Foursquare

Redes sociales a la burgalesa

#RRSSalaburgalesa es un espacio radiofónico que se emite los viernes dentro de la programación local en ‘La Mañana’ de Cadena Cope, donde se habla, es obvio, de redes sociales en Burgos.

aaa_cope

El pasado viernes 17 de octubre fui invitado por Leopoldo Roldán, consultor de redes sociales y colaborador de Cope Burgos que dirige “Redes sociales a la burgalesa”, quien ya me había lanzado el gancho unas semanas antes. Le prometí que a mi vuelta del Camino de Santiago iría. Allí fui para contar mi experiencia como usuario. Hablé sobre todo de Twitter y de este blog. Del reto de escribir el ‘Diario de un bicigrino’ y también de Instagram, Foursquare y Facebook. Al final se trata de conversar entre personas, sea tras un teclado, junto a la barra de un bar o en una sobremesa. Conversar con valores, y además crear y compartir contenido. Porque os recuerdo que compartir mola ¿verdad?

Como secciones fijas están la etiqueta de la semana, fue para #BurFeMa (la Feria de Mayores), y el FF (Follow Friday), que quedó desierto. No dio para mucho más, pues el espacio dura menos de diez minutos. Me gustó la experiencia y María Orive, periodista de Cope Burgos, nos trató fenomenal. Como siempre, un placer colaborar entre amigos.

1

Foursquare, de app lúdica a herramienta de productividad

Ya he hablado en esta bitácora de mi presencia en redes sociales y su uso. En esa entrada, al hablar de Foursquare decía que, de momento, lo utilizaba de forma lúdica: acumulando mayors y desbloqueando badges en una sana competición 2.0 con mis amigos virtuales. Pero ya comenté que era la red con más posibilidades de crecer en los próximos años meses.

Leer más

1

Mis redes sociales y su uso

Se acerca el congreso iRedes, en su segunda edición de nuevo en Burgos, y toca hacer balance de mi presencia social media. No mido el tiempo que dedico a las redes sociales (ni me importa). No voy a hablar del cuánto sino del cómo.

Facebook lo uso, casi exclusivamente, con amigos. Es cierto que si bien entro prácticamente a diario desde 2008, cada vez interactúo menos; este otoño decidí hacer limpieza y me cargué más de 60 amigos. Sobre todo eliminé perfiles que no eran personas, que para eso están las páginas. Creo que en breve haré otro barrido. ¿Será el llamado síndrome de fatiga social? No sé. Me interesa también la información que comparten las páginas de empresas y organizaciones que me gustan, y creo que el potencial de los grupos está sin explotar. Últimamente uso bastante Facebook para compartir los enlaces a las entradas de este blog.

Twitter me tiene absolutamente enganchado desde el verano de 2010. Lo utilizo para informarme, para opinar y también para divertirme. Es genial tener un resumen de noticias breves en el Timeline. Es maravilloso, por ejemplo, poder leer los consejos de Jesús EncinarMartín Varsavsky o descubrir blogs interesantes. Y si consigues mantener un diálogo virtual con una persona que crees inaccesible, ya es la leche. O ver contenidos en primicia por ese reciente vicio periodístico de lanzar bonus para twitteros. Y cuando sigues la etiqueta de un evento, la experiencia es muy enriquecedora: se unen las opiniones de los participantes junto al resumen del propio acto. También uso bastante los mensajes directos pese a la limitación de los 140 caracteres. Generalmente accedo desde los clientes oficiales para iOs o Mac, ya que no termino de desenvolverme bien con HootSuite, TweetDeck y demás aplicaciones.

Instagram es una maravilla. Un perfecto ejemplo de start-up americana. Hoy en día tiene diez empleados (el uno de enero solo eran siete) y más de once millones de usuarios. Ni siquiera tiene página web, tan solo un blog. Y es una aplicación imprescindible si tienes un iPhone. La iphonegrafía es más que una moda. ¿Para que llevar otra cámara de fotos adicional si ya tienes una en el móvil? Es el nuevo paso que van a dar (o ya están dando) los smartphones: revolucionar el mundo de la fotografía a través del móvil. Yo soy un Instagramer. Sus opciones son sencillas de usar. Y engancha. Su conectividad con Twitter es otro de sus puntos fuertes. Limitaciones: solo sirve para usuarios de iPhone, al menos de momento

Foursquare es para mi, hoy en día, solo diversión y hasta con cierto pique sano por tener más mayors (alcaldías) entre los amigos. Pero es una bomba que puede explotar en cualquier momento si entran en juego los propios lugares con recomendaciones y ofertas asociadas a la geolocalización.

LinkedIn es una muy buena herramienta profesional que no estoy exprimiendo. Tengo presencia, pero no desarrollo una estrategia. Y es un error que intentaré enmendar. Los debates de los grupos es uno de sus activos más importantes, y una participación activa exige tiempo y conocimientos. Pero creo que incluso sin una estrategia clara, al menos hay que estar con un buen perfil que potencie tu marca personal y formar parte de grupos de interés.

Pinterest me parece interesante, aunque llevo apenas dos semanas y no he cogido el truco. Es la red de moda, así que algo tendrá.

Google+ no me gusta. No termina de engancharme.

Skype, WhatsApp, iMessage o FaceTime no son redes sociales en sí mismas pero su uso es 100×100% social. Skype apenas lo utilizo; iMessage no me convence y solo es un recurso desde el iPad cuando el destinatario no tiene WhatsApp, que me parece, si no la mejor App, una de las mejores para móviles: completa, sencilla y con toda la información necesaria (confirmación de recepción de mensajes, hora de última entrada…) a pesar de sus problemas de seguridad; FaceTime es una estupenda herramienta de videollamada wifi entre dispositivos Apple que uso con gente muy cercana, sobre todo con mi mujer desde el iMac de la oficina.

Tan relevante como su uso es el dispositivo de entrada: LinkedIn desde el iMac; Facebook desde el iPad; Instagram y Foursquare, obviamente, desde el iPhone; y Twitter…¡desde todos!

Y tú, ¿cómo, por qué y dónde usas las redes?

NOTA: Lo más importante de la presencia 2.0 es generar contactos de confianza, y esos solo se consiguen en la vida real, así que nos vemos en iRedes.

2
  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.