La Mula a coces

Entrada publicada originalmente en la web LGE Cine, donde estoy colaborando. En Raccord republicaré las entradas de estreno al cabo de una semana o dos. Os recomiendo visitarla ya que se cubren todos los estrenos de manera más puntual y previa.

Tragicomedia con trasfondo bélico, basada en la novela homónima de Juan Eslava Galán. La película nos cuenta la historia del cabo Juan Castro (Mario Casas), que a tres meses de acabar la Guerra Civil se encuentra una mula blanca en el frente ¿y qué hace? Intentar salvarla para cuando acabe el “tomate”. También es una aval para intentar casarse con Conchi (María Valverde) y hacer las cosas “como Dios manda”: una familia, tener zagales y conservar la acémila para tiempos mejores. Todo un self-made-manibérico en un tiempo de muerte. Picardía, nada nuevo en este país.

Si bien es cierto que todo el trasfondo no es de sobra conocido (¡ey! otra película de la guerra Civil española, ¡que novedad!) y los ingredientes de cocción tocan otras películas míticas como “La vaquilla“, (Luís García Berlanga, 1985) por su elemento tragicómico (donde aparecía nuestro recientemente fallecido Alfredo Landa) no es una película berlanguiana o coral, y tampoco tiene un guión de Azcona. De hecho es bastante blanco, dulzón, tierno incluso. ¿Entonces que? Destaca, por encima del reparto, mula incluida, el cabo Castro. Es decir, Mario Casas.

Porque es cierto que esta película fue rodada en 2009, antes que productos de taquilla adolescente como “3MSC” (2010), o “Mentiras y Gordas” (2009), y por supuesto la aclamada y recomendable “Grupo 7” (2012). Por aquel entonces el actor era un imán de adolescentes, algo que sigue siendo, por lo que sorprende y es de agradecer una interpretación tan honesta como humilde mulero andaluz que le ha valido un premio al mejor actor en el Festival de Málaga. Pese a que su acento jienense chirríe a veces.

Es por ello que rompo una lanza en pro del actor y la película. En otro orden de cosas, se podría hacer una película solo con los avatares de producción de esta comedia acemilera. Mucha gente pensaba –yo el primero- que esta película no iba a llegar a las pantallas, por la cantidad de problemas de censura que ha tenido, ya que entre otras cosas, legalmente, no tiene director, aunque el inglés Michael Radford (“El cartero y Pablo Neruda“, 1994), que abandonó el rodaje en la última semana, rodó el 90% de la cinta.

Pero ¿que es lo que pasó? La productora de la película acusa al anterior ejecutivo de censura, ya que la historia del cabo Castro, encuadrado en las filas del ejército de Franco, no debió convencer al ICAA. La película se precensuró por el Ministerio de Cultura, calificada como “lesiva para el interés público”, algo a mi juicio absurdo ya que la ideología no es un tema capital del argumento o guión, ni Mario Casas es un franquista salvaje que tirotea pueblos al grito de ¡Viva la muerte! Podríamos haber puesto una mula en cualquier trasfondo. La cosa es que es una historia real.

El cabo Castro quiere superar las adversidades y esa mula blanca es, valga la paradoja, su caballo de batalla. Su puente a una vida mejor y la prosperidad. Y, otro detalle, Juan Eslava Galán, el escritor de la novela, no es un autor sospechoso para nada de “franquista”.

Esto hace que ciertas partes del montaje y la música sean un poco caóticas, y hubo que terminar el filme con las copias de trabajo de la productora Gheko Films. Esto hizo que en su estreno en el Festival de Málaga no apareciera el nombre del director en ningún sitio y la cuestión legal aun no se ha dilucidado. En la industria del cine español tendremos caso Mula para rato. Esperemos que siente un precedente positivo. O salga un guion decente, por lo menos. Sin embargo, hay un factor positivo, la prensa y publicidad que este tema ha causado para la película: la polémica siempre vende.

 

En resumen, una brillante interpretación del gallego en una película imperfecta pero entretenida. No dudo que carente del calvario que ha pasado, la película habría mejorado en multitud de aspectos formales. ¡Ah! Y no es sectaria. Ni la mula, ni la historia.

Para el que le interese, la cinta ha sufrido una nueva polémica por la pésima calidad de imagen con que se proyectó la película http://bloguionistas.wordpress.com/2013/05/14/la-mula-y-la-tomadura-de-pelo/

NOTA: 3/5

Imagen de previsualización de YouTube
Comparte y difunde
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Críticas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *