Dic 012011
 

Un 57,4 por ciento de españoles ve poco o nada probable que el terrorismo de ETA acabe definitivamente tras el comunicado en el que la banda anunció el cese definitivo de su actividad armada el pasado 20 de octubre, según el barómetro del CIS del mes de noviembre.

A la pregunta de si “tras este comunicado es muy probable, bastante, poco o nada probable que el terrorismo en el País Vasco desaparezca definitivamente”, una mayoría de los encuestados, el 37 por ciento, lo ve “poco probable” y un 20,4 por ciento “nada probable”. Por su parte, apenas un 6,7 por ciento lo ve “muy probable” y un 28,9 por ciento “bastante probable”.

A partir de ahí una mayoría del 46 por ciento rechaza que España y Francia dialoguen con la banda sobre sus presos y sus militantes en caso de que se confirme el abandono de las armas. En cambio, un 42,8 por ciento se muestra favorable a esta negociación.

Un 92 por ciento de los encuestados asegura sentirse “poco” o “nada” de acuerdo con que el Ejecutivo conceda indultos individuales a presos de ETA con delitos de sangre; un 70,5 por ciento piensa lo mismo acerca de presos sin delitos de sangre;  un 90,8 por ciento se siente “poco” o “nada” a favor de una amnistía general para los etarras y un 65,8 por ciento dice estar “poco” o “nada” de acuerdo con aplicar a los presos de ETA beneficios penitenciarios recogidos en la Ley como al resto de presos. Además, un 60,4 por ciento está “poco” o “nada” a favor de un acercamiento de internos etarras a cárceles vascas.

Sobre las condiciones que debería satisfacer la banda antes de acceder a ningún tipo de beneficio, un 43,9 por ciento defiende que los terroristas deben pedir perdón y un 23 por ciento cree que deben entregar las armas. Por su parte, un 12 por ciento aboga por que cumplan sus condenas de manera íntegra. Además un amplio 90 por ciento cree que se deben seguir deteniendo etarras tras el comunicado.

UN 49,5 POR CIENTO RECHAZA UN REFERENDUM DE INDEPENDENCIA

Un 48,4 por ciento cree que “en ningún caso” se deben aplicar medidas generosas a los etarras que se entreguen voluntariamente; un 49,5 por ciento rechaza también un referendum de autodeterminación en el País Vasco, frente a un 28,3 por ciento que lo ve positivo.

Este estudio publicado este jueves contiene las preguntas fijas habituales de los barómetros mensuales, así como una parte variable en la que se recoge la opinión de los españoles sobre el comunicado de ETA y sus implicaciones.

Así, otra de las preguntas que formula el CIS hace referencia al sentimiento que experimentaron los encuestados al conocer la noticia del “cese definitivo”. Una mayoría del 32,5 por ciento afirma haberlo recibido con “alegría” y un 25 por ciento con “esperanza”, seguido de un 13,9 por ciento que experimentó “indiferencia”. Por su parte, un 12,1 por ciento dice haber sentido “confusión”; un 8 por ciento “preocupación”; un 3,2 por ciento “irritación” y 0,9 por ciento, “tristeza”. Además hay un 1,5 por ciento que asegura no conocer la noticia.

Acerca de la credibilidad del anuncio de la banda, en una calificación del 1 al 10, un 17 por ciento lo ve “nada creíble” frente a un 3,5 por ciento que lo cree “totalmente creíble”.

Sobre las razones que han llevado a los terroristas a dar este paso, una mayoría de los cuestionados, un 66,9 por ciento, considera que ha influido “mucho” o “bastante” la actuación policial frente a un 28,1 por ciento que cree que este factor ha condicionado “poco” o “nada”. Un porcentaje inferior cree que en la decisión de ETA haya influido “la presión de la izquierda abertzale” sobre la banda: sólo un 7,2 por ciento cree que esta cuestión ha influido “mucho”; un 29,7 por ciento, “bastante”; un 21,1 por ciento, “poco” y un 22,1 por ciento, “nada”.

El PSOE es, según un 31,3 por ciento de los encuestados, el partido que más ha hecho por acabar con el terrorismo. Son más del doble de los que creen que es el PP la formación que más ha contribuido, un 12,5 por ciento. Por su parte, sólo un 0,9 por ciento cree que el partido que más ha aportado es el PNV; un 1 por ciento opina que ha sido Bildu y un 0,6 por ciento atribuye este mérito a la izquierda abertzale.

EL PSOE, MÁS CAPAZ QUE EL PP PARA GESTIONAR EL FINAL

Por su parte, un 5,5 por ciento cree que todos han contribuido por igual; un 2,7 sostiene que ha sido la unión entre PP y PSOE y hasta un 23,4 por ciento opina que ningún partido ha contribuido al anuncio de ETA.

Del mismo modo la mayoría de los encuestados, un 20,6 por ciento, considera que el PSOE es el partido con mayor capacidad para gestionar bien el fin de ETA. El 18,3 por ciento cree que el mejor preparado es el PP.

A la hora de valorar el trabajo de las distintas instituciones del Estado, un 34,8 por ciento cree que quien más ha contribuido son las Fuerzas de Seguridad, concretamente la Guardia Civil para un 15,7 por ciento; la Policía Nacional, un 14,9 por ciento y la Ertzaintza, un 4,2 por ciento. No obstante, una mayoría del 34,6 por ciento considera que ha sido el Gobierno español el que ha contribuido en mayor medida, frente a un 7,2 por ciento que opina que ha sido el Ejecutivo vasco.

Sobre la incidencia del comunicado sobre las pasadas elecciones, una mayoría del 57,4 por ciento vaticinaba que influiría “poco” o “nada”, frente a un 30,5 por ciento que cree que afectaría “bastante” o “mucho”. A partir de ahí, un 32 por ciento de los cuestionados opinaban que al partido que más beneficiaría sería el PSOE, un 8,5 por ciento al PP; un 2,5 por ciento al PNV y un 10,1 por ciento a Amaiur.

UNDÉCIMO PROBLEMA PARA LOS ESPAÑOLES

En términos generales, el terrorismo de ETA se sitúa en el undécimo problema para los españoles con un 3,7 por ciento (el paro es el primer problema con un 83 por ciento).

En el barómetro del pasado mes de octubre, cuyo trabajo de campo se realizó antes el anuncio por parte de la banda terrorista, el terrorismo ocupó el duodécimo lugar en la lista de problemas nacionales al aparecer mencionado en un 3,3 por ciento de respuestas, su cota más baja. En los últimos años, ETA ha ido perdiendo puestos progresivamente en esa relación que mensualmente elabora el CIS.

La última vez que los encuestados situaron a la banda como la primera preocupación del país fue en diciembre de 2007,  cuando ETA asesinó a dos guardias civiles en la localidad francesa de Capbreton. Ese mes fue citado en un 39,6 por ciento de contestaciones, pero, a partir ahí fue descendiendo en la tabla de problemas.

En mayo de 2010 su porcentaje de menciones quedó por primera vez por debajo del 10 por ciento (sexta preocupación nacional), el pasado mes de julio no llegó al 5 por ciento (octavo problema) y en septiembre, con un 3,7 por ciento se quedó en el décimo puesto.

Be Sociable, Share!

Sorry, the comment form is closed at this time.