Super Super 8

Verano del 79. Algo pasa por el objetivo de la cámara Kodak Super 8 de un grupo de niños en Ohio. Y se trata de un tren militar que descarrila con violencia ante sus narices. Un suceso maravilloso para los chavales que desean convertirse en directores de cine y un insospechado giro en sus vidas que no podrán olvidar.

Se nos presenta una historia maravillosa y bien narrada, que no nos parece nueva pero tiene un toque diferente. Y ese es el toque Abrams.

Jeffrey Jacobs Abrams vió ET con 16 años. Y por aquel entonces nadie podría aventurar que años después tomaría las riendas de una producción de Spielberg que bien nos puede recordar a las aventuras de Elliott y sus amigos.

El concepto de la amistad, de la unión, con toque familiar y hasta romántico, de lo desconocido y la aventura, pero también la lucha del ciudadano común contra el colectivo despiado que va envuelto en un halo de normalidad ( en E.T teníamos al FBI, y aquí al ejército de EE.UU). Y de un misterio que no podemos ver pero percibimos sin cesar.

En todo esto podemos encontrar la sombra de Spielberg.Pero no podemos olvidar que Abrams es su director y guionista, y la película ahonda en temas psicológicos y humanos y hace de ella algo personal. Un poco paranoia Lost en ciertos momentos, pero queda diluido en lo magistral del conjunto.

Impecable puesta en escena, la recreación de la Norteamérica de 1979 con actores infantiles poco conocidos pero espero que den mucho que hablar: no os olvideis de Elle Fanning, Gabriel Basso, Riley Griffiths, Ryan Lee y de Zach Mills.

La banda sonora merece mención aparte, ya que Michael Giacchino rescata músicas de la época ( me emocionó escuchar la ELO en la banda sonora), parece homenajear en ciertos momentos la música de John Williams, tan utilizada por Spielberg

Es la película del verano y está arrasando en taquilla.Ni podía ser de otra manera. Un aliciente para nostálgicos de Los Gonnies, ET y hasta Tiburón, pero también un soplo de aire fresco a Hollywood con un producto nuevo que parece clásico. Sin olvidar que es una oportunidad para quienes no han conocido lo mejor de Spielberg en los 80.

Elliott nunca se hubiera imaginado que casi 30 años después de que su amigo E.T. llegase a la Tierra, unos chicos con una Super 8 volverían a revolucionar la gran pantalla.

NOTA: 4/5

Trailer y Teaser de Super 8

Publicado en Actualidad, Críticas | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados en Super Super 8

Templario: indignados en el siglo XIII

Inglaterra, año de Nuestro Señor de 1215. El rey de Inglaterra, Juan I (o Sin Tierra, el mismo que el de Robin Hood) es «invitado» por los aristócratas ingleses a firmar la Carta Magna, que veía reducido su poder y ampliada el control de los nobles sobre la Corona. Esto es historia.

La película nos narra lo que hipoteticamente sucedió después. Juan Sin Tierra ( Paul Giamatti) recluta un ejército de sanguinarios daneses para pasar por la cuchilla a todos los nobles que firmaron dicha carta. Y aquí entra nuestro héroe: Thomas Marshall (James Purefoy) vuelve de las Cruzadas, con un voto de silencio, y horrorizado ante lo que hecho en Tierra Santa. Es un templario avergonzado y hundido, pero una máquina de matar lista para unirse a la causa de la rebelión.

Luego tenemos un castillo, un asedio que ocupa las dos horas de la película, con sus romances cortesanos y las dignas interpretaciones de un buen elenco de actores ingleses ( algunos dirían de segunda fila, pero no). Tenemos al James Purefoy, Brian Cox ,Derek Jacobi , Kate Mara, Mackenzie Crook y a Jason Flemyng entre otros.

Entretenida y sangrienta, a ratos en exceso, pero un ejemplo de lo que en Europa se puede hacer sin tener un presupuesto elevado y con criterio artístico – la preciosa fotografía anima al espectador, así como la ferocidad de las luchas en el castillo y la banda sonora, si bien es un pastiche de clásicos, cumple su función-.

Para pasar una tarde no defrauda,si bien podemos encontrarnos diálogos y situaciones que dificilmente cuadran en la cabeza de un templario atormentado o en una señora feudal en la Inglaterra del medievo. A veces esa caricaturización en exceso de la realidad de la época nos arranca una sonrisa de incredulidad, que queda sumida al instante en el fragor de los salvajes combates.

Nota global 3/5

Imagen de previsualización de YouTube

Publicado en Actualidad, Críticas | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados en Templario: indignados en el siglo XIII

¿El adiós a Harry Potter? Brillante…

Encajado al asiento del cine. No he podido hacer otra cosa. Quizá mi condición de lector del mago y del universo creado por la brillante mente de una desempleada de Gloucestershire, ahora rica hasta el delirio. Si amigos, Harry Potter ha cerrado el ciclo cinematográfico y el director de la última entrega, David Yates, ha dado en el clavo. Pocas sagas cinematográficas han sabido evolucionar sin perder la esencia de sus libros originales, pero a la vez adaptándose a la madurez de los actores protagonistas. Si bien critiqué que el séptimo libro de la saga se dividiese en dos, la idea ( aparte de para reportar cuantiosos beneficios a la franquicia) ha servido para que el final pueda ser más rotundo y sopesado, pero cargado de adrenalida. Harry se convierte en un nuevo héroe de acción,pero sin perder la magia. Y por supuesto, taquillazo otra vez.

Diez años en 8 películas y más de 4000 millones de euros recaudados. Eso sin contar las franquicias y el merchandising. J.K. Rowling pactó con la Warner guardarse los derechos de sus personajes, asegurandose así la pureza de su obra. Y no defrauda. La saga cinematográfica de Harry Potter puede ser criticada, pero jamás comparada con «otras» series juveniles llevadas al cine. Los libros de Rowling tienen un trasfondo único que se plasma en la pantalla.

Si nos os perdisteis ninguna película de Harry, si le vistéis crecer, enamorarse, atrapar la snitch, bien en vuestra imaginación pasando páginas en la cama o en la gran pantalla, ved la película. No os defraudará. Solo un apunte, si los héroes pueden llegar hasta el fin se debe en parte al magnífico barco de actores británicos que van detras. Alan Rickman merece un Óscar ( si bien el grueso de su carrera es el teatro, su papel de Snape será recordado).
También efectos, estilo, luz, iluminación…una unidad de acción maravillosa que cierra el conjunto.

Miedo tengo ante lo que puedan hacer ahora. Por favor, no destrocen la saga. Si, vale, todos tienen hijos y es maravilloso. Pero punto y final.
Aunque en la vida real, los tres protagonistas ( con las cartillas llenas, claro) lo tendrán algo dificil. Daniel Radcliffe siempre será Harry Potter, Rupert Grint será Ron Wesley y Emma Watson, Hermione Granger. Veremos que pasa con ellos.

Publicado en Actualidad, Críticas | Etiquetado , , | 2 comentarios

25 años de Pixar con tarta agridulce: Cars 2

Lo peor de todo ha sido que ya me lo esperaba. Cars 2 no está a la altura de lo que nos tiene acostumbrado Pixar (si exceptuamos, claro está, la primera parte). Aunque es un poco triste que Cars 2 sea la guinda de los 25 años de Pixar.

Delicioso si tienes 10 años, decepcionante si te emocionaste con Nemo, Up o hasta con la tercera de Toy Story. Un guión de espionaje infantil y la creación con mimo de un mundo automovilístico, todo ello al detalle. Trama de espías y de aceptación de uno mismo. Más cochecitos maravillosos, como el espía británico pseudo Aston Martin DB5, más Rayo McQueen (posiblemente el personaje más flojo de la historia de Pixar) y escenarios de ensueño – merece la pena ver Londres o París construidos con piezas de automóvil- diseñados con el mimo habitual pero poco, muy poco fondo. Escasa hora y diez minutos dura la película, tampoco da mucho más de si.

Es cierto que John Lasseter se ha volcado con este proyecto y no podemos olvidar los 322 millones de euros que recaudó la primera parte. Por supuesto que esta película será un taquillazo, ya que Pixar es una mina de oro imparable. Pero decepción por el hecho de que esta película no sea un hito trascendental como fueron UP, Wall-E o Toy Story. Ha sido como cenar de bocadillo en unas bodas de plata.

25 años de una compañía que significa tanto en la animación. 25 años de la empresa que fue un punto de inflexión en el cine gracias a visionarios como Lasseter y Jobs. 25 años dedicados a crear arte pixelando (Pixar es la suma de pixel + art) y un total de 13 Oscar en películas y cortos inolvidables con personajes casi humanos de no pueden ser celebrados con un producto tan mediocre y olvidable como Cars 2.

Pixar es un referente de calidad, tanto técnica como artística. Sus personajes tienen un estilo propio que van a más allá de ser completamente digitales. No en vano una de sus películas (Up) fue nominada a mejor película en 2010. Y solo han sido dos películas de animación las que han tenido este honor en la historia (una fue  “La bella y la bestia” en 1991).

Espero que el año que viene tengamos en el cine algo mejor por parte de los chicos de Emeryville… Aun así, muchas felicidades Pixar: sigue haciéndonos soñar como hasta ahora y que dentro de otros 25 años no lo celebremos con un Cars 3. Os dejo un maravilloso video sobre el aniversario.

Imagen de previsualización de YouTube

Publicado en Actualidad, Críticas | Etiquetado , , | Comentarios desactivados en 25 años de Pixar con tarta agridulce: Cars 2

Micmacs, una fábula con un transfondo adulto

  • Título en castellano: MICMACS
  • Título original: MICMACS À TIRE-LAGIROT
  • Director: Jean-Pierre Jeunet
  • País: FRANCIA
  • Año: 2011

Cuando un director como Jean-Pierre Jeunet tiene manga ancha, se nota. Y se nota por el tema que trata su nueva película y lo más importante, el “cómo” lo trata.

Micmacs es una fábula con un transfondo adulto. La lucha de David y Goliat adaptada a la estética del director de Amelie y La ciudad de los niños perdidos. El argumento es simple: Bazil (Danny Boon) quiere vengarse de los traficantes de armas. Su padre murió por culpa de una mina antipersonal en el Sáhara. Y el acaba de recibir una bala en la cabeza. Bazil  no muere, pero pierde facultades mentales así como su empleo en un videoclub. Solo y a la deriva es recogido por una familia de “recicladores” dirigidos por Mamá Pan (una incombustible Yolande Moreau) y Talego (François Marconi). Vamos, la locura total, ya que con las habilidades de su nueva familia elaborará un plan para acabar con los causantes de su accidente: la horrible industria del armamento. No os cuento más por si queréis verla.

Apología a la libertad y el compañerismo, película de denuncia, de humor, de aventuras, surrealista, mágica… todos estos adjetivos pueden clasificar el nuevo trabajo de Jeunet, pero siempre con un toque muy, muy francés.

A favor tenemos una puesta en escena espectacular, cuidando hasta el último detalle de realización y dirección artística. En la interpretación de Boon y su banda vemos resquicios del cine mudo clásico. Bazil actua como un Buster Keaton en un mundo donde no encaja pero quiere cambiar. Un punto anarquista dentro de la Francia contemporánea. Esto lo logra con el reparto habitual de Jeunet (consolidados actores franceses entre los que destacan los ya citados Moreau y Marconi, así como Dominique Pinon, actor fetiche de Jeunet).

Micmacs avanza sin que dudemos por un instante de la bondad del protagonista ni de ninguno de sus compañeros recicladores. Citar también la banda sonora (de Raphaël Beau) necesitaría un artículo aparte, ya que se funde perfectamente en las absurdas situaciones de la trama.

Buenos muy buenos y malos muy malos, quizá la pega que encuentro en un película con una trama clásica pero aderezada con los guiños propios del director, o que se queda sobre todo en la estética y no ahonda en la trama. Quizá otro de los problemas del film sea el disparatado ritmo de la acción, así como la mezcla de géneros y situaciones, queriendo lograr un punto de aceptación popular en la película, pero a su vez mostrando giros muy intelectuales y surrealistas.

Sin embargo no podemos olvidar que nos encontramos ante una fábula que esconde una fuerte crítica hacia el mercado de armas, pero respetando la imaginación de cada uno. Micmacs es un reflejo de la mente del director que recuerda más a su ópera prima que al elaborado guión de Amélie.

Nos os la perdáis si sois fanáticos de este director. El que no esté acostumbrado a este tipo de puesta en escena, tan recargada y barroca, puede que llegue a encontrar pedante el planteamiento del director, que juega un poco con lo experimental.

Personalmente me quedo con el papel de Danny Boon, con la nueva familia del protagonista y el histrionismo de los malos, así el humor negro tan francés que flota en la película, sin olvidarme, claro está, de la estética tan “barroca” del director.

Nota: 3/5

Publicado en Críticas | Etiquetado , , , , | 1 comentario