spotify

Mis tres canciones del 2014

Revisando el buzón de entrada de mi cuenta en Gmail me encuentro con el siguiente correo electrónico de Spotify:

Hola Samuel, tu canción favorita de 2014 fue ‘Apples and pairs’ por Slow Club.

Pensando en ello, he elegido mis tres temas del año. No sé si serán los mejores, pero todos significan algo para mi. Y ya sabéis lo que se dice: al mal tiempo, buena música.

1. Apples and pairsSlow Club
Es una canción exquisita, dulce y con ese toque tan especial que le da el dúo chico/chica. Me enamoró desde el momento que lo escuché por vez primera. Su estilo es una mezcla entre folk y pop melódico.
No hay vídeo oficial, pero esta composición es muy cuqui:
Imagen de previsualización de YouTube

2. Sierra y CanadáSidonie
Tema que los amigos del Cooper Club incluyeron en la sesión de su cd aniversario y que suena todos los días a mediodía en mi coche porque mi sobrina Sofía de 4 años me pide una y otra vez de camino al colegio la canción del perdón, como dice ella. Me da que no entiende el amor entre un robot y una sierra. Yo tampoco. De Sidonie mucho más se podría decir, son de lo mejor de la escena indie española desde hace más de 10 años y en Burgos les vimos este otoño en concierto con los ‘Jueves Acústicos’ del Museo de la Evolución Humana.
El vídeo oficial es bueno pero prefiero esta versión acústica:
Imagen de previsualización de YouTube

3. General Sherman y cómo Sam Bell volvió de la lunaZahara
Zahara es una de las voces más maravillosas de España. Artista total, actúa, canta y escribe. Además tiene un blog en FoxLife donde habla de correr. En 2015 presenta nuevo disco. Es habitual ver a Zahara colaborando en discos de amigos y sobre todo tocando con ellos en directos (Niños Mutantes, Sidecars, Love of Lesbian, Carlos Sadness, Miss Caffeina, Carlos Siles…) o realizando versiones (fantástica la de ‘Lucha de Gigantes’ de Antonio Vega con Santi Balmes de Love of Lesbian o la mítica ‘Qué sabe nadie’ de Raphael en el Sonorama 2011 con Miss Caffeina).
Me quedo con el vídeo de su conciertazo en Radio 3:
Imagen de previsualización de YouTube

0

Con la música a todas partes

Del walkman de Sony, lanzado en 1979, pasando por su evolución al Discman de mediados de los 80 a la revolución del iPod de Apple  en 2001 con sus ‘1.000 canciones en el bolsillo’ (que entonces parecía una exageración), el consumo y la portabilidad de las canciones han vivido distintas etapas. Ahora, el mp3 se ha integrado en los smartphones y se tiende a usar un mismo dispositivo para todo: teléfono, agenda, gestor de tareas, música, cámara de fotos y video…

Con el CD prácticamente muerto y las tiendas de vinilos como reductos para románticos y hipsters, los reproductores han sido la última especie a extinguir al integrarse en los smartphones, y ahora cae la amenaza sobre las tiendas tipo iTunes, que ven no solo como el consumo de música por streaming está creciendo, sino que también los artistas y sus discográficas están reorientando el negocio hacia esas plataformas. Es la era postPC.

image

La sueca Spotify, creada en 2008, es uno de los servicios de música por streaming más conocidos, pero existen alternativas como Grooveshark, Deezer, Rdio, Google Play Music All Access o Napster (sí, Napster ha vuelto). Con el anuncio, en diciembre de 2013, de extender la gratuidad de uso en dispositivos móviles, Spotify se ha convertido en una app fundamental para la muchos usuarios, que aunque van al rebufo de los earlyadopters, se han contagiado por su sencillez de uso y la cantidad de artistas disponibles.

Y a pesar del mayoritario consumo de música gratis o a través de un plan de precios reducido, nos seguimos gastando tanto o más dinero en música, pero de otra forma: conciertos, festivales, altavoces, controladores, auriculares… Y la industria auxiliar está aprovechando para presentar productos para todos los gustos y bolsillos: controladores de música como Gramofon; reproductores espectaculares con forma de bulldog francés o de calavera diseñados por Jean Michel Jarre; auriculares como los que lucen las estrellas, los Beats by Dr. Dre y cualquier otro gadget que podamos imaginar.

Hace tiempo que uso Spotify y estoy encantado: hasta he eliminado todos los archivos de música en mi iPhone para ganar capacidad de almacenamiento. Tengo listas de todo tipo: desde la ‘BSO de mi vida’, algunas de música española, dos de versiones, otro par de duetos, una de ‘Flamenco’… o la última que he creado ’59 minutos de buena música’.

0

La banda sonora de mi vida

Hace más de un año leía en el blog ‘Página Par’ de mi amigo Antonio J. Mencía la entrada ‘El hilo musical de tu vida’ que me hizo pensar sobre las canciones que podrían formar la banda sonora original de mi vida. Así, como la BSO de una película, la mía, con sus dramas, sus tragedias y sus comedias. Cada canción tiene su historia: unas son bonitos recuerdos, otra el día más importante y feliz de mi vida y otra el más triste, otra mi nuestro primer concierto y otra el último…pero al fin y al cabo, todas reflejan un momento especial.

Y no me canso de escucharlas, de reír y de llorar con ellas. La selección no sigue ningún orden ni criterio musical, salvo que representan algo significativo en mi vida.

U2 – With or without you
Imagen de previsualización de YouTube

Leer más

7
  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.