¿Cuántos Steve Jobs nos habremos perdido?

Steve Jobs ha muerto. Todavía estoy digiriendo la noticia. Ayer, en caliente, quería haber escrito algo sobre el impacto que tuvo en mi vida; de cómo sus invenciones, indirectamente, encauzaron mi carrera profesional; de cómo los primeros salarios de los dos únicos trabajos que he tenido los gasté en Macs…

Pero hoy, después de leer todo lo que se ha escrito del fundador de Apple, de enterarme de muchos detalles de su vida que desconocía, de emocionarme con la ola de condolencias y mensajes de recuerdo de tantas personas, tanto famosas como anónimas, desde todos los rincones del mundo (un mundo que Jobs ayudó a hacer más pequeño y manejable);  de leer una y otra vez en los muros de Facebook y en Twitter los fragmentos de su ya épico discurso en Stanford y de ver cuántas vidas tocó con su creatividad… me carcome un pensamiento.

En 1955, Joanne Carole Schieble concibió un bebé no deseado con Abdulfattah Jandali siendo ambos unos jóvenes estudiantes universitarios. Entonces, decidieron entregarlo en adopción al matrimonio Paul y Clara Jobs. Si esto les hubiera ocurrido hoy día, en la era post Roe vs. Wade, quizás aquel niño que hoy todos lloran no hubiera nacido nunca.

Y nunca hubiéramos conocido los Macs. No hubiéramos escuchado música en los iPods.No nos habríamos reído con Toy Story. No podríamos comunicarnos con iPhones. No podríamos leer y navegar por Internet en un iPad. Y nadie nos hubiera dado las lecciones de vida que nos dejó en su discurso de Stanford.

Otros, que quizás también hubieran podido iluminar este mundo como él, no corrieron la misma suerte que el pequeño Steve. ¿Cuántos Steve Jobs nos habremos perdido entre los más de 52 millones de bebés que jamás tuvieron la oportunidad de ser adoptados?

Be Sociable, Share!

votar

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Marga

    Hombre, y ya puestos, ¿cuántos nos estaremos perdiendo por la crisis, por el paro, por la gente que no puede tener hijos porque no sabe si mañana tendrá trabajo, ni casa?

    • Allendegui

      También, Marga, aunque en el caso de Jobs no fue por eso.

  • Una pregunta con carga de profundidad…

  • Arvejacreativa

    Y si esto hubiera ocurrido en esta época, lo más seguro es que lo hubieran abortado. :/

    • Allendegui

      Ese es el punto de todo el post. Se podría cambiar el “jamás tuvieron la oportunidad de ser adoptados” por “que fueron abortados desde el fallo Roe vs. Wade”.

  • Monica

    Qué grande eres, Allendegui!  si Steve te hubiera conocido, hubiera flipado contigo! un post increíble con una gran reflexión. Gracias.
    Mónica

  • Matthewss

    No hay como morirse para que a uno lo pongan por las nubes.
    Jobs fue un buen vendedor. Punto. Ni fue un genio, ni nos acordaremos de el dentro de 10 años.
    La lavadora ha tenido mucho mas influjo en nuestras vidas que sus juguetitos.

    • Allendegui

      Matthewss, estoy de acuerdo en que hay inventos más importantes que los de Apple y que con el paso de los años la fiebre por Jobs amainará, pero creo que su sitio en la historia no se lo va a quitar nadie.

  • Puritita demagogia; ¿y cuántos Hitlers, Stalins y PolPots nos habremos ahorrado?

    • Allendegui

      O sea Yojar, que para ti, el mal tiene más peso que el bien.

  • Pingback: LO QUE PASA CUANDO QUEREMOS JUGAR A SER DIOS… « Historias de mi pueblog()