08 de junio de 2009. Archivado en Weeds. Comentarios: 42 Comentarios

La "apestosa moralidad" de Weeds

Le robo el término al lector Jerquiag para referirme a la vuelta de los Botwin a la televisión. Esta noche. Me gusta la concisión de ese sintagma: “apestosa moralidad”. Por supuesto que la serie juega con un astuto guión que surte una premisa original y divertida: una madre de barrio bien se queda viuda y empieza a vender marihuana para mantener su status. Y, lo reconozco, me parece una historia punzante, llena de ritmo, con personajes algo surrealistas pero siempre repletos de matices. Con una combinación muy atrevida de comedia y drama (lo admito: me emocioné, por ejemplo, cuando Nancy llora mientras ve imágenes domésticas de su marido). Y, sin embargo, tuve que dejar Weeds a mitad de la segunda temporada.

¿Por qué? ¿Volvemos a la incoherencia bloguera o qué? ¿Cómo puede usted decir que una serie tiene calidad e inteligencia, que incluso le llega a sacar unas lagrimitas y, sin embago, denostar su visionado? Pues sí, precisamente porque no encuentro en el panorama actual una serie tan demoledora ideológicamente como Weeds. Y mira que me gustan series que tienen la ambigüedad por bandera o exhiben una dureza sin concesiones en sus tramas y su textura. Me cautiva el sucio existencialismo de Deadwood y la dureza visual de The Shield, por poner dos ejemplos extremos. Pero, en ambas, el bien y el mal, aunque sea en última instancia, quedan claros. Hay culpa, hay penas por el mal causado, hay conciencia de actuar erróneamente. En la serie de Kohan, no.

Weeds juega a otra cosa. Ni siquiera Dexter o Californication -sus hermanas en Showtime- llegan a semejante confusión. Dexter, pese a la polémica que levantó, no es más que un Robin Hood moral, como dijimos, y sus asesinatos tienen una suerte de Justicia divina en la retaguardia; Hank Moody, por su parte, se da pena a sí mismo y quiere recuperar el orden perdido, aunque lo esconda todo tras esa máscara de cinismo, alcohol y sexo desenfrenado.

Weeds resulta devastadora porque carece de brújula moral alguna. No hay un faro que indique el horizonte ético. Ni un solo personaje se salva. Ninguna mano a la que agarrarse en el naufragio. Ni siquiera los niños: molesta cómo Celia trata a sus hijas o la obsesión sexual de los dos Botwin (con una turbadora escena del pequeño de ocho años intentando besar o tocar a no recuerdo quién…).

Con la excusa de una afilada sátira hacia la sociedad del bienestar y la hipocresía de las apariencias sociales, Weeds nos ofrece un plantel de personajes donde “todo vale”. Todo. Nihilismo fumeta. Y al disfrazarse de comedia (muy entretenida, por si fuera poco), la serie acaba absolviendo a sus personajes, tratándolos con cariño y presentando sus acciones como las únicas posibles ante el laberinto en el que se encuentran.

Y no. No. Lo siento, Nancy. Hay muchas mejores formas de salir del atolladero. Y, si no, pregúntale a tu asistenta. Bueno, no: ni ella se salva de la infección…

———

Cortesías (Van Hessa y The Shield)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

42 Comentarios

  1. Una reflexión muy interesante. Es cierto que en algunos momentos me he llegado a molestar por la falta de moralidad de sus personajes. Aún así las consecuencias comienzan a llegar a partir de la tercera temporada. Pero es cierto que realmente, hasta el final de su cuarto año, Nancy Botwin no se para a pensar hasta donde está dispuesta a llegar y hasta que punto justifica sus acciones.

    #8 de junio de 2009 a las 16:53

  2. Diooooooos, excelentemente meditado y expuesto, pero es que precisamente esta sentencia sirve también de argumento para explicar por qué nos gusta la serie. Somos espectadores y no nos gusta que sean moralizantes con nosotros, ni mucho menos con nuestra amada. Es raro este encuentro de emociones encontradas. Saludos!!Jose

    #8 de junio de 2009 a las 16:57

  3. Yo no puedo razonar por qué, pero no acabé la primera temporada. Me aburría. Con argumento parecido pero sin tener nada que ver me parece muchísimo mejor "Breaking Bad". Canela fina.

    #8 de junio de 2009 a las 17:03

  4. ALX: A esto me refería en tu blog. Supongo que ahora lo entiendes, ¿no? B.E.Hyde: Supongo que, en efecto, esto mismo hace que a la gente le guste. ¿Será como un espejo deformado? ESCÉPTICO: A mí no me aburre. Me deja hecho polvo. Y estoy contigo: Breaking Bad me gusta muchísimo más y, como dices, podría ir en sesión doble con los Botwin. Lo dije aquí, jeje: http://is.gd/ToUJ

    #8 de junio de 2009 a las 17:24

  5. Tengo que ponerme con ella uno de estos días porque no pase de los dos primeros capítulos, esperemos que este verano, aunque está muy bien enfocada la idea de que la serie apoya en cierta manera los actos de sus personajes, aunque sean ciertamente censurables.

    #8 de junio de 2009 a las 18:00

  6. Como ALX, a mi Nancy Botwin me incomodó bastante en algunos momentos de la tercera temporada. En la cuarta ni te digo. Me preguntaba hasta qué punto el medio para sostener a su familia se estaba convirtiendo en lo que realmente motivaba a esta mujer. Pero he de reconocer que esa moralidad cretina que presenta la serie, engancha. ¿Quién no ha soñado liberarse del juicio de los otros alguna vez y pasarselo todo por el pito del sereno?Aun gustándome como me gusta la serie, quizá el problema esté en la falta de al menos un sólo personaje (no tiene por qué ser Nancy, aunque sería mejor) que rompa un poco con toda esa ambigüedad que describes, Nahum.¿Es Nancy Botwin la reina de los grises morales de los que hablabas hace unos meses?Genial post.

    #8 de junio de 2009 a las 19:32

  7. ay! pues a mi es justamente esa falta de moralidad, de locura y del todo vale lo que apasiona. ¿no estamos hartos tras tantos y tantos años de series moralistas con lo bueno que hemos aprendido esa semana?Por eso weeds es tan genial para mí, y claro falla en el momento en el que no se salva ningún personaje,aunque la moral de la familia unida pase lo que pase y el amor de una madre que hace cualquier cosa por sus hijos está bien latente.

    #8 de junio de 2009 a las 19:37

  8. Yo directamente la devoré, quizá porque carezco de moral. Pero como producto de entretenimiento, como me sucede con 30 Rock, sin pedirle nada más a una serie de 30 minutos que me desconecte de los planteamientos de otras tramas, me parece genial. Y cuando acaba me arranca una gran sonrisa y me lo gozo con las meteduras de pata de Andy Botwin, con los problemas de Nancy y con cómo los hijos se desenvuelven en todo ese entorno de caricaturas humanas. No todo tiene que ser humor sesudo y trágicas historias, ¿no?

    #8 de junio de 2009 a las 20:17

  9. Yo estoy en el bando de Seriéfilo y Brian, sin duda esa "apestosa moralidad" es lo que hace a Weeds deliciosamente original.

    #8 de junio de 2009 a las 20:59

  10. Desde luego Nahum, justo cuando comienzo a entrar en tu blog voy y me encuentro esto todo un ataque, bien razonado y expuesto eso si, a una de mis series predilectas ;)Si no he entendido mal la serie te desagrada o no te convence debido a su falta de moralidad, o a la ambigüedad de esta. Personalmente no veo como esto puede suponer un problema para un espectador adulto y de personalidad y juicios ya formados. En ese sentido la veo inofensiva.Es cierto que puede llegar a hacer cuestionarte determinados temas, algo que veo tremendamente positivo, pero de cada uno depende el saber mirarla con la distancia adecuada y valorarla como lo que es, una serie de humor mordaz, ácido y, en ocasiones, diría que elocuente. Es cierto que puede presentar algunas situaciones duras (el tema de la nana en la 4ª temp por ejemplo) pero yo al menos no lo veo como algo negativo u ofensivo. Eso sí, me gustaría recalcar que la considero una serie solo para adultos y no hablo de marihuana, sexo o tacos, el "problema", que para mi no es tal, puede llegar a ser ese arma de doble filo que supone la ambigüedad moral, de la que ya hemos hablado bastante.Dicho lo cual creo que hay determinadas situaciones que en nuestro fuero interno sabemos que si fuésemos menos hipócritas o le "echásemos más morro" a la vida haríamos de manera casi identica, pero que socialmente no están aceptadas o que incluso rozan la ilegalidad. Y hablo desde determinadas situaciones cómicas e inofensivas a momentos de reflexiones duras y horribles (vuelvo a remitirme a la nana).Es lo que tiene Weeds, que, para bien o para mal, es mucho más de lo que aparenta.Mención aparte la mayoría de sus soberbios guiones para situaciones cómicas y de dos de mis personajes predilectos Doug y Andy.Sobre el tema de las temporadas creo que es una serie que mejora exponencialmente tras la primera, increíble la diferencia que hay entre la primera temporada y la segunda o tercera.La verdad es que nunca me había encontrado a nadie que le sacase tantos defectos a esta serie, algo que siempre viene bien, sobretodo para gente como yo que la tienen (o quizás tenían, quien sabe) idealizada.Saludos de nuevo nahum

    #8 de junio de 2009 a las 21:16

  11. por cierto soy mr. draper, que no me salía el open id aquí.

    #8 de junio de 2009 a las 21:17

  12. y me sigue sin salir… bueno ya desisto.

    #8 de junio de 2009 a las 21:18

  13. Me encanta weeds y me ha encantado tu entrada. La verdad es que yo siempre pienso ¿tiene que vender droga para mantener su estatus social? vamos, yo lo primero que haría es quedarme sin asistenta y vender la casa, ¿no? y luego trabajar.Pero no! Weeds da otra vuelta al asunto, el camino fácil para tener una vida satisfactoria, y es interesante ver como Nancy va desde abajo de la pirámide hasta arriba para convertirse en una gran reina de la droga.Las historias son punzantes y el ritmo rápido, tanto, que verla de semana en semana no me gusta, es un coitus interructus en toda regla, esta serie mejor a temporadas del tirón. Creo que la primera la vi planchando en un solo día. jeje.Y a Nancy la diosa Venus le acompaña, cada vez está más guapa.

    #9 de junio de 2009 a las 6:37

  14. Nahum, no puedo estar más de acuerdo con la reflexión sobre esta serie. Aun así, entiendo que desprende un halo que atrae mucho: la falta de ataduras morales, la libertad entendida como "haz lo que quieras mientras no molestes a los demás"… llevada muchas al extremo en personajes como Doug y Andy. Algunas veces a todos nos puede apetecer ser un poco así, "libres".Pero no hay momentos de descanso, de una cierta "normalidad" en la familia, y como se ha comentado aquí antes, no existe ningún referente que sirva de guía.Y a mi, todo ese tufillo fue el que al final me cansó, y dejé de interesarme por la serie.

    #9 de junio de 2009 a las 7:12

  15. Ciertamente es una reflexión muy interesante pero que tal y como hacen otros comentaristas no comparto. En realidad creo que a veces se queda corta para el planteamiento inicial. Lo que realmente sería obsceno o amoral es que una vez iniciado el viaje a los infiernos de la primera temporada las cosas le salieran bien y se instaurará en una cómoda clase media/traficante. Lo que le pasa a Nancy y por ende a los que la acompañan es que les cae la del pulpo por sus acciones y eso es “moralmente justo”. Lo que hace realmente atractiva la serie es que lo hace sin dejar de mostrarnos ese lado maravilloso que todos podemos tener, incluso más allá del lado oscuro que se esconde bajo la fina piel de la superficialidad. Adoro a Shane aunque se masturbe con las fotos de su madre desnuda. Adoro a Andy porque desprende amor, compromiso y solidaridad. Y Celia y a su hija y….Por otro lado desde tu planteamiento es mucho más reprobable la actitud de otros personajes (extraordinarios por cierto) de otras series. Barney Stison sin ir más lejos o por supuesto Jack Bauer o el ya mencionado Dexter.Un saludo y linko su blog en el mío.

    #9 de junio de 2009 a las 7:34

  16. ¡Cuánta reflexión interesante en una noche! Vayamos por partes, como diría Jack el destripador: SATRIAN: A mí también me costó entrar. Expresas muy bien lo que pienso: "la serie apoya los actos de sus personajes". JAINA: Sí, quizá sea la reina del gris moral. Lo malo de pasarse los códigos y el qué dirán es que las acciones de los personajes tienen efectos en otros (y no me refiero solo a los efectos que lo que vendan pueda tener en la sociedad). La absolución (incluso simpatía) de todo eso es lo que me incomoda. SERIÉFILO: Eso mismo. Hay muchas series que no son nada moralistas (las que he citado: The Shield, Deadwood o Californication) y, sin embargo, no me resultan tan demoledoras… Supongo que será como la hierba del título: sabes que es perjudicial para la salud pero la consumes por el placer que produce. DESAPARECIDO: Jeje, muy bueno eso de "será porque carezco de moral". Quiá. KRATOS: Es cierto, yo mismo lo digo. Esa ambigüedad la da tanta fuerza a la serie…MR. DRAPER-CHICOTE: Un gran honor tenerle por aquí, sobre todo para respuestas tan trabajadas. Me explico: por supuesto que es inofensiva para mí en cuanto "artefacto cultural". Simplemente pongo de relieve (habiendo visto solo una temporada y media… quizá haya redención más adelante) el trasfondo que ofrece la serie. El presentar como inevitable y como simpático algo que, como bien dice SUNNE en su comentario, tiene salidas mucho más honrosas (social y éticamente). Solo intento poner de relieve los mecanismos ideológicos que hacen funcionar la serie, para intentar llegar al fondo de por qué fascina (o incomoda). SUNNE: Tú eres un tío honrado, joer. ¡Si hasta planchas en casa cada domingo! JejeJERQUIAG: Creo que aquí soy yo quien está de acuerdo contigo. La paternidad del término es tuyo. LASERIE: Claro, es que yo ahí juego con desventaja (y la admito desde el minuto uno). No he visto cómo sigue la serie ni si al final se impone cierta "justicia", por llamarlo de alguna forma. De momento, por lo que vi, los actos apenas tienen consecuencias. Es interesante lo que citas de otros personajes, pero, si te das cuenta, en ellos el pacto de lectura es muy diferente: Barney es un caradura XXL en una comedia ligera, con esa distancia que ofrece siempre la comedia. Bauer tiene la excusa de estar ante dilemas ético-políticos constantes: ¿si mato a este compañero mío podré entonces salvar toda la ciudad de Los Ángeles? Y de Dexter ya he hablado antes, un Robid Hood moral. Nada de eso hay en Weeds: la situación no es límite como en Bauer (la cosa está en seguir teniendo un pedazo de casa en Agrestic y comprando Armani) y el género no tiene la distancia irónica de How I met.

    #9 de junio de 2009 a las 8:36

  17. Yo estuve a punto de dejar Weeds en la primera temporada: no me entretenía, me incomodaba, los personajes (todos) querían serme simpáticos pero me eran profundamente antipáticos… El cliffhager me llevó a la segunda, y a partir de ahí las cosas cambiaron: estaba mucho más pasada de vueltas, los personajes me seguían siendo muy antipáticos, pero al menos ahora eran caricaturas: los mafiosos, los policías, los propios protagonistas tornan completamente irreales por exagerados. Y ahí ya no me molesta, es más, las aventuras de esa banda ahora me entretienen no mucho sino muchísimo; quiero ver el siguiente capítulo porque las tramas (ahora sí) me tienen enganchado, aunque no dé un duro por los personajes ni me interese especialmente cómo acaban, ni sufra por ellos ni me alegre por sus triunfos.Su apestosa moralidad, en definitiva, quedó neutralizada por su propia exageración. Y la serie mejoró una barbaridad.

    #9 de junio de 2009 a las 11:54

  18. Pues yo lo siento pero me parecio tan aburrido el primer capitulo de esta serie que jamas he vuelto a verla. y ni ganas. Todo el rollo de critica social a la hipocresia del capitalismo me parecio tan evidente tan predecible!! Me parece una serie hecha claramente para intentar ser polemica y que la gente diga, guaua, mira, que radical, que amoral!!Sobrevalorada.

    #9 de junio de 2009 a las 15:08

  19. Caramba, Nahum, no me imaginaba que te era tan "necesaria" en una serie la existencia de una "brújula moral". Yo me considero seguidor acérrimo de Weeds, y uno de los elementos que más me llaman de la serie es precisamente que el componente moral no está presente. No se trata de nihilismo ni nada parecido: una serie es, más que nada, una ficción puesta en pie, y no necesito ningún código moral en la ficción, pues su objetivo es, ante todo otro. ¿Que puede y debe haber ficción con alto contenido moral? Por supuesto: desde la catársis griega lo hemos comprobado. Pero las grandes obras de ficción del siglo XX nos han demostrado que la moral puede ir por otro lado o ni siquiera aparecer. Recuerda que ya la ilustración dieciochesca nos demostró sin quererlo que el intervencionismo moral frena el rico mundo interno de los personajes de ficción, que no deben ser ideas ni conceptos sino personas vivas tan imprevisibles como lo somos los humanos. Vivimos en un mundo en el que todos tenemos claro cuáles son los valores de nuestra sociedad, con lo que no necesitamos que nos los recuerden. Y si alguien los desconoce, no va a aprenderlos ni a aprendeherlos en una serie de TV. Por no hablar del peligro que conlleva el ingrediente moral, porque ¿quién dice qué moral es la que debe ser incluida? ¿Administraciones como la de Bush, que, por cierto, no salen muy bien paradas en Weeds? ¿La sociedad, que permite que haya diputados de extrema derecha y extrema izquierda en los parlamentos? ¿Los jueces? ¿Los políticos? Cuidado, que la moral está muy muy cerca de la doctrina, y tan solo estamos hablando de ficción. Nancy Botwin es un personaje delicioso que, en el fondo, es solo una pija con ganas de subidones de adrenalina. Pero todos sabemos que hay miles de partes en el mundo donde una mujer así no duraría viva ni dos horas. ¿Para qué introducir forzosamente una brújula moral entonces, si nuestro mundo real es infinitamente peor que el de Weeds? Este año se cumplen 400 años del Arte Nuevo de hacer comedias de Lope de Vega, donde él mismo decía que "cuando he de escribir una comedia, encerro los preceptos con seis llaves". Los grandes padres del guión moderno, como el propio Syd Field, consideran la preceptiva de Lope como un gran referente. Y si él ya rompía los esquemas hace cuatro siglos, ¿por qué nosotros vamos a ir hacia atrás?

    #9 de junio de 2009 a las 15:23

  20. Interesante la entrada (o "post"). No tanto por la descripción de la serie o las ideas expuestas, sino más bien por lo expresiva que resulta de quien la escribe: es una de esas entradas que dice más del autor que de la obra a la que se refiere.Comparto la tesis de fondo: el arte no es neutro desde un punto de vista moral o de valores, y las series de ficción tampoco lo son. Podemos estar más de acuerdo o menos con los valores que transmiten, por las circunstancias morales en las que se desenvuelve, por la descripción -mediada y siempre parcial- de la realidad que presenta… Todo ello no afecta tanto a nuestra capacidad de juicio moral, estético o técnico cuanto a la capacidad -y disposición- de disfrutar y compartir esos contenidos.Sentirse incómodo, como reconoce Alberto, cuando los valores que se transmiten son considerados como nocivos, nihilistas o simplemente inmorales no es un juicio acerca de la calidad de la serie, sino una elocuente manifestación del sentido moral de quien se incomoda.Después de todo, sólo las buenas personas son capaces de sentirse apenadas por lo que consideran malo, o de rebelarse contra ello.

    #9 de junio de 2009 a las 18:16

  21. Caramba, qué interesantes reflexiones. Es curioso cómo la palabra "moralidad" puede verse como algo "impuesto" o negativo. Y no, todo lo contrario, creo que es consustancial al ser humano. En tanto en cuanto actuamos, somos seres morales. ADDISON: Me gusta mucho la idea de que la parodia acaba neutralizando la "apestosa moralidad". Es lo comentaba con el Barney Stinson de How I met your mother. Quizá es que en la primera temporada de Weeds aún no habían dado ese salto hacia la parodia. PETRELLI: No sé si está sobrevalorada. A mí me divierte y me gusta, pero limitadamente. Pero ya has visto por los comentarios que a ESCÉPTICO le pasa lo mismo: le produce sopor. HACHE: Muy interesante lo que planteas, de veras. Pero no estoy de acuerdo. ¡Claro que hay un componente moral en "Weeds"! Como en toda acción humana. Como en toda expresión del hombre. Lo ha expresado de forma exquisita ÁLEX (por algo es filósofo): el arte (Y "Weeds" no es solo consumo -una bolsa de patatas fritas- también tiene vocación artística) no es neutro. Por tanto, no digo que la moral "deba ser incluida", sino que la moral que inevitablemente existe me parece "nihilista". Intento describir la moral que subyace en "Weeds". Lope de Vega podría encerrar sus preceptos bajo siete llaves, pero "Fuenteovejuna", "El perro del hortelano" o "El caballero de Olmedo" están repletitas de cuestiones sociales, psicológicas y, por supuesto, morales. ¿O es que la rebelión de los habitantes en "Fuenteovejuna" es una acción moralmente neutra? No, no lo era. ÁLEX: Si es que no puedo expresar con más precisión lo que tú comentas. Esta frase magnífica: "El arte no es neutro desde un punto de vista moral". No puede serlo.

    #10 de junio de 2009 a las 8:59

  22. Hombre nahum, apestosa moralidad en el encabezamiento… si, la verdad es que puede hacer pensar que la moralidad que presenta la serie es negativa. Léase 2º y 4º párrafo. Pero si, la moralidad en si misma no es mala, ni buena.En todo caso comparto plenamente la opinión de hache. Y es que Weeds no trata de engañar a nadie, ofrece lo que ofrece y de los demás depende si tomarlo o no. Nunca trató de ser moralmente convincente, ni justa, ni si quiera real. Sería un error pensar lo contrario. Puede gustar o no, pero lo que ofrece, en general, es humor de calidad, con personajes de calidad que tienen inquietudes poco comunes (hay que reconocerlo). 30 min en los que puedes disfrutar de esta magnífica serie. Weeds es mi dosis semanal de "evasión", es como fumar hierba, puede ser moral o no, pero por lo mismo puede divertirte y abstraerte. Y, habida cuenta que la moralidad es algo inherente, quien debe decir que es moralmente aceptable y que no lo es? nosotros? la ley (que debería ser expresión de las inquietudes sociales)¿?? No lo sé, pero, al menos por ahora, ver Weeds no está tipificado como delito y solo depende de nuestra percepción, de nuestro juicio personal. Aprovechemos pues, aparquemos nuestros prejuicios y "miedos", y entreguemonos a esta propuesta irreverente, ácida y genial. Sin más.Por otro lado es una serie que no esconde sus críticas hacia la sociedad occidental, la administración Bush, la guerra y la hipocresía en general. Puedo estar de acuerdo o no (que si que lo estoy) pero el modo en el que lo hacen ya se merece un aplauso. Por lo que, para mi al menos, continente (humor) y contenido (crítica y cuestionamiento de muchos de los preceptos social y políticamente aceptados) convergen en una serie perfecta, o casi. Que la línea que divide el bien del mal sea difusa no me preocupa, más bien me agrada.Para todo lo demás me remito a mi comentario anterior.

    #10 de junio de 2009 a las 11:01

  23. Hache, Pedro Alvarez, Desaparecido: Que es eso de que ver Weeds no esta tipificado como delito!! vaya chorrada, pues claro qeu no! Nadie ha dicho esoNahum pone en evidencia que todas las series tienen mensaje (ingenuos quienes piensen lo contario!!) y explica porque es nociva y nihilista, desde su punto de vista. Y lo hace honestamente, porque da razones y porque hasta hasta admite que le gusta en ocasiones!! A mi nisiquiera eso, me parecio aburrida y la deje en el piloto. Pero me parece de aplaudir que algun critico vaya a cosas mas profundas que el me gusta o no me gusta. No es que Weeds tenga que ser un buen ejemplo para ser un buen ciudadano. Quien ha dicho eso!! Parece que se puede criticar que los guionistas de Heroes han perdido el rumbo, que la actuacion de Anatomía de Grey es absurda o que los efectos especiales de Lost dejan mucho que desear. Pero no se pueden entrar en cosas más profundas? Si hasta dice que le gusta Deadwodd, que a mi me parece una brutalidad y cita la polémica sobre el exhibicionismo sangriento en Dexter!!Si uno lee blogs de series para saber la opinión de un critico, me parece muy interesante que expliquen tambien temas mas profundos. Eso no son prejucios y miedos como dice alguien por hay arriba. Es hacer critica de cine!.

    #10 de junio de 2009 a las 12:32

  24. Haya paz, hermanos. No, fuera de bromas, PETER PETRELLI, agradezco que estemos cercanos en esto, pero relaja el tono, hombre. ¡Que solo hablamos de series, no es para tanto! Y, sobre todo, esto del blog y de la tele tiene que ser para divertirse. Y discutir sanamente. A mí me encanta disentir de MR. DRAPER y HACHE y razonarlo; creo que eso es lo que enriquece estos debates y los hace apasionantes. En todo caso, no te apures, Petrelli, mi postura quedó suficientemente clara tanto en el texto como en los comentarios. Gracias por la pasión en defenderla. (Y, muchacho, cuida un pelín más la ortografía, "per favore"; si te pillara de nuevo Eresfea, te ibas a enterar, jeje).

    #10 de junio de 2009 a las 13:24

  25. Creo que mi tono, si es que se puede apreciar (que por escrito es mas complicado), es siempre de distensión. Yo me lo paso pipa debatiendo, que no discutiendo, de algo que me apasiona, las series. Por lo demás petrelli, allá tu y tus interpretaciones.

    #10 de junio de 2009 a las 13:27

  26. Me alegra que coincida en tu blog un debate tan interesante con una serie que sí veo, aunque esporádicamente. ¡Por fin puedo aportar algo! Je.Comparto tus dudas sobre la viscosidad de las decisiones que toman los personajes de la serie. Áun así creo que sigue habiendo un cierto orden de cosas sobre tanta acidez, sobre tanto fin que justifica los medios y sobre tanta vuelta de tuerca al american way of life. Los personajes, como comentaba Hace, viven en un completo desastre cotidiano y sus situaciones vitales son, en ocasiones, tremendamente tristes. Eso sí, vienen rápidamente compesadas por un guión sarcástico y a veces poco verosímil (No dijiste una vez que no te tragabas a la de Dexter de la 2ª temporada; pues aquí me pasa lo mismo, veo poca verosimilitud y eso me hace dudar). En el último capítulo visto, un alcalde mexicano, narcotraficante, licenciado en Harvard, le dio unos simples azotes a Nacy para corregirle su desfachatez de exigirle un pedido de marihuana en persona, puenteando a sus camellos. No sé si un traficante más real hubiera hecho que le pegaran un tiro entre ceja y ceja. Aunque si hablamos de verosimilitud y moralidad entramos en otro apartado muy complejo.Ah, enhorabuena por los comentaristas de altura de tu blog. Es una delicia leerlos.

    #10 de junio de 2009 a las 15:08

  27. Varias ideas sobre el tema en cuestión,(aunque de forma inconexa).*Creo que una de las pretensiones de Weeds es dar la nota,intentar trascender en una parrilla sobrecargada de series,(la mayoría de ellas totalmente planas).Creo que lo consigue,fijaos el debate que ha propiciado.*EEUU es un país hipocritamente moralizador,así que Weeds es una patada en la entrepierna a muchos norteamericanos y una "revancha" para otros pocos,(fumetas,principalmente).*La falta de moralidad de Weeds atiende a una realidad.Hay millones de personas VENDIENDO marihuana en el mundo,muchos no consideran que estén haciendo algo malo,aunque todos tienen miedo de que les pillen.Hay muchos millones de personas COMPRANDO marihuana en el mundo,la mayoría no considera que esta haciendo algo malo,aunque todos tienen miedo de que les pillen.*atención,pregunta.¿Es justa la ley?.¿Vender marihuana esta mal porque lo dice la ley?¿Es inmoral vender,comprar,fumar marihuana?….por favor….*Entrar en España de forma "ilegal",(sin papeles,en una patera),¿es inmoral porque quebranta la ley?*Hay formas más honradas de ganarse la vida,(según la opinión generalizada),pero hay otras formas muchísimo más indignas y socialmente no están tan mal vistas.*Weeds nos trata como adultos,sin moralina.Puede que esta amoralidad moleste a algunos,pero yo la agradezco.No necesito que me digan lo que esta bien o lo que esta mal.*Las acciones de Nancy nos son presentadas de forma amoral pero es que a los ojos de mucha gente lo que hace no esta mal.*¿"apestosa moralidad" es lo mismo que amoralidad?,en que quedamos,¿es apestosamente moralizante o carece de moral?.*¿porque los "villanos" tienen que acabar pagando sus fechorias en la ficcion?,¿acaso no se libran muchos en la vida real?*Ni vendo ni fumo marihuana.Sin ser la octava maravilla del mundo Weeds me parece una propuesta original,divertida y fresca.Y si,yo también prefiero Breaking Bad.

    #11 de junio de 2009 a las 2:37

  28. me he referido solo al tema de la marihuana porque es el que atañe a la principal protagonista y creo que es el único sobre el que se puede debatir,ya que el resto de personajes estan representados de forma tan patetica que no creo que puedan causar debates morales.

    #11 de junio de 2009 a las 3:28

  29. Wow! una entrada que me parece sencillamente sublime, con multitud de explicaciones del porqué te desagrada la serie, más bien el por qué no compartes su "falta de moralidad", pero a mi es que me parece que tratar así esa "falta de moralidad" es uno de sus aciertos, a parte de la agilidad y calidad en sus guiones.Por cierto el debate que se ha generado en los comentarios está a la altura de tan excelente entrada.¡Saludos!

    #11 de junio de 2009 a las 21:32

  30. P.D. Perdona el que te deje 2 comentarios tan seguidos, es que se me ha olvidado, pero quería comentar también la razón que tenéis en haber mencionado Breaking Bad, que no diría que es mejor, ni peor, ya que ambas me parecen Excelentes, y aunque tratan un tema en base similar, lo tratan de 2 maneras muy distintas y ambas saben como hacerlo de forma magistral, según mi opinión, claro está.¡Saludos!

    #11 de junio de 2009 a las 21:35

  31. Es que Breaking bad no es sino la versión dramática de Weeds, una serie dura, crítica, buenísima. Yo disfruto increíblemente las dos aunque quizás algo más la primera debido, básicamente, a su carácter cómico.Y respecto al debate, si, en general, es de los mejores que yo haya visto en un blog.

    #11 de junio de 2009 a las 22:21

  32. Pero es que yo creo que sí hay una clara frontera en las acciones de Nancy, fronteras que valen para los protagonistas y tambien para los espectadores. por ejemplo algo tan sencillo como "marihuana sí, cocaína no" que, de una forma u otra, se ha repetido a lo largo de las temporadas.

    #12 de junio de 2009 a las 0:42

  33. JUAN: Muy acertada tu idea de que Weeds está hecha para provocar. Aún diría más: es la imagen de marca de todo el canal Showtime (véase la divertida última entrada en El blog de Sunne). En todo caso, yo no confundiría conceptos distintos: Moral, Ley y Justicia pueden estar relacionadas, claro, pero son elementos diferentes. ¡Hay muchas leyes inmorales o injustas!OSKAR108: Lo primero es que nos cruzamos en multitud de blogs y siempre me ha dado rabia que tú no tengas uno. Eres de los comentaristas más atinados… pero sin blog. A mí "Breaking Bad" me gusta mucho más y sigue siendo ambigua, pero precisamente al ser más dramática (como dice PEDRO), no hay esa "absolución" que poníamos como clave para que el carácter moral de "Weeds" me resulte tan demoledor. ÁNGEL: Sí que hay fronteras para algunas cosas, claro, como la que citas, pero para otras es una especie de "todo vale". Y, en este sentido, la marihuana no es el elemento más importante. En este sentido, algunas acciones de los niños (o contra ellos, como hace el personaje de Elizabeth Perkins) son especialmente turbadoras.

    #12 de junio de 2009 a las 7:21

  34. Claro, es moral tomar drogas, olvidadando los daños graves que causan, o diciendode erróneamente que se puede controlar, ya que la marihuana o el hachis son muy peligrosas (aunque las haya más peligrosas) y causan daños graves en las personas que las consumen (como comprabamos en muchas personas que las han consumido y que le han provocado graves daños). Y lo que es inmoral es no tomarlas. O es moral que un niño tenga sexo, y es inmoral que tenga sexo apartir de los 17 o 18 años. Es Eso lo se dice por algunos, es eso lo que ven en la serie. Es moral drograPues no. Lo que es moral y lo que no lo es, viene muy de lejos y es complicado. Pero la moral viene más de unos principios universales que están en la sociedad, es algo que siempre va a acompañara a las personas, que están marcados por la época en que vivimos, que son subjetivos a veces, que cambian,……… pero que por supuesto no son las opiniones ideológicas políticas y sociales de algunos; esto es para Juan.Afortunadamente hay moral en la sociedad (aunque yo a veces lo dudo mucho) pero que no es demasiao rígido y subjetivo, porque afortunadamente no todo vale, y cuando todo valga nos convertiremos en apestosa basura (como pasa a veces en Weeds).Siempre hay y debe de haber normas (nos guste o no, y a veces no estaremos de acuerdo con algunas, pero se pueden cambiar). Para algo tan tonto como para poder desplazarte cogiendo un coche o el autobús las hay, y son necesarias. Vivimos en sociedad y las normas consiguen, al menos lo intentan o eso buscan, facilitar la vida de todos. Esto es algo muy antiguo y es estúpido negarlo.Jose

    #14 de junio de 2009 a las 14:44

  35. Jantérez. ¿La FALTA DE MORALIDAD DE LA TELEBASURA también es deliciosa?.¿O es un poco apestosa pero en definitiva recomendable, porque en ella no se juzgan moralmente los contenidos o los personajes que salen?¿Kiko de Sálvame (que lleva tanto tiempo haciendo lo que hace en televisión tras salir en un Gran Hermano) es un ejemplo a seguir por su falta de moralidad como lo pueden ser algunos personajes o situaciones que aparecen en Weeds o una serie de éstas?.¿Gran Hernamo es un ejemplo de inmoralidad pero de la buena, cómo estas series?, ¿El Tomate o Sálvame es lo que deberia ser cualquier programa informativo o de actualidad, y dejar cierto tono moralizante como ocurre en los telediarios de la 1 o en el Telediario de Gabilondo?.Pues eso xDxDxD. Puede ser un poco exagerado, pero asi queda claro la postura de algunos. Iba a hablar sobre Dexter y otras series, pero no tiene sentido. Creo que os habéis equivocado. Saludos.

    #14 de junio de 2009 a las 17:50

  36. Aquí también no, por dios!

    #14 de junio de 2009 a las 18:26

  37. ¿Realmente absuelve weeds a sus personajes y sus acciones?.Nancy ha estado metida en varios fregados,su vida ha estado en peligro,su casa ha salido ardiendo…y todo como consecuencia de sus actos.Su hijo pequeño es retratado como un inadaptado.Doug echado de su casa por su mujer.Celia,un horror de madre,es masacrada por la vida y las circunstancias una y otra vez.Conrad y su familia también estuvieron en serios apuros…Creo que cada personaje paga de alguna forma por como es y lo que hace.La moral de cada uno marca sus actos y todos sufren consecuencias,la mayoría de las veces negativas.Moral,justicia y ley son tres cosas distintas como bien me decías,pero la mayor parte del camino van cogidas de la mano,o al menos esa es la intención,me parece.Pero cuando la moral se aleja de la ley…¿a que atiende?,¿en que se basa la moral?,¿en creencias personales?,¿y en que se basan estas creencias personales que nos alejan en ocasiones de la ley?,¿como se forman?.

    #15 de junio de 2009 a las 2:34

  38. Querido Jantérez: eres bienvenido aquí, faltaría más (esto es un blog y, por definición, abierto). Prefiero, por supuesto, que sintetices tus comentarios en uno (en lugar de cuatro seguidos) y que, en la medida de lo posible, mantengan relación con la entrada. Pero lo que NO voy a tolerar son amenazas a terceros del tipo "no te vas a escapar" o insultos como ese "que te den". No. No en este blog, desde luego. Voy a borrar ese comentario ahora mismo. Mantengamos cierto orden, que prime la razón sobre la emoción y que el visionado de series y su crítica sea una labor gozosa y constructiva, por favor.

    #15 de junio de 2009 a las 8:28

  39. Lo primero de todo, me encanta Weeds y me parece que te equivocaste abandonándola a mitad de la segunda temporada porque te has perdido lo mejor con diferencia, y no solo me estor refiriendo al espectacular cliffhanger de la segunda temporada. En serio, yo te recomiendo darle una segunda oportunidad.Ahora, sobre lo que planteas de la serie es verdad que la historia está llevada al extremo y que es algo surrealista pero no creo que esto sea ni bueno ni malo, simplemente es como es. Weeds trata muchos temas importantes pero lo hace mezclándolo con un humor increíble que la hace una de las grandes.Sobre los comentarios ofensivos, siempre diré lo mismo. Est mundillo de los blogs de series tiene una cosa muy importante, cada uno dice lo que quiere. Me encanta encontrarme con gente que no comparte la misma opinión que yo con respecto alguna serie pero la gracia está en respetarlo. Alberto que no te gusta Weeds, pues peor para tí pero de ahí a increpar me parece excesivo. Con el buen rollo por bandera siempre se entiende la gente mejor.Una cosa, la entrada como siempre, fantástica aunque sea algo negativa con Weeds. Eres muy grande!!!

    #15 de junio de 2009 a las 19:47

  40. Perdón si me pase, borra todo lo que quieras. Sí, seré mucho más breve y esquematizaré mis opininiones, aunque no sé si sabré hacerlo. El comentario que me saco un poco de quicio es insultante, y eso que me controlé más de la cuenta.En referencia al tema, vuelvo a repetir que no vale todo, que tiene que haber unos principios morales, aunque sea difícil a veces de establecerlos. Tiene que haber normas inspiradas en ellos. Y como mejor ejemplo, no vale la telebasura del Tomate, La noria, de ciertos informativos de tv,etc (como dije antes, no hay palabras para definir todo lo desagradable que puede ser). No vale frivolizar sobre las drogas como hacen a veces en Weeds, porque producen mucho daño a aquellos que las consumen, aunque sean drogas más blandas. Mi hermano murió por alcoholismo y alguna de esas drogas blandas, que lo llevó a arruinar su vida, a que lo echaran de todos los trabajos, a que se quedara sólo sin amigos, a estar enfermo siempre, a convertirse en la sombra de lo que fue, y eso fue muy duro y no se lo merece nadie. Saludos. Jantérez.

    #16 de junio de 2009 a las 20:14

  41. Just want to say what a great blog you got here! I've been around for quite a lot of time, but finally decided to show my appreciation of your work! Thumbs up, and keep it going!CheersChristian, iwspo.net

    #29 de mayo de 2010 a las 3:10

  42. Tu apego al establishment político-económico me impresiona ¿que es eso de no tener brújula moral? ¿de no saber si los personajes son buenos o malos?. Pienso que críticas el hecho de que la televisión no te diga la forma en que debes pensar, pues bien la respuesta está ahí mismo, debes resolverlo por ti mismo.

    Esta reflexión que haces me deja pasmado, y pensando cómo incluso hasta la educación superior (eres profesor universitario) ha sido tan premiada por el discurso único de los medios de comunicación masivos, hemos perdido incluso nuestro deseo por pensar por si mismos y trasladado nuestra fe desde la iglesia hacia la T.V.

    ¿a todos nos asusta que no nos digan que es lo bueno o lo malo?

    Saludos

    #6 de abril de 2014 a las 16:49

Trackbacks & Pingbacks

  1. ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? | Diamantes en serie

Dejar un Comentarios