12 de febrero de 2012. Archivado en Alcatraz, FlashForward, Jericho, Lost, The Event, The River. Comentarios: 6 Comentarios

El Moby-Dick de las networks

Como en la autodestructiva búsqueda del capitán Ahab, las networks estadounidenses siguen a la caza implacable de su Moby Dick: el sustituto de Lost.

Llevan años rehaciendo la ruta, intentando dar con la alquimia, pero siempre chocan contra las rocas. Porque la isla de Abrams y cía supuso una anomalía. Ni Jericho ni otras propuestas de primera hora lograron viento a favor¹. Aún así, cada año han seguido zarpando un par de propuestas, escoltadas por una pesada artillería promocional, que buscan la línea de flotación de Perdidos. En todos los botes nos encontramos con los mismos aparejos en cubierta: un misterio insondable de largo recorrido, un reparto coral, una mitología ecléctica, mezcla genérica (thriller, fantasía, sci-fi), aroma conspirativo y un relato desgajado mediante saltos temporales.

Así, FlashForward -tremendo naufragio- partía con una premisa atractiva pero ni un solo marinero a bordo: los personajes eran planos y sus conflictos prescindibles. The Event respiraba guión de laboratorio en cada cliffhanger y, a pesar de ganar nudos hacia la mitad (“extraterrestres, dejad que los niños se acerquen a mí”), nunca se despegó la etiqueta del quiero-y-no-puedo. Su llegada a puerto -la season finale se titulaba “Arrival“- resultaba hasta tierna en su incoherencia, a tono con la ejecución morosa de toda la serie.

Este año los desembarcos más llamativos son de mid-season, puesto que Person of Interest no cuadra en la estela Lost. Habrá que seguir las coordenadas de Alcatraz, pero de momento le falta personalidad y le sobra autoconsciencia. Es una serie a la que le pesa mucho el ancla de “sucesora”, es decir, la obligación de tener que ser un exitazo sí o sí. Fringe, por ejemplo, adquirió velocidad de crucero cuando soltó ese lastre.

Más sugerente me ha parecido The River, que se hizo a la mar la pasada semana con capítulo doble. En twitter, tras ver el piloto, la califiqué como una distraída mezcla de Apocalypse Now (por la jungla, la barca y la búsqueda de un hombre), Cloverfield (por el formato verité y los monstruos no-visibles) y Lost (por toooodo lo demás). He atacado el segundo capítulo, con el timón puesto ya en el género del terror, y me parece una propuesta con futuro. Calma los only-HBO-lovers: The River no inventa nada, por supuesto, no es Shakespeare, por descontado, jamás ambiciona ser metáfora denunciatoria de los males de la sociedad… pero entretiene.Y está bien realizada, qué demonios.

A pesar de hacerse trampas, maneja con solvencia su autolimitación técnica (el recurso al falso documental y al metraje encontrado), de modo que  buena parte de la inquietud se genera precisamente por lo incómodo del formato. Por lo demás, la cosa paranormal tiene su punto, el misterio promete y las secuencias de terror funcionan.  Faltan por despejar algunos clichés (el productor es taaan tópico) y comprobar si los episodios autoconclusivos no tiran por la borda la trama de fondo. Pero, de momento, me uno a la navegación.

Y ya veremos dentro de unos meses si The River empieza a tomar forma de cetáceo.

——

(1) Yo consideraría Fringe más bien una variante de esta búsqueda lostiana, puesto que, tras sus primeros bandazos, se escoró decididamente hacia un género minoritario: la ciencia-ficción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 Comentarios

  1. Y yo que creo que Alcatraz y Fringe no deben nada a Lost, y sí todo a Alias, que la pobre es la gran olvidada de las series de Bad Robot.

    #13 de febrero de 2012 a las 10:18

  2. Pues a mi que no me ha gustado NADA.

    Reconozco que no es mala, pero es que tiene personajes cero, para mi de momento ni uno solo se salva o me interesa lo más mínimo.

    Como la chica adolescente latina que, oh que sorpresa, esta hecha una brujilla en potencia.

    Pero sobre todo mi problema con la serie, es que no “compro” el formato.
    No me va ese estilo de realización. En una película si podría disfrutarlo, pero pensar de ver horas y horas así, me tira para atrás muchísimo.

    Por lo menos conmigo que no cuenten para ver más.

    #13 de febrero de 2012 a las 11:34

  3. A mi me ha dejado bastante frío, y de momento voy a seguir con ella porque también se que son pocos capítulos, por lo que me da menos pereza el darle alguna oportunidad más; así que ya veremos.

    ¡Saludos!

    #13 de febrero de 2012 a las 18:33

  4. Alberto acabó de terminar la 4 temporada de Damages, y he de decir que en esta ocasión han dejado los fuegos de artificio y giros de guion tramposos. Tan solo el del final pero se ve venir de lejos. Y parece que todo queda para la quinta temporada que esperemos sea la del enfrentamiento entre Patty y su discípula. Todo lo que no sea ver caer a Patty sería una decepción, Vas a darle una oportunidad a Damages o definitivamente la has condenado al olvido?

    #14 de febrero de 2012 a las 21:17

  5. Estoy contigo, Alberto. A mí no me ha desagradado. No es una maravilla, pero se deja ver. Desde luego mucho mejor que Alcatraz. Habéis visto la primera de ‘Actividad Paranormal’? Eso es miedo y lo demás tonterías. Y se trata del mismo tipo, Oren Peli.

    #15 de febrero de 2012 a las 15:01

  6. Hola Alberto!

    Pienso que lo más preocupante no es que no hayan encontrado el nuevo “Lost”, que en cierto modo es un alivio, al menos por mi parte. Lo más duro de afrontar es que no hayan descubierto un nuevo santo grial parecido a “Los Soprano”, “The Wire”, “The Shield”, “Twin Peaks”, “Deadwood” y otras tantas maravillosas novelas que han poblado nuestra querida televisión.

    Por ahora me contento con “Justified”, aunque le esté costando a sus creadores vislumbrar que Boyd Crowder es el alma de la serie.

    Saludos!

    #17 de febrero de 2012 a las 0:07

Trackbacks & Pingbacks

  1. Diamantes en serie
  2. Bitacoras.com
  3. AB Series
  4. Comeclavos
  5. Juan Rubio Olazabal
  6. gentedigital
  7. Alberto N. García
  8. El cine ha muerto » Archivo » Un reality-geographic de miedo
  9. Javier Meléndez
  10. El río del miedo | Diamantes en serie
  11. ‘Alcatraz’: promesas rotas | Diamantes en serie
  12. En defensa de ‘Last Resort’ | Diamantes en serie

Dejar un Comentarios