o de aliviar la borrasca interior de la deuda pública. El gobierno central ha seguido haciendo de Madrid la mal querida del Estado, negándole el pan y la sal de las inversiones, y al Ayuntamiento capitalino la posibilidad de refinanciar su deuda. Pero Madrid no podía quedarse varada en el futuro y en la indiferencia estatal y ha cogido algún pellizquito del “gordo de la suerte”.

Fistch Rating ha ratificado la buena calificación que otorga a la capital de España y esto es un logro en tiempos de pérdida de credibilidad del país en su conjunto. Madrid ha batido este año el récord de llegada de turistas, y además, cuando la economía de este país se encuentra en vía muerta, las comunicaciones sobre raíles avanzan de forma prodigiosa. El AVE aValencia vuela desde el pasado domingo de Puerta de Atocha a Joaquín Sorolla en hora y media. Los trenes de Metro más modernos del mundo, los de la serie 8.400, circulan ya por las estaciones del metropolitano más vanguardista del mundo. Y es que Madrid se gasta tanto en “lotería del Estado”, que alguna vez le tiene que tocar algo del “gordo”, aunque sea un pellizquito.


20
Dic 10

El dopaje en la política

Algunos deportistas se dopan para subir su rendimiento y ganar pruebas. Algunos políticos se administran otro tipo de estimulantes para subir su patrimonio y ganar más de lo que les corresponde. Asistimos en estos días a esa vergüenza que enrojece el mundo del deporte llamada operación “Galgo”, respondiendo así a las pretensiones de la guardia civil de echar un galgo a esos atletas que, presuntamente, han corrido más de lo que lo hubieran hecho en condiciones normales. El fenómeno del dopaje corre por el tartán y se sube al podio. Pero la política no está exenta de aparecer frecuentemente bajo sospecha. Si algunos deportistas se meten epo, clenbuterol o anabolizantes, algunos políticos se estimulan con elevadas dosis de corrupción, fortalecen su masa muscular con ingesta de prevaricación y se hacen transfusiones de influencias en estado puro.

El mundo de la política, como el del deporte, se encuentra permanentemente bajo sospecha. Un día es el “Gürtel” metido en vena, o el caso “Ciempozuelos”, que superan en efectividad a otros productos ya pasados de fecha, pero que fueron muy efectivos en su día como “Filesa”, “Urbanor”, “Ibercorp” o “PSV”. Los casos de “dopaje” político con corrupción o prevaricación, inundan los juzgados de toda España, aunque la operación “Malaya” se lleva la palma, es una sobredosis. Esta semana le ha tocado al Partido Socialista de Madrid. La número 2 de Tomás Gómez, Trinidad Rollán, está acusada de meterse una dosis de prevaricación siendo alcaldesa de Torrejón de Ardoz, mientras que el ex alcalde socialista de Leganés, Pérez Ráez, se enfrenta a juicio oral por una ingesta de “Cuadrifolio”. En todas partes cuecen “estimulantes”.


10
Dic 10

Que se actúe con dureza

No siempre tras la tempestad viene la calma, sobre todo porque cuando un ciclón se lleva por delante tantas cosas, hay que hacer balance de los daños. Ese ciclón fuera de control que obligó al cierre del espacio aéreo español apenas duró veinticuatro horas hasta que la normalidad se restableció a paso militar, pero ha dejado muchos damnificados: los heridos moralmente por un sueño de vacaciones de puente roto por el capricho de unos cuantos; los hoteleros de Madrid, que pasaron la jornada de anulación de reservas más intensa de sus vidas, y los comerciantes que confiaban en que el largo puente trajera turistas y consumo, pero al final sólo trajo frustraciones, estimando el descenso de las ventas en un 30 por ciento con respecto a la misma fecha del pasado año.

Todos los sectores afectados piden indemnizaciones por daños y perjuicios. Por su parte, la administración competente debe aplicar la ley hasta sus últimas consecuencias; que los expedientes abiertos no naveguen perdidos por el espacio sideral de la desidia, como navegan desde hace cinco meses los expedientes abiertos a los conductores del Metro, que a finales de junio no cumplieron los servicios mínimos en dos jornadas de huelga y propiciaron el cierre del espacio suburbano de Madrid, dejando varados a cientos de miles de ciudadanos. No se puede amagar y no dar con la legislación vigente, porque luego nos lamentamos de las reincidencias. Y una lectura política: Zapatero no quiso ser la imagen que diera la vuelta al mundo anunciando el Estado de Alarma. La imagen fue la de Rubalcaba. ¿Para salvar la de ZP o para promocionar su propia de cara con vistas a un futuro inmediato?


03
Dic 10

Cara Navidad

Ya hay estudios que empiezan a hacernos la “pascua” antes de que llegue la Navidad. Según los sesudos analistas, cada madrileño destinará una media demás 700 euros a gastos navideños, 400 de ellos en regalos. Aquí se computa lo que en este menester se pueda gastar el señor Botín o Cristiano Ronaldo y lo que pueda derrochar un parado o un chabolista sin acomodo en los sondeos. La media es de 720 euros por persona, bien digo, por persona y no por familia, lo que significa que en un hogar con cuatro miembros, aunque estén todos parados y uno de ellos cobre una pensión de miseria, se van a gastar 2.880 euros, cantidad media que parece desproporcionada para la situación económica que sufre este país. No perdamos de vista la posibilidad de que se incluyan entre los regalos navideños, los guantes que se pueda comprar en los “chinos” el mendigo, de turno para que no se le queden las manos heladas de tanto extenderlas intentando alcanzar la caridad del transeúnte; la inevitable pastilla de turrón o las botas de mercadillo para protegerse de la escarcha del invierno madrileño. Esto de sacar la media de las cosas tiene la parte curiosa, pero no es indicativo de la situación real tan severa que nos hace difícil creer que cada madrileño, cada uno de los 6.500.000 habitantes de esta Comunidad, se gaste más de 700 euros en Navidad. Claro que una cosa es lo que nos dicen que tenemos que gastar y otra que tengamos para gastárnoslo.

POSDATA. Me llama la delegada municipal de las Artes, Alicia Moreno, para aclararme que los gastos de alumbrado navideño y el diseño de los ornamentos, no es de su competencia, sino de la de su compañera de Obras, Paz González. Escrito  queda.