Libertad en América

A veces Catita se subleva. Pero es genial incluso en su sublevación.

– Catita, ayúdame a llevar este plato sucio a la cocina…

Me mira con el ceño fruncido y, refunfuñando, se lo lleva a la cocina mientras exclama con indignación:

– ¡Pensé que había libertad en América!

 

(Foto de Phil Shaw, bajo licencia Creative Commons)

Be Sociable, Share!

votar

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Mòmo

    Jajajaja. De sublevada a feminista de empuje hay sólo un paso, ¡ten cuidado!

    • http://twitter.com/allendegui allendegui

      Lo sé Mòmo, y me da mucho miedo.