Archivo | Voluntad RSS para esta sección

Cómo tocar la cima del Kilimanjaro con las manos

Se llama Spencer West y tuvieron que amputarle las piernas cuando tenía 5 años. Pues entérate bien, acaba de ascender el Kilimanjaro ayudado solamente de sus brazos. Cerca de 6.000 metros ascendiendo paso a paso, en su caso palmo a palmo, apoyándose únicamente sobre las palmas de sus manos. Por si fuera poco ya de por sí el desafío, gracias a esta hazaña de admirable superación, West ha conseguido recaudar 500.000 dólares para una ONG infantil del continente africano.

Lección 1: Me he propuesto no quejarme tan gratuitamente.

Lección 2: Por lo menos, en lo que queda de semana…

Imagen de previsualización de YouTube

Prometo no quejarme pero no sé hasta cuándo…

Os propongo un ejercicio muy sencillo. Dadle al play en el siguiente vídeo y dejáos contagiar por este extraordinario ejemplo del verdadero espíritu de superación. El resto de adjetivos ponedlos vosotros.

Este documento es cortesía de La Huella Digital

[Recomendación: mientras lees los subtítulos, silencia el vídeo y escucha la canción que te propongo]

Cita postuaria: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. (Albert Einstein, 1879-1955)