Burbujas a estallar en 2014

Pasa todos los años. Nos abrasan. Lo oímos por todos los lados, y luego desaparecen. Así que en 2014 las burbujas a estallar serán:

– Los community managers. ¿Quién no tiene un cuñado que lleva el Facebook del comercio del primo de su amigo? ¿O un amiguete que tuitea como un poseso y se cree un tuitstar porque @superfalete marcó favorito a un chiste suyo? Ni curra en una agencia de comunicación ni es freelance, pero lleva las cuentas en Twitter de la peña del pueblo, del taller del colega y de la tienda del cuñado de su cuñado. En sus ratos libres  diseña crea páginas web y quiere empezar con un blog pero está por decidir si en WordPress o en Blogger.
– Los emprendedores, hay mucho ‘emprendoymiento’ y poco emprendimiento. No todos tenemos que emprender, ya que hacen falta tantos intraemprendedores como empresarios. Tanto usar y abusar de la palabra, se va a convertir en maldita.
– Las cervezas artesanas. Quizá no estalle la burbuja y simplemente sea un cambio en los hábitos de consumo, porque viendo el precedente del GinTonic todo es posible. Yo por si acaso estoy empezando a beber vino artesano: el que hace mi tío con las viñas de la huerta del pueblo; si le pongo una etiqueta molona y un nombre así como antiguo, me lo compran todos los modernos de Malasaña. Los de Vintae han hecho algo parecido, en plan bien y con todo su know-how, y lo han petado. Al tiempo.
– El hipsterismo. Ahora que vuelven los nerds el hipsterismo ha muerto. Ya no mola. Y es que la cultura hipster se nos ha ido de las manos, y ya es tan mainstream que levanta odios.
– La Fórmula 1. Después de años da aguantar a Lobato y de empollarnos el abecedario de la F1 para conocer términos como kers, pit lane, stint o hans,  lo único que miramos es la salida y el resultado. Y al paddock, o mejor dicho a las chicas de las sombrillas.

Etiquetas: , ,

votar

  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.