19 de abril de 2012. Archivado en Alcatraz. Comentarios: 16 Comentarios

‘Alcatraz': promesas rotas

En el género fantástico la clausura narrativa, como la infancia, es una eterna promesa que nadie mantiene. Y una premisa es una promesa, ¡demonios!

Alcatraz nunca ha pasado de tortuga. La liebre no saltó y a Zenón de Elea (¡y a mí!) le empieza a resbalar tanta persecución inane. Todas estas series Moby-Dick se sostienen en el alambre de la paradoja: cuanto más sabes de la trama, más se oscurece todo. “El puzzle se aclarará, las piezas encajarán, la trama hará click”. Puagh. Vana melancolía narrativa. Un anzuelo sin presa.

Seamos serios: ¿cuántos relatos televisivos de este pelo han satisfecho las expectativas estrictamente narrativas? ¿Quiénes han redondeado el círculo de sentido? Nadie. Ni siquiera Battlestar Galactica -la que más en serio se tomaba a sí misma y a sus inteligentes espectadores- evitó la maldición del deux ex cylon.

Como escribía, cada marea arrastra dos o tres nuevos balleneros: “En todos los botes nos encontramos con los mismos aparejos en cubierta: un misterio insondable de largo recorrido, un reparto coral, una mitología ecléctica, mezcla genérica (thriller, fantasía, sci-fi), aroma conspirativo y un relato desgajado mediante saltos temporales”. Alcatraz ha timoneado un Pequod de manual. Esto implica que ha naufragado en los mismos arrecifes que FlashForward, The Event o, salvando las distancias, el último Lost.

Para empezar, a los personajes principales les faltaba un hervor y dos huevos duros. Química cero. Física también justita. Apenas nos interesan sus porqués y sus muertes nos emocionan tanto como un partido del Galatasaray. Veamos: cásting, actuación y personaje hacen agua en el trío, solo que en cada uno destaca un patinazo. Jorge García es una pifia de cásting proclamada a voces; su “Doc” no pasa de torpe mecanismo narrativo para empaquetar las explicaciones históricas/mitológicas de la isla. El chaval no tiene glamour de principal, tan solo rizos de alivio cómico secundario. Por su parte, a Rebecca Madsen (Sarah Jones) le faltan un par de colacaos en su actuación para parecer un madero que se faja de tú a tú con semejante horda de sixtythrees. ¡Con lo bien que hacía de fiera embarazada en un memorable capítulo de Justified! Será que Harlan endurece. Por último, Sam Neill. Aquí el tropiezo es del personaje. El actor siempre ha cultivado el rictus de “soso-vecino-de-enfrente”, por lo que no es momento de pedir peras al olmo. Por ahí, aceptable. El problema es lo artificial de los misterios que esconde el personaje, un tipo que guarda ases en la manga sin que ni siquiera se hayan repartido los naipes. ¿No habría sido más fácil que se sentaran a cenar los tres un día y recordarán las batallitas del joven Hauser entre pitillos y gintoneo?

El segundo gran borrón de Alcatraz atañe a la estructura. Su mezcla de casos autoconclusivos y mitología horizontal les quedó de cadera regia. Ortopédica. No iban ni a Rolex ni a setas, a pesar del plateado acelerón final del misterio Tommy Madsen. Una estructura similar -dos tiempos enfrentados- funcionaba mejor en Lost porque los flashbacks sí nos servían para ampliar radicalmente la geografía dramática y emocional del grupo de la isla. Aquí, años sesenta y actualidad discurren por tranvías muy alejados, de modo que apenas se saludan las tramas.

Encadena capítulos aburridos y, por lo general, su ritmo es artificial. Pero Alcatraz -como cualquier cosa a la que le regales más de 5 capítulos- se deja ver. Tiene San Francisco(1) y un par de capítulos nobles con virguería visual y todo (las cerillas del alcaide, hojojo). De hecho, si la serie aguanta es gracias al pasado. La trama de los sesenta y el ambiente de la isla -lunático, lluvioso, intrigante, noir- le saca varias zancadas al soserío del presente. La prisión atesora un aura -entre maldita y kitsch- que la hace apetecible, como recuerda el personaje más conseguido: “Vivimos en una roca sólida de nueve hectáreas, habitada por asesinos, ladrones y violadores. La palabra ‘extraño’ salió por la ventana cuando llegaste” (1.5.). Este alcaide -acompañado por el Dr. Beauregard al piano- sí se merecería un spin-off… ambientado en experimentos eugenésicos en el desierto de Mojave o algo así.

No, no se equivoquen. Alcatraz no es un desastre mayúsculo. Simplemente saca a la superficie, por enésima vez, el problema de las expectativas. Mea culpa, cierto. Por picar el anzuelo… y predicar sin descanso eso de “la temporada como vara narrativa de medir”.

Aquí habrían bastado tres capítulos para desenmascarar la farsa de la promesa.

———–

(1) Para la vitalidad cultural que ostenta, San Francisco aparece poco en las ficciones televisivas. Qué raro. En todo caso, uno de los atractivos visuales de Alcatraz era, precisamente, rescatar el aroma de la ciudad, con sus tranvías, su bahía soleada, su postal de la isla maldita, sus cuestas interminables, sus guiños a Vértigo o esa persecución del último capítulo al más puro estilo Bullit.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

16 Comentarios

  1. Pues sí, poco se puede rascar de esta nueva debacle de Bad robot. Además parece que la renovación está chunga, asi que pérdida de tiempo total.

    #19 de abril de 2012 a las 13:43

  2. Yo no he querido ver Alcatraz, pero por lo que leo he estado acertado. Todas las series de la factoria Abrams empiezan igual, siendo pseudo-serias con un toue sobrenatural para derivar en la ciencia ficción pura y dura. A veces ocurren grandes cosas (Fringe), y es mejor no decir que ocurre otras veces…

    #19 de abril de 2012 a las 13:45

  3. Gracias al alcaide James es de lo poco que se salva de la serie, es una pena que no supieran utilizar una premisa al menos interesante, dado que medios si que tenían como vimos sobre todo en el piloto, pero una vez más solo nos ponen una zanahoria delante pero no nos dejan apreciar su sabor solo promesas sin cumplir.

    #19 de abril de 2012 a las 13:52

  4. Sólo un matiz: “Galactica”, en efecto, se tomaba muy en serio a sí misma, pero nunca partió de la falacia del “tranquilos, que hay un plan, todas las piezas encajarán”, que, como bien dices, jamás se cumple (caigámonos ya del guindo, hombre ya). En infinitas entrevistas, Ronald D. Moore reconocía sin complejos que la escritura de BSG fue un continuo tirar p’alante. Y así les quedó la cuarta temporada, añado. :)

    #19 de abril de 2012 a las 14:29

  5. Y lo mejor del caso, es que Alcatraz “rescata” el aroma de San Francisco estando rodada en Vancouver :)

    No tengo mucho más que añadir a lo que ya has dicho, Alberto.

    #19 de abril de 2012 a las 18:30

  6. Qué bien que no pasé del primer capítulo. Por algún blog dejé comentado lo artificiosa que me pareció, con ese simple vistazo del 1.1, lo sosos que eran personajes, diálogos y lo poco que prometía la trama.

    Por cierto, San Francisco tiene un puñadito de series en su haber (aunque quizá le falta una GRAN serie, concuerdo): Accidentally on Purpose, Alcatraz, Charmed, Dharma & Greg, Eli Stone, Fairly Legal, Falcon Crest, Full House, Hangin’ With Mr. Cooper, Ironside, Love Bites, McMillan & Wife, Monk, Party of Five, Suddenly Susan, That’s so Raven, Trauma, Undercovers

    La recopilación no es mía, sino de las chicas de BY THE WAY que tienen todo un mapa de series, son unas cracks ;)
    http://www.bytheway.tv/2012/04/18/la-geografia-televisiva-ataca-de-nuevo/

    #19 de abril de 2012 a las 21:43

  7. @Poliptoton: perdona, pero Battlestar Galactica repitió, desde el inicio y en cada capítulo, la famosa frase: “Tienen un plan”, refiriéndose a los cylons… y yo, la verdad, la terminé y no me quedó nada claro. Por ejemplo, ¿por qué salvaron a Gaius Baltar? Six repetía que él iba a tener un papel importante -y hubo toda una subtrama con Baltar en plan Jesucristo que se abandonó sin llegar a ninguna parte- y yo no lo vi por ningún lado.

    En fin, que aunque me gustó y disfruté, sí que me quedó cierta sensación de que los guionistas no tenían nada claro cómo cerrar las tramas. Y de Lost ni hablemos, su desenlace me pareció el mayor timo que haya creado un equipo de guionistas en este siglo. Y encima, defendido por legiones de “talifanes” :P

    #19 de abril de 2012 a las 21:55

  8. Habeis olvidado a Fringe, una serie que está pasando despercibida en audiencia, pero que creo que puede superar el nivel de las series que habeis mencionado.

    Deberia tener un articulo dedicado a ella y los fantasticos capitulos que nos está dejando… Solo esperemos que no la cancelen.

    #22 de abril de 2012 a las 17:24

  9. Recuerdo a un gran Galatasaray,con Mario Jardel de delantero,ganandole una Supercopa de Europa al Real Madrid.Realmente emocionante.

    #6 de mayo de 2012 a las 23:16

  10. Una decepción similar a la inconclusa John Doe…

    #8 de mayo de 2012 a las 12:23

  11. #10 de mayo de 2012 a las 14:00

  12. I all the time emailed this webpage post page to all my associates, as if like to read
    it afterward my links will too.

    #20 de diciembre de 2012 a las 10:33

  13. Hi there! I could have sworn I’ve been to your blog before but after going through many of the posts I realized it’s new to
    me. Nonetheless, I’m certainly happy I stumbled upon it and I’ll be book-marking it and checking back frequently!

    #1 de enero de 2013 a las 15:18

  14. 。最もベンダーを近くに$8.00 に各ペア買った。http:
    //www.yasuioakley.com/

    #7 de mayo de 2013 a las 12:32

  15. Hi everybody, here every person is sharing these familiarity, thus it’s pleasant to read this weblog, and I used to visit this webpage every day.

    #25 de junio de 2013 a las 4:03

  16. Wow, this post is pleasant, my sister is analyzing these things, thus
    I am going to let know her.

    my site; thermal dvd printers

    #19 de septiembre de 2013 a las 2:05

Trackbacks & Pingbacks

  1. Diamantes en serie
  2. chicadelatele
  3. David Bartolome
  4. gentedigital
  5. Alberto N. García
  6. Bitacoras.com
  7. Begoña V.
  8. Alberto N. García
  9. madseries
  10. Eduardo Bodegas

Dejar un Comentarios