Archivo | Canción RSS para esta sección

Una maravilla llamada Halo

Dedícate los siguientes 3 minutos y 47 segundos del día. Apaga la luz y sumérgete en esta obra de arte. Aún no lo sabes, pero te la mereces.

Beyoncé – Halo

[Sugerencia: Repetir su visualización tiene efectos beneficiosos para tu salud]

Cita postuaria: “La vida es como la música, debe componerse con el oído, el sentimiento y el instinto, no mediante reglas”. (Samuel Butler, 1612-1680)

Esperando…

Una inmejorable forma de esperar mientras se está esperando…

Vía El reino de Aneralia

Me he marcado un propósito ‘made in at home’ que deseo aplicarme como ‘leitmotiv’ y que me trae de cráneo: “No ser el responsable de nada que pueda hacer que algún día le avergüence mirarme a la cara”. Un auténtico desafío…

¿Ocurrirá lo mismo que con Paul Potts?

¿Os acordáis de Paul Potts, aquel concursante del “Tienes Talento” británico que asombró al mundo con sus cualidades vocales? Pues ya tiene versión femenina y se llama Susan Boyle. Dadle al play.

Vía Alt1040

Ahora cabe preguntarse si lo que acabó convirtiéndose en un fenómeno de masas gracias al marketing 2.0 y la red en el caso de Paul Pots, puede volver a reproducirse esta vez o existe una saturación en el mercado mediático de este tipo de productos del estilo “hecho a sí mismos”, “héroe anónimo”…

Dudemos herman@s

Escuchando el álbum Avalancha de Héroes del Silencio, me detuve en la parte final de la letra del tema Deshacer el mundo. No sé qué ocurrió pero me vi avocado a repetir una y otra vez ese fragmento mientras lo canturreaba con mucho más énfasis que destreza. Y dice así:

“..Ponme fuera del alcance del bostezo universal
nos veremos en el exilio o en una celda
ponme fuera del reposo en mi historia personal
soy un ave rapaz: ¡mirad mis alas!”

Quizá fuera por todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor (debates apañados en televisión, despidos encubiertos por la crisis…) o por pura casualidad, pero el caso es que en un ataque reflexivo impropio de quién os escribe, mi mente -poco acostumbrada a estos alardes- se vio con lucidez suficiente como para relacionar la letra de esa canción de Héroes con las circunstancias que nos rodean, adoptando un actitud crítica con la que encarar el día a día.

O lo que es lo mismo: Cuestionaoslo todo. Ponedlo todo en duda, incluso dudad de que dudéis de todo.

Anticipándome a la inevitable pregunta que sé que os ronda en vuestras cabezas, os confirmo que la semana próxima, sin falta, pido cita con mi terapeuta de cabecera, Haruki de la Mancha.

Cita postuaria: “Casi todos prefieren la mentira por ellos descubierta a la verdad encontrada por otros”. (Jean-Jacques Rousseau)

Más allá de la televisión

Vamos a cerrar este fin de semana de febrero con algunas de mis sugerencias para que ocupéis vuestro tiempo, si os da la gana por supuesto. Visto el recital escabroso que en los últimos días nos ha ofrecido la pequeña pantalla y una parte de la prensa escrita, os voy a echar un cable por si decidís cambiar algunos hábitos de ocio.

Mis tres propuestas son:

  • Hazte con un ejemplar de “El factor humano“, el último y fenomenal libro de John Carlin en el que relata cómo se las ingenió Nelson Mandela para forjar la unión de un país quebrado, gracias al deporte. Más didáctico que 24 horas de “Quieres ser millonario” o una charla de un café de tiempo con Eduard Punset.
  • Engánchate a “Mad Men“, la serie yankee que ha roto todos los moldes en los últimos años. A los que os interese o tengáis curiosidad por el mundo de la publicidad, el marketing o la comunicación disfrutaréis tela marinera. A los que ni os vaya ni os venga este mundillo, también os interesará conocer como los que están al otro lado tratan de influirnos en nuestros gustos y hábitos de consumo, y de qué manera lo consiguen. Recordad que no es malo irse a la cama sabiendo algo más. Incluso, aunque después no podamos cobrarlo.
  • Como banda sonora para la lectura anterior, os propongo el último trabajo de Antony and the Johnsons, “The crying light“. Pura magia, querido Tamariz.

Cita postuaria: “La soberanía del hombre está oculta en la dimensión de sus conocimientos.” (Francis Bacon)

Miconsejos II: salpicón de lectura, cine y música

A continuación os paso mi ración de sugerencias ociosas varias, para tipos como vosotros y doncellas como vuesas mercedes. Siempre con la verdad por delante… si procede, claro.

Libros: Actualmente estoy leyendo Gomorra (Roberto Saviano). En este libro el autor realiza una radiografía en cuatro dimensiones del funcianamiento de la Camorra, ofreciendo todo tipo de detalles, lo que le ha valido estar amenazado de muerte en la actualidad. Tal vez mientras leáis este post, alguna de las prendas que llevéis puestas -en algunos casos no quiero imaginar lo contrario- proceda de uno de esos talleres clandestinos que describe Saviano. Tras este título ya tengo el siguiente sobre la mesa: La audacia de la esperanza, de un tal Barack Obama. Espero que una vez lo devore, las enormes expectativas generadas por la crítica no me hagan acordarme de todos ellos y de sus respectivas familias. Por si fuera poco os ofrezco otra posibilidad, que esta vez ni siquiera he adquirido aún. Se trata del libro Corazón y mente: claves del bienestar físico y emocional (Valentín Fuster y Luis Rojas Marcos) que tengo la sensación de que pinta bien, lejos de los rollos metafísicos y kármicos del estilo de El Secreto, una auténtica mandanga ideal para casos de astricción severa.


Cine: Hace meses tuve el placer de ver “Los magnates del sexo” protagonizada por el genial e incombustible Jeff Bridges. Me pareció entretenida y graciosa -las dos cosas unidas no tiene precio-. Está plagada de sarcasmo y de mensajes subliminales. Muy cachonda -de reir, aclarado queda-; os gustará. Y si no, reclamaciones al director que es el que se lo llevó calentito.


Música: Mis recomendaciones en este apartado son especialmente dos. La primera de ellas es el álbum I am a bird now de Antony and the Johnsons, sinceramente algo mágico para soñar despierto, que sin duda es lo más difícil, creo yo. En segundo lugar, os recomiendo el último trabajo de Seal llamado Soul, en el que, como su nombre indica, repasa los temas más destacados de la historia del soul redondeándolos con su estilo tan peculiar. Ideal para veladas tranquilas y otros menesteres al gusto del consumidor.

Sin música la vida sería un error…

Embargado por cierto tufo sentimentaloide, me he permitido el lujo de proponeros un ejercicio de relajación, cuasi levitativo, que en estos tiempos de estrés y sueños narcóticos, creo no equivocarme, me agradeceréis.

Apagad la luz, colocad el cursor sobre el play, cerrad los ojos y apretad… Prepararos para un extraordinario viaje, hacia ninguna parte.

Dire Straits -Going Home (Local Hero)

Cita postuaria: “Sin música la vida sería un error.” (Friedrich Nietzsche)

‘Miconsejos’ para el fin de semana

Estas son algunas de mis sugerencias para que “desempleéis” parte de vuestro tiempo de esparcimiento dominical. Sed felices hasta allá donde os permita el euribor…

Música: ¡¡¡Muy, muy interesante!!! Os recomiendo dos radios virtuales en las que podréis elegir a golpe de clic la música que queréis según el criterio que más os interese (artista, estilo, época, idioma…): Rockola.fm y Yes.fm. Estoy enganchadísimo desde que las conozco. Recomendable para todos los públicos.

Lectura: Un interesante artículo del eurodiputado Ignasi Guardans (CiU) sobre la autobiografía de Sidney Poitier, inmaculado actor que protagonizó, entre otras obras maestras, “Adivina quién viene esta noche” (Stanley Kramer, 1967)

Información: Para todos aquellos que tenéis la desgracia de coger un avión con asiduidad, os dejo este video informativo sobre las normas de seguridad a las que os debéis someter en los controles y a las que no.

Por tu bien: Aquí os dejo unas recomendaciones simples pero efectivas para intentar dar esquinazo a la idiotez, por cortesía de Angel María Herrera. ¡Sé más rápido que la imbecilidad!

Magnífica banda sonora para debatir

Buceando por la red en busca de información sobre el grupo musical Antony & the Johnsons y su memorable tema Hope there’s someone (lo recordaréis porque es la banda sonora del último anuncio de Massimo Dutti) me topé con uno de los videoclips no oficiales de esa misma canción que me dejó impactado. Más allá de la veracidad o no del mismo -en la era de internet no me fio ni de lo que “pico” yo en este blog- me quedé impactado por la crudeza de las imágenes. Lo curioso del caso es que no por tratarse de una estampa a la que estamos desgraciadamente habituados en nuestras ciudades, deja de ser terriblemente bochornosa para la condición humana. Estoy seguro que después de que visionéis este documento audiovisual, ninguno de vosotros se quedará indiferente al respecto ya sea siguiendo el movimiento que nos invita a marcar esta frenética sociedad, o parándose en seco desafiando las reglas no escritas que se han convertido en constumbres de lo que creemos definir como civilización.

¿Sabéis que es lo que más me repugna del caso? Que estoy lamentablemente convencido de que yo sería uno de esos cobardes que circulan impasibles, demostrando una inhumanidad de tal calibre que ruborizaría al mismísimo Adolf Hitler. Dado que las excusas se inventaron para estos casos, ahí va una que no tiene precio: “Si yo como ser humano “raso” tendría que tener el deber de solidarizarme con uno de mis iguales y socorrerle, qué no deberían hacer los millones de católicos de carrera a los que, además de lo anterior, se les presupone que -y leo textualmente- “ayudarán al prójimo”. Conclusión de low cost: Siempre me quedará la política.

Citas postuarias: “Aprender es remar contra la corriente: si no avanzamos, se retrocede.” (Proverbio chino). “Cuando apuntas con el dedo, recueda que otros tres dedos te señalan a ti.” (Proverbio).

La música comprometida no tiene precio…

A veces la buena música viene acompañada de una letra insuperable. Pasen, escuchen y vean… Suena el Dear Mr. President de Pink.

Cita postuaria: “La música que no describa algo no es más que ruido” (Parménides de Elea)