¿Crisis económica? Sí, y de valores

Tanto hablar de las causas económicas (micro y macro) de la crisis y nos olvidamos de lo más importante: los valores. Esa es la auténtica crisis de nuestra sociedad. Los ciclos económicos son pendulares y volverán épocas de bonanza y expansión. Pero los valores no cambian en sí mismos, esos se tienen o no, aunque se van jerarquizando en función de nuestras experiencias y situaciones y la mayoría de los valores se adquieren en el periodo que va desde la infancia hasta los primeros años universitarios. De ahí la importancia de los padres, profesores y mentores que actúan como guías en ese camino.

© Quino

En una sociedad dominada por la cultura del pelotazo, de la picaresca y de la telebasura, hablar de valores no es muy cool, pero cada vez es más necesario y los que seamos capaces transmitir en nuestros actos serán parte fundamental de nuestra marca personal. Los errores forman parte del día a día, y de ellos, si se analizan, se aprende mucho, pero con los valores por delante, las consecuencias de esos errores se minimizan.

Responsabilidad
No traslades tus problemas a un tercero. Si transmites tus valores al equipo que participa en el proceso, cada uno se responsabilizará de sus obligaciones y nadie escurrirá el bulto.

Integridad
Cumple tu palabra por encima de todo. Tu palabra eres tú y su cumplimiento debe suponer una obligación moral. Tus actos reflejarán lo mejor o lo peor de ti.

Esfuerzo
En la sociedad actual hay muchos medios y oportunidades para el éxito, pero el talento sin esfuerzo no sirve de nada. Persigue tus sueños aportando siempre lo mejor de ti.

Intensidad
Ya lo decían los clásicos: carpe diem, aprovecha el momento, vive el día de hoy como si fuera el último, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy…en ocasiones planificamos tanto a medio y largo plazo que cualquier imprevisto nos desconcierta. Sé intenso en lo que hagas, aportando el máximo.

Compromiso
Se está o no se está. Quienes solo se involucran a medias acaban insatisfechos o invisibles.

Honestidad
Si no puedes cumplir un acuerdo, sé honesto y asume las consecuencias (económicas, jurídicas y/o sociales). Comunícaselo inmediatamente a quien pueda sentirse perjudicado.

Cada persona tiene su escala de valores. Los seis anteriores forman parte de mi e intento cultivarlos. ¿Cuáles son tus valores?

Enlace corto para compartir: http://bit.ly/IFykJa

Etiquetas: , , ,

votar

2 Comentarios Dejar comentario

  1. Eso es Samuel, añadiría la sinceridad ante todo que conecta con la honestidad, mucho nos metemos con los polítcos y con los demás… pero basta con mirarnos a nosotros y todo el mundo debería callar ¿quién tiene o lleva una vida intachable? si todos intentamos escatimar en todo, pagando menos a Hacienda o no pagando, intentando sacar al seguro lo que no corresponde mintiendo todo lo que se pueda, damos un golpe a otro con el coche al aparcar y nos vamos corriendo (nadie me ha visto), te encuentras dinero por la calle y para la saca y encima lo contamos como «menuda suerte», en los pasos de peatones que pare «la madre del que cruza», si te dan mal unas vueltas en el super fijo que lo devuelves, en los hoteles… buah!! ni los jabones usados dejamos, todo para la saca, ansía viva!!!! pues eso hermoso, ¿qué fue antes el huevo o la gallina?

  2. Bonito análisis Samuel y muy acertado el comentario mafalda.
    Añadiré a vuestra lista el valor de la Bondad y saber dar antes de recibir.
    Un apunte, yo no creo que estemos dominados por la cultura del pelotazo. Es cierto que en épocas de bonanza ciertos indeseables lo han tenido más fácil, pero confío en la madurez de la sociedad, aunque por desgracia sí es cierto que hay una filosofía arraigada que es poco solidaria.
    Pero no debemos de dejar de intentar orientarnos siempre por el camino de la ética.

  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.