marca personal

Redes sociales a la burgalesa

#RRSSalaburgalesa es un espacio radiofónico que se emite los viernes dentro de la programación local en ‘La Mañana’ de Cadena Cope, donde se habla, es obvio, de redes sociales en Burgos.

aaa_cope

El pasado viernes 17 de octubre fui invitado por Leopoldo Roldán, consultor de redes sociales y colaborador de Cope Burgos que dirige “Redes sociales a la burgalesa”, quien ya me había lanzado el gancho unas semanas antes. Le prometí que a mi vuelta del Camino de Santiago iría. Allí fui para contar mi experiencia como usuario. Hablé sobre todo de Twitter y de este blog. Del reto de escribir el ‘Diario de un bicigrino’ y también de Instagram, Foursquare y Facebook. Al final se trata de conversar entre personas, sea tras un teclado, junto a la barra de un bar o en una sobremesa. Conversar con valores, y además crear y compartir contenido. Porque os recuerdo que compartir mola ¿verdad?

Como secciones fijas están la etiqueta de la semana, fue para #BurFeMa (la Feria de Mayores), y el FF (Follow Friday), que quedó desierto. No dio para mucho más, pues el espacio dura menos de diez minutos. Me gustó la experiencia y María Orive, periodista de Cope Burgos, nos trató fenomenal. Como siempre, un placer colaborar entre amigos.

1

Los tirantes de Pedro Jota y la resaca de #iRedes

La anécdota empieza durante la cena cóctel tras la primera jornada del Congreso iRedes. Durante un intercambio de opiniones sobre el papel de Pedro J. Ramírez como uno de los periodistas de referencia entre gente de mi generación (la generación del Kronen, la generación X, la de los JASP… llaménla como quieran) pasamos de comentar su estilo periodístico a hablar del otro estilo, el del buen vestir. Si en lo primero viví una época de ‘pedrojotismo’ (sí, confieso que fui suscriptor de Orbyt) en lo segundo sigo viendo al ex-director de El Mundo como un dandy: no hay nada más elegante y distintivo que usar tirantes con un buen traje a medida. Si lo unimos a sus atrevidas corbatas y el habitual colorido del resto de complementos (calcetines y gemelos principalmente) consigue un look perfecto con toques fashionistas y equilibrado con trajes y camisas de corte más bien clásico. Y es parte de su marca personal. Guste o no guste, todo un trendic topic.

Yo en cambio destrocé las normas de etiqueta con mi casual outfit: pantalón chino Massimo Dutti, camisa Oxford de El Ganso con tirantes de ScalperS y zapatos de Pedro del Hierro (todo mi look con firmas españolas). Pero mi intención no era marcar estilo, acepto críticas, si no rendir mi particular y simbólico homenaje al periodismo de Pedro Jota con uno de sus signos externos más representativos: los tirantes.

27f7709ca62511e3bb2e12cca25af834_8Autor de la foto: @leopoldoroldanp

Así que después del diálogo de clausura del IV iRedes entre Punset y Pedro Jota, compartimos el almuerzo, intercambiando unas palabras y al final fue él quien me pidió la foto.

La resaca de iRedes también nos dejó:
Una selección de diez tuits por Leandro Pérez y Txema Valenzuela.
La galería de fotos de Victoriano Izquierdo en la cuenta de iRedes de Fickr.
El #selfie como tendencia entre los igers del congreso.
Miles de tuits con la etiqueta #iRedes.
La versión actualizada del mapa de iRedes.
Las más de 11 horas de vídeos en el canal de Agora News en YouTube.
El acierto en la predicción del tiempo por Digitalmeteo con Emilio Rey.
Y lo mejor: como siempre, la desvirtualización de un montón de buena gente.

1

Empezando en LinkedIn (y III): la trayectoria

Tras una buena foto y una cabecera atractiva, llega el momento de desglosar nuestra experiencia y estudios.

linkedin

La trayectoria.

El extracto debe ser un buen resumen de qué somos y qué ofrecemos, en línea con lo expuesto en la cabecera pero sin repetir lo mismo.

En la experiencia profesional hay que ser transparentes y precisos en fechas, puestos y empresas, destacando logros e incluyendo proyectos actuales: quien contrata o busca establacer una relación comercial a través de LinkedIn quiere eliminar dudas. Si hay alguna, huirá hacia otro usuario más claro.

En el apartado de educación, la misma receta. También si el título académico habilita para una colegiación o registro oficial, se puede añadir en la sección de certificaciones, incluyendo el nº de colegiado o registro.

En principio, parece el paso más sencillo, ya que podría valer con trasladar nuestro tradicional currículo en papel al formato digital de LinkedIn. Y precisamente ahí está la diferencia: en aprovechar las herramientas 2.0 añadiendo enlaces, videos y presentaciones en nuestro perfil.

Para completar el perfil es recomendable entrar en grupos de debate y seguir páginas de empresas que se ajusten a nuestros intereses por profesión, localización o sector.

Además, hay que recordar que como en toda red social, aunque enfocada a un uso profesional, para sacar jugo a nuestra presencia es imprescindible interactuar: contactar, compatir enlaces, participar en debates de los grupos y escribir recomendaciones.

Fin de la serie “Empezando en LinkedIn”. La próxima será “Avanzando en LinkedIn”. Antes, recomiendo leer el artículo de Enrique Dans: Pero… ¿qué significa exactamente estar en LinkedIn?

Enlace corto para compatir: http://kcy.me/yqzt

Entradas de la serie “Empezando en LinkedIn”:
I – La foto
II – La cabecera
y III – La trayectoria

1

Empezando en LinkedIn (II): la cabecera

¿Qué es lo más importante de nuestro perfil en LinkedIn? ¿La foto? No. La foto es lo más visible de un perfil en LinkedIn. Pero lo más importante es la cabecera.

La cabecera.

¿Por qué?
Porque es nuestro escaparate y podemos utilizarlo en función de nuestros objetivos.
Porque nos segmenta en las búsquedas de contactos.
Porque nos posiciona en Google.
Porque es parte de nuestra marca personal y se asocia a nuestro nombre.

Leer más

0

Empezando en LinkedIn (I): la foto

Hoy en día no es suficiente con tener una presencia activa en redes sociales. Para potenciar nuestra marca personal es necesario gestionar de forma eficaz la actividad virtual que generamos. Si además buscamos potenciar una marca personal basada en nuestra profesión, LinkedIn es la plataforma idónea. Para empezar con buen pie y evitar errores lanzo la serie de entradas “Empezando en LinkedIn”.

photo_about_us_hero_646x220_v1

Leer más

3

Promesas que no valen nada

En mi anterior entrada cometí la imprudencia de comprometerme prometer que publicaría en esta bitácora con una frecuencia semanal.

Además de un reto personal, supone un compromiso con los seguidores. Sí, contigo, que empleas un par de minutos de tu valioso tiempo en leer mis ocurrencias. Que has llegado hasta aquí por ser mi amigo, por una recomendación, por un tuit o quién sabe por qué extraña razón. Al fin y al cabo estamos a golpe de un kclick (sí, kclick con k de karmacracy)

Hace dos años  escribí aquí sobre los propósitos del nuevo año, que casi siempre son viejos propósitos que vamos añadiendo a la lista de tareas pendientes. Tras releer ese post me di cuenta que escribir en mi blog me hace feliz. Y con eso me basta.

Además es una de esas promesas que no valen nada. O sí. Igual es de las que valen mucho. Pero eres tú quien le vas a dar valor a mi promesa. Yo te daré el contenido. Prometido (otra vez).

Y de propina, una de mis canciones favoritas:

‘Promesas que no valen nada’ Los Piratas – Poligamia (Warner 1995)
“Sabes que lo digo de verdad,
que no voy a fallarte en nada
que tengo mucha fuerza de voluntad…”

Imagen de previsualización de YouTube

Enlace corto para compartir: http://kcy.me/wobs

1

13/12/13. Punto de no retorno

Nueve meses después de perder a la persona de mi vida, he conseguido enfrentarme superar el miedo a tener miedo. La lectura positiva de llegar a tocar fondo es que todo lo que venga después solo puede ser mejor. Y por supuesto, me quedo con todos los recuerdos vividos, la tremenda lucha y su ejemplo de valentía al que tímidamente ya dediqué un post. Eso no me lo quita nadie. Permanecerá en mi para siempre. Junto a nuestras canciones, nuestras fotos y nuestros secretos.

Llevo semanas deseando que acabe este 2013 que ha sido el peor año de mi vida en lo personal y en lo empresarial. Han sido, y siguen siendo, meses muy duros, mucho más de lo que nunca imaginé. También me ha ayudado mucha gente, mucha más de la que nunca imaginé. Además, siguendo con ese optimismo vital que me acompaña pienso que en lo profesional sí he crecido, consolidando lo que ahora llamamos “marca personal”. He participado en varios eventos como ponente (XII Foro de Empleo de la UBU, Encuentro Inspira Burgos Cruz Roja o Club de Empresa Montauca), continúo co-organizando Iniciador y moderé la mesa redonda sobre redes sociales en la IV Feria de Empleo Municipal y Semana del Emprendedor de la Asociación de Jóvenes Empresarios.

Y comencé a correr. No sé si en un intento por huir de mis propios miedos o en la búsqueda de nuevos retos. Y me está sentando bien. Pero el running se merece su propio post. Prometido.

Hoy retomo el compromiso de escribir en el blog. Espero no faltar a mi cita semanal. Prometido.

Es el punto de no retorno. El 13 del 12 del 13.

Enlace corto para compartir: http://kcy.me/wej2

9
Marca personal

Marca personal

Los expertos del marketing afirman que construir una marca es tarea de mucho tiempo. Incluso se ponía una cifra para alcanzar la madurez: 25 años. Pero eso era antes. ¿Antes? Sí, porque el mundo está cambiando.
Hace tan solo ¿cinco? años, Facebook o Twitter ni siquiera existían, y ahora son dos de las marcas más conocidas mundialmente. Hoy, en casi todos los estudios aparecen siempre en el top ten de las más valiosas algunas tradicionales como CocaCola, McDonald´s, Toyota o WalMart pero entran otras como YouTube, Google o Apple. Actualmente valoramos marcas que ni siquiera venden un producto físico sino una experiencia de usuario: facilitan la búsqueda o creación de contenidos y su difusión (¿compartes?).

Leer más

2

¿Crisis económica? Sí, y de valores

Tanto hablar de las causas económicas (micro y macro) de la crisis y nos olvidamos de lo más importante: los valores. Esa es la auténtica crisis de nuestra sociedad. Los ciclos económicos son pendulares y volverán épocas de bonanza y expansión. Pero los valores no cambian en sí mismos, esos se tienen o no, aunque se van jerarquizando en función de nuestras experiencias y situaciones y la mayoría de los valores se adquieren en el periodo que va desde la infancia hasta los primeros años universitarios. De ahí la importancia de los padres, profesores y mentores que actúan como guías en ese camino.

© Quino

En una sociedad dominada por la cultura del pelotazo, de la picaresca y de la telebasura, hablar de valores no es muy cool, pero cada vez es más necesario y los que seamos capaces transmitir en nuestros actos serán parte fundamental de nuestra marca personal. Los errores forman parte del día a día, y de ellos, si se analizan, se aprende mucho, pero con los valores por delante, las consecuencias de esos errores se minimizan.

Responsabilidad
No traslades tus problemas a un tercero. Si transmites tus valores al equipo que participa en el proceso, cada uno se responsabilizará de sus obligaciones y nadie escurrirá el bulto.

Integridad
Cumple tu palabra por encima de todo. Tu palabra eres tú y su cumplimiento debe suponer una obligación moral. Tus actos reflejarán lo mejor o lo peor de ti.

Esfuerzo
En la sociedad actual hay muchos medios y oportunidades para el éxito, pero el talento sin esfuerzo no sirve de nada. Persigue tus sueños aportando siempre lo mejor de ti.

Intensidad
Ya lo decían los clásicos: carpe diem, aprovecha el momento, vive el día de hoy como si fuera el último, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy…en ocasiones planificamos tanto a medio y largo plazo que cualquier imprevisto nos desconcierta. Sé intenso en lo que hagas, aportando el máximo.

Compromiso
Se está o no se está. Quienes solo se involucran a medias acaban insatisfechos o invisibles.

Honestidad
Si no puedes cumplir un acuerdo, sé honesto y asume las consecuencias (económicas, jurídicas y/o sociales). Comunícaselo inmediatamente a quien pueda sentirse perjudicado.

Cada persona tiene su escala de valores. Los seis anteriores forman parte de mi e intento cultivarlos. ¿Cuáles son tus valores?

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/IFykJa

2

Ocho consejos para un networking eficaz (I)

Desde hace dos años están proliferando los eventos de networking. Durante mi etapa en el servicio de empleo de la universidad ya se mencionaba al networking como la herramienta más eficaz para la inserción laboral, la mejora de empleo y el establecimiento de contactos para hacer negocios. Con mi experiencia acumulada como Co-organizador de Iniciador Burgos, evento de networking de emprendedores para emprendedores, y como participante en otros similares, ofrezco ocho prácticos consejos (en esta 1ª parte del post van los cuatro primeros) para participar con éxito en reuniones profesionales y conseguir resultados online y offline:

1) Mantener actualizados los perfiles en redes sociales.
Muchos de los eventos de networking tienen su origen en las redes sociales, generalmente en Twitter y LinkedIn. Mantener el perfil actualizado y con una foto reciente es clave. Ser cuidadoso al elegir los nombres de usuario y las fotos en redes sociales es muy importante, ya que son tu carta de presentación. Y no mientas. No todo el mundo puede ser gerente, CEO, director general o ingeniero jefe. Si no ocupas puestos relevantes en tu vida laboral, seguro que tienes una buena formación o unas habilidades que te aportan esa diferenciación. Dedicar cinco minutos al mes a completar o actualizar un perfil profesional no es un tiempo relevante y nuestra marca personal saldrá fortalecida.

2) Llegar diez minutos antes de la hora de inicio del evento.
Es una forma de conseguir visibilidad, elegir buen sitio y sobre todo tener la posibilidad de hablar brevemente con los organizadores o invitados. Preséntate sin miedo e incluso haz alguna pregunta al ponente. Además es una actitud que demuestra respeto hacia los demás y una buena organización de tu tiempo.

3) Preparar presentaciones.
Y digo bien presentaciones en plural, es decir varias. Habitualmente se conceden turnos para la presentación de perfiles y empresas pero en función del tipo de evento y del número de asistentes, la presentación será corta, de apenas 30 segundos o más extendida, tres o cuatro minutos. Y dependiendo del perfil de los participantes, si es un networking sectorial o si al contrario los networkers son heterogéneos, la presentación será diferente. En ocasiones esos detalles no se conocen hasta el momento de llegar al evento por lo que es necesario llevar preparadas distintas alternativas y otras veces se dispone de una web para colgar la presentación con anterioridad y que los asistentes lleguen con ellas vistas previamente.

4) Mostrar una actitud participativa.
Si acudes a un evento de networking es para ver y ser visto. Sé participativo, interactúa y comunícate pero no monopolices las conversaciones: escucha, tu “discurso” es bueno pero siempre se aprende más del resto que de uno mismo (excepto de tus propios errores). Una actitud de comercial agresivo que solo quiere vender no suele ser la más apropiada: el networking es un evento para conocerse, las ventas pueden llegar en un contacto posterior.

Continuará…

PD: Si te han parecido útiles los consejos anteriores, seguro que te interesa este post de un experto en networking activo, Emilio Márquez: 7 consejos para asistir con éxito a una reunión de networking.

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/8consejosI

2
  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.