Archivos de la categoría Complejos feministas

El feminismo que detesto

Viñeta de Linda Galmor.

Detesto a las inmundas feministas
de género, teñidas de morado.
Detesto el feminismo desmadrado
de arpías odiadoras y abortistas.

Detesto a las violentas camorristas,
esclavas de un ficticio patriarcado.
Detesto, con profundo desagrado,
a las perversas femicomunistas.

Detesto a las (¡y a los!) del chiringuito
de donde se lo llevan calentito,
pues viven de robarnos la cartera.

Por último, detesto a los idiotas
que aceptan la vergüenza de las cuotas
y el cuento de las listas cremallera.

Fray Josepho ( Libertad Digital )

Viñeta de Linda Galmor

¡No precisan enseñar las tetas. Valen mucho más!

No necesitan acudir a ‘manifas’ ni mostrar los pechos ni acostarse con su jefe de filas. Ellas demuestran valía sin igual. Son mujeres en el más amplio sentido de la palabra.

“Solas y borrachas”, bello ideal. ¿De verdad representan a la mujer esas chillonas indecentes y guarras?

**Salud social: Índices de criminalidad en Europa. El más alto es el de Bielorrusia, seguido de cerca por Francia, Ucrania, Suecia, Moldavia y RU. Rusia está bastante más abajo (puesto 14) Hungría en el 22, Polonia en el 29. España, (herencia todavía del franquismo) en el 25 El puesto más bajo, el 40 (con menos criminalidad) es Suiza.

**Quieren convertir a Villarejo en el gran delincuente, cuando solo estaba al servicio de los mayores delincuentes políticos, empresariales y mediáticos. Cuando los pícaros adquieren poder se convierten en mafiosos, y eso es lo que lleva muchos años ocurriendo en España. Villarejo es solo el espejo de un régimen putrefacto.
Sigue leyendo

¿Quién ha prohibido el 8-M?

«Desde Podemos echan las muelas. Acusan al PSOE de haber tomado esta decisión. Y aciertan. Es el PSOE el responsable del Interior».

Viñeta de Linda Galmor. Tomado de «Cosas de una bailarina»

Por Luis Losada Pescador / EL CORREO DE ESPAÑA / Delegación de Gobierno prohíbe finalmente los encuentros feministas; Podemos cree que el PSOE es el culpable

Delegación de Gobierno de Madrid prohíbe finalmente las marchas feministas por la situación epidemiológica. Eran 104 los encuentros convocados que sumaban 60.000 personas y el delegado de Gobierno optó por la «salud pública». Lo normal.

Porque tras renunciar a las cabalgatas de Reyes y a la Semana Santa resultaba insultante que las feministas tuvieran bula. Máxime cuando sabemos que el pasado 8M fue un grave factor de expansión del virus. Así lo reconocen los informes técnicos y la experiencia personal de Irene Montero y Carmen Calvo. Sigue leyendo

La igualdad está garantizada en la Constitución de 1978

Sirva la imagen como muestra del caos y descoordinación del ‘feminismo a la española’. Una triste imagen que contrasta con el feminismo amazónico de Camille Paglia.

Algunas piensan que el feminismo consiste en grabar carteles, enseñar las tetas o poner el torso como pancarta.

Acertada suspensión de las manifestaciones

Llamar real a cuanto no lo es, se llama mentir, algo en lo que sí es doctor ‘Honoris Causa’ el presidente, así como trapacero mayor de las Españas.

No habrá manifestaciones feministas el 8M de 2021.

Jesús Salamanca Alonso / El año pasado por estas fechas ya había advertido la OMS de que no era momento de manifestaciones, así como que la covid19 se había extendido. Estábamos en pandemia, pero el irresponsable Gobierno español lo ocultaba porque había que celebrar la manifestación multitudinaria del “Día de la Mujer”. Y así nos cubrió el pelo. Nadie duda a estas alturas de que fue la mecha que incendió cuanto sucedió en los meses siguientes.

Ya sé que lo niega conscientemente gente como la ministra de Igual-Da, pero ella sabe que fue coautora de la dura y cruda irresponsabilidad que, por negligencia y desatención, acabó llevándose a los cementerios a miles de españoles. Esa culpabilidad se la recordaremos mientras siga en política con sus malas maneras, peores soluciones y evidentes despilfarros. Sigue leyendo

Cayetana, ejemplo de feminista integral y real

En el Día de la Mujer se debe celebrar el conjunto de “logros conseguidos”. Sobran las tetas al aire y los coños en procesión: eso es simple horterada despreciable.

Cayetana Álvares de Toledo, ejemplo de feminista integral y real, frente a las mujeres comunistas que sólo sirven para enseñar las tetas a destiempo y el coño de temporada.

Por Jesús Salamanca Alonso / El presidente defendió recientemente las manifestaciones feministas del 8-M, cuya celebración siempre ha estado en el foco de la polémica y fue el centro del debate político por su posible influencia en la propagación del coronavirus. En el Día de la Mujer se debe celebrar el conjunto de “logros conseguidos”. Álvarez de Toledo dejó sin palabras a las feministas salón cuando manifestó, hace un año por estas fechas, que se podía vivir el 8M de formas diversas: bien “como protesta enfadada y pesimista contra una presunta cultura heteropatriarcal capitalista, formada por hombres decididos a oprimir a las mujeres”, o bien como “un día de celebración de la impresionante modernización de España”. Incluso, matizó, “antes de la llegada de Sánchez, Calvo o Irene Montero al poder”.

¡Feminismo de chiringuito, chirigota y batucada!

¡Nunca conocí mayores borregas! ¿Será porque es un feminismo de chiringuitos, mamandurria y ocio a costa del erario público?

Fotocomposición robada en la red, sin permiso del autor.

Por Jesús Salamanca Alonso / Otra vez vuelven las ‘femiociosas’ a la calle. Da igual que haya pandemia. Parece como si no fuera con ellas. Son de cabeza dura, muy dura. No representan a las mujeres: se representan a sí mismas, con su fuerte carga de complejos y frustraciones. Decía Napoleón que si fallaba la mujer, se recurriera a la diplomacia y viceversa.

Todos hemos entendido que es de irresponsables organizar la manifestación del 8M; sin duda acudirán las menos cuerdas, las más frustradas y las más ociosas. No entienden nada. Pero si hasta los niños entendieron que no podía haber cabalgata y los sevillanos que era preciso suspender la Feria de Abril: ahí tienen dos muestras de responsabilidad y convivencia. Sigue leyendo