Burgos sobre dos ruedas

“Cuando veo a un adulto en bicicleta, recupero la esperanza en el futuro de la raza humana.” H. G. WELLS

‘Desayunos con sentido’ es una iniciativa de la Asociación Hechos que surge por la necesidad de generar espacios donde los ciudadanos puedan participar, crecer e innovar en Burgos. Se trata de una primera aproximación a un laboratorio cívico donde surgen encuentros e intercambios de experiencias innovadoras. El jueves 20 de noviembre se celebra en Espacio Ágora el tercer desayuno: Burgos sobre dos ruedas.

Ni soy ciclista ni periodista, pero como soy bicioso y globero, mi amigo Leopoldo Roldán me ha enredado para acudir como dinamizador y moderador del evento junto a Pedro Mediavilla, del colectivo Burgos con bici.

¿Qué es? Un desayuno en el que todos escuchamos y habla quien quiere. Y donde cada uno se paga su café.
¿Cuándo es? El jueves 20 de noviembre a las 8:30 horas.
¿Dónde es? En Ágora Café, C/ Laín Calvo nº 5.
¿Cómo es? Puedes venir como quieras pero mejor en bici ¿no? Además, ni hace falta ir de corbata ni hay reservado el derecho de admisión. La única etiqueta exigible es la que usamos en Twitter: #LaboratorioCívico y #BurgosSobre2Ruedas
¿Por qué es? Por que creemos en el diálogo para mejorar nuestra ciudad. Tus ideas nos interesan.

“La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio hay que seguir pedaleando.” ALBERT EINSTEIN

2

votar

Behobia San Sebastián #BSS50

Reto superado. El segundo del otoño conseguido. Después de hacer el Camino de Santiago en bici desde Burgos, tocaba correr los 20 kilómetros de la mítica carrera donostiarra: la Behobia.

Correr no es de cobardes, otro día contaré cómo y porqué comencé a correr. Y si correr está de moda, pues bendita moda. Y si es postureo, pues que lo sea.

Esta edición era la nº 50 y las inscripciones alcanzaron el límite de 30.000 corredores. Gracias a mi amigo Koke de Diego pude inscribirme por primera vez. Aunque al final Koke no corrió, estuvimos desde junio saliendo juntos a preparar la cita: rodajes largos, salidas con frío, con calor, de noche, entrenamientos por las rampas del Castillo… El último mes mi compañero de entrenos fue Álvaro Echevarrieta. Y juntos partimos el sábado rumbo a San Sebastián.

Nos recibió el sol en la Playa de la Concha y recorrimos el precioso centro histórico de San Sebastián comiendo de pinchos. Tras visitar la Feria del Corredor y recoger el dorsal en el velódromo de Anoeta, dimos otro paseo antes de cenar los necesarios hidratos de carbono en un italiano. Con un poco de pasta, basta.

No me presenté a la salida en mi mejor estado de forma ya que llevaba las dos últimas semanas con molestias en el poplíteo externo, lesión que me tuvo parado de enero a mayo. Y me faltó hacer series. Las series. Y dale con las series, que no puedo con ellas. Mi preparación se basó en el típico plan que me descargué de una web especializada y que tampoco conseguí cumplir. Desde que volví a correr en junio tras el parón de cinco meses lesionado, hice los siguientes números según Runtastic:
– Junio: 11 km corriendo y 5 en bici.
– Julio: 40 km corriendo y 27 en bici.
– Agosto: 76 km corriendo y 158 en bici.
– Septiembre: 50 km corriendo (incluye una carrera de 10 km) y 98 en bici.
– Octubre: 31 km corriendo (incluye una carrera de 5 km y otra de 10) y 550 en bici.
– Noviembre (hasta el día 9): 16 km corriendo y 41 en bici.
Tampoco cumplí mi objetivo de peso y llegué con 1,1 kg. más de lo que deseaba, pero con 2,6 kg. menos que en junio.
Eso sí, de moral iba sobrado. Motivación no me faltaba.

aaa_perfil_behobia

El día de la carrera nos unimos al autobús del club de atletismo Jaume Leiva quien entrena a nuestro amigo Santi González y nos plantamos en el bar Faisán a por la dosis de cafeína. Casi dos horas de espera rodeados de un ambientazo increíble.
Ya en nuestro cajón de partida, a las 11:27 horas empezamos la carrera. Mucha gente durante todo el recorrido y especialmente en la salida y llegada.
Fuimos regulando y mirando a un cielo que nos dio tregua y no llovió por 2ª vez en los 50 años de historia de la Behobia. Incluso en los primeros 3 km. pasé algo de calor. Luego se nubló. Iban pasando los kilómetros y apenas había espacios en las cunetas. Una afición generosa y volcada en animar a los participantes. Dicen que es una carrera donde te llevan en volandas entre el público y los compañeros. Y es cierto. Aunque hacen falta piernas y pulmones, pero sobre todo cabeza. No cometer errores. Y para eso es importante correr alguna carrera previa de al menos 10 km. En el km. 5 se encara el Alto de Gaintxurizketa, con más de 2 km. de longitud. Luego casi 3 km. de descenso y otros 3 de llano para seguir con toboganes. Así se llega al km. 12, más o menos después de Rentería. Hasta entonces fui muy bien, luego noté dolor en el poplíteo izquierdo y bajé unos 15 segundos por km. el ritmo. El Alto de Miracruz, ya en kilómetro 17 se me hizo muy llevadero. Luego es casi todo descenso y te dejas llevar hasta ver la playa y encarar la recta de meta. Muy emocionante y algo peligrosa, la entrada es indescriptible. La medalla, la cara de satisfacción, el merecido descanso… y el chuletón.

behobia_samu_blog

Lo cierto es que me habían dicho que era tan dura, con continuos sube y baja, con dos altos complicados y una climatología habitualmente adversa que iba muy preparado para sufrir. Así que no me pareció para tanto. Tampoco forcé pensando en mis maltrechos poplíteos pero me queda la sensación de que fui demasiado cómodo.

Próximos retos: el Cross de Atapuerca (yo no quería… pero gané el dorsal en un sorteo de ‘El partido de las 12′ de Cadena Cope que vi en Twitter) y la media maratón Rock&Roll Madrid.

Y antes de cumplir los 40 quiero correr 40. Así que intentaré correr una maratón en los próximos años. Dicho y escrito queda.

0

votar

Movember

Llegado el mes de noviembre toca dejarse bigote: es Movember, contracción en inglés de Moustache (bigote) y November (noviembre). El objetivo es concienciar al hombre sobre la importancia de cuidar su salud y recaudar fondos para la investigación del cáncer de próstata y cáncer de testículo. La historia surgió en Australia y es organizado por la Movember Foundation, cuyo eslogan es “cambiando la cara a la salud del hombre”.

aaa_movember_afeitado

Y es que el bigote no solo es cosa de hipsters y modernos de Malasaña, si no que durante este mes de noviembre hay una razón por la que lucir mostacho. Y quienes no se atrevan a cambiar su imagen, también pueden colaborar donando una cantidad económica. En Burgos se ha creado un equipo gracias al empuje de Antoñanzas Andrés y Tamar Peluqueros, unos auténticos barberos que dominan la técnica del afeitado a navaja y el corte de pelo al estilo old school. Ya nos hemos unido unos cuantos Mo Bros, entre otros el fotógrafo Diego Peláez, el cocinero Patxi del restaurante Tábula Gastro&Bar, mi gran amigo Javi, que luce un estiloso mostacho tan poblado como bonito, o Miguel Santamarina, quien lo mismo se apunta a correr una maratón que a este otro reto bigotudo.

Puedes ver mi perfil en Movember y donar desde el enlace siguiente: http://mobro.co/samucasado

Gracias por anticipado :-)

0

votar

Redes sociales a la burgalesa

#RRSSalaburgalesa es un espacio radiofónico que se emite los viernes dentro de la programación local en ‘La Mañana’ de Cadena Cope, donde se habla, es obvio, de redes sociales en Burgos.

aaa_cope

El pasado viernes 17 de octubre fui invitado por Leopoldo Roldán, consultor de redes sociales y colaborador de Cope Burgos que dirige “Redes sociales a la burgalesa”, quien ya me había lanzado el gancho unas semanas antes. Le prometí que a mi vuelta del Camino de Santiago iría. Allí fui para contar mi experiencia como usuario. Hablé sobre todo de Twitter y de este blog. Del reto de escribir el ‘Diario de un bicigrino’ y también de Instagram, Foursquare y Facebook. Al final se trata de conversar entre personas, sea tras un teclado, junto a la barra de un bar o en una sobremesa. Conversar con valores, y además crear y compartir contenido. Porque os recuerdo que compartir mola ¿verdad?

Como secciones fijas están la etiqueta de la semana, fue para #BurFeMa (la Feria de Mayores), y el FF (Follow Friday), que quedó desierto. No dio para mucho más, pues el espacio dura menos de diez minutos. Me gustó la experiencia y María Orive, periodista de Cope Burgos, nos trató fenomenal. Como siempre, un placer colaborar entre amigos.

1

votar

Las Cuatro Torres, novela de Leandro Pérez

Las Cuatro Torres es la primera novela publicada, promete publicar siete, de Leandro Pérez. ‘Una novela negra, futbolera y sentimental. Y además muy bien escrita.’ La cita anterior va entrecomillada porque no es mía si no del mismísimo Arturo Pérez-Reverte, que aunque comparte apellido con el autor ni son primos ni se lo hacen, de ahí que el halago de un escritor poco dado a piropos gratuitos invite a descubrir Las Cuatro Torres.

aaa_lascuatrotorres

Leer más

0

votar

Lecturas de verano (y II)

El final del verano llegó y con él se termina la serie ‘Lecturas de verano’ y entramos en el otoño. Bueno, debo aclarar que para mi el verano comprende desde el Curpillos hasta el Pilar. Pero… ¿habrá lecturas otoñales? Seguro, lo que no prometo es seguir con estos posts libreros. ¡Parezco un cooltureta!

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 7)

Viernes 10 de octubre. Empezamos la última etapa desde Melide, donde pasamos la noche en un albergue que parecía sacado de una peli de miedo de los años 6o. A la salida paramos en otro de los hitos del Camino Francés: la iglesia románica de Santa María, joya del siglo XII con frescos góticos en su cabecera. Al pasar el punto que indica 50 km para Santiago, comienza esa extraña contradicción que me acompañará toda la etapa: emoción al estar cerca del objetivo y cierta pena por acabar el Camino.

El perfil rompe piernas impide coger el ritmo y rodamos con dificultad pero se compensa con el precioso paisaje repleto de frondosos bosques de eucaliptos. Sale el sol y al colarse entre las ramas deja bonitas estampas con contraluces y sombras. Mi compañero José comienza a sufrir por las molestias de su rodilla. Ni el ibuprofeno ni el fisiocrem consiguen calmar su dolor y en las subidas lo pasa mal. Si no fuera la última etapa no hubiese podido llegar. En medio del bosque, junto a un arroyo encontramos al atleta paraolímpico y viajero Ionut Preda, quien compite y viaja con su pierna derecha amputada encabezando acciones solidarias. Paramos en la parroquia de Santiago de Boente en Arzúa, donde sumamos un nuevo sello en la credencial donde ya quedan pocos espacios libres. Sigue el trazado de toboganes con subidas fuertes, alguna con más de 2 km, y ya seguimos por pistas asfaltadas entre viviendas unifamiliares. Acercándonos a Santiago, solo queda el ascenso al Monte Do Gozo, última parada para disfrutar con sus vistas y contemplar el monumento a Juan Pablo II.

la foto

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 6)

Jueves 9 de octubre. No pudimos dejar Samos sin probar sus famosos bizcochos que desde 1740 elabora una familia del lugar con la receta extraida del monasterio. En el desayuno disfrutamos de ellos. Salimos con sol pese a que anunciaban lluvia. El perfil de la etapa (al final de la entrada está colgada una imagen) era un continuo sube y baja, el clásico y temible rompe piernas.

image

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 5)

Miércoles 8 de octubre. Día especial por muchas razones: personales y del Camino. Hoy toca subir a la mítica cima de O Cebreiro, la más dura, que no la más alta, del Camino de Santiago. Ya desde Herrerías empiezan las primeras gotas de lluvia y las primeras cuestas pero es en el cruce a La Laguna donde se encara una doble curva derecha izquierda que es infernal: pie a tierra unos 200 metros y vuelta a empezar. 8,2 km de subida hasta coronar O Cebreiro. Duro, con lluvia muy duro. Arriba las vistas son incomparables y el Santuario de Santa María La Real te envuelve en la mística jacobea. Los franciscanos llevan allí varios siglos atendiendo a los peregrinos y ese lugar es hasta ahora el de más recogimiento que he visto en el Camino.

image

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 4)

Martes 7 de octubre. Salimos de Rabanal del Camino cruzando la Plaza Julián Campo dirección Foncebadón para enfrentarnos a la conocida ascensión de La Cruz de Hierro.  8,5 km de continua subida (13,2 km según altimetrias.net) hasta alcanzar los 1.504 metros de altitud donde es tradición depositar una piedra traída desde casa para pagar tu penitencia o cumplir una promesa. Yo no llevé piedra alguna, lo cual no significa que no tenga promesas que cumplir ni penitencias que pagar.  A Cruz de Hierro se sube bien a ritmo, es menos duro de lo que parece. Pero una vez allí, otro repecho nos sube hasta las antenas a 1.510 metros. Largo descenso con parada en El Acebo, otro de los lugares más cuidados arquitectónicamente del Camino. Merece la pena parar en ese pueblo.

A Ponferrada se llega rápido, es todo bajada. Visita obligada al Castillo de los Templarios y parada para almorzar. A los pies de la fortaleza tomamos un bocata.

image

Leer más

0

votar

  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.