ciclismo

30 días en bici durante abril 2016

Vuelve el reto de 30 días en bici. El año pasado ya os hablé de esta iniciativa en el blog y en 2016 me vuelvo a subir a la bicicleta sellando mi compromiso en su web oficial.

La asociación de cicloturistas y ciclistas urbanos de mi ciudad, Burgos Con Bici, también apoya esta iniciativa que hace de las ciudades lugares más amables para moverse de forma sostenible.

blog_30deb

Anímate a mejorar tu ciudad y apoya el movimiento 30 días en bici para ser más personas circulando sobre dos ruedas y comparte tus logros en las redes sociales con las etiquetas #30díasenbici #30deb. Puedes inscribirte en http://www.30daysofbiking.com/pledge-2016.

Voy publicando una foto diaria del reto #30DíasEnBici en mi perfil de Instagram.

0

Diario de un bicigrino: etapa 8 (Boimorto – Santiago de Compostela)

Empezamos el último día de peregrinación con la ilusión de saber que en apenas 50 kilómetros alcanzaríamos nuestro objetivo. De Boimorto a Arzúa son 10 km de descenso por carreteras comarcales y pistas. Al llegar a Arzúa finaliza el Camino del Norte y se une al Camino Francés así que dejamos la soledad y nos topamos con decenas de peregrinos. Desde allí vamos siempre por caminos boscosos y si no fuera por la lluvia que nos acompañó desde O Pedrouzo, el Camino ya sería un paseo triunfal. En Lavacolla con los zumbidos de los aviones de fondo acaban los caminos y volvemos al asfalto hasta el final.

En Monte do Gozo nos espera una sorpresa: nos encontramos con Víctor Tasende, todo un ejemplo a seguir, quien tras sufrir un accidente que le dejó tetrapléjico se recuperó y se convirtió en peregrino y atleta de ‘Where is the limit?’. La emoción ya nos invade y se acerca el momento final: callejeamos por Santiago hasta entrar en la Plaza del Obradoiro, con sus ya permanentes andamios en la fachada del Pórtico de la Gloria. Fotos orgullosas, ida al hotel para la merecida ducha y vuelta a la Catedral para asistir a la misa del peregrino y recoger la compostela.

image

El reto acaba. Ha sido un camino duro, muy exigente físicamente. Y también muy bonito, con unos paisajes impresionantes. Y con una compañía preciosa: mi escudero bicigrino José (2º Camino juntos); Álvaro, otro reto más a su lado (y ahora a por la Maratón de Sevilla); y Fernando, apoyo fiel y generoso con sus idas y venidas.

image

Para acabar la peregrinación fuimos al misterioso cabo de Finisterre, el finis terrae  (fin de la tierra) de los romanos y al precioso pueblo de Laxe, de donde procede la familia materna de Álvaro.

image

De verdad que ha sido el camino de la risa, con un rodar alegre y con un sentido del humor muy sano. Me quedo con eso y con mucho más que no puedo, ni quiero, compartir aquí. Y el próximo año, quién sabe… ¿Camino de la Plata?

0

Diario de un bicigrino: etapa 7 (Villalba – Boimorto)

Por segundo día consecutivo salimos con niebla y frío. De nuevo llevamos perneras y por vez primera usé guantes largos.
Como ciclo turista ha sido sin duda la etapa más agradable y perfecta para disfrutar de la bici al discurrir por sendas sin grandes desniveles y por pistas de tierra o carreteras comarcales apenas transitadas. Poco peligro y mucho rodaje. De hecho alargamos la etapa 12 kilómetros más de lo previsto para dormir en el albergue municipal de Boimorto, una moderna instalación de 2012.
Tras dejar Villalba y rodar 20 km llegamos a la aldea de Baamonde donde nos encontramos con el mojón que nos indica 100 km para llegar a Santiago. Motivación extra para seguir dando pedales.

image
Los siguientes 40 km siempre pican para arriba pero son llevaderos hasta alcanzar Sobrado Dos Montes y allí visitamos el Monasterio cisterciense de Sobrado con origen a mediados del siglo X. El edifico es impresionante con varios claustros y una nave central de 35 m de altura. En principio iba a ser nuestro final de etapa, pero al final decidimos acabar un poco más cerca de Santiago.

Etapa 7 del Camino de Santiago por el norte (Villalba – Boimorto) de 72,28 en 5h y 29m. Estadísticas vía App Runtastic.

0

Diario de un bicigrino: etapa 6 (Ribadeo – Villalba)

De Ribadeo a Gondán hemos vivido 48 kilómetros muy duros. Continuas rampas de hasta el 21% por pistas asfaltadas y sendas pedregosas que se han hecho difíciles. A los 37 km llegamos a Mondoñedo, que en la Edad Media fue una de las siete capitales del Reino de Galicia y tiene la catedral gótica de Santa María como monumento más destacado.

image

Tras sufrir una avería mecánica, seguimos subiendo hasta Gondán por rampas imposibles que incluso nos obligaron a poner pie a tierra y empujar la bici por primera vez.

Por fin pasamos a la comarca lucense de Terra Chá que presenta un trazado llano salpicado de prados y zonas de pasto.

image

Y tras 73 km entramos en Villalba contemplando el antiguo torreón de los Andrade, hoy convertido en Parador Nacional de Turismo.

Etapa 6 del Camino de Santiago por el norte (Ribadeo – Villalba) de 73,64 km en 6h 30m -> https://www.runtastic.com/sport-sessions/1041317041

1

Diario de un bicigrino: etapa 5 (Santa Marina – Ribadeo)

Salimos temprano de Santa Marina con mucha humedad y algo de frío dirección Cadavedo.

image

Por primera vez nos cubrimos las piernas con perneras y rodamos por carretera en paralelo a la autovía A-8. Cruzamos pistas forestales y caminos hasta Luarca, histórica villa marinera ubicada en la desembocadura del río Negro. Su bahía natural está rodeada de montañas. Subimos a la ermita reconstruida de la Virgen de la Blanca y del Nazareno ubicada en un alto junt o al cementerio, considerado uno de los más bonitos de España, con
espléndidos panteones modernistas y con magníficas vistas, donde está enterrado el premio Nobel Severo Ochoa.

image

Alternamos sendas entre eucaliptos con la carretera N-634 hasta Tapia de Casariego donde tomamos la senda costera que discurre junto al mar. Disfrutando de las vistas sobre el Cantábrico y un terreno casi llano llegamos a Ribadeo, el primer municipio gallego, provincia de Lugo.

Etapa 5 del Camino de Santiago por el norte (Santa Marina – Ribadeo) de 87,07 kilómetros en 5 horas y 42 minutos. Estadísticas vía App Runtastic -> https://www.runtastic.com/sport-sessions/1040669805

0

Diario de un bicigrino: etapa 4 (Gijón- Santa Marina)

Comenzamos la etapa con la típica lluvia fina que por aquí llaman calabobos y que ya no nos abandonará en casi todo el día. En lugar de Camino del Norte se podría llamar camino del agua, pues sea del mar, del río o del cielo siempre acompaña agua.

image

Tras 5 kilómetros llanos, subimos al Monte Areo, parque arqueológico con dólmenes del neolítico. Hasta Avilés cambia el paisaje: a la izquierda seguimos viendo bosques y a la derecha se ve la industria siderúrgica, sobre todo del acero. En Avilés pasamos más tiempo del deseado por un pinchazo de rueda en la bici de José.

Continuamos alternando subidas y bajadas por tramos de pista asfaltada, de caminos con tierra, de sendas boscosas y de carreteras. Muy variado. A la lluvia se sumó un molesto viento en contra y caminos con más barro y piedras de lo esperado. Volvemos a acercarnos a la costa y de nuevo vemos el Cantábrico. La arquitectura también va cambiando y hay menos casonas de indianos y más hórreos.

image

Llegamos a Santa Marina muy cansados tras un día duro, otro más, y justo en el ecuador de nuestra peregrinación.

Etapa 4 del Camino de Santiago por el Norte de 80,05 km en 5h 58m. Estadísticas vía App Runtastic -> https://www.runtastic.com/sport-sessions/1040039295

0

Diario de un bicigrino: etapa 3 (Ribadesella – Gijón)

Me dormí escuchando el romper de las olas y desperté viendo el mar a los pies de la playa de Santa Marina de Ribadesella. Salimos del paseo marítimo con nubes y con ganas de afrontar la etapa más dura del Camino del Norte. Tras unos kilómetros de asfalto iniciamos una senda costera a través de verdes prados con vistas al mar. Entre la Vega y Colunga cruzamos varias playas y un par de pasarelas de madera antes de retomar la carretera que nos lleva a Sebrayo.

image

Circulamos por caminos entre eucaliptos y helechos hasta el pueblo de Villaviciosa (6000 mi habitantes) donde paramos a comer y cogimos fuerzas para encarar el Alto de la Cruz, que viene después de la aldea de Casquita, el municipio que señala la bifurcación del Camino del Norte: recto por Gijón, a la izquierda por Oviedo. Tiramos recto y comenzó a llover… Tras el duro ascenso de la Cruz, viene un descenso y otra subida, el Alto del Infanzón, más corto y menos duro. Las vistas del valle de Peón son bellísimas. Desde allí hasta el final de etapa son 11 kilómetros de bajada. En las cercanías de Deva ya se divisa la bahía de Gijón y saboreamos el merecido e inmediato descanso.

Sin duda ha sido la etapa más dura de momento, y también la más bonita.

72,59 kilómetros en 5 horas y 22 minutos. Estadísticas vía App Runtastic -> https://www.runtastic.com/sport-sessions/1039365386

1

Diario de un bicigrino: etapa 2 (San Vicente de la Barquera – Ribadesella)

Amaneció lloviendo ligeramente en San Vicente de la Barquera pero el viento de sur alejó las nubes y vivimos una etapa soleada. Mirando a nuestra izquierda contemplábamos los Picos de Europa y a la derecha nuestra mirada se perdía en la inmensidad del mar Cantábrico.image

Hasta Unquera fuimos alternando caminos de tierra y pistas de asfalto con un paisaje verde. Ya en el pueblo de las corbatas nos desayunamos una palmera de chocolate gigante. Atravesando el río Deva entramos en Asturias y nos recibió con una durísima subida que acabó en la Errmita del Cantu.

Desde Colombres, discurrimos por sendas boscosas y nos acercamos a la senda de la costa, parando en la espectacular playa de Vidiago. Ya continuamos pegados al mar hasta Llanes, donde paramos a comer. Allí visitamos los cubos del escultor Agustín Ibarrola, una gigantesca obra policromada en la escollera del puerto.

El camino a Ribadesella alterna pistas con tramos de carretera comarcal y alguna incursión en sendas por la costa que aprovechamos para probar nuestras bicis por arena de la playa.

El colofón a la segunda etapa ha sido encontrar el albergue Frasinelli a pie del paseo marítimo, con vistas a la playa.

Una jornada preciosa, un deleite para el sentido de la vista rodeados de mar y montaña con una riqueza paisajística impresionante.

79,10 km en 5 horas y 8 minutos. Estadísticas vía App Runtastic -> https://www.runtastic.com/sport-sessions/1038639301

0

Blogueando en la Vuelta a Burgos

Estoy de vuelta. Y de Vuelta. Con motivo de la 37 edición de la Vuelta a Burgos voy escribiendo la crónica ciclista de cada etapa en el blog de mis amigos de la tienda delicatessen online ‘Delicias de Burgos’.

aaa_blog_delicias

No se me ocurre mejor combinación: mi pasión por el ciclismo junto al buen gusto de los productos artesanos de nuestra tierra. Ruedas y bidones entre queso, cerveza, vino, miel o morcilla. Y es que el verano en #BurgosCiudadAmable no se entiende sin bicicletas.

Seas bicioso, curioso, globero o un simple lector, te espero en el blog de Delicias de Burgos.

Etapa 1 – Barbero emperador en la ciudad romana de Clunia -> http://kcy.me/2670g
Etapa 2 – Astaná arrasa en la CRE -> http://kcy.me/268ot
Etapa 3 – Isaychev hace buena la escapada -> http://kcy.me/26985
Etapa 4 – Astaná prolonga su dominio con López -> http://kcy.me/26aku
Etapa 5 – Dani Moreno gana en Neila y Taaramae se lleva la Vuelta -> http://kcy.me/26b7c

0

Le Tour

Cuando estés leyendo esta entrada ya estaré en suelo francés. Mañana cumpliré una ilusión que me persigue desde niño: ver una etapa del Tour de Francia en vivo. Además, aprovecharé el viaje para visitar el Santuario de Lourdes, así casi completo la ‘ruta mariana’ tras visitar Torreciudad, Montserrat y El Pilar, me queda Meritxell (Andorra).

Mis recuerdos solo alcanzan a la edad de 9 años, cuando era fiel seguidor de las hazañas del irlandés Sean Kelly (mi corredor favorito), del carismático Perico Delgado y de Peio Ruiz Cabestany. Jugábamos a las chapas con las caras de nuestros ídolos en la campa de arena rojiza que hoy es un parque repleto de hormigón. Desde entonces he soñado con vivir dos jornadas de ciclismo: una, los Pirineos en pleno Tour y otra, la clásica adoquinada del infierno del norte: la París-Roubaix. Mañana cumplo con una: además en la que se ha considerado la etapa reina de esta edición de la ronda francesa. En mi opinión, demasiado para un recorrido de apenas 125 km. aunque con cuatro puertos, tres de 1ª y uno, el final en Saint-Lary, ‘hors catégorie’.

Prometo una entrada contando la experiencia. La deportiva y la religiosa.

3
  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.