Skyfall: reiniciando Bond

En el siglo XXI Occidente no necesita espías y menos en tiempos de crisis; el MI6 es una reliquia de otros tiempos donde sus agentes no necesitan vestir trajes de Saville Road o tragar martinis en lejanos casinos. El mundo cambia y sus iconos también lo hacen. Hoy día se espía con ordenadores y subcontratas, no hay bloques antagonistas, ni colonias, ni SPECTRA, por lo tanto, nada más perfecto que jubilar a 007 en una misión donde todo sale fatal.

Y con la potente premisa de borrón y cuenta nueva en el servicio secreto de Su Majestad, un psicópata de pelo rubio y aspecto simiesco llamado Silva, hacker resentido y anarquista, (Javier Bardem) pone en jaque a todo un país mientras trata de ajustar viejas cuentas con M, (Judy Dench, soberbia a más no poder). Por si fuera poco hay una auditoría de lo más salvaje en la oficina dirigida por un burócrata que no parece muy de fiar (nada menos que Ralph Fiennes). Hay que volver a la acción, sin duda.

Tras una rompedora Casino Royale (2006), que hizo saltar por los aires todos los cánones del Bond clásico cinematográfico que conocíamos (gadgets de teletienda, sección Q, alcoholismo desaforado y frases ingeniososas tras tiroteos, ácido sentido del humor, tramas exóticas, y mujeres florero) se nos lleva a un personaje vulnerable y para el que la licencia para matar es una herramienta y no un escudo vital. En fin, un personaje nuevo y más rudo, más cercano al Batman de Nolan que a la elegancia más british y letal.

Pero eso no acabo de convencer a la mayoría de los fans que durante 40 años habían conocido al agente secreto, y el chasco se confirmó con Quantun of Solace (2008), posiblemente una de las peores películas de Bond. Había que hacer algo con la saga de cara a su medio siglo de vida.  Y la respuesta fue Skyfall.

Invocar el espíritu de Sean Connery y de las ruinas del Imperio cuando tu personaje se ha convertido en una especie de Jason Bourne con acento inglés, poner a dirigir al oscarizado Sam Mendes y que el guión esté escrito por Neil Purvis y Robert Wade,  viejos conocidos de la saga, meter la maquinaria de Sony Pictures de nuevo… y con una canción de Adele en los créditos iniciales. Y la fotografía de  Roger Deakins, paradigma salvaje de la estética visual que persigue el director. La trama evoluciona desde el espionaje clásico a la acción sobrecogedora hasta parecerse a Perros de Paja con altos niveles de filosofía sobre el eterno retorno. Todo ello en la película número 23 de la saga desde que en 1962 se estrenase James Bond contra el Dr. NO

Skyfall es la respuesta perfecta a un personaje con demasiadas raíces como para talarlo mediante películas de acción baratas, es la salida a un callejón donde las productoras se habían metido años atrás, cuando la gente esperaba ver que clase de mondadientes explosivo sacaba Bond de la manga. Skyfall devuelve dignidad y madurez a la saga del espía más famoso del mundo y bajo la batuta de Mendes, la película desata de nuevo todas nuestras ilusiones, de por lo menos un día, ser 007.

En definitiva, vuelta al pasado más clásico para intentar innovar a toda costa, en una película trepidante y respetuosa con el pasado, pero comprometida por mantener la esencia Bond por lo menos otros 50 años. Que no te guste Daniel Craig como Bond, es otra historia. Pero James Bond volverá…

NOTA: 4,5/5

Imagen de previsualización de YouTube

Comparte y difunde
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Críticas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a Skyfall: reiniciando Bond

  1. Marcos dijo:

    Muy grande la crítica. Muchas ganas de verla, enhorabuena!

  2. bizarro dijo:

    Pues a mi tanto Casino Royale como Quantum of Solace me gustaron. No serán para ganar un Oscar, pero tienen algo que no se veía en la anteriores, que Bond sangra y que es tan humano como el resto, algo de las que carecían todas las anteriores, donde Bond mataba con esmoquin, sin despeinarse y con chascarrillo cutre añadido.

    Espero con ganas el verla, me gusta está espiral de “credibilidad” de la que se están insuflando las nuevas películas, Batman a la cabeza, pero entre las que se incluye Iron Man por ejemplo. Serán películas con personajes “de ciencia ficción”, pero desde luego no parece algo irreal e ilógico.

  3. Alvaro H B dijo:

    Muy benévolo, se nota que eres un incondicional de Bond. Pues yo he visto más intención -desatinada- de acercar Bond al Batman de Nolan aquí que en Casino Royale… Que si el trauma infantil, que si su desaparición en parajes exóticos, con “resurrección” incluida (“Rises”, anyone?), hasta el caserío de lujo en cuyas entrañas aun prevalece el recuerdo de la muerte de sus padres, hecho que le hizo madurar de la noche a la mañana bajo la tutela de un fiel empleado de la familia…

    Por otro lado, no te pareció que es una peli de Bond casi sin chica Bond??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *