Alternativas enredadas a las 5 cosas que no podrás hacer en Burgos durante #iRedes

Ya he publicado que el Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales iRedes se celebra de nuevo en Burgos en su IV edición, y como seguro que entre tuits, mesas redondas, diálogos y talleres, todavía queda algo de tiempo para conocer Burgos o, mejor aún, alargar la estancia al fin de semana para disfrutar de un destino recomendado por The New York Times, propongo una lista de 5 cosas que no puedes hacer en Burgos y su alternativa enredada:

1) Tomar café en el Starbucks.
No podrás tomar su famoso Frappuccino pese a que un cartel (falso) anunció la apertura para el 10 de febrero pasado de un Starbucks en Burgos. Para nuestro consuelo, en Valladolid sucedió algo parecido. Lo mejor del fake lo recogió @kremaster  en un Storify. Vale que Starbucks mola, y que ya no es de hipsters ir con un Mac y un vaso de Starbucks (salvo que vayas descalzo, eso sí es hipsterismo), pero en Burgos también tenemos lugares cool y puedes hacer check-in en alguna de las cafeterías de la lista en Foursquare creada por Willkonen.

2) Pasear por el bulevar de Gamonal.
Ni por el bulevar ni por las obras del futuro bulevar. Por si había alguna duda, en Burgos sí tenemos un bulevar para pasear: el ferroviario y con el sello de arquitectos premio Pritzquer: Herzog & De Meuron. Podrás colgar fotos de sus luminarias con forma de lágrimas en Instagram.
BURGOS_644x362

3) Ir a una quedada beer-runners.
Todavía no hay un grupo oficial de la red de corredores cerveceros en Burgos pero para salir a correr basta con unas zapatillas y ropa adecuada. Puedes practicar el deporte de moda corriendo por la superficie blanda de la ribera del Arlanzón: río arriba hasta el Parque de la Quinta o río abajo hasta el Paseo de la Isla. Monitoriza tu actividad con una app como Runtastic y comparte tus rutas en Twitter. Y después de correr, te has ganado una Dolina, la cerveza artesana de Atapuerca.

Dolina-Moruba-Contra-pasos

4) Hacer una selfie en la Catedral.
La Catedral de Burgos es tan grande que no cabe en una autofoto. Hay que crear un álbum en Facebook y otro en Flickr para presumir de esta joya gótica con más de 750 años de historia. Si se comparte en Twitter y/o Instagram, recomiendo añadir las etiquetas #catedraldeburgos y #BurgosMola.

5) Dahisfrutar los dulces de una boulangerie.
No hay reposteros galos en Burgos. Lo más parecido a una pastelería francesa se encuentra en ah! del grupo Juarreño, la referencia de la repostería en Burgos, que también cuentan con establecimientos en la Plaza Mayor y en C/ Vitoria-Gamonal. Salir con algo dulce y una sonrisa está asegurado gracias al buen hacer de los hermanos Fidel y Mónica López. Y ya que no hemos hablado de gatitos, al menos compartirás la foto de un cupcake en Pinterest.

Y no olvides revisar la lista que por cuarto año ha publicado Álvaro Varona en su blog: ’10 cosas para no perderse de Burgos en iRedes’.

Entrada relacionada: Nos vemos en iRedes IV

Etiquetas: , , ,

votar

Escribir un comentario





  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.