01 de febrero de 2012. Archivado en Luck, Touch. Comentarios: 5 Comentarios

Toque de suerte

El título es un juego de palabras para enlazar dos estrenos recientes. Bueno, el primero de ellos es un simple aperitivo (regresa en marzo) para ir desintoxicando a la peña del aura de Jack Bauer. El segundo tiene más recorrido.

-Touch (Fox)

Porque el primer enganche para este drama sobrenatural (¿o matemático?) es Kiefer Sutherland, el viudo protagonista, el papá de un niño autista que establece conexiones entre el aparente azar caótico que nos gobierna. Detrás de Touch está Tim Kring, el responsable de Heroes, aquella serie de premisa fascinante que, conforme avanzaba la trama, se fue disparando en el pie hasta quedarse tullida.

Ésa es la espada de Damocles de Touch: la continuidad dramática, la coherencia narrativa. Las reminiscencias de Heroes salpican todo el piloto, desde la filosófica voz en off hasta la multiplicidad de escenarios (Japón, Iraq, Irlanda), pasando por los personajes en red, el misterio sobrenatural o la mística new-age. Esa deuda con Heroes hace que también se ciernan sobre Touch todas las debilidades de los tebeos protagonizados por Petrelli, Kuresh y cía.

Ojo, el piloto resultó novedoso y emotivo, Sutherland, Glover y el niño protagonista (David Mazouz) están solventes, pero aún quedan muchas conexiones por hacer para confirmar si Touch puede ser más que el enésimo remedo de Lost.

(Fuente: fox.com)

-Luck (HBO)

No recuerdo un piloto tan hermético como el de Luck, la nueva cabalgada de la HBO. Lo primero que se necesita es un diccionario. Este. El segundo requisito es darle tiempo: Deadwood o The Wire también se hacían hostiles al paladar en el primer sorbo y mira cómo crecieron luego. Recuerdo que en los extras del DVD del famoso western, hasta el mismísimo Keith Carradine admitía que en muchas ocasiones no entendía un carajo de lo que decía su personaje, escrito por David Milch. Pero funcionaba.

Algo de esa fanfarria lingüística hay en Luck. La trama pintará oscura hasta que nos habituemos a la jerga, a los juegos de manos, al trote de la sintaxis. En Deadwood le salió bien; por contra, en la luminosa John From Cincinatti se ahogó (a ver si algún día me animo a escribir sobre aquel extrañísimo surf-noir).

La pareja Milch-Mann se merecen 5 ó 6 capítulos de margen, desde luego. Yo me perdí siete veces en el piloto, pero me topaba con detalles aquí y allá que me animan a seguir: las actuaciones sacan lustre y la dirección es, sencillamente, sensacional: en las carreras casi puedes tocar a los caballos y, oh, sentir su mirada ante la muerte como si fuera humana. Así que tengamos paciencia con Luck.

Imagen de previsualización de YouTube

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 Comentarios

  1. Nahum, todavía no vi ninguna de estas series así que no puedo decir nada. Sólo paso a dejarte el link de mi crítica de The Shield donde hago una mención a un comentario tuyo. Saludos http://crossoverficcional.wordpress.com/2012/02/01/the-shield-mas-adictiva-que-la-cocaina/

    #1 de febrero de 2012 a las 13:22

  2. No puedo estar más de acuerdo con tu apreciación sobre Luck. A mí tambien me pareció farragosa y difícil, pero entiendo que es porque desconozco del todo el mundo que nos presenta, amén de la compleja forma de escribir de Milch. A pesar de esa dificultad a la hora de seguir el hilo narrativo (aún no sé quién es quién ni qué papel van a tener en la trama), el piloto tiene muchas virtudes: técnicamente está muy cuidada y las interpretaciones son de quilates, con especial mención a Kevin Dunn (esa mirada). Sabemos lo que es HBO, sus porpuestas demandan paciencia por parte del espectador, pero luego casi siempre recibimos premio, así que Luck será una de mis citas ineludibles de la semana.

    El piloto de Touch no lo he visto, no le encuentro mucho sentido a ver el primer capítulo para tener que esperar casi 2 meses para ver el 2º.

    #1 de febrero de 2012 a las 13:35

  3. JOSÉ B.: Te he leído. Parece que con el tiempo te va gustando más, eh.

    MACKEY: Es de esas series a las que hay que darles tiempo sí o sí. Pero reconozco que el tema de las apuestas de caballos va a costar hacerlo atractivo. Pero, bueno, al final ahí sobrevuelan las pasiones humanas, por lo que el material dramático está sí o sí.

    #3 de febrero de 2012 a las 13:39

  4. La puesta en escena de touch fue sencillamente alucinante. Un piloto emotivo aunque seguramente tramposo de una serie que esperaba mas bien poco! Aunque el creador de Heroes ya me la jugó una vez, espero que no dos…

    #5 de febrero de 2012 a las 21:51

  5. Uno de los mejores Pilotos que he visto en mucho tiempo el de Touch: emocionante, vibrante y conmovedor. Durante todo el visionado no podía quitarme de la cabeza a Heros <> y eso me lleno de dudas … aguantará Touch el peso de varias temporadas, parece que Tim Kring podría haber aprendido la lección pero me queda ese regusto amargo de pensar que Touch no podrá alargarse durante muchos episodios a este nivel…

    Kring parece destinado a crear buenas ideas pero no saber dosificarlas en varias temporadas…en el primer episodio se ha echado mucha carne en el asador, quizá demasiada…habrá que estar atentos a como sale de este lío en el que él sólo se ha metido, ánimo!

    Saludos y enhorabuena por el blog

    #21 de febrero de 2012 a las 14:51

Trackbacks & Pingbacks

  1. Diamantes en serie
  2. Bitacoras.com
  3. gentedigital
  4. ¿Acaso no matan a los caballos? | Diamantes en serie

Dejar un Comentarios