ene 302012
 

España se asoma nuevamente a la recesión económica tras registrar en el cuarto trimestre de 2011 una caída trimestral del PIB del 0,3%, trayectoria que, según analistas, instituciones y expertos, continuará en los próximos meses.

Así, se espera que la economía española entre otra vez en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo) en el primer trimestre de 2012. De hecho, el FMI prevé que España permanezca en recesión al menos durante este año y el próximo, con una contracción del PIB del 1,7% en 2012 y del 0,2% en 2013.

Pese a la caída intertrimestral registrada en el cuarto trimestre de 2011, el PIB creció un 0,3% en términos interanuales y un 0,7% en el conjunto del año 2011, tras sendos retrocesos en los dos años precedentes, según el avance de datos de la Contabilidad Nacional publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las cifras adelantadas por el INE coinciden plenamente con las que hizo públicas el Banco de España hace una semana. El avance del PIB interanual en un 0,3% durante el cuarto trimestre del año pasado supone el sexto crecimiento consecutivo en tasa interanual que experimenta la economía española, aunque es cinco décimas inferior al que se registró en el tercer trimestre.

El INE atribuye este descenso en el ritmo de crecimiento interanual de la economía a una contribución más negativa de la demanda nacional, “compensada en parte” por la aportación del sector exterior, que creció respecto al trimestre anterior. Los datos desagregados del cuarto trimestre serán difundidos por el organismo estadístico el próximo 16 de febrero.

2012, AÑO EN NEGATIVO
El retroceso intertrimestral del PIB español experimentado en el cuarto trimestre de 2011 puso fin a siete trimestres en signo positivo. Antes de eso, la economía española encadenó otros siete trimestres en negativo. Fue en el primer trimestre de 2010 cuando la economía española empezó ver la luz al final del túnel.

Sin embargo, tal y como argumentó el Banco de España en su último boletín económico, la “modesta” recuperación que había emprendido la economía española en 2010 se fue debilitando en 2011, a medida que la crisis de deuda soberana en la zona euro se fue extendiendo a un número mayor de países y se recrudecían las tensiones en los mercados financieros.

En este contexto, indicaba la autoridad monetaria, el empleo no dio signos de recuperación en 2011, apreciándose incluso una intensificación en la senda de destrucción de empleo tras el verano.

De hecho, la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2011 no hizo sino confirmar los malos augurios. El paro creció el año pasado en 577.000 personas, hasta situarse el volumen de desempleados en más de 5,27 millones de personas, cifra inédita para la economía española. La tasa de paro escaló así hasta el 22,85%, la más alta desde el primer trimestre de 1995 (23,49%). El número de empleos destruidos en 2011 fue de 600.600 (-3,2%).

Con este perfil, las proyecciones macroeconómicas del Banco de España contemplan una “caída sustancial” del PIB en 2012 (-1,5%) y una “modesta” recuperación en 2013 (0,2%), con tasas positivas desde el primer trimestre del próximo año, de forma que la economía se vaya aproximando a su ritmo de crecimiento potencial.

De acuerdo con las previsiones del instituto emisor, en 2012, las caídas de la actividad serán “relativamente intensas” hasta el final de verano, atenuándose en el tramo final del ejercicio. En 2013, el incremento del PIB se deberá sobre todo a los menores requerimientos del ajuste presupuestario y una mejora de todos los componentes del crecimiento.

SIN REFORMAS, EL PARO ESCALARÁ A MÁS DEL 23%
El descenso del PIB previsto por el Banco de España para 2012 tendrá un “impacto apreciable” en el empleo que, sin incorporar medidas adicionales en el mercado de trabajo, caerá un 3%. Esta pauta se atenuaría en 2013, puesto que en la segunda mitad del año se volvería a crear empleo en términos netos, aunque seguirá cayendo en términos medios anuales (-0,7%).

Pese al descenso de la población activa que se proyecta, estas cifras de empleo darían lugar a una tasa de paro del 23,4%, nivel a partir del cual descendería solo de modo “muy marginal” en 2013, siempre que no se tomen medidas adicionales. “Actuaciones más decididas en el ámbito de las reformas estructurales permitirían una reducción más rápida del desempleo”, afirmaba el Banco de España en su boletín.

El banco emisor adelantó la presentación de sus proyecciones por el reciente cambio de Gobierno y la modificación del calendario de presentación de los Presupuestos de 2012, aunque ha alertado de que las cifras están sometidas a un grado de incertidumbre “muy elevado” por las condiciones excepcionales del ejercicio, los supuestos fiscales adoptados y la compleja situación de la zona euro y los mercados financieros.

Las estimaciones del Banco de España son mejores que las que prevé el FMI. Ahora, España está a la espera de las que haga Bruselas, porque será las que utilice el Gobierno español para elaborar su cuadro macroeconómico de este año.

Be Sociable, Share!

  One Response to “La nueva caída del PIB deja a España al borde de la recesión”

  1. Cuando pensábamos que habíamos tocado fondo, descubrimos que es sólo el fango: http://t.co/lZp7zj5n

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>