30
Sep 11

El profe hace novillos

Los profesores de secundaria quieren ser repetidores. Reincidirán y volverán a hacer novillos, a faltar a clase, los días 4, 5 y 20 de octubre. Retoman el calendario de movilizaciones con marchas, concentraciones, camisetas verdes y huelgas. Dicen los sindicalistas de la enseñanza que es necesario este despliegue reivindicativo para hacer entrar en razones a la consejera de Educación, y ésta les responde calificando de “salvaje” la huelga, pues no hay motivos para entorpecer de esta manera el curso y perjudicar gravemente a los alumnos por el simple hecho de obligar a los profesores a dar dos horas más de clase a la semana. Es como si los alumnos dejaran de ir a clase porque el profesor les pone demasiados deberes, o fuera tan exigente en los exámenes que les obligara a estudiar dos horas más a la semana.

Ya lo saben los alumnos de la escuela pública: durante el mes de octubre, tres días de huelga, tres días sin clase, tres días de quebraderos de los padres que no podrán dejar a sus hijos en clase, tres días perdidos para aquellos que han elegido, por voluntad o por necesidad, ir a la enseñanza pública.

Quienes no tendrán este problema, porque tienen garantizado un curso libre de percances sindicales, libre de huelgas y movilizaciones, son, entre otros, los hijos del secretario general de UGT en Madrid, José Ricardo Martinez, y los de algunos ministros del gobierno de ZP, que llevan a sus hijos a colegios privados no concertados, y en algunos casos, en coche oficial. A los alumnos de lo público les dan calabazas; a los de la privada, también calabazas, pero ya transformadas en dulce cabello de ángel por la mano de papá ministro o papá sindicalista.


22
Sep 11

Cejas sin recortes

Despiertan los de la ceja del letargo impuesto por la crisis y la política de “en boca callada no entran moscas”… cojoneras. En los últimos estertores del zapaterismo, resurgen de sus cenizas para echar el último cable al partido que se hunde con sus subvenciones en la bodega. Más de un centenar de autodenominados intelectuales, se dan cita para firmar un manifiesto, quizá el último manifiesto antes de ponerse los lunes al sol por falta de subvención, contra los recortes en la educación pública, que coinciden con aquellas comunidades donde gobierna el PP, pero es solo pura casualidad. Esperanza Aguirre dice que el “quintapartito”, formado por PSOE, IU, sindicatos, indignados y los de la ceja, dicen falsedades cuando hablan de recortes. De las 37 horas laborales a la semana, 18 las utilizan los profesores para dar clases, el resto para tutorías, exámenes, reuniones, preparación de asignaturas, etc., de difícil control horario. Los sindicatos se oponen a que de esas 18 horas se pase a 20, lo que disminuiría el número de horas de difícil control hasta las 37 semanales.

Los sindicatos desconvocaron la huelga del 14. El argumento de ANPE, es que ese día muchos pueblos de la Comunidad estaban en fiestas patronales. Ya se sabe: con encierros, resacas, bailoteos y jarana, uno no está para huelgas. Se ha retrasado al día 20 y se le añade el 21.

Para unirse a los sindicatos, han vuelto los de la ceja, sin recortes, ni de privilegios para los profesores, ni de subvenciones para ellos. Quieren las cejas arqueadas y bien pobladas, sin depilación, porque cuando ven a Carmen de Mairena, casi les da un pasmo y se temen que en noviembre, todos calvos de cejas.