Redes sociales a la burgalesa

#RRSSalaburgalesa es un espacio radiofónico que se emite los viernes dentro de la programación local en ‘La Mañana’ de Cadena Cope, donde se habla, es obvio, de redes sociales en Burgos.

aaa_cope

El pasado viernes 17 de octubre fui invitado por Leopoldo Roldán, consultor de redes sociales y colaborador de Cope Burgos que dirige “Redes sociales a la burgalesa”, quien ya me había lanzado el gancho unas semanas antes. Le prometí que a mi vuelta del Camino de Santiago iría. Allí fui para contar mi experiencia como usuario. Hablé sobre todo de Twitter y de este blog. Del reto de escribir el ‘Diario de un bicigrino’ y también de Instagram, Foursquare y Facebook. Al final se trata de conversar entre personas, sea tras un teclado, junto a la barra de un bar o en una sobremesa. Conversar con valores, y además crear y compartir contenido. Porque os recuerdo que compartir mola ¿verdad?

Como secciones fijas están la etiqueta de la semana, fue para #BurFeMa (la Feria de Mayores), y el FF (Follow Friday), que quedó desierto. No dio para mucho más, pues el espacio dura menos de diez minutos. Me gustó la experiencia y María Orive, periodista de Cope Burgos, nos trató fenomenal. Como siempre, un placer colaborar entre amigos.

1

votar

Las Cuatro Torres, novela de Leandro Pérez

Las Cuatro Torres es la primera novela publicada, promete publicar siete, de Leandro Pérez. ‘Una novela negra, futbolera y sentimental. Y además muy bien escrita.’ La cita anterior va entrecomillada porque no es mía si no del mismísimo Arturo Pérez-Reverte, que aunque comparte apellido con el autor ni son primos ni se lo hacen, de ahí que el halago de un escritor poco dado a piropos gratuitos invite a descubrir Las Cuatro Torres.

aaa_lascuatrotorres

Me puse a leer con ganas y en dos tardes y un rato de insomnio me he ventilado la novela. ¡Os la recomiendo! Como el autor nos pide jugar un tercer tiempo comentando el libro en redes sociales y blogs, me permito lanzar 10 reflexiones cortas en forma de tuits:

1) Fácil de leer gracias a una trama muy viva que engancha.

2) Personajes trabajados, con sus puntos, muy realistas y creíbles.

3) El protagonista @JuanTorca es un tío justo, es duro, pero ni es cruel ni mala persona.

4) La saga puede seguir con el futuro pero también aclarar el pasado de Juan Torca y de los compadres en el mar de Aral.

5) Me han encantado los guiños de @leandropem a las series (Los Soprano, Roma, The Wire, Mad Men, Breaking Bad, Los Simpson…)

6) Una novela donde la música es un secundario de lujo se merece su propia banda sonora y Leandro ha creado la BSO de Las Cuatro Torres en Spotify.

7) El 7 es un número importante para el autor y también para un merengue: es el dorsal con el que jugaron Juanito, Butragueño, Raúl y ahora Cristiano.

8) La novela es muy adaptable al cine. Ya lo dijo el escritor Oscar Esquivias en la presentación de #Las4Torres y me estoy  imaginando a algún actor para dar vida a Juan Torca.

9) No sé porque los medios venden Las Cuatro Torres como novela futbolera. Si te gusta el fútbol disfrutarás más, si no te gusta es indiferente para su lectura.

10) El 10 es importante en la historia. El final de la novela es inesperado y muy bueno… Y no puedo contar más.

Mi nota global: 9,5/10.

También con las citas y referencias a los libros y escritores que aparecen en Las Cuatro Torres se puede hacer una pequeña guía de lecturas recomendadas:
El mundo de ayer – Stefan Zweig.
De qué hablo cuando hablo de correr – Haruki Murakami.
Los mares del sur – Manuel Vázquez Montalbán.
Campos de Castilla – Antonio Machado.
Memorias líquidas – Enric González.

Además lanza guiños a periodistas y escritores como Juan MarséAnder Izagirre (autor de ‘Plomo en los bolsillos’, buen libro sobre anécdotas del Tour de Francia que me leí en agosto de 2013), Julio Ramón Ribeyro o el ya citado Pérez-Reverte.

Para seguir con el tercer tiempo del libro, puedes seguir a su autor en Twitter, en Facebook, comentar su blog, tuitear usando la etiqueta #Las4Torres o descargar su propia app creada con la plataforma LiftList.

El libro Las Cuatro Torres fue publicado por Planeta el 2 de septiembre y se puede adquirir en formato papel o en formato electrónico.

Nota: hay un Samuel en la novela. Es uno de los compadres y muere pronto, en el primer capítulo. Leandro ha utilizado nombres de gente conocida para dar vida a sus personajes. Gracias por lo que me toca. Eso sí, espero resucitar en alguna de las siguientes seis novelas.

¿Hay mejor forma de acabar una entrada? Sí, con buena música. Esta vez el vídeo ‘Allí donde solíamos gritar” de ‘Love of Lesbian’, de la banda sonora de #Las4Torres en el canal YouTube de Leandro.

Imagen de previsualización de YouTube
0

votar

Lecturas de verano (y II)

El final del verano llegó y con él se termina la serie ‘Lecturas de verano’ y entramos en el otoño. Bueno, debo aclarar que para mi el verano comprende desde el Curpillos hasta el Pilar. Pero… ¿habrá lecturas otoñales? Seguro, lo que no prometo es seguir con estos posts libreros. ¡Parezco un cooltureta!

Hay vida después de la crisis de José Carlos Díaz. Al principio me sentía como de vuelta a la Facultad de Económicas después de unos años. José Carlos mantiene el blog ‘El economista observador’ en el diario Cinco Días y es uno de los expertos más mediáticos de los últimos años. Está etiquetado como de centro-izquierda y promulga las bondades de las políticas keynesianas que también defiende su querido Krugman (columnista del New York Times, de El País y Premio Nobel), frente a la austeridad y contención de gasto público de los liberales o centro-derecha. El libro nos pone en los antecedentes a la crisis de las subprime y la crisis de deuda, en comparación con el crack de 1929. Luego plantea preguntas y da respuestas. El autor es correcto, aunque demasiado optimista y muy estudioso de la historia para predecir el futuro. Sin tener unos amplios conocimientos de economía se puede leer sin dificultad pero se echa de menos alguna crítica a los bancos centrales y unas recetas menos previsibles.

Biciosos de Pedro Bravo. Libro que como globero y bicioso yo tenía que leer sí o sí. Es un auténtico ensayo sobre el arte de montar en bici, desde el origen de la bicicleta hasta nuestros días y las políticas de movilidad o la polémica sobre el uso del casco. Los entusiastas de las dos ruedas estamos de enhorabuena: las bicis están de moda, molan, son cool, venden… Los hipsters, las agencias de publicidad, los éxitos de Contador o cualquier otra razón es buena para usar la bici. Biciosos es todo un compendio bicicletero donde el autor se ha documentado mucho y bien, pero además adorna cada capítulo con anécdotas personales en las que es fácil verse reflejado. Me ha gustado, es entretenido y se lee con facilidad. Me temo, por poner una pega, que su lectura por parte de haters de las bicis va a ser residual. Y son quienes más necesitarían leer el libro Biciosos.

biciosos

Sabiduría de un pobre de Eloi Lecrec. Trata sobre un momento muy duro de la vida de San Francisco de Asís, cuando los franciscanos sufren una grave crisis que pone en duda el origen fundacional de la orden. Llevando una vida ermitaña, Francisco se siente hundido y abatido: abandonado por Dios. Es un libro para meditar, reflexionar e incluso orar.

Las Cuatro Torres de Leandro Pérez. ‘Una novela negra, futbolera y sentimental. Y además muy bien escrita’. La cita anterior va entrecomillada porque no es mía si no del mismísimo Arturo Pérez-Reverte, que aunque comparte apellido con el autor ni son primos ni se lo hacen, de ahí que el halago de un escritor poco dado a piropos gratuitos invita a leer #Las4Torrres. Y no sigo, ya que opinar sobre el libro de un amigo se merece su propia entrada.

0

votar

Diario de un bicigrino (día 7)

Viernes 10 de octubre. Empezamos la última etapa desde Melide, donde pasamos la noche en un albergue que parecía sacado de una peli de miedo de los años 6o. A la salida paramos en otro de los hitos del Camino Francés: la iglesia románica de Santa María, joya del siglo XII con frescos góticos en su cabecera. Al pasar el punto que indica 50 km para Santiago, comienza esa extraña contradicción que me acompañará toda la etapa: emoción al estar cerca del objetivo y cierta pena por acabar el Camino.

El perfil rompe piernas impide coger el ritmo y rodamos con dificultad pero se compensa con el precioso paisaje repleto de frondosos bosques de eucaliptos. Sale el sol y al colarse entre las ramas deja bonitas estampas con contraluces y sombras. Mi compañero José comienza a sufrir por las molestias de su rodilla. Ni el ibuprofeno ni el fisiocrem consiguen calmar su dolor y en las subidas lo pasa mal. Si no fuera la última etapa no hubiese podido llegar. En medio del bosque, junto a un arroyo encontramos al atleta paraolímpico y viajero Ionut Preda, quien compite y viaja con su pierna derecha amputada encabezando acciones solidarias. Paramos en la parroquia de Santiago de Boente en Arzúa, donde sumamos un nuevo sello en la credencial donde ya quedan pocos espacios libres. Sigue el trazado de toboganes con subidas fuertes, alguna con más de 2 km, y ya seguimos por pistas asfaltadas entre viviendas unifamiliares. Acercándonos a Santiago, solo queda el ascenso al Monte Do Gozo, última parada para disfrutar con sus vistas y contemplar el monumento a Juan Pablo II.

la foto

Ya entramos en la ciudad, y me vienen los recuerdos de ese último tramo que ya hice a pie justo ese mismo fin de semana de El Pilar hace 6 años. Callejeando se llega a la Plaza del Obradoiro y con los ojos llorosos a punto de derramar alguna lágrima nos paramos frente a la Catedral. Fotos, abrazos, encuentros con otros peregrinos y hasta con el presidente de la Xunta y el alcalde de la ciudad. Indescriptible sensación.

la foto 5

Con ganas de obtener la Compostela nos dirigimos a la oficina del peregrino. Conseguimos dos, la tradicional compostelana que se recibe en esa oficina y la franciscana, llamada la Cotolaya y que emiten en la cercana iglesia de los franciscanos, por ser 2014 el año conmemorativo de los 800 años de la peregrinación de San Francisco de Asís.

la_foto_compostelana

 

A las 19:30 participamos en la misa del peregrino y admiramos el Botafumeiro en la catedral. Penitencia, comunión y abrazo al apóstol. En el entorno de la Catedral y en Rúa do Franco nos encontramos con varios bicigrinos que hemos conocido a lo largo de la ruta jacobea: los sevillanos, el gerundense Marc, el burgalés Ángel Juan, la chica de Salamanca y a José, un señor de Barcelona que en 58 días ha completado el Camino desde Roma con la compañía de su mujer en un coche de apoyo y que nos hemos ido cruzando desde la primera etapa en Castrojeriz. Oímos que Rosario, la argentina que iba con su bici plegable, había llegado a Finisterre. Increíble. Para terminar también cumplimos con la tradición de acabar el día con una mariscada. ¡Nos lo habíamos ganado!

la foto 2

Reto superado, el primero de este otoño, experiencia inolvidable y con la compañía tan especial de José. Ya estamos preparando para 2015 el viaje desde Roncesvalles hasta Burgos. Aquí os lo contaré.

la foto 3

7ª etapa del Camino de Santiago: 54,84 km en 4 horas y 34 minutos. Más detalles según app Runtastic en: https://www.runtastic.com/es/usuarios/Samuel-Casado/sesiones-deportivas/330449952

aaa_etapa7_camino

Nota 1: He intentado compartir muchas de las vivencias de estos siete días pero la magia y mística del Camino son indescriptibles. Hay que vivirlo. Y también me he guardado alguna experiencia y sentimiento tan personal que, perdón por mi egoísmo, pero prefiero quedarme.
Nota 2: La riqueza cultural, artística y social del Camino de Santiago es brutal. Al ir en bici hemos parado durante largos ratos en lugares que nos gustaban o en los conocidos hitos de la ruta. No hemos hecho una competición, hemos querido disfrutar de cada rincón y de cada instante. Creo que para competir hay muchas carreras y marchas deportivas, y por eso al ver a algunos bicigrinos que hacían etapas de 120 km sin apenas parar, no entendía su motivación, pero cada uno tiene sus razones. Y son tan respetables como las mías.
Nota 3: Ahora que hemos terminado podemos dar gracias porque no hemos sufrido ni caídas, ni enfermedades ni averías. Algún susto con la lluvia y el viento pero sin llegar al suelo, un par de salidas de cadena y los habituales dolores de piernas y trasero son todas nuestras incidencias en siete días, además de esa tendinitis que el último día afectó a José.

Etapa anterior -> Diario de un bicigrino (día 6)

0

votar

Diario de un bicigrino (día 6)

Jueves 9 de octubre. No pudimos dejar Samos sin probar sus famosos bizcochos que desde 1740 elabora una familia del lugar con la receta extraida del monasterio. En el desayuno disfrutamos de ellos. Salimos con sol pese a que anunciaban lluvia. El perfil de la etapa (al final de la entrada está colgada una imagen) era un continuo sube y baja, el clásico y temible rompe piernas.

image

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 5)

Miércoles 8 de octubre. Día especial por muchas razones: personales y del Camino. Hoy toca subir a la mítica cima de O Cebreiro, la más dura, que no la más alta, del Camino de Santiago. Ya desde Herrerías empiezan las primeras gotas de lluvia y las primeras cuestas pero es en el cruce a La Laguna donde se encara una doble curva derecha izquierda que es infernal: pie a tierra unos 200 metros y vuelta a empezar. 8,2 km de subida hasta coronar O Cebreiro. Duro, con lluvia muy duro. Arriba las vistas son incomparables y el Santuario de Santa María La Real te envuelve en la mística jacobea. Los franciscanos llevan allí varios siglos atendiendo a los peregrinos y ese lugar es hasta ahora el de más recogimiento que he visto en el Camino.

image

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 4)

Martes 7 de octubre. Salimos de Rabanal del Camino cruzando la Plaza Julián Campo dirección Foncebadón para enfrentarnos a la conocida ascensión de La Cruz de Hierro.  8,5 km de continua subida (13,2 km según altimetrias.net) hasta alcanzar los 1.504 metros de altitud donde es tradición depositar una piedra traída desde casa para pagar tu penitencia o cumplir una promesa. Yo no llevé piedra alguna, lo cual no significa que no tenga promesas que cumplir ni penitencias que pagar.  A Cruz de Hierro se sube bien a ritmo, es menos duro de lo que parece. Pero una vez allí, otro repecho nos sube hasta las antenas a 1.510 metros. Largo descenso con parada en El Acebo, otro de los lugares más cuidados arquitectónicamente del Camino. Merece la pena parar en ese pueblo.

A Ponferrada se llega rápido, es todo bajada. Visita obligada al Castillo de los Templarios y parada para almorzar. A los pies de la fortaleza tomamos un bocata.

image

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 3)

Lunes 6 de octubre. Salimos de León con alguna dificultad por su mala señalización rumbo a la primera parada en Virgen del Camino, patrona de la capital leonesa, fácilmente visible por su campanario de 53 metros. De nueva construcción (1961) sobre la antigua ermita (1505) donde se apareció la Virgen, de la que se conserva el retablo barroco, pertenece a la orden de predicadores (padres dominicos) fundada por el burgalés de Caleruega Santo Domingo de Guzmán.image

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 2)

Domingo 5 de octubre. Salimos del albergue y suertudos de nosotros, encontramos una pastelería donde desayunar un ¡donuts sin agujero! Dejamos Carrión de los Condes y el Monasterio de San Zoilo para tomar una larguísima recta pedregosa de 13 km. Seguimos devorando kilómetros sin dificultad ni viento. Nos acompaña el sol, y desde las 11 fuimos en manga corta.image

Leer más

0

votar

Diario de un bicigrino (día 1)

Hoy 4 de octubre comienzo el Camino de Santiago. Con una hora de retraso sobre el horario de salida previsto por culpa de lo bien que nos lo pasamos visitando la fábrica de cerveza artesana Dolina y porque no podía irme sin brindar en el Cooper Club por su II aniversario. Buena gente en ambos casos. A los pies de la Catedral, con el amparo de Nª Sª Sta. María La Mayor, en un día soleado, salimos bajo los flashes fotográficos de mi hermana, su marido y su hija. Mucha emoción. Mucha ilusión. 530 km por delante.

image

Leer más

2

votar

  • Pinterest
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Instagram
Fui becario antes que empresario. Enredado en lo virtual y enredando en la vida real.