Archivo | Ejemplo de superación RSS para esta sección

Una historia familiar

Resulta sorprendente cómo a veces alguien extraño puede lograr explicar tus sentimientos mucho mejor que uno mismo. Eso es precisamente lo que me acaba de ocurrir con este magnífico reportaje de Informe Robinson sobre el ciclista Markel Irizar y el relato de su experiencia con el cáncer. Desde el momento de la comunicación del diagnóstico, la crudeza del tratamiento o los primeros progresos en su día a día, he sentido como si me estuviera observando extrasensorialmente, expresándome a través de sus labios [*]. Cómo olvidar que yo también hice de Lance Armstrong, y de su autobiografía ‘Mi vuelta a la vida‘,  todo un referente como paciente.

Mi recomendación: dedícate los siguientes 20 minutos de optimismo y superación. Después de una larga noche, siempre sale el Sol.

Imagen de previsualización de YouTube

[*] Esta es la razón por la que me identifico con la historia de Markel Irizar.

Prometo no quejarme pero no sé hasta cuándo…

Os propongo un ejercicio muy sencillo. Dadle al play en el siguiente vídeo y dejáos contagiar por este extraordinario ejemplo del verdadero espíritu de superación. El resto de adjetivos ponedlos vosotros.

Este documento es cortesía de La Huella Digital

[Recomendación: mientras lees los subtítulos, silencia el vídeo y escucha la canción que te propongo]

Cita postuaria: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. (Albert Einstein, 1879-1955)