Economía y política

Economistas en Twitter

El Consejo General del Colegio de Economistas y Titulados Mercantiles ha publicado en su blog una lista con los diez españoles más influyentes en economía de Twitter. Sí, los economistas también tuitean. Sí, el Colegio de Economistas mantiene un blog, y sí, muchos economistas escriben en blogs. Todavía hay gente que se extraña al comprobar la digitalización de algunas profesiones. El mundo está cambiando, cada vez estamos más enredados. Las profesiones se están reinventando.

logo_economistas

No sé qué criterios o herramientas (¿Klout?) habrán utilizado para seleccionar a los diez economistas más influyentes, pero, personalmente, en la lista echo en falta a:
Daniel Lacalle @dlacalle (Gestor de fondos y vicepresidente senior en Pimco)
José Carlos Díez @josecdiez (Profesor de Perspectivas Económicas Globales en la Universidad de Alcalá y autor del blog ‘El economista observador’ en el diario Cinco Días)
Xavier Sala i Martin @xsalaimartin (Doctor en Filosofía por la Universidad de Harvard. Profesor de Economía en la Universidad de Columbia, Nueva York)
Luis Garicano @lugaricano (Doctor en Ciencias Económicas. Profesor en la London School of Economics y Coordinador del programa económico de Ciudadanos)
Carlos Rodríguez Braun @rodriguezbraun (Doctor en Ciencias Económicas. Catedrático de Universidad. Profesor Emérito en la Complutense)
Edito la entrada para añadir a dos economistas según sugerencias recibidas:
Javier García @JaviCIES (Economista, cofundador de @sintetia y escritor, autor del libro ‘Nunca te fíes de un economista que no duda’)
Alex Rovira Celma @alexroviracelma (Economista, consultor, conferenciante y escritor de ‘La Buena Suerte’)

A nivel mundial, el profesor de Princeton, Premio Nobel y columnista del New York Times, Paul Krugman (@NYTimeskrugman) es el economista con más seguidores en Twitter con 1,35 millones. Casi nada comparado con cualquier futbolista o cantante, pero mucho para un académico.

Todas las malas experiencias enseñan algo útil (Paul Samuelson, Premio Nobel de Economía en 1970)

0

30 días en bici

’30 días en bici’ es una iniciativa que surgió en 2010 en Minneapolis para promover el uso de la bicicleta urbana. Solo tiene una norma: pedalea cada día durante los 30 días de abril y comparte tus aventuras.
El uso diario y cotidiano de la bicicleta como medio de transporte sano y ecológico hace más sostenible nuestro planeta, más amables nuestras ciudades y más felices nuestras vidas: estoy convencido de que a la felicidad se llega antes montado en bicicleta, así que me he unido al compromiso #30DEB.
aaa_30deb_samu
Bajo las etiquetas #30DEB #30DíasEnBici #30DOB #30DaysOfBiking se aúnan miles de personas que forman una comunidad virtual de ciclistas. En Burgos, se ha creado un grupo local a través del colectivo ‘Burgos con bici’ ¿Te animas? Pon tu granito de arena para hacer de Burgos una ciudad más amable, y recuerda compartir tu experiencia en redes sociales añadiendo la etiqueta #BurgosCiudadAmable.
Haz tu compromiso de 30 días en bici y descarga el libro de ruta y tu spokecard desde la web oficial del movimiento global 30dayofbiking.com
Nos vemos dando pedales.
aaa_2FHu7cqaCR2FafGJ
Estos son los burgaleses que se han unido al reto (iré actualizando la lista)
0

Burgos, ciudad amable

¿Que puede salir de un encuentro entre cinco mentes inquietas y un tarugo? Aclarado que el tarugo soy yo y después de una tormenta de ideas, aparecen ilusiones, sueños, proyectos…

El anfitrión fue el padre de TechDay60, el torbellino Juan Carlos Salvador (@sixkander) y nos acompañaron el arquitecto, profesor y changemaker Raúl del Barrio (@RauldelBarrio), la periodista y empresaria Cristina Pérez Villegas (@crispivillegas), el presidente de la AEPV y empresario Jorge Villaverde y la pedagoga, orientadora y coach Azucena Ubierna (@azuvitactiva).

En un momento de la sobremesa, hablé de un concepto: Burgos ciudad amable. Pero ¿qué significa ‘amable’? Amable es digno de ser amado. Sencillo y a la vez impresionante. Hagamos de nuestra ciudad un lugar digno de ser amado. No dejemos esa responsabilidad en manos de nuestros políticos, construyamos entre todos ese Burgos donde el respeto, la convivencia, la aceptación y la felicidad inunden las calles, los parques, los comercios, las fábricas, los colegios, las aulas universitarias, las cafeterías, los hospitales… Hagamos que nuestros hijos amen la ciudad, que desarrollen su talento aquí. Hagamos que los empresarios inviertan aquí. Hagamos que los turistas deseen volver a Burgos. Hagamos que la convivencia sea agradable.

‘Burgos, sonríe’, ‘Burgos Alimenta’, ‘Devora Burgos’ o ‘Burgos origen y destino’ son marcas de ciudad elegidas por las instituciones para promocionar la capital y la provincia perfectamente válidas y compatibles con esta iniciativa, igual que, principalmente en Instagram, se está usando la etiqueta #BurgosMola que en su día propuso Álvaro Varona @kremaster hace poco más de un año.

Usemos la etiqueta #BurgosCiudadAmable en las redes sociales. Seamos amables. Construyamos un Burgos digno de amar.

Enlace al vídeo del canal YouTube de TechDay60 donde presentamos la iniciativa ‘Burgos, ciudad amable’ -> http://kcy.me/1zg0t

burgos_ciudad_amable#BurgosCiudadAmable

Fotografía original de Alfredo Subiñas (@suguis en Instagram)

0

Burgos sobre dos ruedas

“Cuando veo a un adulto en bicicleta, recupero la esperanza en el futuro de la raza humana.” H. G. WELLS

‘Desayunos con sentido’ es una iniciativa de la Asociación Hechos que surge por la necesidad de generar espacios donde los ciudadanos puedan participar, crecer e innovar en Burgos. Se trata de una primera aproximación a un laboratorio cívico donde surgen encuentros e intercambios de experiencias innovadoras. El jueves 20 de noviembre se celebra en Espacio Ágora el tercer desayuno: Burgos sobre dos ruedas.

Ni soy ciclista ni periodista, pero como soy bicioso y globero, mi amigo Leopoldo Roldán me ha enredado para acudir como dinamizador y moderador del evento junto a Pedro Mediavilla, del colectivo Burgos con bici.

¿Qué es? Un desayuno en el que todos escuchamos y habla quien quiere. Y donde cada uno se paga su café.
¿Cuándo es? El jueves 20 de noviembre a las 8:30 horas.
¿Dónde es? En Ágora Café, C/ Laín Calvo nº 5.
¿Cómo es? Puedes venir como quieras pero mejor en bici ¿no? Además, ni hace falta ir de corbata ni hay reservado el derecho de admisión. La única etiqueta exigible es la que usamos en Twitter: #LaboratorioCívico y #BurgosSobre2Ruedas
¿Por qué es? Por que creemos en el diálogo para mejorar nuestra ciudad. Tus ideas nos interesan.

“La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio hay que seguir pedaleando.” ALBERT EINSTEIN

2

¿Podemos?

La irrupción de Podemos en las elecciones europeas tiene varias lecturas: el principio del fin del bipartidismo, el auge de los partidos minoritarios, el paso adelante de los indignados, o la radicalización de la izquierda. Algunos se lo toman a broma, otros ningunean a su televisivo líder.

A mi me preocupa, y mucho, que Podemos sea una fuerza política decisiva en cualquier gobierno. ¿Por qué?

Podemos realizar propuestas económicas extremas.
Podemos prometer lo imposible.
Podemos lanzar mensajes de desobediencia civil.
Podemos ser populistas.
Podemos tener un gobierno intervencionista.

Si Podemos sigue avanzando, habrá que fundar, como dice Víctor de la Serna, un partido llamado Corremos. Su único fin fundacional será ese: huir corriendo.

Creo que no hace falta un Podemos tal y como lo conocemos, pero sí la suma de muchos ‘puedo’.
Imagen de previsualización de YouTube

6

¿Crisis económica? Sí, y de valores

Tanto hablar de las causas económicas (micro y macro) de la crisis y nos olvidamos de lo más importante: los valores. Esa es la auténtica crisis de nuestra sociedad. Los ciclos económicos son pendulares y volverán épocas de bonanza y expansión. Pero los valores no cambian en sí mismos, esos se tienen o no, aunque se van jerarquizando en función de nuestras experiencias y situaciones y la mayoría de los valores se adquieren en el periodo que va desde la infancia hasta los primeros años universitarios. De ahí la importancia de los padres, profesores y mentores que actúan como guías en ese camino.

© Quino

En una sociedad dominada por la cultura del pelotazo, de la picaresca y de la telebasura, hablar de valores no es muy cool, pero cada vez es más necesario y los que seamos capaces transmitir en nuestros actos serán parte fundamental de nuestra marca personal. Los errores forman parte del día a día, y de ellos, si se analizan, se aprende mucho, pero con los valores por delante, las consecuencias de esos errores se minimizan.

Responsabilidad
No traslades tus problemas a un tercero. Si transmites tus valores al equipo que participa en el proceso, cada uno se responsabilizará de sus obligaciones y nadie escurrirá el bulto.

Integridad
Cumple tu palabra por encima de todo. Tu palabra eres tú y su cumplimiento debe suponer una obligación moral. Tus actos reflejarán lo mejor o lo peor de ti.

Esfuerzo
En la sociedad actual hay muchos medios y oportunidades para el éxito, pero el talento sin esfuerzo no sirve de nada. Persigue tus sueños aportando siempre lo mejor de ti.

Intensidad
Ya lo decían los clásicos: carpe diem, aprovecha el momento, vive el día de hoy como si fuera el último, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy…en ocasiones planificamos tanto a medio y largo plazo que cualquier imprevisto nos desconcierta. Sé intenso en lo que hagas, aportando el máximo.

Compromiso
Se está o no se está. Quienes solo se involucran a medias acaban insatisfechos o invisibles.

Honestidad
Si no puedes cumplir un acuerdo, sé honesto y asume las consecuencias (económicas, jurídicas y/o sociales). Comunícaselo inmediatamente a quien pueda sentirse perjudicado.

Cada persona tiene su escala de valores. Los seis anteriores forman parte de mi e intento cultivarlos. ¿Cuáles son tus valores?

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/IFykJa

2

Poltergeist en los ayuntamientos

Últimamente en los ayuntamientos suceden fenómenos paranormales: los cajones se abren y se cierran solos. Se abren para rebuscar facturas perdidas; se cierran para esconder proyectos que nunca se ejecutarán.

Pero, ¿cuánto nos cuestan esos proyectos? Al menos, directamente, el coste de redacción del proyecto, el concurso público (si lo hay) y el coste de oportunidad de los técnicos y políticos que han trabajado en ello. Y como costes indirectos, la destrucción de empleo, la caída del consumo y una menor recaudación vía impuestos, tasas y licencias. Da igual quien gobierne: populares, socialistas, convergentes, comunistas o nacionalistas; y el tamaño del municipio: pequeños pueblos, pueblos medianos, ciudades dormitorio o capitales de provincia. Las entidades locales están endeudadas hasta las cejas (como la mayoría de los españolitos), y lo que es peor, con déficit.

Los ciudadanos entendemos que las instituciones tengan deuda, pero en ningún caso que arrastren déficit. El desequilibrio financiero viene de una mala penosa gestión por parte de los políticos y de los técnicos con responsabilidades: interventores, tesoreros y secretarios municipales. Muchos están rozando la quiebra. Cualquier pueblo cuenta con telecentro (es decir, un edificio dotado de varios ordenadores y acceso a Internet), centro social (donde se reúnen los jubilados para jugar a las cartas o las señoras para hacer manualidades), consultorio médico, edificio consistorial noble con despachos propios de empresas del Ibex 35, y algunos más privilegiados hasta guardería, colegio, polígono industrial, piscinas, pistas de padel o polideportivo; al igual que cualquier capital de provincia tiene su aeropuerto, su universidad, su auditorio, su museo emblemático, sus centros cívicos, su gran espacio multiusos cubierto o su recinto ferial…y además con firma de arquitectos de marca: suizos, japoneses, fosters o calatravas.

La mayoría de todas esas infraestructuras se construyeron o rehabilitaron con fondos europeos y con ingresos que procedían de la burbuja inmobiliaria (venta de terrenos municipales para construir viviendas e impuestos por licencias de obras). Pero la fiesta se acabó, Europa cerró el grifo y la burbuja estalló. Ahora hay que mantener esas infraestructuras (gasto corriente) y terminar de pagar las inversiones (amortizaciones y gastos financieros).

Mientras tanto, se pide a los empresarios una quita en sus deudas con los ayuntamientos para poder cobrar los más de 35.000 millones que les nos adeudan. ¿Para cobrar antes del plazo de 45 días en 2012 según la ley? No, para, simplemente cobrar. De broma. Igual parece poca quita los costes financieros de aguantar sin cobrar. O el coste de adelantar el IVA. La única medida alternativa que se podría aceptar es la renuncia a reclamar los legítimos intereses de demora, bastante ajustaditos (al 4% de interés legal) si los comparamos con el 20% o hasta el 40% de recargo si pagas un tributo o una multa con retraso. Un país de pandereta. Lo dicho, Poltergeist.

0

Los sueldos en la cosa pública (y III)

En las dos entradas anteriores hablamos de la regulación de salarios en la empresa pública y de los sueldos de los políticos locales. En esta tercera y última de la serie toca comparar.

El presidente del gobierno de España gana 78.000 € anuales; el ex-presidente Zapatero 6.000 € más (84.000 €) por ser miembro del Consejo de Estado. No es lógico. Sarkozy, por ejemplo, recibe 253.600 €; Merkel, 220.00 €; Obama, 1.309.164 €. Pero la lista de cargos públicos españoles que superan los emolumentos de Mariano Rajoy es extensa: Esperanza Aguirre, presidenta de Madrid, 108.000 €; Artur Mas, presidente de la comunidad catalana, 144.000 €; Xavier Trías, alcalde de Barcelona, 146.000 €; Ana Botella, alcaldesa de Madrid, 102.000 €; Griñán, presidente andaluz, 85.000 €…y así podríamos seguir con cientos de nombres, pues casi todos los alcaldes de capitales de provincia y presidentes de diputaciones cobran más de 78.000 €. Y hasta los alcaldes de los municipios madrileños Pozuelo de Alarcón, Alcalá de Henares, Leganés, Boadilla del Monte o Alcobendas superan esa cifra.

También los presidentes de las altas instituciones del estado español tienen salarios superiores al del presidente Rajoy. Desde los 115.000 € del Defensor del Pueblo a los 130.000 € del presidente del Tribunal Supremo.

Si buscamos a los políticos que a su cargo institucional añaden ingresos como miembros de consejos de administración de empresas públicas o de entidades financieras, las cifras ya son de escándalo.

Es evidente que la política no está muy bien pagada. O depende. ¿De qué? De donde proceda el político; si viene de su casa con una mano delante y otra detrás con el carnet del partido entre los dientes como un cuchillo afilado, está muy bien pagada; si procede, por ejemplo, de la empresa privada o de su cátedra de universidad, está muy mal pagada.

3

Los sueldos en la cosa pública (II)

Si en la anterior entrada hablábamos de salarios públicos en el ámbito estatal, ahora toca hacerlo en el local.

Mi idea al respecto es clara: se debe regular el ejercicio de lo público. Es necesario una ley de ámbito estatal, en el que se limite su salario y sus incompatibilidades más allá de los acuerdos entre el gobierno y la oposición local. Es muy difícil que en un municipio se aprueben las ordenanzas fiscales o los presupuestos o los planes urbanísticos por unanimidad, pero casi siempre se consigue un acuerdo para regular sus emolumentos. Y casi siempre al alza.

No me gustan los políticos profesionales. Y los hay muy buenos. Muy capaces, honestos y eficientes. Pero no me gustan. El porqué es sencillo: ante la duda tomarán el camino fácil, aquel que no comprometa su puesto, con independencia de que sea o no la mejor de las alternativas para su ciudad.

Creo que antes de gestionar lo público, hay que demostrar una valía fuera de la política. Por su propia seguridad laboral y económica, un político no puede depender de un puesto a dedo. Tiene que tener una profesión o un oficio en la vida civil. En caso contrario, será un mero instrumento al servicio de su partido político, que es quien decide la composición de las listas electorales.

Habitualmente se dice que ocupar un cargo político es un servicio a la sociedad, vocacional y voluntario. Lo último seguro, lo de servicio a la sociedad, discutible. Algunos se sirven a sí mismos. Siempre he defendido que quiero buenos gestores en la política, y para ello tiene que estar bien pagada ¿Y eso qué significa? Que se gane lo mismo (o un simbólico euro más, para que nadie diga que pierde dinero) en la política que en su ocupación fuera de ella. Fijando un tope salarial (por ejemplo los 105.000 euros anunciados en la reforma de los salarios en empresas públicas) ningún buen gestor podría argumentar un no a la dedicación política por razones económicas aunque con ese tope salarial pueda perder poder adquisitivo. De la misma manera que fijando un mínimo, nadie entraría en política sin tener un trabajo anteriormente. De esta forma, quien esté en política sin una profesión remunerada anterior cobraría 641,40 euros/mes, el salario mínimo interprofesional que anualmente se publica en el BOE. Eso sí es servicio público. ¿Cómo puede ser que tengamos ediles cobrando más de 40.000 euros anuales que nunca han cotizado a la seguridad social? ¿Sin oficio o profesión conocida? Incluso algunos sin titulación superior pero aupados al cargo con el carnet del partido en la mano. Y otros muchos que se inventan títulos universitarios para adornar un currículum que, en algunos casos, no sería aceptable ni para un trabajo de, con todos mis respetos, reponedor en Hipercor vía ETT. De cv inflados hay ejemplos en todos los partidos, de derechas, de izquierdas, de socialistas y de populares, y en todos los niveles: concejales, diputados, secretarios de estado e incluso ministros.

Algunos dicen que la política es fiel reflejo de la sociedad: sociedades mediocres, gobernantes mediocres. Al final, va a ser cierto que tenemos lo que merecemos…¿Y tú qué opinas?

4

Los sueldos en la cosa pública (I)

El Gobierno ha limitado los salarios de los directivos en empresas públicas. Me parece una buena medida pero insuficiente, porque nuevamente los políticos ven la paja en ojo ajeno y no ven la viga en el suyo.

Los directivos de empresas grandes cobrarán como máximo 105.000 euros al año, los de medianas 80.000 euros al año, y las de menor dimensión, 55.000 euros al año. Además, se limita el número de consejeros en 15, 12 y 9 respectivamente, con un ahorro de apenas 1 millón de euros por la reducción de los consejos de administración. Falta estimar el ahorro derivado del  recorte salarial. Estas medidas, enlazan con el anuncio de eliminar unas 450 empresas públicas.

Los sueldos públicos se han ajustado a la baja dentro de la realidad del mercado laboral, alejándose bastante de la media en la empresa privada. Según un estudio de la consultora ICSA y Laboris.net el salario medio de directivos en Cataluña es de 67.000, 108.000 y 171.000 euros en función del tamaño de las compañías. Si comparamos estas retribuciones con las de la banca o las empresas del IBEX, las diferencias son abismales.

Entendiendo el ejercicio de lo público como un servicio vocacional, el ajuste a la baja no es escandaloso ni mucho menos, pero sorprende que el directivo de una pyme pública tenga una retribución inferior a la mayoría de los diputados y senadores de nuestro país, quienes, en el caso de la Cámara Baja, tienen unos ingresos mensuales repartidos en:
– Sueldo base: 3.483,46 euros
– Indemnización por alojamiento de 1,762,18 euros (841,12 si vive en Madrid)
– Hasta 250 euros/mes de gastos en taxi o 0,25 euros/km si usan su vehículo particular
– Dietas diarias de 120 euros para viajar por España y 150 por el extranjero
– Kit tecnológico (valorado en más de 1.550 euros): tarifa adsl en su domicilio, iPad y smartpphone (iPhone o BlackBerry a elegir)
– Billetes gratis de avión, tren o barco.

Eso sin incluir los complementos mensuales en función de sus labores parlamentarias: el presidente de una comisión recibe 1.536,56 euros más al mes y el portavoz, 1.123,43. Además los miembros de la mesa cobran adicionalmente: el presidente 3.483,46 euros, más 3.782,76 euros en gastos de representación, más otros 3.101,53 de libre disposición. Los vicepresidentes perciben por los mismos conceptos 1.328,06, 1.109,84 y 776,35 euros mensuales, respectivamente. Casi ná, que diría un castizo.

Y todo lo anterior sin el más mínimo control del absentismo, siendo compatible con una segunda actividad (profesor, tertuliano, conferenciante…) y con un régimen fiscal favorable que les retiene un 37% del sueldo base mientras el resto de ingresos quedan exentos de retención, por lo que la media es de un 17% en lugar de aplicarse el tipo máximo de IRPF. Sueldo alto y retención de mileurista. Al menos, se ha dado un paso en la transparencia de sus señorías y se han publicado sus declaraciones de bienes, aunque sirvan más para el cotilleo y el amarillismo que para otra cosa.

El único gesto destacable de austeridad que se ha aplicado a los parlamentarios de ambas cámaras ha sido la congelación de sus sueldos y la suspensión de la aportación al plan de pensiones. Qué menos, ¿no?

Continuará…

0
  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.