crisis

El valor de un abrazo

En estas fechas navideñas nos están bombardeando otra vez. Intentan que compremos un montón de regalos y que nos gastemos un dinero que a veces ni siquiera tenemos porque esta sociedad consumista que vamos alimentando entre todos (sí, tú y yo también) sigue cometiendo los mismos errores que nos llevaron a la situación en la que estamos.

Pero este año conmigo que no cuenten.

Yo ya tengo mi lista de regalos y he pedido un abrazo. Sí, algo tan barato pero tan lleno de significado. ¿Cuántas veces regalamos un abrazo, un beso, una caricia o simplemente una sonrisa a nuestros seres queridos? Esos gestos amables no tienen precio y son lo mejor que tenemos.

Hasta podríamos crear una campaña tuitera con la etiqueta #RegalaAbrazos ¿me ayudas?

Así que esta Navidad regala abrazos.
Yo me pido uno.
Y también voy a regalar unos cuantos.

Enlace corto para compartir: http://kcy.me/ws9p 

5

¿Crisis económica? Sí, y de valores

Tanto hablar de las causas económicas (micro y macro) de la crisis y nos olvidamos de lo más importante: los valores. Esa es la auténtica crisis de nuestra sociedad. Los ciclos económicos son pendulares y volverán épocas de bonanza y expansión. Pero los valores no cambian en sí mismos, esos se tienen o no, aunque se van jerarquizando en función de nuestras experiencias y situaciones y la mayoría de los valores se adquieren en el periodo que va desde la infancia hasta los primeros años universitarios. De ahí la importancia de los padres, profesores y mentores que actúan como guías en ese camino.

© Quino

En una sociedad dominada por la cultura del pelotazo, de la picaresca y de la telebasura, hablar de valores no es muy cool, pero cada vez es más necesario y los que seamos capaces transmitir en nuestros actos serán parte fundamental de nuestra marca personal. Los errores forman parte del día a día, y de ellos, si se analizan, se aprende mucho, pero con los valores por delante, las consecuencias de esos errores se minimizan.

Responsabilidad
No traslades tus problemas a un tercero. Si transmites tus valores al equipo que participa en el proceso, cada uno se responsabilizará de sus obligaciones y nadie escurrirá el bulto.

Integridad
Cumple tu palabra por encima de todo. Tu palabra eres tú y su cumplimiento debe suponer una obligación moral. Tus actos reflejarán lo mejor o lo peor de ti.

Esfuerzo
En la sociedad actual hay muchos medios y oportunidades para el éxito, pero el talento sin esfuerzo no sirve de nada. Persigue tus sueños aportando siempre lo mejor de ti.

Intensidad
Ya lo decían los clásicos: carpe diem, aprovecha el momento, vive el día de hoy como si fuera el último, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy…en ocasiones planificamos tanto a medio y largo plazo que cualquier imprevisto nos desconcierta. Sé intenso en lo que hagas, aportando el máximo.

Compromiso
Se está o no se está. Quienes solo se involucran a medias acaban insatisfechos o invisibles.

Honestidad
Si no puedes cumplir un acuerdo, sé honesto y asume las consecuencias (económicas, jurídicas y/o sociales). Comunícaselo inmediatamente a quien pueda sentirse perjudicado.

Cada persona tiene su escala de valores. Los seis anteriores forman parte de mi e intento cultivarlos. ¿Cuáles son tus valores?

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/IFykJa

2

Bye bye 2o11. Wellcome 2o12?

Se acaba el año 2o11, nefasto para la mayoría de los españoles y las previsiones para 2o12 no son nada esperanzadoras. Desaceleración, tijeretazo, decrecimiento, recesión, recortesajustes…Desgraciadamente, parece que en el primer trimestre semestre lo único que subirá son los impuestos y el desempleo. A los malos augurios de los analistas económicos se suman la incertidumbre (el peor enemigo de la economía) y la crisis del euro.

En el primer consejo de ministros no se han aprobado ninguna de las medidas anunciadas para incentivar la economía como la compensación de deudas de AA.PP. con las empresas, no adelantar el IVA no cobrado o la ley de emprendedores, pero en cambio se ha recortado el presupuesto para I+D+i. Malas noticias que van a provocar un masivo éxodo de talento, una fuga de cerebros, de científicos que son el mayor valor que tenemos para el futuro; ha costado mucho esfuerzo y mucho dinero formar a nuestros investigadores y ahora se aprovecharán en otros países de su capacidad. Adiós al retorno de parte de lo que se invierte en educación.

Poco originales las medidas marianas ya que existen otras alternativas para recortar gastos antes de buscar ingresos vía subida impositiva. ¿Nos dan gastos por liebre?

En fin, ya lo hemos oído muchas veces, pero en The New York Times nos lo recuerdan: In Spain, the party is over. Se acabó la fiesta.

Para algunos será mejor pensar ya en 2o13 (2o12 + 1 para los supersticiosos del número 13) porque dan por perdido el año entrante. Otros vamos a luchar, ¡qué remedio!

¡Feliz 2o12! (“A pesar del gobierno”, que diría el doctor Rodríguez Braun)

4
  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.