Lo imposible no lo es tanto

Tailandia, 2004. Las vacaciones ideales en el paraíso reventadas por una ola de 20 metros. Ya sabemos lo que pasó después: miles de muertos, desaparecidos, destrozos  inimaginables…  Y Juan Antonio Bayona ha querido contarnos lo que sucedió a una familia española que vivió en sus carnes aquel tsunami. Por motivos del mercado, sustuiremos a esa familia nacional por unos norteamericanos rubios y adorables.

Durante dos horas eternas la pantalla patea sin piedad los sentimientos arrancando en el espectador las más altas cotas de dolor, envuelve en sentimentalismo barato la lucha de una familia, (Ewan MacGregor y Naomi Watts, estupendos como papá y mamá) y por si fuera pule de diálogos manidos y facilones la tragedia. Gracias a Dios el guión aquí no lo es todo.

La banda sonora, magistralmente orquestada y compuesta por el genial Fernando Velázquez, (firmó El Orfanato y gran documental titulado Garbo), ayuda a conducir el patético espectáculo de dolor hasta el delirio, haciéndola recargada por momentos y una brillante fotografía, firmada por Oscar Faura (que ya trabajó con Bayona en El Orfanato), que plasma hasta el detalle insólito los lugares del suceso. Las localizaciones del rodaje fueron Alicante, Tailandia y los Estados Unidos, empleándose casi 8000 extras.

La familia Bennet consigue adaptar a la naturaleza hostil para sobrevivir, y ese niño valiente y ejemplar, (Tom Holland se llama) cuya interpretación da algo de credibilidad a la tercera película más cara de la historia del cine español, con unos 30 millones de euros de presupuesto. (La primera en presupuesto es Ágora y la segunda Planet 51).

Es la película políticamente correcta hasta el extremo, sufrimiento salvaje con motivo, lucha por la supervivencia, si, pero sujetos al lagrimeo más duro.  Sin embargo, tiene bastantes puntos en positivo, para empezar,  es una película española que ha recaudado casi 9 millones de euros en su primera semana. Y no parece que se vaya a calmar…

También cabe destacar el uso apropiado de los valores de producción, ajustando el presupuesto al máximo para lograr una puesta en escena que no deja atrás a otros filmes americanos, bien por Bayona, ya que ha sabido construir una película casi perfecta, sin renunciar a internacionalizarse (el uso de actores de Hollywood recuerda al éxito de Alejandro Amenabar en «Los Otros»).

Y por último, una agresiva campaña de marketing a nivel nacional han llevado a esta película luminosa de catástrofe natural a lo más alto de la taquilla, veremos como se porta.

En conclusión: una producción española que no lo parece, como un reparto internacional que diluye la «españolidad» de la película. Esa puede que sea una de las causas de la respuesta masiva del público. Que no parece cine «de aquí».

Todavía hay mucho prejuicio hacia nuestro cine, y ojalá películas de este calibre técnico ayuden a despejar las dudas de los más reacios hacia las producciones nacionales.

Buen producto con un acabado técnico espectacular y con un guión plagado de sentimentalismo pero ¿quien va a alzar la voz contra una familia de supervivientes en un tsunami en el Índico? 

NOTA: 3/5

Imagen de previsualización de YouTube

Comparte y difunde
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Lo imposible no lo es tanto

  1. steandric dijo:

    Great trailer starring por Naomi Watts y Ewan Mcgregor.

  2. ¿No se ven tetas? This film is not spanish

  3. José Miguel dijo:

    Yo creo que es algo real mente mpresionante
    Tengo 9 años de tantas películas que e visto
    Esta es la única película que se mi quedo todos los
    Días pienso es esa familia

  4. José Miguel dijo:

    La familia es española?
    Quisiera conoserla hacer muchas preguntas
    Y felicitar por el logro.
    Es increíble yo e visto muchas películas tristes
    Pero en esta llore demasiado,
    La parte que más llore fue cuando se encontraron los 3 hijos con
    El papá. Merece un Óscar

Los comentarios están cerrados.