El motivo por el que corro

Hoy os cuento algo que prometí publicar. Me ha costado hacerlo, y he decidido que este fuera el momento porque acabo de finalizar mi primer maratón. Ser maratoniano es como un estatus dentro de los corredores populares y digamos que para mi el alcanzar ese estado supone el cierre de una etapa. Además, esta entrada forma parte de una tríada sobre correr.

Mi historia corriendo comienza tras una difícil experiencia personal. En pleno duelo tras la pérdida de mi mujer, necesitaba hacer algo que me sacara de casa, que me generase endorfinas naturales y que me socializara. También que supusiera un reto de superación personal. Hablamos de marzo de 2013 y yo tenía 36 años. Pensé que el mejor antidepresivo era el deporte, pero quería practicar uno en el que no dependiera de citas fijas, ni de compañeros, ni del clima. Yo ya practicaba, sin mucha constancia, padel y golf, y en mis años juveniles había jugado federado a fútbol sala y fútbol aunque lo que siempre me apasionó fuera el ciclismo. Usaba una bici urbana esporádicamente para trabajar pero tenía abandonada la bicicleta de montaña y llevaba 17 años sin usar la de carretera. Esos condicionantes me llevaron a pensar en correr. Y lo hice.

Lisboa, Parque de Eduardo VII - 4/04/2015

Mi estreno fue durante las vacaciones de Semana Santa, en concreto el 31 de marzo de 2013 en Santander. Apenas aguanté 1,56 km a un ritmo de risa, casi andando. Me enganché rápidamente a salir un par de días a la semana a trote cochinero entre 6 y 8 km por sesión y a partir de septiembre aumenté la distancia pasando a 10-11 km en cada salida hasta que en enero de 2014 me lesioné y estuve parado cinco meses. Ese verano volví con ganas y me marqué un objetivo que me motivase: disputar una carrera de media distancia. Elegí la mítica Behobia (20 km) en su 50ª edición. Pasé a salir tres días a la semana, aumentando kilometrajes y también comenzé a contar con ayuda profesional: Patricia Landáburu, licenciada en INEF, entrenadora nacional titulada y creadora del equipo Burgos Corre junto al atleta olímpico en 2012 y campeón de España de 1500 metros en 2011, Diego Ruiz. Con la planificación y consejos de Patricia he conseguido olvidarme de lesiones, perder peso, mejorar mis tiempos, ganar velocidad, fortalecer músculos, plantearme y conseguir retos, ser más disciplinado, aumentar mi autoestima y socializar una afición.

Puedo decir que estoy enganchado, que venzo a la pereza para salir a rodar un día de mucho frío (en Burgos hace frío todo el año), que me motiva buscar nuevos retos y compartir salidas, carreras y viajes con amigos. También me ha resultado divertido salir a correr por ciudades desconocidas y descubrirlas de otra forma, es algo muy recomendable cuando viajas.

Sin embargo, siento que el final de esta etapa de iniciación se cierra con la maratón de Sevilla que terminé el pasado 21 de febrero. He conseguido algo que ni me imaginaba que pudiera siquiera plantearme a tan corto plazo: ser maratoniano. Estoy convencido de que si quieres puedes, el límite lo marcas tú. Solo necesitas constancia para entrenar, fortaleza mental y unas zapatillas.

Ahora seguiré planteándome nuevos retos. Se abre otra etapa. Nos vemos… corriendo.

Etiquetas: , , , , , , , ,

votar

3 Comentarios Dejar comentario

  1. Jlsanta #

    Pues ya nos contarás los nuevos retos. Mucha suerte!!!

  2. Ánimo! 😉

  3. Gracias por tu ánimo.

Escribir un comentario





  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.