Empleo

Burgos, ciudad amable

¿Que puede salir de un encuentro entre cinco mentes inquietas y un tarugo? Aclarado que el tarugo soy yo y después de una tormenta de ideas, aparecen ilusiones, sueños, proyectos…

El anfitrión fue el padre de TechDay60, el torbellino Juan Carlos Salvador (@sixkander) y nos acompañaron el arquitecto, profesor y changemaker Raúl del Barrio (@RauldelBarrio), la periodista y empresaria Cristina Pérez Villegas (@crispivillegas), el presidente de la AEPV y empresario Jorge Villaverde y la pedagoga, orientadora y coach Azucena Ubierna (@azuvitactiva).

En un momento de la sobremesa, hablé de un concepto: Burgos ciudad amable. Pero ¿qué significa ‘amable’? Amable es digno de ser amado. Sencillo y a la vez impresionante. Hagamos de nuestra ciudad un lugar digno de ser amado. No dejemos esa responsabilidad en manos de nuestros políticos, construyamos entre todos ese Burgos donde el respeto, la convivencia, la aceptación y la felicidad inunden las calles, los parques, los comercios, las fábricas, los colegios, las aulas universitarias, las cafeterías, los hospitales… Hagamos que nuestros hijos amen la ciudad, que desarrollen su talento aquí. Hagamos que los empresarios inviertan aquí. Hagamos que los turistas deseen volver a Burgos. Hagamos que la convivencia sea agradable.

‘Burgos, sonríe’, ‘Burgos Alimenta’, ‘Devora Burgos’ o ‘Burgos origen y destino’ son marcas de ciudad elegidas por las instituciones para promocionar la capital y la provincia perfectamente válidas y compatibles con esta iniciativa, igual que, principalmente en Instagram, se está usando la etiqueta #BurgosMola que en su día propuso Álvaro Varona @kremaster hace poco más de un año.

Usemos la etiqueta #BurgosCiudadAmable en las redes sociales. Seamos amables. Construyamos un Burgos digno de amar.

Enlace al vídeo del canal YouTube de TechDay60 donde presentamos la iniciativa ‘Burgos, ciudad amable’ -> http://kcy.me/1zg0t

burgos_ciudad_amable#BurgosCiudadAmable

Fotografía original de Alfredo Subiñas (@suguis en Instagram)

cerrados

Empezando en LinkedIn (y III): la trayectoria

Tras una buena foto y una cabecera atractiva, llega el momento de desglosar nuestra experiencia y estudios.

linkedin

La trayectoria.

El extracto debe ser un buen resumen de qué somos y qué ofrecemos, en línea con lo expuesto en la cabecera pero sin repetir lo mismo.

En la experiencia profesional hay que ser transparentes y precisos en fechas, puestos y empresas, destacando logros e incluyendo proyectos actuales: quien contrata o busca establacer una relación comercial a través de LinkedIn quiere eliminar dudas. Si hay alguna, huirá hacia otro usuario más claro.

En el apartado de educación, la misma receta. También si el título académico habilita para una colegiación o registro oficial, se puede añadir en la sección de certificaciones, incluyendo el nº de colegiado o registro.

En principio, parece el paso más sencillo, ya que podría valer con trasladar nuestro tradicional currículo en papel al formato digital de LinkedIn. Y precisamente ahí está la diferencia: en aprovechar las herramientas 2.0 añadiendo enlaces, videos y presentaciones en nuestro perfil.

Para completar el perfil es recomendable entrar en grupos de debate y seguir páginas de empresas que se ajusten a nuestros intereses por profesión, localización o sector.

Además, hay que recordar que como en toda red social, aunque enfocada a un uso profesional, para sacar jugo a nuestra presencia es imprescindible interactuar: contactar, compatir enlaces, participar en debates de los grupos y escribir recomendaciones.

Fin de la serie «Empezando en LinkedIn». La próxima será «Avanzando en LinkedIn». Antes, recomiendo leer el artículo de Enrique Dans: Pero… ¿qué significa exactamente estar en LinkedIn?

Enlace corto para compatir: http://kcy.me/yqzt

Entradas de la serie «Empezando en LinkedIn»:
I – La foto
II – La cabecera
y III – La trayectoria

1

Empezando en LinkedIn (II): la cabecera

¿Qué es lo más importante de nuestro perfil en LinkedIn? ¿La foto? No. La foto es lo más visible de un perfil en LinkedIn. Pero lo más importante es la cabecera.

La cabecera.

¿Por qué?
Porque es nuestro escaparate y podemos utilizarlo en función de nuestros objetivos.
Porque nos segmenta en las búsquedas de contactos.
Porque nos posiciona en Google.
Porque es parte de nuestra marca personal y se asocia a nuestro nombre.

Leer más

cerrados

Empezando en LinkedIn (I): la foto

Hoy en día no es suficiente con tener una presencia activa en redes sociales. Para potenciar nuestra marca personal es necesario gestionar de forma eficaz la actividad virtual que generamos. Si además buscamos potenciar una marca personal basada en nuestra profesión, LinkedIn es la plataforma idónea. Para empezar con buen pie y evitar errores lanzo la serie de entradas «Empezando en LinkedIn».

photo_about_us_hero_646x220_v1

Leer más

3
Marca personal

Marca personal

Los expertos del marketing afirman que construir una marca es tarea de mucho tiempo. Incluso se ponía una cifra para alcanzar la madurez: 25 años. Pero eso era antes. ¿Antes? Sí, porque el mundo está cambiando.
Hace tan solo ¿cinco? años, Facebook o Twitter ni siquiera existían, y ahora son dos de las marcas más conocidas mundialmente. Hoy, en casi todos los estudios aparecen siempre en el top ten de las más valiosas algunas tradicionales como CocaCola, McDonald´s, Toyota o WalMart pero entran otras como YouTube, Google o Apple. Actualmente valoramos marcas que ni siquiera venden un producto físico sino una experiencia de usuario: facilitan la búsqueda o creación de contenidos y su difusión (¿compartes?).

Leer más

2

Emprendes o INprendes

La figura del emprendedor está de moda. Ahora todos nos autodenominamos emprendedores: el creador de una marca, el dueño de una pyme, el CEO de una gran compañía, el fundador de una red de franquicias, el panadero del barrio, el consultor freelance, el diseñador, el iniciador de una star-up…hasta algunos políticos dicen ser emprendedores sociales. ¿De qué estamos hablando? ¿Son los casos anteriores ejemplos de auténticos emprendedores?

En España, tradicionalmente, la palabra empresario conlleva unas connotaciones un tanto negativas: se asocia a un señor adinerado de avanzada o mediana edad, con su traje, su puro y su carácter rancio y autoritario. Por eso, en muchas ocasiones, se utiliza el término emprendedor como eufemismo para sustituir a empresario. Y no es lo mismo. Ser empresario es una cosa, y ser emprendedor es otra bien distinta. Ni mejor ni peor, distinta.

El empresario posee y/o dirige un negocio.
El emprendedor también, pero lo gestiona de otra forma.

Además, ambos tienen algo en común: su éxito depende de los intraemprendedores que forman parte de su equipo.

Ya sabes, si eres emprendedor cuenta con ellos; y si trabajas por cuenta ajena, actúa como un intraemprendedor promoviendo cambios y mejoras desde dentro.

Y tú, ¿emprendes o INprendes?

NOTA: Si te ha gustado esta entrada y te interesa la figura del intraemprendedor, la EOI-Escuela de Organización Industrial ha editado el libro «INprendedores, experiencias y reflexiones sobre el arte del intraemprendizaje dentro de las organizaciones» que está disponible para su descarga gratuita en pdf

Enlace corto para compartir: http://kcy.me/j4lp 

3

Diez claves para que tu evento sea perfecto (y II)

 

Continuando con la serie de consejos para un evento perfecto, van los cinco siguientes:

6.- Backchannel.
Si hay un detalle que ha cambiado el comportamiento de los asistentes a un evento, es el backchannel. Se trata de algo tan sencillo como colocar una pantalla lateral que muestra en tiempo real los comentarios del evento en Twitter bajo la etiqueta creada. Hay varias herramientas que te ayudan a crear el backchannel y el evento ganará: interacción entre asistentes, ponentes, organizadores y seguidores tuiteros; visibilidad on line y posicionamiento SEO; debates y preguntas en directo; análisis de la satisfacción de manera instantánea…

7.- Streaming.
Contar con un servicio de videocasting es fundamental si se desea tener un gran impacto. Hoy en día el coste del streaming es bastante asequible sobre todo si se relaciona con la relevancia y visibilidad que aporta. Además, la posibilidad de colgar el evento en plataformas como YouTube es otro punto a tener en cuenta.

8.- Pausas.
Planificar descansos de diez minutos cada dos horas es lo normal. Es el tiempo necesario para un café, un cigarrito, una llamada, o estirar las piernas… Además, si hay varios ponentes se debe dejar un breve margen entre ellos, para que se acomoden, prueben sus presentaciones, etc.

9.- Networking.
Si tras el preceptivo turno de ruegos y preguntas se organiza un coffee break, aperitivo, catering o similar (basta con unas cañas y refrescos) se conseguirá conectar a los asistentes y generar un networking activo. Si el ponente se queda, el éxito está asegurado. Es importante que se celebre en el mismo lugar para no perder asistentes.

10.- Post evento.
Tan importante como organizar un evento es el análisis de sus resultados a posteriori. Se necesita articular procedimientos para el seguimiento y medición de la satisfacción de asistentes y ponentes. En los puntos anteriores hemos visto varias herramientas (etiqueta de Twitter y backchannel) que nos ayudan a conocer la opinión de los participantes, pero hay tres fundamentales: encuestas, votaciones y debates. Si el evento cuenta con un grupo en LinkedIn es muy interesante abrir un debate sobre las conclusiones del acto: los asistentes suelen participar activamente para alargar el networking y conseguir visibilidad. Las encuestas tienen el inconveniente del escaso índice de respuesta: generalmente encontramos opiniones extremas, ya que solo contestan los insatisfechos y los súper satisfechos. Las votaciones suelen ser más dinámicas: en Iniciador Burgos seleccionamos varias frases del ponente y lanzamos la elección de la mejor. Hay más alternativas tan válidas como las anteriores, pero algo hay que hacer, porque si se puede medir, se puede mejorar.

10+1.- App para dispositivos móviles.
En cualquier acto vemos a los asistentes con sus smartphones y tabletas escribiendo notas, tuiteando o haciendo fotos. En definitiva, exprimiendo sus recursos para conseguir notoriedad, posicionamiento o recordar lo mejor del evento. Crear una App para dispositivos móviles es una forma de diferenciarse y de dar un valor añadido a ponentes, patrocinadores, inscritos… Algunas como LifList se basan en una plataforma web para crear la propia App del evento.

No he entrado a valorar la convocatoria y su difusión, y seguro que además me he dejado algún punto clave que estaré encantado de añadir. ¿Qué echas en falta cuando asistes a eventos?

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/10clavesII

4

Diez claves para que tu evento sea perfecto (I)

Cada vez asistimos a más actos: ponencias, charlas, presentaciones, jornadas, galas…y la organización de algunas es excelente, mientras que otras dejan mucho que desear. En base a mi experiencia como asistente y como organizador, comparto diez claves, cinco en esta primera parte, para que un evento sea perfecto.

1.- El lugar.
Elegir el sitio que acoge un evento es como decidir la localización de un negocio: un alto porcentaje de éxito se consigue con una buena decisión. Lugar accesible a pie y en coche (parking cercano), capacidad suficiente para la previsión de asistencia (no hay nada más triste que ver 20 personas en un salón de actos para 250), asientos cómodos y con tomas de corriente para portátiles, smartphones y tablets, buena acústica y correcta iluminación, son las características que garantizan una buena elección.

2.- Inscripción previa.
Aunque parezca una obviedad, todo evento debe tener un proceso de registro. De esta forma, los organizadores conocerán el número de asistentes y su perfil (clave para el posterior seguimiento y fidelización), así como la adecuación y la capacidad del lugar previsto. El proceso de inscripción debe de ser sencillo y rápido. Hay muchos servicios on-line, pero Ticketea destaca por ser completo, justo (si tu evento es gratis, los servicios de Ticketea también) y sencillo. Además permite la impresión de acreditaciones, o su uso como e-tickets a través de la app CheckPoint para dispositivos iOs.

3.- Acreditaciones XXL.
Si el momento clave del evento es el networking, identificar a las personas será más sencillo con acreditaciones tamaño XXL. Junto al nombre y empresa, se puede añadir los perfiles en Twitter o LinkedIn para mantener el contacto post evento. La cartulina con un imperdible no sirve salvo como recurso de emergencia.

4.- Zona lounge.
La zona de relax es imprescindible si el evento dura más de tres horas. Debe disponer de unos sofás o pufs cómodos (en Pufmanía los personalizan con el logo del evento o empresa), tomas de corriente eléctrica (a menudo se ocupa la zona lounge para cargar el smartphone y realizar alguna llamada), algo dulce (para cargar las otras baterías, las nuestras) y música chill out. Si además se dispone de una pantalla para seguir el evento, mejor.

5.- Conexión wifi gratuita.
En el mundo de los smartphones y las tablets, asistir a un evento sin conectividad es uno de los fallos más comunes hoy en día. Ofrecer una conexión estable y con el ancho de banda suficiente es lo mínimo que se pide. La contraseña puede ser el propio nombre del evento para evitar confusiones y asegurarnos que al acabar el mismo se elimina el acceso a esa red.

Continuará…

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/10clavesI

cerrados

Ocho consejos para un networking eficaz (y II)

En la entrada anterior ofrecí los cuatro primeros consejos para un networking eficaz. Aquí van los cuatro siguientes…¡más uno de regalo!

5) Calidad siempre es mejor que cantidad.
Cuida tus contactos antes y después del networking. Cuando solicites un contacto en LinkedIn acompáñalo de un mensaje personalizado: dirígete a esa persona por su nombre y si no es alguien cercano, menciona porqué quieres agregarle a tu red (compartimos grupo, estudiamos juntos, ayer coincidimos en el evento X, o me parece interesante tu actividad). El valor no está en el número sino en el feedback que aportan esos contactos. Utiliza estrategias similares en Twitter: sé generoso y haz follows de vuelta a los seguidores que aporten a tu Timeline; comparte opiniones e información útil; agradece los RT y usa los mensajes directos para conversaciones o discusiones privadas.

6) No aislarse en la estrategia online.
Si el evento es offline obviamente es para desvirtualizarse, hablar y establecer contactos. No te aisles con tu smartphonetablet dedicándote únicamente a twittear o escribir en tu blog todo lo que oyes y ves. Ese no es el objetivo. Yo suelo usar dos prácticas herramientas online para ahorrar tiempo y centrarme en el offline: 1) la app de Moleskine para iOs me permite anotar en mi iPhone ideas, datos curiosos o nombres de gente que me interesa contactar; 2) en Twitter publico frases con la etiqueta del evento para poder revisarlas en otro momento.

7) Llevar el kit del networker
No olvides tus tarjetas de visita. Son útiles y baratas. Éstas deben mostrar datos actuales (dirección, teléfonos…) y es imprescindible que además contengan tu nombre y apellidos, puesto de trabajo y distintas formas de contacto (fijo, móvil y correo electrónico). Algunas personas añaden sus cuentas en Twitter (si son de uso profesional), Skype o incluso un código QR para pasar los datos al smartphone mediante una foto. Si tienes material publicitario de pequeño tamaño (usb, imán, post-it, bolígrafo…) también puedes llevarlo como detalle. Si es original y/o práctico, ganarás visibilidad y los asistentes recordarán fácilmente a tu empresa.

8) Mantener el contacto post-evento.
Durante el networking intercambiarás tarjetas de visita. Si en la conversación se acuerda mandar una información por correo electrónico, ni lo olvides ni te demores. Envía esos datos y haz un seguimiento de ello: ese contacto será de confianza si consigues interactuar fuera del networking. Completa tu estrategia con una llamada telefónica o una visita. Participa en las iniciativas post-evento: debates en redes, informes de conclusiones, votación de la mejor frase o mejor presentación, etc.

Consejo final de propina: los objetivos nunca se consiguen totalmente durante el propio evento, se logran en acciones posteriores. El networking no es el fin, es un medio más.

¿Y tú como consigues que tus eventos de networking sean un éxito? Comparte tus consejos en los comentarios y los recogeré en un nuevo post.

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/8consejosII

cerrados

Ocho consejos para un networking eficaz (I)

Desde hace dos años están proliferando los eventos de networking. Durante mi etapa en el servicio de empleo de la universidad ya se mencionaba al networking como la herramienta más eficaz para la inserción laboral, la mejora de empleo y el establecimiento de contactos para hacer negocios. Con mi experiencia acumulada como Co-organizador de Iniciador Burgos, evento de networking de emprendedores para emprendedores, y como participante en otros similares, ofrezco ocho prácticos consejos (en esta 1ª parte del post van los cuatro primeros) para participar con éxito en reuniones profesionales y conseguir resultados online y offline:

1) Mantener actualizados los perfiles en redes sociales.
Muchos de los eventos de networking tienen su origen en las redes sociales, generalmente en Twitter y LinkedIn. Mantener el perfil actualizado y con una foto reciente es clave. Ser cuidadoso al elegir los nombres de usuario y las fotos en redes sociales es muy importante, ya que son tu carta de presentación. Y no mientas. No todo el mundo puede ser gerente, CEO, director general o ingeniero jefe. Si no ocupas puestos relevantes en tu vida laboral, seguro que tienes una buena formación o unas habilidades que te aportan esa diferenciación. Dedicar cinco minutos al mes a completar o actualizar un perfil profesional no es un tiempo relevante y nuestra marca personal saldrá fortalecida.

2) Llegar diez minutos antes de la hora de inicio del evento.
Es una forma de conseguir visibilidad, elegir buen sitio y sobre todo tener la posibilidad de hablar brevemente con los organizadores o invitados. Preséntate sin miedo e incluso haz alguna pregunta al ponente. Además es una actitud que demuestra respeto hacia los demás y una buena organización de tu tiempo.

3) Preparar presentaciones.
Y digo bien presentaciones en plural, es decir varias. Habitualmente se conceden turnos para la presentación de perfiles y empresas pero en función del tipo de evento y del número de asistentes, la presentación será corta, de apenas 30 segundos o más extendida, tres o cuatro minutos. Y dependiendo del perfil de los participantes, si es un networking sectorial o si al contrario los networkers son heterogéneos, la presentación será diferente. En ocasiones esos detalles no se conocen hasta el momento de llegar al evento por lo que es necesario llevar preparadas distintas alternativas y otras veces se dispone de una web para colgar la presentación con anterioridad y que los asistentes lleguen con ellas vistas previamente.

4) Mostrar una actitud participativa.
Si acudes a un evento de networking es para ver y ser visto. Sé participativo, interactúa y comunícate pero no monopolices las conversaciones: escucha, tu «discurso» es bueno pero siempre se aprende más del resto que de uno mismo (excepto de tus propios errores). Una actitud de comercial agresivo que solo quiere vender no suele ser la más apropiada: el networking es un evento para conocerse, las ventas pueden llegar en un contacto posterior.

Continuará…

PD: Si te han parecido útiles los consejos anteriores, seguro que te interesa este post de un experto en networking activo, Emilio Márquez: 7 consejos para asistir con éxito a una reunión de networking.

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/8consejosI

2
  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.