Diario de un bicigrino: etapa 8 (Boimorto – Santiago de Compostela)

Empezamos el último día de peregrinación con la ilusión de saber que en apenas 50 kilómetros alcanzaríamos nuestro objetivo. De Boimorto a Arzúa son 10 km de descenso por carreteras comarcales y pistas. Al llegar a Arzúa finaliza el Camino del Norte y se une al Camino Francés así que dejamos la soledad y nos topamos con decenas de peregrinos. Desde allí vamos siempre por caminos boscosos y si no fuera por la lluvia que nos acompañó desde O Pedrouzo, el Camino ya sería un paseo triunfal. En Lavacolla con los zumbidos de los aviones de fondo acaban los caminos y volvemos al asfalto hasta el final.

En Monte do Gozo nos espera una sorpresa: nos encontramos con Víctor Tasende, todo un ejemplo a seguir, quien tras sufrir un accidente que le dejó tetrapléjico se recuperó y se convirtió en peregrino y atleta de ‘Where is the limit?’. La emoción ya nos invade y se acerca el momento final: callejeamos por Santiago hasta entrar en la Plaza del Obradoiro, con sus ya permanentes andamios en la fachada del Pórtico de la Gloria. Fotos orgullosas, ida al hotel para la merecida ducha y vuelta a la Catedral para asistir a la misa del peregrino y recoger la compostela.

image

El reto acaba. Ha sido un camino duro, muy exigente físicamente. Y también muy bonito, con unos paisajes impresionantes. Y con una compañía preciosa: mi escudero bicigrino José (2º Camino juntos); Álvaro, otro reto más a su lado (y ahora a por la Maratón de Sevilla); y Fernando, apoyo fiel y generoso con sus idas y venidas.

image

Para acabar la peregrinación fuimos al misterioso cabo de Finisterre, el finis terrae  (fin de la tierra) de los romanos y al precioso pueblo de Laxe, de donde procede la familia materna de Álvaro.

image

De verdad que ha sido el camino de la risa, con un rodar alegre y con un sentido del humor muy sano. Me quedo con eso y con mucho más que no puedo, ni quiero, compartir aquí. Y el próximo año, quién sabe… ¿Camino de la Plata?

Etiquetas: , , , , , , , ,

votar

Escribir un comentario





  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.